Sobre la supervivencia humana

Versión para imprimirVersión para imprimirSend by emailSend by email

Respuesta de William S. Sadler, a
la presentación de M.H. (Bud) Kagan titulada
El precio de la supervivencia

Hemos dirigido nuestra atención recientemente a una discusión muy interesante e instructiva sobre la supervivencia humana que, entre otras características, presentó un intento de llegar a algún tipo de deducción matemática como el porcentaje probable de seres humanos que viven ahora en Urantia y que sobrevivirían.

Esta discusión propuso que el número máximo de mortales que viven ahora en Urantia y que tienen la oportunidad de sobrevivir es de alrededor del treinta y tres por ciento.

Esta discusión comienza con la afirmación de que "El número de personalidades que logran el estatus de supervivencia será menor al 100%." Todos estamos de acuerdo con esta conclusión, pues El libro de Urantia no enseña el "universalismo" con toda seguridad.

A lo largo de las épocas, muchos filósofos y teólogos se han dedicado a especular respecto a la supervivencia humana. Los fariseos enseñaban que pocos hombres sobrevivirían--y ninguna mujer. Algunas religiones enseñaron sobre la supervivencia universal mediante reencarnaciones sucesivas y casi interminables. Otros enseñaron sobre la purificación progresiva y la espiritualización en avance mediante una experiencia prolongada en el purgatorio. En el cristianismo, esta doctrina de la misericordia de Dios, que comprende la salvación de todos los mortales, encontró su expresión en la Iglesia Universalista.

No hace falta decir que este intento de reducir la supervivencia humana a una fórmula matemática--a porcentajes--está basada completamente en suposiciones. Echemos un vistazo a estas suposiciones.

1. Suposición número 1.

Tenemos el testimonio del Hijo Creador--de que el camino que conduce a la vida eterna es recto y angosto y de que la puerta de entrada es también angosta.

Pero eso no fue exactamente lo que dijo Jesús:

“También existe entre vosotros otro proverbio, que contiene mucha verdad: que el camino que conduce a la vida eterna es recto y angosto, que la puerta de entrada es asimismo angosta." (1828.7) 166:3.3

Aquí, Jesús está usando un refrán conocido con el propósito de enseñar. Si bien dijo que este refrán popular contenía mucha verdad--no dijo que fuera factual--no lo presentó como un pronunciamiento original y personal.

El Maestro utilizó este refrán como material ilustrativo de su enseñanza, como hizo Pedro de una historia entonces común sobre el hombre rico y Lázaro. Esta historia ilustraba bien ciertas cosas que Pedro deseaba inculcar a sus oyentes, pero de ahí no se sigue que el apóstol quisiera aceptar o asumir todas las demás implicaciones teológicas que se iban a encontrar en esta historia. (1854.5) 169:3.0

Comparativamente hablando, el camino que lleva a la supervivencia puede ser "recto y angosto" pero eso no valida de ningún modo ningún cálculo matemático, como el porcentaje de mortales que sobrevivirán.

La puerta a la supervivencia puede ser también angosta, pero como el mismo Jesús es esa puerta, podemos estar seguros de que es lo bastante ancha para admitir a todo mortal que quiera realmente encontrar a Dios y ser enrolado en el Cuerpo de la Finalidad.

"Todo el que desee sinceramente encontrar la vida eterna entrando al reino de Dios, con toda seguridad hallará esa salvación eterna" (1829.2) 166:3.5

2. Suposición número 2.

"El camino que conduce a la destrucción es amplio y muchos eligen seguir este camino."

Recuerden que esta es una parte del refrán popular. Si bien Jesús implica que "muchos" van por el mal camino, no dice cuántos.

3. Suposición número 3.

Los ayudantes de la adoración y la sabiduría. La suposición de que una sexta parte de los habitantes del mundo están mentalmente descalificados para sobrevivir pues no tienen los ayudantes de la adoración y la sabiduría es totalmente una conjetura. Dichos seres podrían no ser humanos--pertenecerían a la categoría prehumana de las tribus simias. Dichas criaturas podrían describirse como imbéciles.

Grandes cantidades de individuos bobos y retrasados, si bien son subnormales, podrían no ser subhumanos. Conocen algo acerca de la diferencia entre el bien y el mal. Podrían tener Ajustadores vírgenes.

Nuestros asuntos como constructores del reino es difundir la "buena nueva". Desde luego, el propósito de la revelación Urantia es "salvar almas". En cuanto a si la décima parte o tres cuartas partes de los mortales de hoy día sobrevivirán, no lo sabemos--no podemos saberlo. Dicho llanamente, "no es asunto nuestro".

4. Suposición número 4.

La conclusión de que una sexta parte de la población del mundo "no tiene fe, es perezosa y pecadora" y por lo tanto no es apta para sobrevivir es, de nuevo, una conjetura. ¿Cómo podemos sentarnos a juzgar la motivación real de esas personas?

En conexión con esto, estaría bien recordar un pasaje de la página 63 de El libro de Urantia. Dice así:

"Si la mente de un hombre está sincera y espiritualmente motivada, si tal alma humana desea conocer a Dios y hacerse como él, si honestamente desea hacer la voluntad del Padre, no hay influencia negativa alguna de carencia mortal ni fuerza positiva de posible interferencia que pueda prevenir la ascensión certera de dicha alma divinamente motivada, hasta las puertas del Paraíso." (63.5) 5:1.7

5. Suposición número 5.

La suposición de que una tercera parte de la raza humana de hoy día no quiere sobrevivir es completamente especulativa. No se nos dan los anhelos interiores y los deseos profundamente arraigados de nuestros semejantes.

Pero en conexión con esto podríamos considerar el ánimo que nos dan las páginas 69 y 70 de El libro de Urantia:

"Cuando la mente cree en Dios y el alma conoce a Dios, y cuando, y con el Ajustador ayudante, todos ellos desean a Dios, entonces la supervivencia es segura. Las limitaciones del intelecto, las restricciones de la educación, la carencia de cultura, el empobrecimiento del estado social, incluso la inferioridad de las normas morales humanas que resultan de la infortunada falta de ventajas de instrucción, cultura o posición social, no pueden invalidar la presencia del espíritu divino en tales individuos tan desafortunados y humanamente limitados, pero creyentes. La residencia del Monitor Misterioso constituye el comienzo y asegura la posibilidad del potencial de crecimiento y supervivencia del alma inmortal." (69.8) 5:5.13

6. Suposición número 6.

Ajustadores experimentados. El hecho de que "cierto Ajustador" que funciona en Urantia haya morado en el interior de quince mentes de Orvonton que no lograron sobrevivir no significa necesariamente que su experiencia en otros superuniversos fuera similar--de modo que hubier morado en el interior de 105 no sobrevivientes.

En otros superuniversos, muchos de sus anfitriones podrían haber experimentado la fusión con el Espíritu o incluso con el Hijo. Incluso el Mensajero Solitario que compone el Documento 109 confiesa que no conoce en realidad las experiencias de los Ajustadores en otros superuniversos.

No sería seguro generalizar sobre la supervivencia mortal en todo el gran universo o en Urantia, a partir de la experiencia de un solo Ajustador del Pensamiento.

CONCLUSIONES

  1. En general, es legítimo hacer especulaciones y conjeturas. Tales pensamientos refuerzan la imaginación creativa y amplían los horizontes cósmicos. Nuestros amigos invisibles superhumanos se dedican a especular a menudo. Encontramos numerosas conjeturas de esas registradas en El libro de Urantia.

    Pero nos cuestionamos la sabiduría y lo apropiado de especular sobre las matemáticas de la supervivencia humana.

  2. En lo que respecta a la vida interior y las cualidades de supervivencia de nuestros semejantes, el Maestro nos aconsejó: "No juzguéis."
    Un Hijo Creador no se sienta para realizar un juicio final a sus propias criaturas. Delega tales funciones judiciales a las cortes de seres creados por la Trinidad del superuniverso.

  3. La actitud jurídica de la Deidad. En la página 41, leemos:

    "La rectitud divina no está dominada por una estricta justicia retributiva; Dios el padre trasciende a Dios el juez."(41.4) 2:6.6

    Al fin y al cabo, deberíamos recordar que el pecado es hacer el mal de manera consciente--a sabiendas. Reflexionemos sobre lo que dijo Jesús en la página 1947:

    “Si no les hubiésemos enseñado la verdad, podrían hacer muchas cosas extrañas sin ser condenados, pero ahora, puesto que han conocido la luz y han tenido la presunción de rechazarla, no hay excusa para su actitud." (1947.1) 180:3.2

    Parece que vamos a ser juzgados finalmente de acuerdo con nuestro esclarecimiento. No se nos tendrá en cuenta lo que no sabemos.

  4. Podríamos estar equivocados, pero creemos que esas especulaciones que tratan sobre especulaciones matemáticas sobre la supervivencia humana rozan los límites del dominio de los administradores jurídicos del superuniverso.

  5. También es adecuado para nosotros darnos cuenta de que algunos mortales sobrevivirán y otros no. Pero no vemos cómo podemos pretender reducir esos hechos a porcentajes matemáticos.

  6. Debería bastarnos saber que:

    "Hay en la mente de Dios un plan que involucra a cada criatura de todos sus vastos dominios, y este plan consiste en un propósito eterno de oportunidades ilimitadas, progreso sin límites, y una vida sin fin." (365.3) 32:5.7

  7. Y en este mismo párrafo, sigue diciendo:

    "¡La carrera por la perfección está en marcha! Quienquiera lo desee puede correr, y la victoria certera coronará los esfuerzos de cada ser humano que participe en la carrera de la fe y la esperanza."

  8. Prestemos una atención especial a este párrafo de la página 447:

    "En cuanto a las oportunidades de supervivencia mortal, aclaremos para siempre: todas las almas de toda fase posible de la existencia mortal sobrevivirán, siempre y cuando manifiesten el deseo de cooperar con sus Ajustadores residentes y exhiban el impulso de hallar a Dios y de lograr la perfección divina, aunque estos deseos no sean sino primeros destellos de la comprensión primitiva de aquella “luz verdadera que ilumina a todo hombre que nace en el mundo.”(447.4) 40:5.19

  9. Vean la consideración que los jueces del universo dan a los mortales de cualidades dudosas de supervivencia. Consideren esto de la página 1233:

    "Si en algún momento hubiese dudas en cuanto a la aconsejabilidad de avanzar a una determinada identidad humana a los mundos de estancia, los gobiernos del universo invariablemente deciden a favor del interés personal de ese individuo; avanzan sin titubeos a dicha alma a un estado de ser transicional, mientras continúan sus observaciones del intento morontial naciente y del propósito espiritual... Esto no significa que los seres humanos han de disfrutar de una segunda oportunidad frente al rechazo de la primera, de ninguna manera. Pero sí significa que toda criatura volitiva ha de experimentar la oportunidad auténtica de hacer una elección sin dudas, autoconsciente y final. (1233.3) 112:5.7

  10. Echemos otro vistazo a la "puerta angosta" del reino. Vean estos dos párrafos:

    "Aunque la puerta que conduce al camino de la vida sea angosta, es lo suficientemente ancha como para admitir a todos los que buscan sinceramente entrar, porque yo soy esa puerta. Y el Hijo jamás le negará ingreso a un hijo del universo que, por la fe, busca encontrar al Padre a través del Hijo." (1828.7) 166:3.3

    "Os declaro a todos que el Padre ha abierto las puertas del reino celestial a todos los que tengan la fe necesaria para entrar, y ningún hombre y ningún grupo de hombres podrá cerrar esas puertas ni siquiera al alma más humilde ni al pecador supuestamente más flagrante de la tierra si esa persona busca sinceramente entrar.” (1652.3) 147:5.6

  11. La supervivencia se logra a pesar de la ignorancia, las dudas y la incertidumbre. Consideren esta afirmación de Jesús:

    "La ignorancia por sí sola no puede prevenir jamás la supervivencia; tampoco pueden las dudas confusas ni la incertidumbre temerosa. Sólo la resistencia consciente a la guía del Ajustador puede prevenir la supervivencia del alma inmortal evolutiva." (1206.3) 110:3.5

  12. Dos de los doce apóstoles--los embajadores del reino--podrían no considerarse candidatos probables a la supervivencia por parte de algunos críticos pesimistas.

    "Los gemelos [Alfeo] no podían comprender la mente de Jesús, pero sentían el lazo comprensivo entre ellos y el corazón de su Maestro. Su mente no era de un orden elevado; hasta se les podría considerar, con reverencia, estúpidos, pero tenían una experiencia auténtica en su naturaleza espiritual. Creían en Jesús; eran hijos de Dios y miembros del reino." (1563.7) 139:9.6 ... and they survived!

    ... está en la naturaleza de los Hijos de Dios dar a todos los seres creados una oportunidad plena e igual de salvación y supervivencia. Jesús quería que no sólo los mortales de este mundo sino los observadores de innumerables otros mundos supieran que, cuando existen dudas sobre la sinceridad y el entusiasmo de la devoción de una criatura por el reino, es práctica invariable de los Jueces de los hombres aceptar plenamente al candidato dudoso. La puerta de la vida eterna está abierta de par en par para todos;; “todo el que quiera puede venir”; no hay restricciones ni cualificaciones salvo la fe de aquel que viene. (1566.6) 139:12.7

    Y cuando todo está dicho:

    "Dios el Padre ama a los hombres; Dios el Hijo sirve a los hombres; Dios el Espíritu inspira a los hijos del universo a la aventura siempre ascendente de encontrar a Dios el Padre por los caminos ordenados por Dios los Hijos a través del ministerio de la gracia de Dios el Espíritu." (53.6) 3:6.8

EL PRECIO DE LA SUPERVIVENCIA

  1. PRÓLOGO
  2. ¿HABRÁ MUCHOS O POCOS?
  3. EL CAMINO RECTO Y ANGOSTO
  4. SACRIFICIO FRENTE A SERVICIO
  5. LA VOLUNTAD DEL PADRE
  6. INMORTALIDAD...LA SÍNTESIS DE LA CIVILIZACIÓN
  7. EPÍLOGO - EL PRECIO DE LA SUPERVIVENCIA

Presentado por
M.H. (Bud) Kagan
Asamblea General, Pasadena
10 de enero de 1960

I. PRÓLOGO

Durante un tiempo, un pequeño grupo de personas ha podido leer detenidamente las páginas de este gran Libro Azul. Algunos han obtenido muchas horas de lectura satisfactoria; algunos se han aventurado a construir una nueva religión a partir de él, y algunos han usado la información que contiene para iluminar sus anteriores creencias. En todos los casos, sin embargo, tenemos tantas interpretaciones de los conceptos únicos e inusuales de la Revelación urantia como personas vinculadas a ella. No debería resultarles extraño, que la gente tenga tendencia a hacer ciertas cosas que den como resultado la falta de unidad a la hora de comprender el mismo material. Una razón podría ser esta:

  1. El deseo de una persona de creer lo que quiere creer y desechar lo que cree que no es compatible con esa creencia.
  2. El atributo de la mente humana de tomar las viejas enseñanzas y adaptarlas a las nuevas.

Puesto que todos tenemos viejas enseñanzas de un tipo u otro, ya sean filosóficas o religiosas, y puesto que también todos tenemos nuestros conceptos "favoritos" en los que queremos creer, y desechamos aquellos que no nos interesan especialmente, hemos desarrollado muchas interpretaciones diferentes de la Doctrina Urantia. Sería imposible intentar abordar, en el espacio de unas pocas horas, todos los conceptos diferentes de El libro de Urantia y sus variadas interpretaciones, pero podría resultar interesante probar con unos pocos. Esta tarde, voy a intentar abordar unos pocos conceptos que nos afectan directamente, no a la manera habitual de "a dónde vamos desde aquí", sino más bien "¿iremos a partir de aquí?"

Me he dado cuenta de que una de las críticas de líderes religiosos acerca de las Enseñanzas Urantia es que no ofrece una doctrina de la expiación, una doctrina que ciertas personas creen que ha mantenido intactas las Iglesias cristianas durante tantos años. Realmente no puedo decir si la doctrina de la expiación ha proporcionado o no unidad entre las Iglesias, pero puedo ofrecer mi interpretación de un concepto de El libro de Urantia, que es mucho más desafiante, muchísimo más gratificante y, desde luego, más difícil que la idea de apaciguar a un Dios colérico.

Lo que ofrezco aquí es mi propia interpretación de conceptos de los documentos. Estoy seguro de que muchos de ustedes rechazarán mis ideas como descabelladas, injustas y sin escrúpulos. Durante un tiempo he reflexionado en mi propia mente que enseñar un concepto así confundiría a algunos y desanimaría a otros, pero quizá pueda inspirar a los que acepten mi desafío--y estas personas puedan comenzar el camino de trabajar muy duro para un Dios maravilloso, misericordioso y amoroso, el Dios que se describe en El libro de Urantia, el Padre Universal.

La imagen fascinante que se presentó a nosotros acerca de la supervivencia; la aventura de todos los tiempos y la experiencia en todo el espacio es, desde luego, el atractivo de las edades. Debería inspirar y atraer a todos los mortales vivos que quieren embarcarse en este viaje de progresión, mundo a mundo, nivel tras nivel, hasta que se alcance la meta de la eternidad--la de convertirse en un ciudadano del Paraíso, un finalitario con estatus de supervivencia a partir de uno de los mundos más bajos del espacio. Esta imagen del preestreno de las "próximas atracciones" invita en mi mente a todos los aspirantes a subirse al mayor de los carros de todo el tiempo y toda la eternidad, al mayor espectáculo del universo.

Me parece casi atrevido que esta maravillosa aventura de servir a Dios y parecerse a él se ofrezca a todas las criaturas vivas. Pero estoy bastante seguro de que la oferta sea válida para TODOS los que están dispuestos a aceptar el desafío de la ascensión. Pero me pregunto cuántos aceptan la oferta. Debido a esta pregunta, he leído detenidamente los documentos relacionados con este tema y les pregunto lo siguiente:

  1. ¿Es fácil sobrevivir?
  2. ¿Sobrevivirán muchos o pocos?
  3. ¿Debemos estar completamente libres de pecado para conseguirlo?
  4. ¿Cómo conozco la voluntad del Padre?
  5. ¿Cuál es el precio de la supervivencia?

II. ¿HABRÁ MUCHOS O POCOS?

En este tema, trataremos con un factor cuantitativo deducido de valores cualitativos, y al hacerlo así debo admitir que estoy trabajando completamente a oscuras. Mi información se deduce de los documentos y la recopilo de una manera que está sujeta a mi interpretación. Estoy bastante seguro de que no todos nosotros sobreviviremos. Cómo puedo decirlo con esa impunidad. Bueno, tengo esto que ofrecer: --SI el universo fuera completamente mecánico, SI el Padre no nos otorgara un libre albedrío absoluto en lo que concierne a la elección de sobrevivir, SI el mundo estuviera completamente libre de pecado, rebelión y otros fallos del plan divino, y SI todos nosotros tuviéramos fe viva, entonces podría decir: SÍ, sin duda todos nosotros, absolutamente todos nosotros, lo conseguiremos. Pero lamento decir que los SI no son más que un sueño idealista, y la realidad de la situación incluye el pecado, la falta de fe y la rebelión por parte de las criaturas y las personalidades del reino finito y evolutivo del universo. Debido a esta condición, puedo hacer mi primera afirmación que tiene valor numérico, y es que el número de personalidades que logran el estatus de supervivencia será de MENOS DEL 100%.

Intentemos por un momento calcular lo que hemos de restar al total poniendo algunos valores numéricos a la información que está disponible en los documentos. Conocemos como un hecho que tenemos el potencial y "la capacidad de inmortalizarnos o de destruirnos". Conocemos como un hecho que la resurrección no es automática. Lucifer intentó vender esta doctrina en su Declaración de Libertad y no lo consiguió. Tenemos el testimonio del Hijo Creador cuando estuvo en Urantia en la carne de que el camino que conduce a la vida eterna es recto y angosto, y que la puerta que lleva a él es también angosta, y que "el camino que conduce a la destrucción es ancho y muchos eligen ir por él."

Sabemos que los Ajustadores vienen de Divinington y trabajan en la mente de los mortales para intentar llevar a cabo esas decisiones que asegurarán su supervivencia, y muchas veces esos Ajustadores no lo consiguen. Lo sabemos porque, si no fuera este el caso, no podría haber Ajustadores experimentados. Sabemos que, para que una mente se considere humana de acuerdo con los estándares cósmicos, deben funcionar los ayudantes de la sabiduría y de la adoración. Cuando estos dos últimos ayudantes funcionan, se considera la mente como una criatura dignificada con voluntad o una mente humana. Lo que no sabemos es cuántas mentes humanas son consideradas como tales según los estándares humanos y subhumanas según los estándares cósmicos. Sabemos que entre la población mundial existen los ateos, los no creyentes y los adoradores del estado y montones de personas sin fe.

Sabemos que existe en el mundo un gran número de mortales que son egoístas, perezosos y malvados, al menos los juzgamos como tales todos los días en nuestra mente, en nuestros periódicos, en la radio y en nuestros tribunales. Sabemos todo esto pero, respecto a su supervivencia nos volvemos muy caritativos, miramos hacia otro lado, queremos que todos sobrevivan pues eso asegurará nuestra propia supervivencia.

Si suponemos que la población total del planeta no sobrevivirá, podemos partir de algunos cálculos sencillos. En primer lugar, designemos la población total del mundo como el número 1. Entonces, la población superviviente debe ser un número menor que 1 o una fracción de 1. Si lo permitimos, podemos hacer algunas especulaciones sobre el porcentaje máximo de la población mundial que podría sobrevivir.

Al considerar el número 1, que es igual a la población mundial o al número de registradores del censo que llegan cuando cuentan el número de personas vivas en el mundo, intentaremos restar de este número los que no son candidatos a la supervivencia (debemos considerar en estas especulaciones que tenemos la posibilidad de un amplio margen de error). Si suponemos que la variedad de mentes humanas son tales que, según los estándares cósmicos, una sexta parte de la población mundial no ha accedido al campo de la adoración y la sabiduría, o usemos simplemente la sabiduría, podemos restar este valor a nuestro número uno. Si tenemos en cuenta también a los que no tienen fe, a los perezosos y a los impíos, está abierto a la especulación cuántos pueden ser, pero conocemos que estos tipos son reales; por lo tanto, asignemos una sexta parte a estas personalidades. Ahora tenemos la fracción de un tercio que se añade a nuestras dos clases de no supervivientes potenciales y lo restamos al número uno. Tenemos el resultado de 2/3. Estaremos preparados para establecer una ecuación de supervivencia tan pronto como obtengamos un divisor. Es necesario a partir de lo que he reunido de los Documentos que la supervivencia es, en PRIMER lugar, un asunto de DECISIÓN PERSONAL. Conozco a muchas personas que decían que nunca habían tomado esa decisión. Conozco a muchas más que no la tomarían si creyeran en una realidad así (incluso una posibilidad), y están los que no les importa. La cantidad de personas que no eligen podría ser muy grande. Si concedemos que la mitad de la población mundial elige sobrevivir y la otra mitad no, en lo que respecta a la supervivencia tenemos un divisor y podemos empezar nuestros cálculos.

Consideren la siguiente ecuación:

S=1/2, donde S = supervivientes y suponemos x=2/3

o

2/3 x 100% dividido por 2 = 33 1/3

Según los cálculos basados en mis suposiciones, el número máximo de mortales que tienen la oportunidad de vivir eternamente es de un treinta y tres por ciento. Tengo la impresión de que mis cifras son muy optimistas. Dejen que vuelva a mis suposiciones con el conocimiento de los documentos.

Consideremos el asunto de los Ajustadores del Pensamiento experimentados. Sabemos que, para que un Ajustador sea EXPERIMENTADO, debió morar una vez en el interior de una mente mortal que o bien no logró fusionarse o bien no tuvo potencial para fusionarse. Consideremos la supervivencia de los mortales con potencial de fusionarse con el Ajustador, pues sabemos que otros suponen solo el dos por ciento en Nebadon.

Los documentos afirman que se había observado que un Ajustador en particular moró en el interior de la mente de quince criaturas de Orvonton. Tenían la impresión de que los Ajustadores podrían tener experiencias similares en otros superuniversos. Si suponemos que este Ajustador en particular había tenido la misma experiencia en los siete superuniversos, este Monitor podría haber morado en el interior de 105 mentes antes de la asignación indicada en los documentos.

Parece que un Ajustador del Pensamiento que se ofrece voluntario para residir en un sujeto en particular, y que se asigna sobre la base de ser el más cualificado para esa persona con el fin de efectuar las decisiones necesarias para sobrevivir y para fusionarse al cabo de un tiempo, podría venir a casa como graduado o al menos como posgraduado después de los primeros intentos, pero después de ciento quince misiones, un Monitor debería poder conseguirlo. Esto me lleva a creer que la supervivencia es extremadamente difícil, y que hay muy pocos en lugar de muchos.

Me he preguntado a menudo por qué Urantia tuvo la suerte de recibir esta última revelación, los Documentos Urantia. También me pregunto por qué se describe tan vívidamente el tema de relacionar las experiencias de la siguiente vida; ¿podría ser que los Creadores quieren inspirarnos a esforzarnos más para conseguir la supervivencia? ¿Podríamos no considerar que la población superviviente de Urantia no está muy bien representada? ¿Es posible que el propósito de este gran libro azul sea salvar el alma de los hombres? Afirmo que es difícil sobrevivir, que pocos han hecho el viaje y que el propósito de la Revelación Urantia es salvar el alma de los hombres.

III - EL CAMINO RECTO Y ANGOSTO

Jesus dijo que el camino que conduce a la vida eterna es recto y angosto. ¿Qué es el camino recto y angosto? ¿Es nuestro concepto de pecado y mal una realidad del universo o herencia mosaica? ¿Son los diez mandamientos las leyes de Dios o de los hombres? Afirmo que los diez mandamientos son buenas reglas para una sociedad civilizada, pero tengo la impresión de que son realmente las leyes de los hombres. No puedo conciliar en mi mente que el Padre Universal, tal como se describe en los documentos, pudiera concebir tales leyes para los hombres. He aprendido de los documentos que los pecados cardinales son la POSTERGACIÓN, la AMBIGÜEDAD, el EVITAR LOS PROBLEMAS y la BÚSQUEDA DE LA FACILIDAD. Me da la impresión de que sería imposible estar libre de pecado en nuestra sociedad, en nuestra manera de vivir, de acuerdo con nuestras leyes, costumbres y convenciones, si aceptamos la ley mosaica como divina. Algunos de los mandamientos parecen más severos que otros, al menos de la manera en que los consideramos. La gente no considera que no cumplir con el sabbat esté realmente mal en los tiempos modernos, y muy pocas personas aman a sus vecinos como a ellos mismos. De los mandamientos que la gente parece considerar como verdaderamente importantes, están los que simulan las leyes básicas de la sociedad, por ejemplo los mandamientos sobre matar y cometer adulterio. Si quieren intentaré rebajar la importancia de estos dos mandamientos para mostrar la debilidad básica de la ley mosaica.

Tendremos en cuenta primero el mandamiento acerca de no matar. Déjenme decirles ahora mismo que no intentaré justificar el homicidio--(se recomienda el asesinato indiscriminado porque Dios no está demasiado interesado en un acto así), pero estoy intentando demostrar un punto, y es que las leyes de los hombres pueden ser compatibles o no con las leyes de Dios. Y esa transgresión de las leyes de los hombres puede tener o no algo que ver con el estatus de supervivencia.

A fin de cuentas, estamos intentando determinar lo que se necesita para sobrevivir, primero lo consideraré de manera negativa antes que de manera positiva, para mostrar que la supervivencia podría no depender de algo llamado pecado del hombre. Volvamos a los mandamientos. No puedo creer que los supervivientes de los andonitas superiores que tuvieron que matar a sus primos inferiores se consideren como pecadores por este acto de autoconservación de las cepas mejor dotadas de Andon y Fonta. No puedo entender muy bien por qué Caín, después de asesinar a su hermano, recibió un Ajustador del Pensamiento y se convirtió en un líder poderoso e influyente de los potentes noditas elamitas, y este grupo tuvo una gran influencia en la historia de la civilización de nuestro planeta. Abraham fue en gran medida un guerrero y tenía la aprobación de cierto Melquisedek que actuaba entonces como hijo de emergencia en este planeta y encabezaba los territorios alrededor de Salem.

El otro mandamiento que lleva a los hombres morales a menospreciar a sus semejantes es el que trata sobre el adulterio. El mayor registro histórico de adulterio se puede referir al de Adán y Eva, --si bien los documentos consideran su acción no como pecado sino como falta. La falta fue que estos elevadores biológicos no cumplieron con su fideicomiso de acuerdo con los planes que se les dijo tenían que llevar a cabo, la impaciencia encontró su camino para alterar el primer jardín. Pero se resucitó en masa a todos los candidatos a la supervivencia, incluyendo a Adán y Eva, tras la muerte de Adán.

Recuerden que el joven que deseaba ser ordenado como uno de los 70 evangelistas dijo a Jesús----"Maestro, quisiera conocer por ti las seguridades de la vida eterna, puesto que he cumplido todos los mandamientos desde mi juventud." Y Jesús respondió: "Si guardas todos los mandamientos — no cometerás adulterio, no matarás, no robarás, no darás falso testimonio, no engañarás, honrarás a tus padres — haces bien, pero la salvación es la recompensa de la fe, y no simplemente de las obras."

La violación de un tabú se convierte en un vicio; la ley primitiva hizo del vicio un crimen y la religión lo hizo pecado. Hay muchas maneras de considerar un pecado, pero desde el punto de vista filosófico universal, el pecado es la actitud de una personalidad que se resiste intencionadamente a la realidad cósmica. El error se podría considerar como una idea equivocada o una distorsión de la realidad. El mal es una comprensión parcial de las realidades universales o una inadaptación a ellas. Pero el pecado es una resistencia intencionada a la realidad divina - una elección consciente para oponerse al progreso espiritual. La iniquidad consiste en resistir de manera abierta y persistente a la realidad reconocida y significa tal grado de desintegración de la personalidad que roza la locura cósmica.

IV. SACRIFICIO FRENTE A SERVICIO

Me gustaría recurrir a la diferencia entre servicio y sacrificio en sentido cósmico. Algunos de ustedes podrían considerar que el SACRIFICIO es un motivo más alto y altruista que el servicio, pero el sacrificio se hace habitualmente una vez, o quizá dos veces en toda una vida, en tanto que el SERVICIO puede convertirse en un lugar común y una rutina diaria de la vida cotidiana. Podemos servir a Dios toda nuestra vida, incluso después de la muerte, pero en una vida mortal podemos sacrificarnos solo una vez (por Dios), y me pregunto cuánto impacto tendrá esto en el mundo y, a fin de cuentas, si no se podría haber hecho más SIRVIENDO. Es cierto que algunos de los primeros seguidores de Jesús dieron su vida resueltamente por sus creencias en él y en el evangelio, pero cuánto más podrían haber hecho si hubieran vivido para difundir el evangelio más adelante y quizá más en la manera en que Jesús les enseñó.

En tiempos de guerra, los hombres pueden servir a su país y sacrificarse por él, pero mantengo que un soldado que sirve lo bastante bien como para no morir en el combate está haciendo más por su país ganando la batalla o incluso en luchar en la próxima batalla que el que da su vida debe ser sustituido por otro soldado.

El SACRIFICIO es tan antiguo como el culto a los fantasmas y las religiones primitivas, pero el SERVICIO es algo nuevo. Jesús lo demostró realmente; su vida y su ministerio personal. El servicio es análogo al altruismo, y este podría ser análogo al verdadero amor. Jesús dijo: "Amaos los unos a los otros y servíos los unos a los otros." Este consejo debería considerarse profundamente, pues creo que es uno de los métodos para conseguir lo necesario con el fin de unirse al ejército de ascendentes que viven solo para servir a los Dioses.

LA SANTIDAD DEL SERVICIO

"El privilegio del servicio sigue directamente al descubrimiento de la honradez. Nada puede interponerse entre vosotros y la oportunidad de efectuar un servicio creciente, salvo vuestra falta de honradez, vuestra falta de capacidad para apreciar la solemnidad de la confianza.

"El servicio — el servicio resuelto, no la esclavitud — produce la satisfacción más elevada y expresa la dignidad más divina. El servicio — más servicio, servicio creciente, servicio difícil, servicio aventurero, y al final el servicio divino y perfecto — es la meta del tiempo y el destino del espacio. Pero los ciclos temporales de esparcimiento siempre alternarán con los ciclos de progreso en el servicio. Y después del servicio del tiempo sigue el superservicio de la eternidad. Durante el esparcimiento temporal deberíais imaginar el trabajo de la eternidad, al igual que durante el servicio de la eternidad recordaréis el esparcimiento del tiempo."

V. LA VOLUNTAD DEL PADRE

La vida de Jesús en la carne es ciertamente un ejemplo de lo que es realmente vivir la voluntad del Padre. Sin ninguna duda, la vida del Hijo Creador en Urantia es una vida que ejemplifica la vida del Padre si viviera como hombre mortal. Ojalá supiera exactamente cuál es realmente la voluntad del Padre. Me he sentido muy confundido por todas las personas que me han dicho cuál es su voluntad, pero he llegado a la conclusión de que lo que me están diciendo en realidad es cuál es la voluntad de ellos, no la del Padre. Es cierto que Jesús de Nazaret no supo la voluntad del Padre hasta que se pudo comunicar libremente con su Ajustador. Incluso después de ese momento se sentía muy inseguro acerca de ello. Esto sale a relucir cuando la voluntad de su Padre se llevó a cabo inesperadamente, después de considerar un acto creativo. Consideren las bodas de Caná o la curación al atardecer; Jesús se sorprendió mucho de que su Ajustador Personalizado gobernara la voluntad de su Padre. Jesús mismo no sabía realmente cuál sería esa decisión. (No estoy seguro de si la mente divina de Miguel de Nebadon lo sabía o no, pero es un hecho que la mente humana del carpintero de Nazaret no sabía la voluntad del Padre respecto a esos asuntos). Es sorprendente también que los Ancianos de los Días no estén muy seguros de la voluntad del Padre. El hecho de que deban utilizar a seconafines reflectivos para asegurarse de la voluntad del Padre señala claramente que hay realmente dudas allí lejos, en el ámbito de la administración del universo.

La administración de los universos parece estar de acuerdo con el nivel de los administradores, y esto se puede correlacionar con la comprensión de la Deidad. Me gustaría señalarlo, pues los Ancianos de los Días son los jueces maestros de un superuniverso, pero no la Corte Suprema; sus veredictos los pueden desautorizar los siete Espíritus Maestros. Diría que los siete Espíritus Maestros son el orden más bajo de personalidades que conocen la voluntad del Padre en todos los aspectos. Y después conjeturaría que los siete tendrían que actuar juntos para lograrlo. Seguro que el Actor Conjunto (creador de los siete Espíritus Maestros) conoce la voluntad del Padre, así como el Hijo Eterno. Los Ajustadores del Pensamiento conocen la voluntad del Padre, pues son en realidad parte del Padre (fragmentos) y sabemos que los Ajustadores Personalizados conocen la voluntad del Padre.

VI. INMORTALIDAD...LA SÍNTESIS DE LA CIVILIZACIÓN

Si están de acuerdo con el tema hasta ahora, en el sentido de que podrían aceptar el hecho de que la supervivencia es muy difícil, podemos intentar buscar y analizar las razones del alto grado de selectividad que se emplea en los ascendentes que se cualifican. Podemos, con algún grado de precisión, mostrar la falacia de nuestras leyes, costumbres y convenciones en que afirmamos que son leyes divinas y moral divina, podría ser razonable asumir que las ideas que tenemos sobre lo que se necesita para ser un superviviente cualificado podrían estar distorsionadas también - o manchadas de filosofía humana. El siguiente tema-el precio de la supervivencia-tratará sobre lo que podría ser necesario para sobrevivir; este tema tratará con lo que se desea, y por qué, para unirse a los ejércitos del cielo.

Comenzaremos por arriba y trabajaremos hacia abajo, y nos daremos la vuelta y echaremos un buen vistazo al fondo de la escalera de la ascensión y comenzaremos. ¿Cómo debe ser un finalitario? Me he planteado esta pregunta muchas veces y solo puedo ofrecer lo siguiente. Un finalitario debe ser una personalidad sumamente considerada, alguien que puede mantener cualquier clase de confianza. Grandfanda dirige ahora a todos los finalitarios del Paraíso; no hay solo antiguos mortales una vez, sino también inmortales. Consideren a los nativos de Havona que se han unido a las filas de los finalitarios, a los intermedios glorificados, a los Hijos Materiales, etc. Piensen en un ser que tuvo origen animal y que ahora dirige las filas de todos los grupos de finalitarios del Paraíso, muchos de los cuales no tienen origen animal sino que se han creado en perfección. La orden de ser perfecto como Dios es perfecto se debe tomar literalmente pues, si no fuera verdad, Grandfanda seguramente no podría dirigir un ejército así de sublime de seres perfeccionados como finalitarios paradisíacos. ¿Qué debe necesitarse para convertirse en un ser tan magnífico? Bien, ya hemos afirmado que debemos tener fe-fe inquebrantable-en la realidad del Padre Universal, fe en la realidad de la supervivencia, fe en el Ajustador que mora en el interior y fe en uno mismo.

También debemos desear embarcarnos en la aventura eterna, el mandato absoluto de libre albedrío del hombre mortal, pues se debería dar a la elección de supervivencia una importancia primordial en todo informe de cualificaciones de supervivencia. Hemos mencionado previamente las cualidades de deseo y fe, veamos ahora algunos requerimientos más que podrían ser necesarios para convertirse en un ciudadano paradisíaco. Como finalitario, seguro que habrá como trabajo que hacer y tareas que realizar.

El desempeño se trae a esta discusión por primera vez, y realiza una parte importante en el tema de la supervivencia de la personalidad, especialmente en el superuniverso de Orvonton. Lo digo porque nuestro superuniverso es el dominio del Espíritu Maestro número siete, y como sabemos el Espíritu Maestro representa las cualidades del Padre, del Hijo y del Espíritu, más parecido al Ser Supremo. El Ser Supremo es el sobrecontrol en eventuación de los siete superuniversos. Tenemos todas las personalidades necesarias para calcular las fuerzas de espíritu que influyen en todos los mortales en evolución del tiempo y del espacio, y podemos hacer el siguiente inventario.

  1. El Espíritu del Padre.........................El Ajustador
  2. El Espíritu del Actor Conjunto.............Mente absoluta--Mente de los ayudantes
  3. El Espíritu del Hijo..............................Espíritu de la Verdad
  4. Espíritu de los Espíritus Maestros.....................Mente cósmica
  5. El Espíritu de la Ministra Divina.............Minisferio seráfico--Mente de los ayudantes
  6. El sobrecontrol de la Deidad en evolución.........Supremo Todopoderoso--Dios Supremo como SER SUPREMO

Consideren si quieren la expresión de la Deidad total a los mortales del tiempo y del espacio, esto es, la expresión de DIOS SÉPTUPLO. Por la presente, describiré a Dios Séptuplo mediante dos métodos, según la persona y según la geografía.

  • Hijos Creadores paradisíacos...................................Universo local
  • Ancianos de los Días...........................................Superuniverso (1 cada uno)
  • Siete Espíritus Maestros.....................................Superuniverso (1 a 7)
  • Ser Supremo..............................................Gran universo
  • Espíritu Infinito..................................................Paraíso-Havona
  • Hijo Eterno....................................................Paraíso-Havona
  • Padre Universal.............................................Paraíso-Havona

Esta expresión es la senda ascendente a la vida eterna, la escalera al estatus de finalitario, así como el máximo de comprensión de la Deidad para los seres finitos. Usaré esta expresión para demostrar a partir de los documentos cómo cada nivel es directamente responsable de nuestra ascensión. El Hijo Creador dijo: "Aunque la puerta que conduce al camino de la vida sea angosta, es lo suficientemente ancha como para admitir a todos los que buscan sinceramente entrar, porque yo soy esa puerta. Y el Hijo jamás le negará ingreso a un hijo del universo que, por la fe, busca encontrar al Padre a través del Hijo." Al analizar esta afirmación durante un momento, podemos ver claramente que el Hijo Creador tiene la autoridad de gobernar a favor de la supervivencia de cualquier criatura, sea esta un ascendente cualificado o no, ya se fusione finalmente con el Ajustador o con el Hijo.

Los Ancianos de los Días son el único cuerpo gobernante que puede juzgar lo que corresponde a la extinción de la personalidad. (Ejemplo: el caso de Gabriel contra Lucifer está ahora en los tribunales de los Ancianos de los Días). Los Ancianos de los Días, aunque tienen un juicio casi perfecto, pueden ser rectificados por los siete Espíritus Maestros. Estos Espíritus son el Tribunal Supremo del gran universo. De nuevo, el Ser Supremo tiene mano en los acontecimientos cósmicos. Esta Deidad es el sobrecontrol de los reinos finitos, y podemos citar de los Documentos: "Las circunstancias de las creaciones materiales encuentran su integración finita final en las presencias entrelazadas del Supremo y del Último."

Y finalmente podemos decir que "sin embargo el Padre, como persona, puede interponer en cualquier momento una mano paternal en la corriente de los acontecimientos cósmicos de acuerdo totalmente con la voluntad de Dios, en consonancia con la sabiduría de Dios, y motivada por el amor de Dios."

Ahora quizá puedan llegar a la conclusión de que el ministerio de Dios Séptuplo tiene relevancia directa en nosotros como mortales, y lo más probable es que desempeñe la parte importante de cualquier decisión que tome el Creador tal como el estatus de la criatura en lo que respecta a la supervivencia.

Afirmo que hay una razón y función para la vida en los mundos evolutivos del espacio. Esta razón es la de reclutar a ciudadanos paradisíacos...Dios Padre quiere hijos de estatus permanente...the function to extract through the most exacting processes of human growth...human distillation...those qualities of character, those traits of personality that will eventually become Finaliters.

Hay una tarea gigantesca establecida para todas las criaturas y todos los creadores en la construcción del universo. Las regiones del espacio en continua expansión, complejas y sin desarrollar serán el hogar de miríadas de nuevas galaxias, nuevos sistemas y nuevos mundos. Se dice que es muy probable que los finalitarios trabajen en los universos extraevolutivos ministrando y administrando los asuntos de los nativos del espacio exterior, del mismo modo que nos han ministrado aquí en Urantia. El proceso de construcción del universo requiere casi la perfección; las personalidades implicadas en un trabajo así DEBEN obedecer la orden de ser perfectos como Dios es perfecto para cumplir un destino tan fascinante. Los mundos del espacio fueron creados para ser habitados por criaturas que pudieran conocer a Dios... y desearan ser como él.

Con toda seguridad, la civilización está forjando "en vuestro mundo entre el yunque de la necesidad y el martillo de la angustia...esos caracteres dignos de pertenecer a la ciudadanía cósmica".

VII. EL PRECIO DE LA SUPERVIVENCIA

Pasar la prueba del tiempo y ganar el premio de la eternidad... ¡esa es la cuestión! La manera de hacerlo no la tengo muy clara. He aceptado la tesis de que la supervivencia es dura, difícil y desafiante. Puedo reafirmar algunas de las citas muy pertinentes que hay en los documentos relacionadas con la supervivencia. Como con el estatus individual propio de cada uno, debe estar establecido en su propio corazón, sus problemas deben resolverse en su propia mente, estas actitudes personales son las que al final harán inmortal a su propia alma. (No creo que nadie pueda salvar el alma de otro, depende de cada uno). Salvar almas podría parecer un pasatiempo honorable, pero repetiré mi impresión de que la puerta que conduce a la vida eterna es angosta y quizá tenga este letrero...un letrero que podría decir:

LA ENTRADA A LA ETERNIDAD

  • Prohibido pasar
  • Prohibido estar aquí
  • Prohibido llamar a la puerta
  • No se admiten pusilánimes
  • No admitimos solicitudes de comodones

Creo que la dificultad de sobrevivir no debería desanimar a los que realmente buscan atravesar esa puerta...

Creo que los pocos, no los muchos, que entran no deberían atemorizar a los que buscan sinceramente entrar...

La verdad de esta discusión es realmente que...la supervivencia es real, es una realidad; la posibilidad de ganar la carrera está siempre presente, con tiempo y descubriendo la eternidad.

Por lo tanto, todos deberían trabajar duro y ser estimulados hacia esa meta final.

¡LA CAPACIDAD DE COMPRENDER ES EL PASAPORTE DEL MORTAL AL PARAÍSO!

Esta afirmación tiene un significado muy profundo, la comprensión debe ser una cualificación o una de las cualificaciones para ser ciudadano paradisíaco. ¿Por qué? Debemos ser capaces de comprender al Padre Universal, (reconocerle) antes de abandonar el universo central en el ascenso hacia el interior.

¡LA DISPOSICIÓN A CREER ES LA CLAVE DE HAVONA!

Interpreto que esta afirmación significa lo siguiente: creer debe anteceder a comprender. Si un ascendente mortal tiene fe (creencia), podría conseguir posiblemente el universo de Havona aunque se quedara corto en comprensión.

Cuando una de los miembros del cuerpo de mujeres evangelistas preguntó a Jesús: "¿Qué debo hacer para salvarme?", él respondió:

"Creed en este evangelio del reino;
aceptad el perdón divino;
reconoced, por la fe, al espíritu interno de Dios;
reconoced que sois hijos de Dios;
el progreso — el crecimiento en la gracia — es indispensable para permanecer allí."

Después de enseñar un poco más, Jesús resumió su sermón afirmando:

"No podéis comprar la salvación; es un regalo.
No podéis ganar la rectitud;
no vais a salvaros porque viváis una vida de rectitud--
viviréis una vida de rectitud porque ya habéis sido salvados."

Al recordemos de nuevo el sobrecontrol de la Supremacía en el gran universo, debemos aceptar la advertencia de que, con Dios Supremo, el logro es un requisito para obtener el estatus. "Debemos hacer algo, así como ser algo." Debemos ser capaces de mostrar que somos criaturas mortales antes de ganar el estatus de inmortal.

Al resumir mi tema de las dificultades y cualidades de la supervivencia de la personalidad tras la muerte, creo que la supervivencia se puede basar en lo siguiente:

  • Debemos tener una fe viva e inquebrantable.
  • Debemos prosperar constantemente para comprender más de la Deidad.
  • Debemos tener valor y constancia para enfrentarnos a las tribulaciones de la vida.
  • Debemos creer de todo corazón en la realidad de la supervivencia personal y elegir de manera permanente nuestra filiación con Dios.
  • Debemos ser diligentes y prosperar para cumplir las tareas que se nos ponen en la vida.
  • Debemos servir al Padre y a sus hijos...nuestros semejantes.
  • Debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para buscar la dirección de nuestro Ajustador interior.
  • Debemos usar todos nuestros potenciales del cuerpo y de la mente. (las criaturas pueden convertir los potenciales en actuales, como los Creadores)
  • Debemos tener hambre de rectitud y sed de perfección.
  • Debemos aceptar el reto de las edades de ir hacia adelante.
  • Debemos crecer...en mente y espíritu.
  • Amaremos a Dios con toda nuestra mente, todo nuestro corazón, toda nuestra alma y todas nuestras fuerzas.

DEBEMOS SER CONSCIENTES DE QUE ACEPTAR LA FILIACIÓN, COOPERAR CON EL AJUSTADOR INTERIOR, ES EL PRECIO DE LA SUPERVIVENCIA

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos