Primera conferencia en China: un esfuerzo internacional sin precedentes

Versión para imprimirVersión para imprimir
Vicki Heng Fan Yang

La logística de esta reunión en línea no fue tarea fácil. Los husos horarios abarcaban todo el mundo, desde Taiwán en el este hasta San Francisco y Chicago en los Estados Unidos, y tan lejos al oeste como París. Pero reorganizamos la...


De Vicki Heng Fan Yang, miembro del equipo de traducción al chino, California (Estados Unidos)

Soy una lectora veterana de El libro de Urantia nacida en Taiwán en 1947. Me mudé a los Estados Unidos en los 70, pero vuelvo a menudo a Taiwán y China y mantengo buenos contactos allí. Se podría decir que llevo a oriente lo que he aprendido en occidente, la quinta revelación de época entre otras cosas.

He estudiado durante muchos años y he participado activamente en una organización espiritual llamada A Course in Light (Un curso de Luz, ACIL siglas en inglés). Un día publiqué un artículo sobre El libro de Urantia en nuestro sitio web. Richard Zhu vio ese artículo y se puso en contacto conmigo. Se podría decir que el resto es historia. Comencé a colaborar con Richard en su traducción al chino a principios de 2015.

Durante los últimos años he estado compartiendo citas de El libro de Urantia con estudiantes de ACIL en Internet. El interés en el libro está aumentando, así que decidí organizar un encuentro para informar sobre El libro de Urantia y su historia. La conferencia iba a ser en Taichung (Taiwán), una ciudad situada en el centro del país. No solo tenemos muchos estudiantes en Taichung: la gente del norte o del sur puede llegar allí en dos horas.

El evento estaba programado para finales de marzo e inscribimos a más de 100 buscadores de la Verdad, todos ellos estudiantes de ACIL interesados en añadir El libro de Urantia a su repertorio espiritual. Por desgracia la pandemia global frustró nuestros planes e hizo que pospusiéramos y reprogramáramos el evento como reunión Zoom a principios de septiembre.

La logística de esta reunión en línea no fue tarea fácil. Los husos horarios abarcaban todo el mundo, desde Taiwán en el este hasta San Francisco y Chicago en los Estados Unidos, y tan lejos al oeste como París. Pero reorganizamos la programación para acomodarnos a las horas locales y a través de la magia de la electrónica tuvimos la posibilidad de saludarnos cara a cara. Atrajimos a 102 asistentes de Taiwán y 26 más de China.

Los dos días del evento estuvieron llenos de presentaciones relacionadas con El libro de Urantia intercaladas con oración y meditación. Las presentaciones fueron dadas por: Richard Zhu, traductor de El libro de Urantia al chino; Georges Michelson-Dupont, fideicomisario de la Fundación Urantia y director de Traducciones; Tamara Strumfeld, directora ejecutiva de la Fundación Urantia; Susanne Kelly de Dallas (Texas), antigua lectora y muy buena amiga; y Meifeng, uno de mis estudiantes de Taiwán, que hizo una presentación sobre «La gravedad universal frente a la creación de la realidad mediante la creencia».

Tengo el placer de ofrecerles los testimonios directos de algunos de nuestros queridos presentadores.

Difference between Traditional and Simplified Chinese characters
Difference between Traditional
and Simplified
Chinese characters

Richard Zhu

Durante la planificación de esta conferencia Vicki me invitó a dar una presentación sobre mis experiencias, en la que compartí con los participantes tanto los métodos como las dificultades de traducir con precisión unos conceptos únicos del inglés al chino.

Desde que empecé la traducción en asociación con la Fundación Urantia he dado prioridad a la precisión y a la fidelidad al texto original de la versión en chino simplificado, ya que crecí en un entorno de cultura china simplificada. Como era consciente de que la versión en chino tradicional debía ser editada por personas de ese entorno empecé a buscar a alguien que me ayudara y fue entonces cuando contacté con Vicki en 2015 para que colaborara en el trabajo de edición de la versión en chino tradicional. Ella aceptó mi invitación de buen grado. Ambos reconocíamos la gran importancia que tiene este libro para el pueblo chino, y Vicki se unió a mí en el compromiso a largo plazo de difundir esta revelación.

Como ejemplo de concepto único de El libro de Urantia, el plan de ascensión es poco conocido en la cultura oriental. La mayoría todavía mantiene las viejas creencias de las religiones tradicionales. Presenté una visión general del viaje de ascensión al Paraíso para los seres humanos, esperando que los detalles iluminaran a los participantes sobre los propósitos de su vida y sus creencias. Entre los puntos más destacados estaban el origen del Paraíso, el universo central perfecto, el propósito del plan de ascensión de los mortales, la ruta de ascensión al Paraíso y los preparativos para la ascensión en la vida diaria. La respuesta fue muy positiva. Algunos mencionaron que esto ampliaba su visión y les daba mejores explicaciones sobre el sentido de la vida. Manifestaron que pasarían más tiempo leyendo el libro y viviendo sus vidas de forma más constructiva.

Tamara Strumfeld
Tamara Strumfeld

Tamara Strumfeld

Tuve el gran honor de representar a la Fundación Urantia y de compartir su misión, su visión y sus valores con un grupo de estudiantes chinos que han descubierto El libro de Urantia y sus enseñanzas. ¡Cómo me gustaría haber estado allí en persona! Espero tener esa oportunidad en el futuro.

Mi conferencia presentó a la audiencia el histórico 533 de Diversey, el lugar de nacimiento del proyecto de El libro de Urantia. Como la mayoría de los lectores ya saben, la Fundación fue fundada en 1950 como organización benéfica sin ánimo de lucro. El hermoso edificio de piedra gris de Chicago fue el hogar de los doctores William y Lena Sadler, personas que fueron decisivas en los primeros días. Fue el Dr. William quien legó el edificio a la Fundación en 1969 y hemos estado aquí desde entonces.

Ofrecí una vista general de la junta de cinco fideicomisarios y la junta ampliada de fideicomisarios asociados, y presenté a nuestro equipo de tres personas y a varios trabajadores contratados de Estados Unidos y otros países. También reconocí con gratitud y aprecio a los numerosos voluntarios de todo el mundo dedicados a trabajar en este proyecto.

A continuación expliqué brevemente lo que hace la Fundación Urantia y las diferentes tareas en las que estamos trabajando.

1. Publicar El libro de Urantia y sus traducciones, tanto en papel como en formato digital. Hay más de 750.000 libros impresos, 28.000 libros electrónicos vendidos y 577.436 libros descargados del sitio web de la Fundación. Actualmente estamos trabajando en una aplicación para Android que ofrecerá el libro en ocho idiomas y que esperamos publicar pronto y con más idiomas en el futuro.

2. Distribuir los libros... ¡es una empresa mundial! La Fundación Urantia vende libros en tantos canales como sea posible. El libro en inglés y todas las traducciones impresas están disponibles en librerías físicas y virtuales. También regalamos libros en lugares donde todavía no hay distribución. Tenemos un sitio web en 24 idiomas donde se puede descargar gratis el libro, leerlo en línea y utilizar un excelente buscador para su estudio.

3. Traducir el libro a tantos idiomas como sea posible. Actualmente hay 24 traducciones disponibles. Cuando empecé a trabajar para la Fundación en 2004 solo había 10. En 16 años se han añadido 14 nuevos idiomas y hay varios más en marcha. Además de la que estamos celebrando aquí, la traducción china, las otras son la árabe, la farsi y la filipina.

4. Revisar las traducciones, porque los esfuerzos humanos siempre se pueden mejorar. La Fundación tiene un proceso detallado para revisar traducciones, con el objetivo de tener la traducción más precisa dentro de lo humanamente posible. Es un proceso de 40 años (o más) de principio a fin. Las traducciones actuales en revisión son la española y la portuguesa.

5. Proteger el texto de modo que permanezca intacto para las generaciones futuras. Uno de los fideicomisos de la Fundación Urantia es preservar el texto para que las generaciones futuras lo tengan tal como fue entregado. No solo almacenamos copias de la primera impresión, sino que tenemos todos los archivos de texto asegurados electrónicamente y respaldados en varios lugares. Todas las traducciones tienen derechos de autor para proteger y preservar el buen trabajo de los traductores, lo que asegurará que el trabajo de Richard Zhu no sufra ningún daño. Ha pasado muchos años dedicados a este proyecto y es importante protegerlo.

6. Educar a través del sitio web, seminarios, otras vías educativas y la Escuela de Internet de El libro de Urantia (UBIS). La UBIS ha facilitado el estudio profundo del libro durante 20 años y ha tenido estudiantes de más de 75 países. Los cursos son gratuitos y se ofrecen tres veces al año en cuatro idiomas diferentes: inglés, francés, portugués y español. Hay un plan de nueve años para expandir la escuela a muchos más idiomas, y el objetivo es que el chino sea uno de ellos para 2026.

Nuestra página web tiene una sección entera dedicada al estudio con muchos recursos que pueden examinar e investigar. Los seminarios ofrecen otro enfoque educativo. En el 533 ha habido simposios científicos, seminarios culturales, talleres sobre conceptos del libro y retiros espirituales. La Fundación Urantia también se asocia con otros grupos en proyectos y trabajos de colaboración.

Quiero agradecer a Richard Zhu su servicio y sus años de entrega al proyecto de traducción al chino. Con más de mil millones de hablantes nativos de la lengua china, alrededor del 16% de la población humana, ¡imaginen a cuántas personas va a alcanzar la traducción!

También quiero agradecer a Vicki Yang sus valiosas aportaciones. Su apoyo cariñoso y su aportación profesional están marcando la diferencia. Buscaremos el consejo de Vicki y Richard sobre cómo difundir mejor la traducción en el mundo de habla china.

Esperamos que estas enseñanzas ayuden a transformar este mundo turbulento y que nos unan para que todos podamos crecer juntos hacia la luz y vida.

Suzanne Kelly
Suzanne Kelly

Suzanne Kelly

Soy una buena amiga de Vicki desde 1989, cuando nos conocimos en California. Un año después la visité en Taipei durante cuatro meses. Vicki era traductora profesional y me pidió que le llevara una Biblia para que pudiera investigar sobre Melquisedec. Le llevé la Biblia, pero también mi Libro de Urantia.

Al fijarse en su tamaño, Vicki me pidió que se lo leyera en voz alta mientras traducía, y acepté con entusiasmo. Mientras leía ciertos párrafos, ella decía: «Esto es genial, pero no tiene traducción. ¿Podrías explicármelo de otra manera?». Y eso hice, en ocasiones dos o tres veces, hasta que finalmente la traducción tenía sentido. ¡Aprendí más durante esos cuatro meses en Taipei de lo que había aprendido en tres años de estudio y lectura del libro! Aquello presagió la evolución del futuro de Vicki en su implicación con el proyecto de traducción al chino.

Avancemos rápidamente 30 años, cuando se acercó a Vicki Richard Zhu, que había sido contratado por la Fundación para traducir El libro de Urantia al chino simplificado. Vicki y Richard comenzaron a trabajar juntos en 2016 para editar un primer borrador que cumpliera los estándares de publicación.

El círculo se cerró cuando Vicki me llamó para invitarme a hablar en la conferencia de marzo de 2020 en Taiwán. Debido a la pandemia la reunión se transformó en una reunión de Zoom. Me dijo que muchos de sus estudiantes se preguntaban por qué deberían leer El libro de Urantia, y ese se convirtió en el tema de mi presentación.

Me dispuse a recopilar opiniones de estudiantes de todo el mundo sobre por qué pensaban que era importante que los nuevos estudiantes de Taipei y de China leyeran El libro de Urantia. Mi charla incorporó muchos de sus comentarios, como por ejemplo estos:

«Deberían leer El libro de Urantia porque el alma anhela sus verdades. Los pueblos chinos han apreciado, elevado y mantenido la búsqueda de la verdad durante mucho tiempo. Los autores de El libro de Urantia declaran que Lao-Tsé y Confucio son dos de los mayores maestros de la verdad de la historia de la humanidad.»

«Simplifica mucho lo que de otra manera sería desconcertante, y amplía y presenta claramente el mensaje del evangelio de que Jesús murió compartiendo... verificando que hay un Dios y que además esa Deidad es realmente TU y mi Padre.»

«Si están buscando el porqué, el propósito y el destino más elevado de la vida, entonces lean El libro de Urantia, comprendan el propósito, el origen, la historia y el destino de toda la existencia humana o mortal. Si quieren conocer su destino espiritual, léanlo.»

Este es el mensaje de El libro de Urantia para la próxima edad, los ideales que inspirarán el próximo avance humano. Se espera de nosotros que seamos los pioneros de este avance, que crucemos la brecha que El libro de Urantia salva en el futuro, que establezcamos así el reino en nuestro corazón y nos convirtamos en las semillas de una sociedad mejor, una sociedad que estará un paso más cerca de la perfección de la luz y vida.

Quizá algún día visite Taipei de nuevo, con un ejemplar de la traducción al chino que fue posible gracias a los traductores infatigables e increíblemente entregados que han llevado a cabo esta inmensa y difícil tarea.

La estabilidad y la persistencia asombrosas de la cultura china son una consecuencia de la posición suprema en que sitúan a la familia, porque la civilización depende directamente del funcionamiento eficaz de la familia. La familia alcanzó en China una importancia social, e incluso un significado religioso, que muy pocos pueblos han sabido alcanzar. 79:8.9 (888.2)

Georges Michelson-Dupont
Georges Michelson-Dupont

Georges Michelson-Dupont

La presentación de la revelación Urantia a los estudiantes de lengua china ha sido un hito. Tras casi 10 años de trabajo los resultados están dando una cosecha abundante de la fructífera relación entre Richard Zhu (el traductor) y la Fundación Urantia. El potencial de este trabajo debería medirse por el hecho de que más de mil millones de seres humanos tendrán pronto acceso a la revelación Urantia en su lengua materna. Para el año 2100, 10 países albergarán a más de la mitad de la población mundial, y en uno de ellos se habla chino mandarín.

Vicki me había pedido que preparara temas específicos para presentar en la conferencia. El primero era una visión general de El libro de Urantia, centrada en la relación de Dios con el hombre. Esto me permitió exponer el ineludible mandamiento divino «sed perfectos como Dios es perfecto», que imparte un propósito a cada ser humano. Revelé a estos ansiosos estudiantes el plan divino de perfección, la morada del fragmento divino y su contribución, el don de la personalidad y el libre albedrío, la mente, los cimientos de la fe y la búsqueda de ideales más elevados.

Mi segunda charla fue sobre la historia de Maquiventa Melquisedec y el propósito de su encarnación en Urantia. Presenté sus enseñanzas, sus misioneros y su influencia en los países asiáticos, especialmente en China. Este tema era de particular interés para la audiencia china pues la influencia a través de Lao-Tsé y Confucio les era familiar.

Después de una meditación de 15 minutos, compartí cómo la revelación había cambiado mi vida, la historia personal de mi encuentro con ella. Cada una de mis presentaciones iba seguida de 30 minutos de preguntas y respuestas. Esperamos dar más de estas presentaciones en un futuro próximo, para alentar y cultivar nuestra incipiente relación con los buscadores de la verdad chinos. Aún faltan algunos años para que la traducción esté lista para publicarse. Pueden imaginarse las dificultades, teniendo en cuenta que Richard habla chino simplificado y Vicki chino tradicional, pero están colaborando para crear una versión que será leída por ambas comunidades.

Manténgase en sintonía

Se dedicó un día más a responder a las preguntas de los participantes. Todavía estoy recopilando sus extensos comentarios. Sigan atentos pues habrá un artículo de seguimiento en el próximo número de este boletín.

Urantia Book Chinese Translation Presentation 2020
Urantia Book Chinese Translation Presentation 2020
Urantia Book Chinese Translation Presentation 2020
Urantia Book Chinese Translation Presentation 2020

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos