Almas Generosas Y Amables

Versión para imprimirVersión para imprimirEnviar por correo electrónicoEnviar por correo electrónico
Mo Siegel

De Mo Siegel, presidente de la Fundación Urantia, Colorado (EEUU)

A decir de la mayoría de los que viven en Estados Unidos, 2008 será recordado como el comienzo de una grave recesión económica. En la Fundación Urantia recordaremos 2008 como el año en el que ustedes, lectores y creyentes, dieron para el trabajo de la revelación a pesar de sus dificultades económicas. Al entrar en la última parte de 2008, las inversiones de la Fundación Urantia sufrieron un retroceso y los ingresos de nuestros fondos se redujeron. Y aún así el trabajo de la Fundación Urantia aumentó hasta un nivel nuevo y estimulante. Necesitábamos su ayuda para atravesar un año muy duro y nos ofrecieron su ayuda.

En noviembre de 2008, cuatro donantes dieron generosamente 100.000 $ para que otros igualaran esa cifra. Los lectores conocieron este reto y las necesidades económicas en aumento de la Fundación Urantia. A finales de diciembre se recaudaron 200.000 $ para igualar la donación. Tuvimos 808 donantes en 2008, el segundo mayor número de contribuyentes de nuestros registros. Gracias a su generoso flujo de apoyo acabamos el año con este resultado positivo, que nos permite comenzar 2009 sin recortes demasiado profundos en programas vitales. Les damos las gracias humildemente por su buena voluntad, su apoyo económico y su amor a la Revelación. Sin sus ánimos y su ayuda no podríamos hacer este trabajo. Los creyentes en esta Revelación son realmente almas generosas y amables.

2009 será otro año de retos, y necesitaremos su ayuda de nuevo. Vamos con mucha precaución financiera a medida que priorizamos el trabajo en curso. Lo “bueno” de tener dará paso a la “necesidad” de tener puesto que, por necesidad, nuestro presupuesto se ha visto reducido en cerca de un 20 %. Éste será un año en el que debemos hacer más con menos. Tenemos como tareas pendientes 5 traducciones a punto de completarse y el trabajo de mejorar nuestro sitio web en el centro del escenario. Los libros necesitan venderse, el edificio necesita mantenimiento y las iniciativas educativas necesitan seguir adelante. A pesar de las dificultades económicas a corto plazo, el proyecto de El libro de Urantia debe continuar y continuará. Éstos son tiempos en los que miraremos atrás en los mundos mansión y estaremos agradecidos por la oportunidad que tuvimos de participar. Estos son tiempos estimulantes que sacan lo mejor de nosotros y entre nosotros. Como en el deporte, la resistencia crea músculo. Dice la Revelación: “Los Creadores poseen el pleno poder de hacer de Urantia un verdadero paraíso, pero un Edén así no contribuiría a desarrollar aquellos caracteres fuertes, nobles y experimentados que los Dioses están forjando con tanta seguridad en vuestro mundo entre el yunque de la necesidad y el martillo de la angustia. Vuestras ansiedades y tristezas, vuestras dificultades y decepciones forman tanta parte del plan divino en vuestra esfera como lo forman la perfección exquisita y la adaptación infinita de todas las cosas al propósito supremo de los Dioses en los mundos del universo central y perfecto”. (23:2:5)

Gracias de nuevo por todos sus esfuerzos voluntarios y su apoyo económico y moral.

Hacia arriba y hacia adentro,

Mo

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos