Seguimiento De La Colocación De Libros De Urantia En Bibliotecas Alternativas

Versión para imprimirVersión para imprimirEnviar por correo electrónicoEnviar por correo electrónico
Aaron Rutan
Shane Wittington
Shane Wittington
Urantia Book in a Waiting Room

De Aaron Rutan, Arizona (EEUU)

La vida en el reino es fantástica. La difusión de esta reafirmación del evangelio y de la vida y las enseñanzas de Jesús se ha convertido en mi pasión los últimos cinco años. Ha sido un viaje con altibajos, ilusión, aventura y diversión total.

Para cualquiera que se decida a colocar libros en “bibliotecas alternativas”, he aquí algunos consejos de un lector:

1. Tener un mapa de la zona, o usar un GPS, y marcar todos los lugares y destinos donde quiere colocar un libro. Hágalo fácil para usted y elija destinos cercanos a su lugar de trabajo para que no esté muy alejado de su camino. Trabajo en el Veterans Affairs Hospital y he descubierto que las salas de espera son estupendas para colocar un libro porque la gente que está allí busca algo que leer.

2. No tomarse nada como algo personal. Deje atrás todos sus miedos sobre si los libros se leerán, sobre quién va a encontrarlos o sobre quién podría verle haciendo esto. SIMPLEMENTE LLEVE LOS LIBROS. “El miedo irracional es un fraude intelectual magistral ejercido sobre el alma mortal en evolución” (556.4) 48:7.4.

Recuerde, tenemos la mayor revelación que ha llegado a este planeta desde que el Maestro estuvo aquí, y tenemos a toda la jerarquía espiritual ayudándonos. Ellos solo necesitan nuestros brazos y piernas. Así que no intente pensar en ello. Solo hágalo.

3. Busque ayuda. Reclute a gente para la causa. El trabajo en equipo es la clave del éxito en todo esfuerzo a largo plazo. Así que busque a alguien que le ayude en este proyecto. Me llevó dos años encontrar a otro trabajador de campo, pero si usted es sincero en hacer llegar esta revelación a la gente, entonces con un poco de oración y amabilidad, el equipo celestial del Hijo le proporcionará un compañero. El mío es un gran tipo llamado Shane Wittington, tiene veintitrés años y es un trabajador entusiasta del reino. Lleva leyendo El libro de Urantia unos ocho meses. Primero me hice amigo de Shane. Luego le presenté la revelación. Después le hablé de estudiar en mi casa, y durante todo este tiempo estuve colocando libros regularmente. A los cuatro meses, me dijo que había regalado su libro al marido de su prima. Inmediatamente le di dos más y le dije: “Intenta guardar uno para ti esta vez”. Inmediatamente regaló otro libro a su padrastro. Cuando apareció para estudiar, le pregunté cómo se sentía. ¡Claro que estaba ilusionado!

4. Sea positivo. “Los débiles se conforman con los propósitos, pero los fuertes actúan. La vida solo es el trabajo de un día – hacedlo bien. El acto es nuestro; las consecuencias pertenecen a Dios” (556.13) 48:7.13.

“La impaciencia es un veneno del espíritu” (557.4) 48:7.20. Así que tómese tu tiempo, y en un par de años se sorprenderá de lo mucho que ha conseguido. Realmente no tiene que hablarle a nadie sobre El libro de Urantia cuando lo hace así. Recuerde que el agricultor no es un ingeniero agrónomo o un horticultor. Arroja sus semillas en terreno rocoso y en suelo fértil. Nuestro trabajo simplemente es el de sacar los libros fuera, para que otros hombres y mujeres puedan encontrar su camino hacia la verdad. Lo más grande que un hombre me dijo en el trabajo el otro día fue que su mujer había encontrado El libro de Urantia en una sala de espera, y que los dos habían empezado a leerlo. Siguió diciendo que yo lo estaba haciendo de la manera correcta pues, si alguien se le hubiera acercado e intentado hablarle sobre él, se habría alejado rápidamente. Pero de esta manera, una persona puede encontrarlo ella sola y decidirse sin que nadie la coaccione.

5. Nada de folletos si puede evitarlo. La mayoría de gente los mira brevemente y luego los tira. Los folletos simplemente relacionan El libro de Urantia con otras organizaciones religiosas que utilizan folletos para subyugar a potenciales creyentes del reino. Eso les deja mal sabor de boca. Recuerde ser tan sabio como las serpientes y tan inofensivo como las palomas.

6. Mantenga los ojos bien abiertos. Siempre que viajo, busco nuevos lugares donde colocar libros. Esto es algo que no se ha perseguido realmente, y la mayoría de gente se sorprendería de ver un Libro de Urantia en tapa dura en algunos de esos lugares atípicos. Sus Ajustadores del Pensamiento están esperando poder pillar a sus sujetos con la guardia baja. Disfruten, ¡y recuerden que cada uno de nosotros puede marcar la diferencia con solo salir y hacerlo!

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos