Informe Anual 2003 de la Fundación Urantia

Versión para imprimirVersión para imprimir

"El objeto por el cual se crea esta Fundación es la promoción, mejora y expansión entre los pueblos del mundo del entendimiento y la comprensión de la cosmología y la relación del planeta en que vivimos con el universo…

En 1950, una misión de gran alcance destinada a durar mucho tiempo en el futuro fue encargada a la Fundación Urantia. Nos damos cuenta de que un puñado de fideicomisarios y de personal, solos, pueden producir poco impacto sobre los pueblos de nuestro planeta. Sin embargo, ello es lo que estamos llamados a hacer.

En estos primeros años, la Fundación se ha concentrado en alcanzar un nivel profesional de excelencia traduciendo y publicando El libro de Urantia, distribuyendo eficientemente estos libros por todo el mundo, y fomentando la difusión de los principios, enseñanzas y doctrinas del Libro de Urantia. Gracias al apoyo y a las actividades de preocupados lectores de todo el mundo, se ha realizado un gran progreso en estas tareas.

Ahora que el 2003 llega a su fin, los detnerse os invitamos a un momento para revisar el progreso alcanzado este año, y a unírsenos para juntos mirar a aquello que esperamos conseguir en el año por venir.

Visión general

Amedida que pasa el tiempo, nuevas herramientas se encuentran disponibles para llevar a cabo los ambiciosos objetivos de la Fundación Urantia. La tecnología ha tenido un impacto enorme sobre la habilidad de la Fundación Urantia para cumplir con sus funciones clave de una manera eficiente en costo. En años anteriores, la Fundación Urantia ha contado con la Internet para comunicarse por igual con los lectores y los no lectores, así como para fomentar el estudio a fondo de El libro de Urantia. Por muchos años, hemos contado con las bases de datos de los ordenadores para proporcionar una amplia gama de servicios en varios idiomas a lectores alrededor del mundo.

En el 2003 implementamos diversas mejoras relacionadas con la tecnología que han ampliado los servicios y reducido los costos. Al convertir los folletos de información en documentos informáticos, ahora podemos responder a un mayor número de solicitudes vía correo electrónico. Al publicar la nueva traducción portuguesa en CD-ROM, pudimos hacer disponible este trabajo más pronto y a un precio mucho más bajo, mientras crece el apoyo para publicarla en forma de libro. La utilización de la tecnología de "impresión según la demanda" nos ha permitido proporcionar un número creciente de ayudas de estudio tales como los Cuadernos de Trabajo, sin incurrir en prohibitivas grandes inversiones en producción e inventarios. Este año también hemos empezado a ofrecer ediciones electrónicas de El libro de Urantia en inglés y español. Adicionalmente, nuestra nueva página web de comercio electrónico permite ahora a los clientes comprar productos en un servidor seguro. Éstas son sólo algunas de las mejoras efectuadas este año. Aunque nuestros métodos evolucionan continuamente, nuestra misión sigue siendo la misma.

Este año no transcurrió sin desilusiones. En agosto de 2003, la Suprema Corte de Justicia de los EE.UU. denegó la petición de la Fundación Urantia de revisar la decisión judicial apelada en el caso de Michael Foundation, Inc. contra la Fundación Urantia. Aún estamos evaluando las implicaciones de esta decisión para otros editores y desarrollando estrategias para preservar el texto inviolado en el futuro. La Fundación Urantia posee los derechos de autor sobre el texto inglés internacionalmente, así como los derechos de autor de sus muchas traducciones, grabaciones en audio y programas para ordenadores. Los lectores pueden identificar los productos y servicios auténticos de la Fundación Urantia por el símbolo de los círculos concéntricos.

Este año también lo terminamos con una nota de gratitud por el servicio de muchos años de Tonia Baney. Tonia dejó su puesto como Directora Ejecutiva en noviembre, pero continúa realizando un papel activo en la Asociación Internacional Urantia y en el Proyecto Mateo, un programa dedicado al éxito a largo plazo de la Fundación Urantia. Mindy Williams, la Directora de Oficinas Internacionales, ha aceptado la petición de los fideicomisarios de asumir la mayoría de las antiguas responsabilidades de Tonia.

Publicación y distribución

Distribución Del Libro 2001-2002-2003

Distribución Del Libro

Las ventas del Libro de Urantia y sus traducciones han fluctuado en años recientes. Después de alcanzar niveles de casi 40.000 libros vendidos y donados en el 2000, las ventas tendieron a bajar en 2001 y 2002 antes de subir en 2003. Este año estimamos que se venderán y donarán 28.500 libros antes de finalizar el año, un incremento de casi

4.500 libros sobre el año 2002.

Seminaristas Reciben El libro de Urantia En La India

Este verano pasado se imprimieron 8.800 copias de El libro de Urantia en la India,

una de las naciones de habla inglesa más grandes del mundo. Los libros se exhiben ahora en librerías tanto cristianas como seculares a un precio subsidiado por la Fundación Urantia. Al final de este año, 3.500 de los 6.000 libros designados como libros donados se habrán distribuido a estudiantes de teología allí, y estamos buscando apoyo para ampliar este programa en 2004. Una librería muy conocida de la India también ha aceptado poner El libro de Urantia en su página web. Estos logros son una culminación de los esfuerzos de difusión de la Fundación Urantia durante muchos años.

Книга Урантии — Cerca De 10,000 Lectores

La primera impresión del libro en ruso se completó en 1997, la segunda en 2001, y pronto necesitaremos prepararnos para la tercera impresión. Recientemente, nuestra oficina de San Petersburgo recibió el envío de los últimos libros que quedaban de la segunda impresión, lo que significa que el número de libros que se encuentran en manos de los lectores rusos pronto ascenderá a 10.000. Los donativos a la Fundación Urantia se utilizan para subsidiar el coste de los libros que se distribuyen en esta región para que puedan ser asequibles a los lectores locales. Como resultado de estos bajos precios, fondos adicionales para cada nueva impresión deben ser reunidos.

Mâs De 5,000 Libros Para Las Bibliotecas De Latinoamérica

Al finalizar el 2003 se encuentra en marcha un ambicioso programa para colocar copias de El libro de Urantia en las bibliotecas de toda Latinoamérica. En México, 700 bibliotecas, universidades y seminarios recibieron libros donados por la Fundación Urantia en 2003. Más de 5.000 libros se han enviado a Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Paraguay, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela. Estos libros se han empezado a colocar en Argentina y, si se recibe el apoyo financiero suficiente para este proyecto, continuaremos por toda América Central y del Sur en 2004.

Las Traducciones Al Día

El año 2003 ha sido de nuevo un gran año de traducciones. El duro trabajo de muchos traductores y equipos ha producido buenos frutos; su trabajo ha sido completado o pronto lo será. Los textos cuidadosamente traducidos, producto del esfuerzo duro y agotador de tantos años, puede estar finalmente disponible.

Además del libro en inglés, la Fundación Urantia cuenta con seis traducciones impresas: holandés, finés, francés, coreano, ruso y español. Estos idiomas los hablan como primera o segunda lengua cerca de dos mil millones de urantianos.

En julio de 2003, el portugués se volvió parte de la lista creciente de traducciones publicadas cuando O Livro de Urântia estuvo disponible en formato HTML en CD-ROM, el cual incluía ediciones de estudio comparativas de los textos inglés y español. Esperamos publicar el libro impreso en 2004 y ponerlo al alcance de unos 186 millones de lectores potenciales.

En el 2004 imprimiremos Das Urantia-Buch en alemán. Esto significará que unos 130 millones de personas en Alemania, Austria, Suiza y otras partes tendrán acceso a estas enseñanzas reveladas. Entonces podrán leer la revelación no sólo en su propio idioma, sino también compararla con el texto inglés que encontrarán en las mismas páginas, al lado de la traducción alemana, en esta primera edición bilingüe del libro.

Urantijos Knyga, la traducción lituana emprendida en 1994, está casi lista para imprimirse.

Los planes para el 2004 son que los equipos italiano, estonio y rumano terminarán la revisión final de su trabajo. La traducción china, empezada en el 2001, continúa a paso ligero con cerca de dos tercios de la primera redacción terminados. El trabajo continúa tambien en búlgaro, farsi, griego, sueco, indonesio, japonés y noruego, con traducciones adicionales en etapa de planificación.

Diseminación De Las Enseñanzas

Distribución de Traducciones

En 2003, la Asociación Internacional Urantia creció con la formación de asociaciones de devotos lectores en Brasil y el Reino Unido. Este año también ha marcado el comienzo de un período de transición bajo unos nuevos Estatutos Provisionales. Tras la ratificación de sus miembros y la adopción por parte de la Junta de Fideicomisarios la Fundación Urantia, la asociación de miembros asumirá la plena responsabilidad legal con estos nuevos Estatutos de la organización que sirven para integrar y coordinar los esfuerzos de las Asociaciones Urantia en todo el mundo.

Una parte creciente del programa de diseminación de la Fundación Urantia es el servicio a los lectores proveído por sus oficinas y representantes en numerosos idiomas. Cada año respondemos a miles de solicitudes pidiendo información sobre El libro de Urantia y su editor original, y proveemos datos de contacto para que los lectores entren en contacto unos con otros a fin de fomentar los grupos de estudio en todo el mundo. Cuando alguien desea contactar a otros lectores, la Fundación Urantia cuenta con una base de datos de más de siete mil personas quienes nos han dado permiso para dar su información de contacto a otros lectores de su área.

En la oficina central donde se reciben la mayoría de estas solicitudes, hemos puesto en práctica en el 2003 un nuevo sistema para mejorar el tiempo de respuesta y reducir los costos. Creamos versiones electrónicas de todos los folletos de la Fundación Urantia, lo que nos per-mite en la mayoría de los casos enviar por correo electrónico paquetes con información que cuentan con convenientes vínculos electrónicos que permiten a los lectores acceder a toda la literatura educativa que anteriormente se enviaba impresa, junto con los últimos boletines y otras piezas informativas actualizadas. Esto ha mejorado el tiempo de respuesta y ha reducido los gastos de imprenta y de correos.

En Chicago damos la bienvenida a quienes visitan el histórico edificio sede en 533 Diversey Parkway, que aloja las oficinas de la Fundación Urantia. Un grupo de estudio se reúne en la sala original del Foro de esta preciosa casa, en una ciudad que es cruce de caminos para la variada gama humana. El apoyo al programa del edificio mantiene disponible este recurso para lectores de El libro de Urantia.

La Fundación Urantia mantiene una popular página web, www.urantia.org, que recibió una media de 65.000 visitas al mes durante el 2003. También patrocinamos la Escuela por Internet de El libro de Urantia, que este año ofreció más de 30 clases estructuradas en inglés, francés y español, y en las que más de 200 estudiantes participaron. Además, los grupos de debate por Email de la Fundación para el estudio de El libro de Urantia en inglés, español, francés y finlandés generaron más de 500.000 mensajes.

A medida que se publican nuevas traducciones y el interés crece en el mundo, la Fundación depende cada vez más de una red de voluntarios leales que ayudan a establecer canales de distribución y sirven de contacto a los lectores de sus áreas. Además de sus seis oficinas, la Fundación tiene ahora veintidós representantes en el mundo, incluyendo el más reciente en Holanda. Mediante la colocación de libros en bibliotecas, asistiendo a ferias del libro, alentando la formación de grupos de estudio, poniendo a lectores en contacto entre sí, respondiendo a preguntas y ayudándonos a establecer relaciones comerciales; estos voluntarios ayudan a presentar El libro de Urantia en sus países.

Administración y Finanzas

La Fundación Urantia depende casi enteramente de contribuciones para fondear sus muchos programas. Los ingresos netos procedentes de la venta de libros y productos cubren normalmente menos del 10% del presupuesto anual de la Fundación Urantia. Las cifras siguientes del 2002 y 2003 están sin auditar y se han redondeado a los millares más próximos. Las presentamos para dar una mejor comprensión de la posición financiera de la Fundación. Los estados financieros auditados de la Fundación están siempre disponibles a petición de los interesados. El borrador de la auditoria del 2002 ha sido sometido al examen de la Junta de Fideicomisarios y está ya disponible. Sírvanse ponerse en contacto con nosotros para más detalles.

2002 - Al 31 de diciembre del 2002, la Fundación tuvo ingresos totales procedentes de contribuciones y ventas de libros de poco más de 1,5 millones de dólares. Los fondos se emplearon en varios programas, incluyendo distribución de libros, traducciones y programas de diseminación. Durante el 2002 se imprimieron libros de tapa dura y de tapa blanda en español, así como el inglés clásico, con un costo de más de 170.000 dólares. Se produjeron inventarios adicionales de cintas de audio, y el programa de traducciones fondeó a nueve equipos con un costo de más de 155.000 dólares. El programa de diseminación dedicó 40.000 dólares a la AIU y a sus diversas actividades; proporcionó fondos adicionales para impresión y envío de boletines, servicios a los lectores y a los jóvenes, y a esfuerzos de diseminación de las oficinas y representantes en todo el mundo.

2003 - Nuestro presupuesto para el 2003 estaba basado en unos ingresos aproximados de 1,3 millones de dólares procedentes de contribuciones y ventas de libros, pero parece que tendremos déficit. Aún se dedican fondos a una diversidad de programas.

El Proyecto Mateo

El Proyecto Mateo tuvo comenzó como en una iniciativa de planificación estratégica en 1997 que reunió a partidarios clave de la Fundación Urantia procedentes de diversos orígenes para ayudar a los fideicomisarios y al personal a desarrollar un plan para asegurar el futuro de la Fundación. Durante los últimos siete años, los miembros del Proyecto Mateo han conseguido entre ellos más de 5.000.000 de dólares que han sostenido los programas en curso de la Fundación Urantia. En 2003, los miembros del Proyecto Mateo dieron más de 475.000 dólares para ayudar a la Fundación Urantia a conseguir sus metas a largo plazo, y han diseñado un extenso plan de fondeo para asegurar que los programas de la Fundación Urantia puedan continuar durante mucho tiempo en el futuro.

En julio, varias personas implicadas en el Proyecto Mateo mantuvieron una acertada reunión para los donadores y amigos de la Fundación Urantia en el centro de Manhattan. El plan y la organización del Proyecto Mateo fueron presentados, y se contestó a preguntas. En los meses venideros, los partidarios tendrán reuniones similares en las regiones clave de los EE.UU. a fin de presentar la visión y la meta del Proyecto Mateo a un círculo más amplio de partidarios, para asegurar una Fundación estable y segura para el futuro.

Durante el 2003 se imprimió el libro inglés en la India, el portugues se publicó en CD-Rom, y publicamos ocho distintos Cuadernos de Trabajo. Durante el mes de octubre gastamos más de 80.000 dólares en seis traducciones, con más de la mitad de esa cantidad dedicada a la traducción china. Nuestro programa de diseminación fondeó a la AIU con 20.000 dólares y gastó más de 150.000 dólares en imprimir y enviar boletines, responder a solicitudes de lectores y patrocinar sitios web, la escuela por Internet, los representantes internacionales y el programa para los jóvenes. Continuamos colocando gran cantidad de libros donados en bibliotecas, instituciones educativas, y para los necesitados, y subsidiamos una gran parte del precio de los libros que se venden en muchas partes del mundo para hacerlos más asequibles. El costo del mantenimiento del edificio de la sede histórica del 533 Diversey promedia 70.000 dólares al año.

2004 - El presupuesto del 2004 está en preparación mientras este informe anual 2003 va a la imprenta. Estimamos trabajar con ingresos más bajos procedentes tanto de la venta de libros como de contribuciones. Para mantener los programas en sus niveles actuales, necesitaremos aportaciones de aproximadamente 1 millón de dólares. Estamos examinando a fondo cada desembolso y buscando las las vías más efectivas para encargarnos de nuestra creciente carga de trabajo a medida que el interés por El libro de Urantia crece por el mundo. Aproximadamente el 90% de nuestros gastos están relacionados con los programas.

Estamos agradecidos por los esfuerzos y habilidad de la Northern Trust Company para invertir nuestros fondos con los mejores tipos de interés, en inversiones conservadoras. Nuestras cuentas con esta compañía regularmente logran tipos de interés que sobrepasan la media del mercado.

Continuamos estando agradecidos a todos nuestros donantes por su constante apoyo. Pueden estar seguros de que hacemos lo mejor que podemos para que nuestros gastos sean prudentes y estén orientados hacia nuestros programas. Si tienen alguna pregunta sobre nuestra posición financiera, por favor pónganse en contacto con nuestra oficina.

Los objetos concordantes para los cuales se crea la Fundación son preservar intacto en perpetuidad el texto de El libro de Urantia, y diseminar los principios, las enseñanzas y las doctrinas de El libro de Urantia. (extracto de la Declaración de Fideicomiso al crearse la Fundación Urantia)

Conclusion

El trabajo de la Fundación en las áreas de publicación, distribución, traducción y preservación del texto para el futuro es tangible y fácilmente imaginable. El trabajo socio-espiritual que la Declaración de Fideicomiso invita a fomentar no es tan fácil de imaginar. Las diferentes personalidades, temperamentos, antecedentes y mentes deben combinar para abarcar y coordinar la diversidad. Es un esfuerzo con muchas facetas que, para tener éxito, necesita cultivar educadores, líderes, lingüistas, planificadores, familias e individuos en un contexto que proporcione comprensión progresiva del texto, el crecimiento del alma, logros espirituales y oportunidades de servicio.

La transformación espiritual y, por consiguiente, la transformación social, moral, económica y política del mundo está sucediendo y sucederá a través de la gente, a través de las actividades de las gentes, gentes que sirve dentro de las instituciones humanas existentes y futuras, gentes que han nacido del espíritu, quienes tiene una religión personal y una relación de confianza con Dios. Una religión personal viviente genera el deseo de servir a nuestros semejantes. Transformar al mundo es servir.

Estos objetivos sólo se pueden alcanzar por medio del trabajo en equipo y la cooperación. Os damos las gracias a todos los que habéis trabajado con nosotros y habéis apoyado nuestros esfuerzos. Invitamos a todos los lectores-creyentes a unirse en este viaje hacia la realización y la apreciación, por parte de los pueblos del mundo, de la Paternidad de Dios y de la fraternidad de los hombre.

Sinceramente,

Los fideicomisarios y el personal de la Fundación Urantia

K. Richard Keeler, fideicomisario
Nancy Shaffer, fideicomisaria asociada
Chris y Tina Mosley
Georges Michelson-Dupont, fideicomisario
Kathleen Swadling, fideicomisaria asociada
Colette Pelletier
F. Gard Jameson, fideicomisario
Steve Baney
Jay Peregrine
Mo Siegel, fideicomisario
Víctor García Bory
Sheila Schneider
Seppo Kanerva, fideicomisario
Richard Doré
Pekka y Kristina Siikala
Patricia Mundelius, fideicomisaria emérita
Nathen y Kassandra Jansen
Trevor Swadling
Neal Waldrop, fideicomisario emérito
Vitaly Kondratjev
Matthew Viglione
Carolyn Kendall, fideicomisaria asociada
Lisa Jones
Mindy Williams
Jane Ploetz, fideicomisaria asociada
Marcia Lansu
James Woodward

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos