Bailar con Dios: tejer el tapiz del Supremo

Versión para imprimirVersión para imprimirEnviar por correo electrónicoEnviar por correo electrónico
Line St-Pierre

Estas mujeres hablaron de su vida interior y del significado y la llamada de la Revelación Urantia a las mujeres. Exploraron cómo ayudar a otras mujeres a valorarse como hijas de Dios – amadas y dotadas por igual de mente...


De Line St-Pierre y el resto de asistentes al retiro “Hijas de Dios”, celebrado del 10 al 13 de septiembre.

“El retiro de las Hijas de Dios” se celebró en el 533 W Diversey Parkway, donde diez mujeres se reunieron para compartir su viaje espiritual. Las facilitadoras del retiro, dirigido por Line St-Pierre, desarrollaron y probaron un nuevo modelo de compartir en grupo que funcionó muy bien.

Estas mujeres hablaron de su vida interior y del significado y la llamada de la Revelación Urantia a las mujeres. Exploraron cómo ayudar a otras mujeres a valorarse como hijas de Dios – amadas y dotadas por igual de mente y espíritu como los hombres – hijas que desean bailar con Dios a través del servicio.

A continuación hay extractos y sentimientos expresados por las asistentes a este retiro.

♥ Bailamos, abrazamos y nos alentamos por nuestras creencias espirituales.

Nos movimos al ritmo de un nuevo baile y aprendimos a ser conscientes de nuestro marco justo con la cantidad adecuada de tensión, en lugar de resistencia desde el núcleo del dolor, las lágrimas, el abuso y la confusión.

Un hilo luminoso gira y sobrevivimos para prosperar,
Abarcar la audacia de la autenticidad,
Elegir la armonía en lugar de la expiación,
Madre-Hijo divino,
Santo Espíritu Madre,
Eres el modelo cósmico,
Hijas de Dios,
Somos la urdimbre sobre la que se puede tejer el tapiz del Supremo.

♥ No sabía qué esperar cuando me apunté a este retiro. El resultado estuvo más allá de cualquier cosa que me pudiera imaginar. Los sentimientos del despertar espiritual dentro de mi mente son abrumadores y casi indescriptibles.

Comprendo más plenamente lo que significa ser hija de Dios. He estado buscando esta espiritualidad toda mi vida y la necesito para comprometerme personalmente con la familia de Dios.

Me siento como si tuviera una conexión a través del testimonio de amor, pasión, espiritualidad y conocimiento de este grupo de mujeres. No lo esperaba. He aprendido mediante ósmosis, y realmente es solo el comienzo de todo.

♥ El recuerdo de un lugar seguro y a resguardo me ayuda a sentirme segura dentro de mi alma y hasta lo más profundo. Al compartir nuestras experiencias de dolor, miedo, alegría y revelación hemos aprendido, hecho crecer, valorado y aumentado nuestra capacidad de amar.

Gracias por compartir la forma en que se preocupan e inspiran, la forma en que llegan hasta las personas y están abrazadas por seres espirituales.

Exploradoras guiadas por la luz de nuestro corazón,
De la mano nos ayudamos mutuamente,
A través de túneles y lugares mojados por las lágrimas,
Sobre rocas, rodeando curvas cerradas,
Que desembocan en cavernas iluminadas con el reflejo de la luz de Dios,
Bailamos alrededor de la calidez y brillo de la llama espiritual que tenemos dentro.

♥ Todo lo que rodea a este lugar del 533 es perfecto. Siento la perfección de estar juntas. ¡Cuánta gratitud! Estoy asombrada por la cascada de acontecimientos que nos reunió. Cuánto amor de hermanas, cuánta confianza y cuánto compartir de penas, secretos y sueños.

Me siento enormemente enriquecida. Creo de todo corazón que nuestras voces fuertes, individuales y colectivas, están cambiando el mundo. Usamos nuestra voz para decir la Verdad, caminar por la Belleza y abrazar la Bondad, en servicio a nuestro Padre Universal y nuestra Madre Universal.

♥ Lo que he visto y oído este fin de semana es la belleza en cada una de nosotras – los talentos, la habilidad, el conocimiento, la destreza y la alegría – y he escuchado vuestras voces – como una sola voz puede ser bella – pero cuando cantamos juntas - cuánto más bella se vuelve una canción. Juntas nos hemos convertido en un coro de voces, y aún así pude escuchar cada voz individual – toda la belleza, sabiduría y amor que cada una contiene – y que me da poder.

Hilos y ovillos de varias fibras, colores, grosores y longitudes,
Los mezclamos todos,
Los desenredamos desde los lugares privados desde donde los hemos lanzado,
Algunas estamos ansiosas por ofrecer,
Y otras dudamos, nos resistimos,
Quizá con culpa,
Salimos de escondites ocultos,
Arrugadas y manchadas con sudor y lágrimas,
Sangre y hollín de muchos lugares,
Mientras el montón crece, tomamos cada hilo
Y lo tejemos en el tapiz que ya está en el telar,
El marco de fibras proporcionado hace tiempo, que lleva tiempo esperándonos,
Nos llama a tejer y cantar,
A hablar y bailar juntas.

Al grupo de las Hijas de Dios les encantaría compartir este modelo de retiro con otros grupos para animar a que otras mujeres aprecien su valor y su vocación. Si les gustaría experimentar este retiro, nos encantará viajar y reunirnos con su grupo. Si concretan una fecha, reúnen de seis a ocho mujeres y reservan un lugar, nos comprometemos a reunirnos con su grupo. Esperamos con ilusión dar el poder a más mujeres para que sigan sus anhelos espirituales de hermandad y asistencia. Para más información, contacten con Line St-Pierre en [email protected]

Saskia Vanderploeg, Doreen Heyne, Barbara Newsom, Cecelia Lampley, Carrie Prentice, Katharine Becker, Lucretia Schanfarber, Jennifer Siegel, Dolores Rubio, Wendy Citta, Line St. Pierre

Arriba: Saskia Vanderploeg, Doreen Heyne, Barbara Newsom y Cecelia Lampley
Centro: Carrie Prentice, Katharine Becker
Abajo: Lucretia Schanfarber, Jennifer Siegel, Dolores Rubio, Wendy Citta y Line St-Pierre.

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos