Cinco días en el 533 de W Diversey Parkway

Versión para imprimirVersión para imprimir
Angela Thurston

De Angela Thurston, Brooklyn (Nueva York, EEUU)

Chicago (Illinois) fue el lugar donde nació la quinta revelación en los años 30. En el 533 de W Diversey Parkway (lo que ahora es la Fundación Urantia), los miembros del Foro formularon preguntas durante casi dos décadas, preguntas que fueron respondidas y recopiladas en lo que ahora conocemos como El libro de Urantia.

Durante cinco días completos de finales de julio, el Comité de Jóvenes y Jóvenes Adultos (YaYA en inglés) de la Fellowship organizó una conferencia en este lugar histórico. Más de 35 jóvenes adultos, con edades entre los 14 y los 35, asistieron a esta conferencia previa a la Summer Study Session (Sesión de estudio de verano) que se celebró en Techny Towers. Fue la mayor asistencia a un evento hasta la fecha en la corta historia del Comité YaYA. Esta gran asistencia es un signo emocionante del impulso de las jóvenes generaciones para construir una sólida comunidad de apoyo.

Pasamos la semana implicados en varias actividades que incluyeron talleres, grupos de discusión, adoración diaria, comidas conjuntas, proyectos de servicio en la Fundación y una misión para los sin techo, documentación para una presentación del proyecto sobre un vídeo de El libro de Urantia, una encuesta espiritual en profundidad, un grupo de estudio con lectores locales, una lección de historia de El libro de Urantia y una visita a la Fundación Urantia, visita a Chicago y socialización en el edificio histórico y recientemente renovado del 533. También tuvimos el privilegio de ser recibidos por la First Society en un encuentro intergeneracional en casa de Marilynn y David Kulieke. Nos invitaron a una comida conjunta y socializamos con lectores de El libro de Urantia cuyas familias llevan leyendo el libro ¡durante cuatro generaciones!

El resultado más valioso de nuestra experiencia en Chicago, como con todos los eventos de YaYA hasta ahora, fue el tiempo que compartimos juntos, que nos permitió crear y desarrollar relaciones que ayudarán a construir nuestros puntos de vista individuales y colectivos para el futuro. A este respecto, el grupo fue profundamente consciente de una necesidad que todavía se tiene que cubrir. Todos nos sentimos impresionados por la extraordinaria ambición espiritual de los presentes y los proyectos destacados que tantas personas están llevando ellos solos. Pero todavía sentimos que nos estamos perdiendo alguna manera de permanecer conectados y de apoyarnos activamente en nuestro trabajo. Hubo muchas conversaciones sobre construir un centro o centros de la comunidad, lugares donde lectores de El libro de Urantia y no lectores por igual pudieran tomar clases, organizar grupos de estudio, recibir formación en liderazgo y ministerio, tener servicios de adoración, participar en programas de significados y valores basados en El libro de Urantia, buscar recursos para familias y obtener apoyo para una vida sana. Muchos lectores jóvenes están implicados en agricultura, sostenibilidad y trabajo en el campo, lo que surgió repetidamente como un servicio que proporcionar a la comunidad.

El Comité YaYA está comprometido a celebrar conferencias regularmente para jóvenes y jóvenes adultos, así que marquen su calendario para la siguiente en Santa Cruz (California), del 2 al 4 de noviembre. Sabemos también que esto no es suficiente. Nuestra generación anhela tener lugares donde reunirse a los que llamar hogar, y comunidades de lectores de El libro de Urantia que nos apoyen a vivir las enseñanzas. Anhelamos tener instructores, líderes y maneras de crearlos, mientras trabajamos para convertirnos nosotros mismos en instructores y líderes. Anhelamos tener tradiciones vivas, no los rituales estáticos de la religión evolutiva, sino más bien las expresiones regulares de una comunidad dinámica y amorosa. Anhelamos tener la oportunidad de compartir esta revelación con nuestros semejantes y afrontar juntos nuestros desafíos. Esto es en lo que estamos trabajando para construir y, con cada conferencia, conocemos a más personas que están comprometidas a hacer este trabajo.

Estamos profundamente agradecidos al personal de la Fundación: Connie Gutiérrez, Jay Peregrine, Joanne Strobel, Tamara Strumfeld y Mike Wood, por recibirnos generosamente en el 533 de W Diversey Parkway. Estamos agradecidos a Jennifer Siegel por proporcionar deliciosas comidas durante toda la conferencia. Damos las gracias a Marilynn y David Kulieke, Cece Forrester, John Hales, Carolyn Kendall y a todos los miembros de la First Society por organizar un encuentro intergeneracional y por compartir el papel histórico de Chicago en la Revelación Urantia. Finalmente, y como siempre, estamos en deuda con la Fellowship por patrocinar el trabajo de nuestro comité. Reconocemos que queda mucho por hacer, y tenemos la ilusión por ver que nuestros esfuerzos den fruto en los próximos años.

Jóvenes y jóvenes adultos (YaYA) en el 533 de W Diversey Parkway
Jóvenes y jóvenes adultos (YaYA) en el 533 de W Diversey Parkway
YaYa en un almuerzo para lectores de Chicago, celebrado en casa de Marilynn y David Kulieke
YaYa en un almuerzo para lectores de Chicago, celebrado en casa de Marilynn y David Kulieke

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos