Las satisfacciones del servicio (a los Lectores)

Versión para imprimirVersión para imprimir Bob Solone
Bob Solone

De Bob Solone, Fundación Urantia, Illinois (Estados Unidos)

Imaginen por un momento que tienen dos grandes pasiones en la vida: la música, «el lenguaje universal de los hombres, los ángeles y los espíritus», y El libro de Urantia, la quinta revelación de época para nuestro mundo. 44:1.15 (500.6). Luego imaginen que, durante la primera mitad de su vida adulta, pueden seguir su primera pasión como carrera y profesión, y compartir el amor y el don de la música. Finalmente imagínense añadir la alegría de unirse al personal de la Fundación Urantia, custodio y editorial original de El libro de Urantia.

Pues bien, eso fue lo que me pasó y lo que me hace la persona más afortunada que conozco. Trabajar con la Fundación, primero como voluntario a mediados de los 80 y luego oficialmente como parte del personal en 1989, y haber servido en varios puestos durante los años intermedios en el 533 de Diversey, al que mis amigos y yo solíamos llamar cariñosamente «el pesebre», ha sido, junto con la música, la mayor alegría de mi vida.

Mi actual papel en el Servicio a los Lectores de la Fundación ha sido una bendición, un reto y un aprendizaje. Responder a las preguntas de los lectores de todo el mundo no solo me ha inspirado a aumentar mi comprensión del texto, sino que también ha sido una especie de lección sobre el comportamiento humano. Aprendí muy pronto que no hay interpretaciones oficiales del texto de El libro de Urantia. La experiencia en un grupo de estudio me enseñó que cada persona interpreta el texto a su manera, y eso para mí lo hace aún más interesante que estudiar solo.

Cuando respondo a preguntas sobre el libro, siempre me recuerdo a mí mismo que represento a la Fundación Urantia, a la editorial, y por lo tanto nunca intento interpretar el texto sino que me mantengo neutral y trato de dirigir al lector inquisitivo hacia las partes del libro que pueden responder a sus preguntas, lo cual puede ser un desafío. A veces debo admitir que como simple compañero de estudio del libro no tengo la respuesta, pero siempre puedo decir algo como «oye, es una buena pregunta, se la haré a mis compañeros del grupo de estudio».

Y por último, en mi pequeño papel como engranaje de la rueda de la Fundación Urantia, siempre tengo presente la importancia de fomentar grupos de estudio en todo el mundo. Como les dijeron a nuestros primeros líderes: «deben crearse miles de grupos de estudio». Y tenemos la suerte de disponer de muchas herramientas para ayudar a los lectores cuando buscan a otros lectores y grupos de estudio, como por ejemplo urantiastudygroup.org. De modo que doy gracias todos los días por poder aportar algo a esta revelación, aunque sea un poco.

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos