Compartir El libro de Urantia - Equipo de Respuesta a Peticiones de Reclusos

Versión para imprimirVersión para imprimir

Del Equipo de Respuesta a Peticiones de Reclusos (PIRT por sus siglas en inglés), un programa de la Asociación Urantia Internacional

Nota de la redacción: Durante el último año, este boletín ha presentado una serie de artículos de individuos que escriben sobre cómo comparten El libro de Urantia y sus enseñanzas con otros. Ahora nos centramos en los grupos de divulgación, que comparten colectivamente El libro de Urantia y sus enseñanzas. Esperamos que estas historias les inspiren.

El Equipo de Respuesta a Peticiones de Reclusos (PIRT) es el proyecto de difusión de El libro de Urantia que más tiempo lleva en la historia de la Asociación Urantia Internacional. Su origen es incluso más antiguo. Antes de que existiera el PIRT, un notable número de cartas de reclusos empezaron a llegar a la Fundación Urantia después de que Liz Cratty distribuyera 300 ejemplares de El libro de Urantia en las bibliotecas de las prisiones en el 2000. Las cartas y las peticiones de libros fueron gestionadas por el departamento de Servicio al Lector de la Fundación. Como el número de cartas seguía aumentando, se solicitó la ayuda de la Asociación. Se creó un equipo de servicio dedicado a proporcionar Libros de Urantia a lectores y buscadores encarcelados, y el PIRT se convirtió en un programa oficial de la Asociación.

El PIRT responde a todas las cartas que envían reclusos, y se envían libros a todos los que lo solicitan. Un voluntario gestiona el envío de 20 a 40 libros cada mes, incluyendo a las bibliotecas de las prisiones y a los capellanes que oyen hablar de El libro de Urantia a los reclusos. Agradecemos a la Fundación Urantia que nos proporcione sus libros devueltos y que ofrezca un buen descuento en los libros nuevos.

Como a los reclusos no se les permite entrar en Internet para buscar y conectar con grupos, el PIRT es su contacto principal para apoyar el estudio de El libro de Urantia. Intentamos responder a sus preguntas sobre las enseñanzas y les enviamos los materiales que podemos, que a menudo comparten con sus compañeros y familiares. También les apoyamos en sus grupos de estudio de reclusos.

Todos los que han participado y contribuido a este servicio a lo largo de su historia se sienten bendecidos por haber ayudado a los buscadores de la verdad a descubrir los beneficios de la religión revelada. He aquí algunas palabras personales sobre nuestro servicio de un recluso y de voluntarios actuales que comparten El libro de Urantia con los hermanos que viven en algunos de los rincones más oscuros de las prisiones urantianas.

De un recluso de los EE. UU.

«Gracias por tenderme la mano. Es bueno saber que dan respuestas a la súplica interior de conocer la verdad de mi existencia y cuál es mi destino. He recibido una copia de El libro de Urantia y estoy encontrando la tranquilidad de conocer toda la ayuda celestial de la que dispongo, especialmente cuando se trata de saber que tengo un fragmento de Dios viviendo dentro de la mente. En verdad todos estamos bendecidos. Ahora veo mi vida con ojos espirituales, veo que estoy en las orillas de una vasta oportunidad de experimentarme encontrando a Dios. Comprendo mi papel en esta obra universal y estoy dispuesto a hacer la voluntad de Dios. Todo empieza por guiar a otros hacia la verdad dando ejemplo. No solo soy un buscador de la verdad, sino que deseo que los demás encuentren a Dios en su interior. Quiero darles las gracias (y a todos los que colaboran en esta misión de cuidar de los presos) por guiarme y abrir las puertas de mi destino.»

De un voluntario del PIRT: seguir las enseñanzas de Jesús

«Un amigo me ayudó a ser más consciente de las enseñanzas de Jesús que afirman que todas las personas son hijos de Dios, incluidas las personas encarceladas. Ayudar a los presos a darse cuenta de que están incluidos, ayudarles a elegir valores espirituales es un papel que puedo aceptar fácilmente. El libro de Urantia les ayuda a ver que realmente son conocidos en lo alto y que son amados, valorados. Ayudarles a elegir las enseñanzas de El libro de Urantia es parte de la comisión de Jesús de ir “por todo el mundo a proclamar este evangelio a todas las naciones, a todos los hombres, mujeres y niños”.» 165:6.3 (1824.6)

De un voluntario del PIRT: cartas de lectores hispanohablantes

«Contesto los correos de los presos que están escritos en español, solicitando El libro de Urantia. La mayoría de las cartas que recibo son de reclusos que han oído hablar del libro de boca de otro amigo de la cárcel. A veces hay una persona bilingüe que tiene un ejemplar del libro en inglés y lo traduce para los reclusos hispanohablantes, hasta que finalmente alguien escribe preguntando si tenemos el libro en español. Es un verdadero placer responder a sus cartas, y me gusta enviarles un par de páginas impresas del libro siempre que les escribo. Con un poco de suerte, les anima a leer el libro cuando llegue. También les da algo que pueden compartir fácilmente con sus amigos.»

De un voluntario del PIRT: mota de la morontia

«No se me había ocurrido, cuando me uní al PIRT en su creación, hace 17 años, que nuestro grupo participaría en la realización de una enseñanza de la mota de la morontia, pero aquí está:

El conocimiento solo se posee si se comparte; la sabiduría lo salvaguarda y el amor lo socializa. 48:7.28 (557.12)

«Les diré una cosa: ¡los reclusos pueden hacer preguntas difíciles! Esta, por ejemplo: “Después de leer ‘El gobierno de un planeta vecino’, sobre el tratamiento de la delincuencia, la condena a cadena perpetua de las colonias de reclusos considerados delincuentes en potencia se señala como una era positiva de la ley. ¿Qué significa eso?".

«Aquí es donde entra en juego el conocimiento salvaguardado por la sabiduría de esta cita sobre la mota.

«Sabiduría para responder a plena satisfacción del estudiante y de forma que se garantice su continuidad en el estudio de la revelación.

«Nuestro trabajo con los reclusos se ha convertido en un ministerio bidireccional. Nos impartimos conciencia mutuamente; el profesor se convierte en alumno y el alumno en profesor. Todos los aspectos de esta cita de la mota de la morontia se incorporan a nuestro trabajo con los reclusos. Es verdaderamente una labor de amor.»

Están invitados

Animamos a los lectores a informarse sobre cómo participar. Tal vez a través del ministerio penitenciario en persona, contestando cartas o formando un equipo local del PIRT. A lo largo de los años, hemos aprendido mucho colectivamente sobre los grupos de estudio dirigidos por lectores en prisiones y sobre el servicio internacional, incluso de un grupo de Finlandia que tuvo problemas en su intento de colocar libros en bibliotecas de prisiones, y de nuestro primer director internacional del PIRT, Chris Gravel, en Canadá.

Contacto: Myra Hight, responsable del PIRT, [email protected]

Prisoner Inquiry Response Team (PIRT)
Prisoner Inquiry Response Team (PIRT) Logo
Prisoner Inquiry Response Team (PIRT)

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos