El Simposio de Grupos de Estudio: informe sobre las charlas

Versión para imprimirVersión para imprimirEnviar por correo electrónicoEnviar por correo electrónico
Richard Keeler
Joycee Patterson
Joycee Patterson
Doug Cable
Doug Cable
David Glass
David Glass

De Richard Keeler, fideicomisario de la Fundación Urantia, Evanston (Wyoming, Estados Unidos)

La Asociación Urantia Internacional patrocinó el Simposio de Grupos de Estudio en junio, de cuatro días. Estaba dirigido especialmente a líderes de grupos de estudio.

Gaétan Charland, de Québec (Canadá) dio la charla inaugural.

Planteó la pregunta: ¿por qué tenemos grupos de estudio? Leyó la instrucción del Mandato de Publicación de que “miles de grupos de estudio debían traerse a la existencia”.

También leyó los siguientes extractos de una carta que escribió en 1981 Emma Christensen, más conocida como Christy:

“Una de nuestras tareas principales es comenzar muchos grupos de estudio. Se deben formar miles para que podamos tener instructores y líderes preparados para el día en el que El libro de Urantia y sus enseñanzas necesiten que haya muchos amigos dispersos por todo el mundo.

“Se instruyó a Adán y Eva para que abrieran lo que llamo ‘faros de luz’ por todo el mundo a través de su descendencia, pero su falta puso fin a esta tarea. Creo que deberíamos ayudarles un poco animando que haya grupos de estudio, tal como se nos dijo, y fomentándolos hasta que puedan seguir por su cuenta”.

Gaétan señaló que han pasado cincuenta y nueve años desde la publicación de El libro de Urantia y tenemos 584 grupos de estudio en todo el mundo: 383 en Norteamérica, 117 en Sudamérica, 50 en Europa, 17 en África, 9 en Asia y 8 en Australia.

De los 196 países del mundo, 30 tienen grupos de estudio.

“Nuestro desafío”, dijo Gaétan, “es alinear nuestros grupos de estudio con los ideales del Mandato de Publicación” (vean https://www.urantia.org/es/fundacion-urantia/historia-del-movimiento-urantia#El_mandato_para_la_publicaci%C3%B3n para leer el Mandato de Publicación)

Gaétan dijo: “no tengo ninguna duda de que ustedes y yo, anfitriones de grupos de estudio, somos los líderes más importantes del movimiento”. Ni una sola gota de agua piensa que es responsable de la inundación.

Después de la charla plenaria de Gaétan, nos repartimos en grupos de estudio de siete a ocho personas para conversar y ofrecer respuestas a las preguntas preparadas con antelación.

David Kulieke dio la charla plenaria de la tarde del primer día. El título de su charla era “Liderazgo de grupo efectivo”. Según David, los líderes de grupos de estudio deben tener tres preocupaciones principales:

  1. El aumento, mediante la oración y la adoración, de la espiritualidad de los miembros del grupo de estudio.
  2. El aumento de la calidad de estudio del libro.
  3. La mejora de nuestro sentido de comunidad.

David afirmó que “los grupos de estudio son importantísimos” y que “los líderes de grupos de estudio son importantísimos en la búsqueda de una comunidad más fuerte, de una comprensión progresiva y de más oración y adoración auténticas”.

Después de la presentación de David, nos repartimos en grupos de estudio para conversar y responder en lo posible más preguntas preparadas con antelación.

Joycee Patterson fue la conferenciante plenaria de la segunda mañana del simposio. “Carpe Diem” fue el título de su charla. Señaló que la charla de Gaétan se centró en responder a la pregunta: ¿por qué tener un grupo de estudio? Ella dijo que su charla se centraba en responder a la pregunta de cómo cumplimos con las directrices del Mandato de Publicación, que hace hincapié en buscar la verdad y la rectitud. Dicha búsqueda, dijo Joycee, es espiritual, no intelectual. Y nos animó a ser conscientes de la importancia de mantener el equilibrio entre lo espiritual y lo intelectual en nuestro estudio del libro. La oración es menos pensar y más darse cuenta. De acuerdo con El libro de Urantia, “la oración es el estímulo más poderoso para el crecimiento espiritual”.

Sheila Keene-Lund dio la charla plenaria de la tarde del segundo día, titulada “¿Quieren cambiar el mundo?” y subtitulada “Los atributos espirituales de los grupos de estudio”. Sheila hizo hincapié en que una persona más otra persona que trabajan armoniosamente en un proyecto son casi cuatro personas en lo que respecta a sus logros y posibilidades de cumplimiento.

Sheila aboga por la meditación en oración y adoración, antes y después del grupo de estudio, como medio para aumentar nuestro CA, esto es, nuestro cociente de amor. Citó a Jonathan Swift, el irlandés del siglo XVIII que escribió Los viajes de Gulliver. “Tenemos suficiente religión para hacernos odiar, pero no lo suficiente para amarnos unos a otros.”

Doug Cable, el “Urantiano Errante”, nos habló sobre ir con su autocaravana de un lado a otro para visitar grupos de estudio de un extremo a otro de la costa este, de Louisiana y Texas e incluso del estado de Washington. Doug tenía una lista de unas quince sugerencias para grupos de estudio, entre ellas:

  1. Tener un periodo de socialización antes y después de la reunión.
  2. Tener un espacio para la oración y la adoración en la reunión.
  3. Tener un líder que vigile que el grupo no se sale del tema.
  4. Organizar miniconferencias regionales.
  5. Tratar sobre la transformación de creencias en fe.

David Glass dio una charla titulada “La gloriosa buena nueva”. David dijo que “la creación de un grupo de estudio representa uno de los medios más preeminentes de servicio que hay humanamente disponible para nosotros en estos momentos”. David aboga por:

  1. Que los grupos hagan una declaración de misión.
  2. Que se visite a otros grupos de estudio para hacer intercambios.
  3. Que se hagan reuniones periódicas entre dos grupos de estudio.
  4. Que se recuerde que el aspecto más importante de un grupo de estudio es el progreso espiritual del individuo.

Georges Michelson-Dupont fue el último conferenciante del simposio. Su charla se titulaba “Estrategia y práctica del grupo de estudio en profundidad”. Nos preguntó: “¿Somos apóstoles, discípulos, actores o simples espectadores de la quinta revelación de época?” “Somos responsables”, dijo Georges, de “fomentar y promover la proliferación en todo el mundo de grupos de estudio eficientes y atractivos”. Georges piensa que, cuando el grupo de estudio alcanza la masa crítica de 12 o 13 miembros, deberían dividirse en dos grupos. Georges aboga por que los asistentes al grupo de estudio lean el texto antes de la reunión, y piensa que los grupos de estudio de todo un día son muy productivos. Para obtener más información, visiten: https://www.urantia.org/study/strategy-and-practice-in-depth-study-groups-urantia-book

El Simposio de Grupos de Estudio, que comenzó el jueves por la mañana, acabó después del almuerzo del domingo.

(Para conseguir material educativo del simposio, vídeos motivacionales, fotografías de los asistentes al simposio, presentaciones Powerpoint, materiales del mandato de publicación, vídeos y charlas, solicítenlos a [email protected])

Georges Michelson-Dupont, Gaétan Charland y Richard Keeler
Georges Michelson-Dupont, Gaétan Charland y Richard Keeler

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos