Informe 2014 de la Fundación Urantia

Versión para imprimirVersión para imprimirEnviar por correo electrónicoEnviar por correo electrónico

Queridos amigos de la Revelación Urantia:

Gracias a su trabajo voluntario y a sus generosas donaciones de 2014, los fideicomisarios, el personal y los voluntarios de la Fundación Urantia continuaron con el trabajo alegre de diseminar El libro de Urantia y sus enseñanzas por el mundo. Se han hecho avances importantes en la distribución global, la asistencia, la educación, las traducciones y las revisiones. Aún mejor, el sueño de una comunidad global cooperativa de lectores de El libro de Urantia parece estar más cerca que nunca. Piedra a piedra, hombro con hombro, estamos construyendo unas bases sólidas para la Revelación Urantia. Contamos con su colaboración en esta tarea.

Como saben, somos jugadores temporales en el escenario de un mundo destinado a ser transformado por esta revelación. Solo la revelación puede trasladar a la humanidad desde nuestro estado actual de materialismo a una era de valores espirituales más altos y de amor inteligente entre nosotros. Llegará un momento en el que la felicidad reemplace a gran parte de la pena de hoy día, porque habremos aprendido que somos hijos del mismo Padre celestial. Pero primero debemos tener éxito en pasar este maravilloso libro a las generaciones futuras.

Las enseñanzas de El libro de Urantia son el fulcro revelatorio que elevará la civilización.

Gracias por ayudar a transformar espiritualmente al mundo haciendo que El libro de Urantia esté fácilmente disponible. Ustedes son una parte importante del puente vivo que va de esta generación de lectores a las siguientes. Necesitamos su apoyo y lo apreciamos profundamente. Estos son momentos que atesorar.

Con gratitud.
Mo Siegel, Presidente
Fundación Urantia

Hagan clic aquí para leer el Informe Anual en PDF

Su apoyo financia la siembra global del libro

Gracias por colaborar con la Fundación Urantia y por ayudar a que El libro de Urantia esté en más manos por todo el mundo.

Su apoyo está transformando vidas, a medida que más personas captan estas enseñanzas sublimes.

Lo más destacado de 2014

  • La distribución de El libro de Urantia aumentó un 9%.
  • Las descargas del libro desde urantia.org en los diecisiete idiomas subieron un 22%.
  • Las ventas de libros electrónicos subieron un 31%.
  • Se donaron casi 200 libros a personas necesitadas.
  • Se colocaron 450 libros en Filipinas y África, en colaboración con la Asociación Urantia Internacional.
  • Las ventas del libro en español subieron un 18%.
  • Las ventas del libro en portugués subieron un 47%.
  • Las ventas del resto de traducciones subieron un 18%.
  • Actualmente hay dieciséis traducciones disponibles.
  • Se está trabajando en las traducciones al chino, checo, parsi, hebreo, indonesio y japonés.
  • Continúan las revisiones de las traducciones al portugués, ruso y español.

El Puente de la Revelación

En 2014, los Documentos Urantia celebraron su 80º cumpleaños. Esta revelación se patrocinó y compuso por primera vez en 1934, se entregó para que la gestionaran los humanos en 1955, la guió la generación más grande en los años 80, pasó a la generación silenciosa y a continuación a la generación del boom demográfico. Mucho se ha hecho a través de estas generaciones para sembrar las enseñanzas de El libro de Urantia por todo el mundo. Pero ahora debe darse un paso importante para asegurar el futuro.

Un punto crítico de nuestra historia, y cómo pueden ayudar

La gestión humana de El libro de Urantia podría enfrentarse a su desafío más significativo hasta la fecha. En todo el mundo, la gente joven está abandonando las religiones institucionalizadas a una velocidad sin precedentes en la historia.

Quieren experiencias que tengan más significado, pero no están seguros de dónde mirar. La manera en la que piensan, hablan, aprenden y viven es única para su generación. En Norteamérica y Europa, poca gente joven asiste a grupos de estudio de El libro de Urantia o socializan con otros lectores. Aún así, nuestro desafío es pasar de manera segura la Revelación Urantia a sus manos. Esto requerirá recursos, ingenio y trabajo duro.

Fuera de Latinoamérica, la mayoría de lectores de El libro de Urantia son mayores de sesenta años. Casi todas las donaciones que financian las traducciones, la distribución del libro y la educación proceden de norteamericanos más mayores. Como los fundadores y predecesores hicieron por nosotros, los lectores actuales deben construir un puente financiero que recorra los próximos treinta años hasta que las generaciones futuras puedan permitirse llevar la carga.

Junto con este informe anual hay un impreso de donación planeada. En él, les invitamos a ser parte de lo que llamamos el Puente de la Revelación. Es nuestra manera de reunir a todos los que dejan una donación planeada a la Fundación Urantia. Si son ustedes como la mayoría de lectores, la quinta revelación de época ha sido decisiva en transformar su vida. Ahora tienen el privilegio de dejar un legado para lo que se puede decir que es la causa espiritual más importante desde los tiempos de Jesús.

Además de su apoyo económico, agradecemos sus ideas acerca de cómo llevar las enseñanzas incomparables de El libro de Urantia a la siguiente generación. ¿Están de acuerdo en que las verdades eternas del libro se sienten más relevantes, vivas y reveladoras que nunca? ¡Debemos ser hábiles al compartirlas con la gente joven! Hacemos este trabajo con la fe de que la misión revelatoria a largo plazo de poner en orden, ajustar y elevar nuestro pensamiento sucederá de manera tan cierta como que el día sigue a la noche. Así que ayuden a pasar El libro de Urantia y sus ennoblecedoras enseñanzas a nuestros hijos y nietos.

Educación y asistencia en 2014

Escuela de El libro de Urantia en Internet - ubis.urantia.org

  • 26 clases ofrecidas
  • 16 en inglés
  • 6 en español
  • 4 en francés
  • Más de 540 alumnos de 27 países
  • La nueva web ofrece la característica multiidioma.

Retiros, talleres y eventos copatrocinados

  • El retiro de mujeres de las hijas de Dios
  • Taller sobre el alma
  • Seminario de educación colaborativa con la Urantia Book Fellowship y la Asociación Urantia Internacional
  • Patrocinio del Simposio de Grupos de Estudio de la Asociación Urantia
  • Patrocinio de la CI 14 de la Urantia Book Fellowship

Web Urantia.org

  • Visitas únicas - 701.405
  • Sesiones - 1.184.746
  • Porcentaje de nuevos usuarios - 58,4%
  • Países - 177
  • Idiomas - 17
  • ¡Nuevo diseño!

Declaración de actividades de la Fundación Urantia, auditada en diciembre de 2014

Apoyo público e ingresos

Ingresos por los libros
Ventas de El libro de Urantia
$172.477
Coste de venta de bienes
$(170.696)
 
Beneficio bruto
$1.781
 
Ingresos no procedentes de libros y apoyo
Contribuciones restringidas
$92.488
Contribuciones sin restricciones
$741.971
Otros ingresos
$95.752
 
$930.210
 
Gastos de funcionamiento
Programa
$(544.803)
G&A
$(235.603)
Recaudación de fondos
$(55.026)
Subtotal
$(835.432)
Ingresos y apoyo durante 2014
Gastos de funcionamiento en 2014
Gastos e ingresos en 2014

La familia Hales, el Foro y los Documentos Urantia

Will y Carrie Hales
Will y Carrie Hales
¿Por qué yo supe de las enseñanzas Urantia y mis contemporáneos no? ¡Porque mis padres y abuelos estuvieron implicados en uno de los acontecimientos más asombrosos de la historia de Urantia!

Mis abuelos, Willard y Carrie Hales, vivían en Oak Park (Illinois) con sus tres hijos. Will fundó una compañía de comercio de cereal y fue miembro de la Junta de Comercio de Chicago. A principios de los años 20, Carrie sufrió de depresión y se la llevó al Dr. William Sadler. Cuando los Sadler comenzaron a celebrar sus reuniones del domingo por la tarde, invitaron a mis abuelos.

Mi padre, Bill, y su amor de juventud, Mary Lou Cortis, se unieron a mis abuelos en el Foro en 1930. Se casaron y tuvieron a mi hermana, Lynne, y a mí. Las reuniones del Foro del domingo por la tarde eran una rutina que no nos cuestionamos jamás.

El interés que tuve en mi juventud por la ciencia ficción y la vida en otros planetas llevó a mis padres a presentarme los Documentos Urantia. Como era habitual, conocí al Dr. Sadler, me explicó el Foro y comencé a asistir a las reuniones. Puesto que entonces el libro no estaba publicado, tenías que visitar el 533, buscar un documento y leerlo allí. Comencé por la parte III.

Me dije que mis padres y abuelos pasaban un tiempo importante con Urantia, ¡así que quizá debía prestar más atención!

El libro se publicó en 1955, y el Foro se convirtió en la First Urantia Society. En 1950, mi padre se convirtió en el primer presidente de la Fundación Urantia y sirvió durante veintitrés años. Mis padres fueron miembros fundadores de la Hermandad Urantia.

A mediados de los 60, mientras trabajaba como trabajador social en la ciudad de Nueva York, comencé a servir en la Hermandad como representante de campo, y mantenía correspondencia con lectores y asistía a nuevos grupos de estudio. En 1974, me convertí en director residente, regresé a Chicago y continué con este estimulante trabajo hasta que me jubilé en 2006.

Tuve la suerte de tener unos padres y abuelos que estuvieron implicados en el proyecto de los Documentos Urantia. Sin la algarabía o el atractivo ferviente de estos precursores, creció en mí la profunda creencia de un Padre celestial que nos ama infinitamente a todos y he llegado a ver a cada persona que conozco como una hermana espiritual.

Con amor, John Hales

Fideicomisarios:
Gard Jameson
Richard Keeler
Marilynn Kulieke
Georges Michelson-Dupont
Henk Mylanus
Mo Siegel
Judy Van Cleave

Fideicomisarios asociados:
Share Beasley
Sandra Burga-Cisneros Pizarro
Marta Elders
Víctor García-Bory
Richard Jernigan
Line St-Pierre
Angie Thurston
Ralph Zehr

Personal:
Connie Gutierrez
Joanne Strobel
Tamara Strumfeld

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos