La Historia de Urantia Raamat, la Traducción Estonia

Versión para imprimirVersión para imprimirEnviar por correo electrónicoEnviar por correo electrónico Peep Sõber
Peep Sõber

De Peep Sõber (Estonia)

He conocido a muchos asombrados lectores de El libro de Urantia de los EEUU que preguntan: "¿Cómo puede haber lectores veteranos en Estonia, que fue hasta hace no mucho parte de la Unión Soviética?". No saben que comenzamos la traducción en 1985 con un grupo de traductores. En dos años estuvo listo todo el borrador. Hicimos de 50 a 100 copias de este borrador para que la gente lo leyera.

A principios de los 70, gracias a lectores finlandeses, llegó a Estonia el primer ejemplar de El libro de Urantia, que por aquel entonces todavía formaba parte de la Unión Soviética. Tras varios años de leer el libro en inglés, algunos de nosotros formamos un equipo para traducir el libro al estonio. Urmas Lipand estuvo de acuerdo en ser el traductor jefe, aunque no tenía experiencia.

Circularon fotocopias de la traducción de Urmas entre unos pocos estonios, pero no pasó nada más hasta que la Unión Soviética desapareció y se reestableció la República de Estonia en 1991. En aquel tiempo tenía la idea de comenzar una segunda traducción estonia con un traductor profesional. Sabía que existía una traducción francesa, y que la finlandesa, española y rusa estaban a punto de terminarse. Tenía la firme convicción de que nuestro pequeño país de un millón de habitantes necesitaba una traducción.

Tras dar unas pocas conferencias de presentación y escribir algunos artículos para revistas, recibí una respuesta tremenda: más de 500 personas me enviaron cartas que expresaban su interés en leer El libro de Urantia. En aquel tiempo tenía un programa de radio regular en el que presentaba libros publicados por mi editorial. A veces hablaba sobre las enseñanzas de El libro de Urantia.

El 21 de agosto de 1994, hablé del nacimiento de Jesús 2000 años atrás. Tuvimos una celebración de cumpleaños e invitamos a Seppo Kanerva a nuestra reunión de Tallinn, donde presentamos nuestro nuevo equipo de traducción. Tuvimos un gran acontecimiento en el auditorio de un instituto, con música y charlas. Asistieron trescientas personas que sentían curiosidad por el libro.

Al año siguiente, 1995, fui invitado por la Asociación Urantia de Finlandia para ir a Helsinki, y tras hablar sobre nuestros preparativos para la traducción estonia, los finlandeses decidieron apoyar económicamente nuestro proyecto. La Fundación Urantia estuvo de acuerdo con nuestro plan, y comenzó el trabajo.

Tuvimos un traductor profesional y varios asistentes. Tras los primeros 21 documentos, el traductor jefe se cansó y se retiró del proyecto. Entonces encontramos un nuevo traductor, Meeli Kuura, con un mayor domino del inglés que el anterior. También tuvimos en nuestro equipo a un profesor de estonio, un corrector veterano y varios lectores.

En 1997 organizamos la primera conferencia de lectores de El libro de Urantia en Tallinn (Estonia) Fueron nuestros invitados Richard Keeler, Seppo Kanerva y varios lectores finlandeses. Al año siguiente creamos la Asociación Urantia de Estonia y desde entonces hemos celebrado conferencias anuales.

En otoño de 2000, el equipo de traducción estaba convencido de que la traducción estaba lista para su publicación. Justo entonces sucedió que conocí a una correctora profesional que se tomó un gran interés por los Documentos de Jesús. Le dije que hiciera algunas correcciones si era necesario. Pronto me llamó y me preguntó: "¿Sabes cuántas correcciones he hecho en las diez primeras páginas?" ¡Me quedé asombrado! ¿Cómo podía haber corregido un trabajo "casi perfecto"? Pero ella tenía razón, y pronto encontramos que sus habilidades en la corrección mejorarían significativamente la traducción.

¡Vaya una decepción para los lectores! Sabían que la Fundación Urantia estaba lista para publicar nuestro libro. Entonces calculamos que se necesitarían entre tres y cuatro años de corrección para "perfeccionar" la traducción. Nuestra correctora profesional pasó ocho años corrigiendo las partes III y IV, y se retiró del proyecto. Afortunadamente, encontramos otro profesional para terminar la corrección de las partes I y II.

Los lectores impacientes nos criticaron por tardar tanto con nuestro trabajo. Pero mi respuesta era siempre la misma: la traducción estonia no es solo para usted, sino también para todos los estonios y para muchas generaciones de lectores estonios.

Estonia es el país más pequeño del mundo que tiene El libro de Urantia en su propio idioma. La gran saga, que comenzó hace 25 años, llegó finalmente a su fin el 1 de octubre. Urantia raamat apareció en las librerías de toda Estonia. Nosotros los lectores disfrutamos la nueva realidad de tener el libro impreso. Ya no nos apoyamos en las fotocopias o en los dos primeros borradores de la traducción, que eran tan difíciles de leer.

La traducción estonia ha sido el fruto del trabajo en equipo, que nos da placer no solo porque la traducción estonia es ya una realidad, sino también porque sabemos que el trabajo en equipo es una de las lecciones más importantes que aprendemos durante nuestra carrera como mortales.

Karmo Kalda, Margit, Anne-Ly Kadastik, Ruth Kask, Inge Pärk, Ülle Kruuse-Kingo, Pilvi Einasto, Helje Heinoja, Harri Kingo, Meeli Kuura, Peep Sõber, Jüri Henno, Kalevi Eklöf, Seppo Kanerva, Valdek Põld, Pertti Leinonen, Tapio Pulli, Helena Juola, Tapio Talvitie, Leena Kari, Joel R, Kaire, Reijo Hamari, Ave Voolaid
De izquierda a derecha: Karmo Kalda (presidente de la Asociación Urantia de Estonia), Margit,
Anne-Ly Kadastik, Ruth Kask, Inge Pärk, Ülle Kruuse-Kingo, Pilvi Einasto, Helje Heinoja (correctora),
Harri Kingo, Meeli Kuura (traductor), Peep Sõber (jefe del proyecto), Jüri Henno (corrector), Kalevi Eklöf,
Seppo Kanerva, Valdek Põld, Pertti Leinonen, Tapio Pulli, Helena Juola,
Tapio Talvitie (presidente de la Asociación Urantia de Finlandia), Leena Kari,
Joel R, Kaire (correctora), Reijo Hamari y Ave Voolaid.

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos