Reflexiones del Retiro de Mujeres

Versión para imprimirVersión para imprimirEnviar por correo electrónicoEnviar por correo electrónico
Alice Wood

Nota de la dirección: en octubre de 2014, se celebró un retiro de mujeres en la Fundación Urantia. La planificación del retiro comenzó con más de un año de antelación. Las mujeres viajaron desde lugares cercanos y lejanos para compartir el fin de semana, y he aquí las reflexiones de algunas de las asistentes.

-----------------------------------

Alice Wood
Alice Wood

Después de inscribirme para participar en el retiro de mujeres del fin de semana, mi esposo bromeó varias veces de que iba camino de un círculo de calceta. Cuando me preguntó de qué iba realmente aquello, sólo pude responder que se trataba de mujeres y de que sería maravilloso. Incluso después del primer día, tenía dificultades para dar con una buena descripción del retiro. Escribí una anotación en mi diario que decía: “No estamos hablando de El libro de Urantia. No estamos hablando del Espíritu Madre. Estamos compartiendo sobre nosotras. Estamos contrarrestando el énfasis intelectual que a menudo es tan dominante entre los lectores de El libro de Urantia.”

Por supuesto, sí que hablamos de El libro de Urantia y del Espíritu Madre, así como de los puntos fuertes femeninos de las emociones, la intuición y la moralidad. Pero ése no fue el enfoque. El enfoque estuvo en cómo trabajan estas cosas dentro de nuestra vida. Todas nos llevamos algo diferente. Yo me llevé una confianza mayor en el valor de mis emociones y de mi intuición. Demasiado a menudo he sentido que era necesario suprimir esos rasgos, pero cada vez más veo que añaden un entorno más equilibrado y saludable.

Por favor, no se lo digan a mi esposo, pero tenía razón; era un círculo de calceta. Al compartir sobre nosotras, las mujeres del retiro tejimos juntas para formar un tejido más fuerte en la comunidad de lectores de El libro de Urantia.

~ Alice Wood, Wisconsin

Estados Unidos

-----------------------------------

Doreen Heyne
Doreen Heyne

Se trataba de lo que importa en la vida, lo que es significativo, lo que resuena dentro de mí. Mi esperanza era doble: primero, dar voz a las mujeres que están buscando una manera de expresar los talentos que Dios les dio mediante un entendimiento mayor de lo divino que está dentro de ellas; y segundo, dar voz a las que están decididas a dar poder a las demás para experimentar la alegría de ser una mujer y de dominar el arte de amar.

Como grupo, sucedió algo cuando conectamos las energías materiales y espirituales: la conciencia del grupo cambió. Me permitió ver las bellas cualidades del resto de asistentes y de verlas como hijas únicas de Dios.

Disfruto de las personas y disfruto al compartir las alturas y las profundidades de hacer la voluntad de Dios. Como mujeres, somos muy intuitivas; conocemos cosas que no se dicen.

Fue verdaderamente un honor formar parte de este retiro de fin de semana de mujeres. Todas las que asistieron dejaron una parte fragante de ellas mismas en todas que siempre se recordará.

~ Doreen Heyne, Florida

Estados Unidos

-----------------------------------

Carrie Prentice
Carrie Prentice

El domingo, dirigí al grupo para examinar lo que El libro de Urantia dice explícitamente sobre las diferencias entre hombres y mujeres, en vista que la revelación Urantia estaba dirigida a un público de principios del siglo XX. Por ejemplo, consideramos la importancia de esta afirmación: “Sin embargo, la mujer ha sido siempre la abanderada moral y la dirigente espiritual de la humanidad.” (938.8) 84:6.4

El grupo revisó también el cuerpo de mujeres que Jesús creó para acompañar a los apóstoles en la tercera gira de predicación. Finalmente, el grupo consideró cómo las emociones, tal como se tratan en El libro de Urantia, se presentan como deseables y útiles, en tanto que los seres más altos parecen experimentar más tipos de emociones y los artesanos celestiales diseñan nuevas emociones. La meta de esta conversación fue que el grupo imaginara la perspectiva única que las mujeres del siglo XXI pueden aportar para elevar a otras mujeres de todo el mundo con el fin de que se valoren a ellas mismas y reafirmen su espiritualidad equilibrando mente y corazón. Sugerí que acuñáramos un nuevo término para esta técnica de equilibrio: coratelecto.

~ Carrie Prentice, Dakota del Sur

Estados Unidos

-----------------------------------

Line St-Pierre
Line St-Pierre

Igual que la flor es responsable de proporcionar su polen al viento y no de regar el suelo donde cae, experimentar con mujeres este viaje espiritual con el corazón abierto nos permitió comprender mejor el yo y disfrutar de todos los elementos con los que Dios nos construyó: el cuerpo, la conciencia, nuestra personalidad y el Espíritu divino que vive dentro de nosotros.

El crecimiento espiritual es un proceso de progreso ilimitado que necesita tiempo. Para empezar, le dimos un fin de semana.

~ Line St-Pierre, Quebec

(Canadá)

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos