Mi idea de los grupos de estudio

Versión para imprimirVersión para imprimir

Joel Wood De Joel Wood, Lawrence (Kansas, EEUU)

“A medida que viajáis hacia vuestra meta en el Paraíso, adquiriendo constantemente conocimientos adicionales y una habilidad creciente, se os concede continuamente la oportunidad de transmitir a otros seres la sabiduría y la experiencia que ya habéis acumulado; durante todo vuestro trayecto hacia Havona representáis el papel de un alumno-maestro. Os abriréis paso a través de los niveles ascendentes de esta inmensa universidad experiencial transmitiendo a aquellos que están justo por debajo de vosotros el conocimiento recién descubierto en vuestra carrera progresiva. En el régimen universal no se considera que habéis adquirido un conocimiento y una verdad hasta que no habéis demostrado vuestra capacidad y vuestra buena voluntad para transmitir a otras personas ese conocimiento y esa verdad” (2179.13) 25:4.12

El libro de Urantia es algo muy valioso para mí. Disfruto leyéndolo y releyéndolo, pero en especial disfruto estudiándolo con los demás.

Mis partes favoritas del libro son las respuestas sabias y amorosas de Jesús, incluso a las preguntas tontas. Jesús fue un maestro en saber qué decir y cómo decirlo con la comunicación no verbal apropiada.

Respecto a la comunicación no verbal, ¿recuerdan lo que dice el libro después de que Jesús hablara en privado con el hombre que maltrataba a su mujer en el embarcadero de Tarento? Dice: “El corazón de este hombre se sintió conmovido, no tanto por las palabras de Jesús como por la mirada bondadosa y la simpática sonrisa que éste le ofreció al concluir sus observaciones” (1470.2) 133:2.1. “Jesús nunca dijo: «Cualquiera que me ha escuchado, ha escuchado a Dios.» Pero sí dijo: «Aquel que me ha visto, ha visto al Padre.»” (1857.3) 169:4.12.

El libro de Urantia es un texto increíble (espiritualmente iluminador e intelectualmente desafiante); por esa razón me encantan los grupos de estudio. Las preguntas se plantean y se responden. Los grupos de estudio nos dan la oportunidad de ser tanto profesores como alumnos. Los nuevos lectores ganan comprensión y perspicacia de los lectores experimentados, que obtienen perspectivas nuevas de los lectores noveles.

No tendríamos grupos de estudio si pudiéramos tener la misma experiencia leyendo el libro a solas. El hecho es que nos necesitamos los unos a los otros. Nuestras mentes necesitan ser aguijoneadas y sacudidas para aprender. “No puede existir ningún crecimiento sin conflicto psíquico y sin agitación espiritual” (1097.6) 100:4.2. Necesitamos escuchar las opiniones de los demás. Necesitamos esforzarnos y captar las palabras que expresen conceptos y sentimientos. Nos necesitamos mutuamente. Necesitamos grupos de estudio.

Considere su grupo de estudio como algo valioso, si tiene uno. Si no lo tiene, plantéese formar parte de uno o crearlo. No lo lamentará.

“Un grupo social de seres humanos que trabaja en armonía coordinada representa una fuerza mucho más grande que la simple suma de sus componentes” (1477.1) 133:5.7

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos