Grupos De Estudio: Nuevos Pensamientos De Un Lector Veterano

Versión para imprimirVersión para imprimir

De Mike Wood, Fundación Urantia, Illinois (EEUU)

Encontré El libro de Urantia a principios de los 70 y he asistido y acogido grupos de estudio desde finales de los 70. Muy pronto descubrí que ser anfitrión de un grupo de estudio era lo mejor de la semana. Tras hacer de anfitrión de pequeños grupos de estudio en áreas poco pobladas, me trasladé al área metropolitana de Kansas City en 1986 y creé un grupo de estudio en Overland Park (Kansas), que hoy todavía sigue. Ese grupo supuso muchísimo trabajo y muy pronto se convirtió en una de las mayores alegrías de mi vida. A lo largo de más de 20 años, mi grupo de estudio me ha traído alegría, amistad y satisfacción espiritual en unos niveles que pocas cosas de mi vida me han podido dar. Y solo eso es una gran razón para considerar ser el anfitrión de un grupo de estudio. Pero en tiempos más recientes, he encontrado algo incluso mejor y quizá más importante que ser anfitrión de un grupo de estudio: el servicio.

En marzo de 2009, me trasladé a Chicago para trabajar en la Fundación Urantia. Entre las primeras tareas que se me dieron estaba la del servicio a los lectores. Casi cada día leo y escribo cartas, correos electrónicos y atiendo llamadas de teléfono de lectores de todo el mundo. Hay también otra parte muy importante del servicio a los lectores, que es la de los contactos. La Fundación Urantia mantiene una base de datos mundial de grupos de estudio y personas que nos han dado permiso para compartir su información de contacto (solo números de teléfono y direcciones de correo electrónico) con otros lectores interesados. Uno de los mayores placeres de mi trabajo es hablar con un lector nuevo que “arde” con la ilusión que experimenta al darse cuenta de lo que tiene entre sus manos. Y ese gran placer se aumenta cuando puedo decirles que alguien que está cerca tiene un grupo de estudio para lectores de El libro de Urantia. Aunque demasiado a menudo tengo que decirles que no hay ningún grupo de estudio en su zona.

Jesús enseñó que la religión, en su forma más elevada, es una experiencia personal, una relación entre la criatura y el Creador. Por consiguiente, el movimiento Urantia no tiene iglesias físicas, clero o cualquier otro tipo de infraestructura que ponga en contacto fácilmente a nuevos lectores con personas afines. Al final, lo único que realmente tenemos para realizar esta función vital son los grupos de estudio. Pero, desde mi perspectiva, no hay grupos de estudio suficientes.

Por cada petición de contacto que puedo responder con un grupo de estudio activo, tengo cinco respuestas en forma de carta que comienza con las palabras “Lo siento, pero no pude encontrar ningún grupo de estudio en su zona”. Así que, cuando alguien me pregunta lo que pueden hacer por servir a la revelación Urantia, les pregunto: “¿Tiene un grupo de estudio o apoya a alguien que lo tiene?” Si su respuesta es “sí”, le digo: “¡Muchas gracias!”. Pero si responde que no, le animo a crear un grupo de estudio, no solo por la alegría y la satisfacción personal que comporta, sino también como un servicio para aquellos lectores que se mueren por hablar con alguien sobre el libro más increíble que han encontrado en su vida.

Si no está lo bastante seguro sobre cómo crear un grupo de estudio, llámeme o mándeme un correo, y estaré encantado de darle unas pocas ideas y una lista de contactos de su zona que podrían estar interesados en asistir. Si ya es anfitrión de un grupo de estudio o está disponible para hablar con lectores interesados de su zona, contacte con la Fundación Urantia para asegurarse de que su información de contacto es correcta. Mi dirección de correo es [email protected] , o llame al 773-525-3319 en horas de oficina (L/V de 9 a 5)

En un artículo titulado “La hora de El libro de Urantia”, Bill Sadler Jr. cita “ciertos comentarios y consejos sabios”.

“Deben aprender a que la paciencia se apodere de sus almas. Se relacionan con una revelación de la verdad que es parte de la evolución natural de la religión de este mundo. Un crecimiento excesivamente rápido sería suicida. Se está dando el libro a quienes están preparados para él, mucho antes del día de su misión mundial. Se deben crear miles de grupos de estudio y se debe traducir el libro a muchas lenguas. De esta forma, el libro estará preparado cuando la batalla por la libertad del hombre se gane finalmente y el mundo sea una vez más un lugar seguro para la religión de Jesús y para la liberación de la humanidad”.

Del mismo modo que un viaje de mil kilómetros comienza con un pequeño paso, se crearán miles de grupos de estudio con un grupo de estudio cada vez. ¿Ha creado ya el suyo?

David Browe, Mike Wood, Sarah, Svetlana Lambrino, Brad Hanson-Smith, Wanda, Angelique, Bill Martin
El grupo de estudio martes por la noche en 533
Fila trasera: David Browe, Mike Wood, Sarah, Svetlana Lambrino, Brad Hanson-Smith, Wanda, and Angelique
Fila delantera: Bill Martin

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos