Reflexiones sobre el XI Encuentro de Lectores de El libro de Urantia en España

Versión para imprimirVersión para imprimirEnviar por correo electrónicoEnviar por correo electrónico
Olga López

La generación actual de jóvenes adultos españoles tiene el mayor nivel cultural de su historia, y es a la vez la que está sufriendo más duramente los efectos de la crisis.


De Olga López, fideicomisaria asociada (Barcelona, España)

Lectores españoles de El libro de Urantia se reunieron en la bonita ciudad de Sevilla durante el fin de semana del 11 de mayo. Hacía mucho calor para esa época del año, pero eso no fue obstáculo para disfrutar de la hermandad y del buen humor.

Nuestro encuentro comenzó el viernes por la tarde con las charlas que dieron Eduardo Altuzarra, Mariano Pérez y yo misma. Nuestro propósito era compartir lo que habíamos aprendido en el Simposio de Liderazgo de la AUI, que se celebró en julio del año pasado en Techny Towers (Chicago, EEUU), junto con nuestra experiencia como miembros de la junta directiva de la Asociación Urantia de España, perteneciente a la Asociación Urantia Internacional (AUI).

Esta reunión fue especial por varias razones. En primer lugar, porque se celebró en Sevilla, el lugar de nacimiento del movimiento Urantia en España. En segundo lugar, disfrutamos de la presencia de varios visitantes internacionales, entre los cuales estaban Georges Michelson-Dupont, vicepresidente de la Fundación Urantia, Irmeli Ivalo-Sjölie, ex fideicomisaria asociada, Rogério Reis da Silva y su esposa, Cleci Lourdes Moraes Mattos, desde Portugal, Jean Duveu de Francia y Werner Sutter desde Vancouver (Canadá). Y, por último, fuimos testigos de la formación de una nueva junta directiva de la AUE.

Esta reunión me dio la oportunidad de reflexionar sobre lo que había sucedido en España durante los últimos ocho años. Cuando fui elegida presidenta, había muchos lectores en España, pero la asociación no estaba operativa (ni siquiera estaba legalizada de acuerdo con las leyes españolas). Teníamos tres grupos de estudio, dos de los cuales se habían creado apenas hacía unos meses. Nuestra asociación tenía poco más de treinta miembros. Así que teníamos mucho trabajo por hacer.

Comenzamos desarrollando un sitio web para la asociación, con el fin de llegar a más lectores españoles. De manera lenta pero constante, y gracias a Internet, nuestra base de datos de lectores aumentó, encontramos a líderes potenciales y comenzamos a mantener contactos con otros lectores del mundo. A través de estos contactos aprendimos de lectores y líderes más experimentados para construir una asociación fuerte y duradera.

Poco a poco conseguimos la mayoría de nuestras metas. Legalizamos nuestra asociación según las leyes españolas; terminamos el sitio web, con muchos trabajos secundarios y ayudas al estudio en español; doblamos el número de miembros; celebramos encuentros anuales todos los años; dimos presentaciones sobre El libro de Urantia en algunas ciudades importantes; y fomentamos la creación de más grupos de estudio. Ahora mismo hay diez en toda España.

Lo que más me satisface es que somos bien conocidos dentro del movimiento Urantia, gracias en gran parte a la conferencia internacional de la AUI que se celebró el 2009 en España.

Hay una canción española que dice "dos españoles, tres opiniones", que alude a lo difícil que es para que dos españoles se pongan de acuerdo en algo. Pero los lectores españoles están unidos por un mismo propósito, y todos los líderes españoles son bien conscientes de los retos que nos quedan y están dispuestos a enfrentarse a ellos de la manera más efectiva y amorosa posible.

En estos tiempos de incertidumbre debida a la crisis económica, creo que hay una gran oportunidad para dar a conocer las enseñanzas de El libro de Urantia a nuestros desencantados y secularizados compatriotas. Se venden más Libros de Urantia en España que en cualquier otro país de Europa. Creo que no es por casualidad, y que ha llegado el momento de avanzar en la diseminación de las enseñanzas aquí.

La generación actual de jóvenes adultos españoles tiene el mayor nivel cultural de su historia, y es a la vez la que está sufriendo más duramente los efectos de la crisis. Así que creo que deberíamos centrar nuestra atención en ellos y darles esperanzas de cara al futuro. Estoy plenamente convencida de que la nueva junta directiva llevará a la asociación española de la AUI a un nuevo nivel en el trabajo de diseminar El libro de Urantia y sus enseñanzas.

¡Siempre adelante!

Miembros entrantes y salientes de la junta directiva española
Miembros entrantes y salientes de la junta directiva española
Arriba: Mariano Pérez (grupos de estudio), Ismael Gracia (secretario), Andrés Pérez (ex tesorero) y Olga López (ex presidenta).
Abajo: Jaime Marco (vicepresidente), Carmelo Martínez (presidente) y Eduardo Altuzarra (ex vicepresidente, actual tesorero). Santiago Rodríguez, ex secretario, estuvo ausente debido a compromisos laborales.
International visitors - Urantia Book readers in spain
Visitantes internacionales, de izquierda a derecha: Werner Sutter (Canadá), Theo Herzog (Alemania), Cleci Lourdes Moraes Mattos y Rogério Reis da Silva (Portugal), Margit Klingen (Alemania), Jean Duveu (Francia), Georges Michelson-Dupont (Francia) e Irmeli Ivalo-Sjölie (Finlandia).
11th meeting of Urantia Book readers in Spain
Foto de grupo del XI Encuentro de lectores de El libro de Urantia en España

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos