Discusión sobre los Absolutos, primera parte

   
   Palabras de Jesús en rojo: Activar | Desactivar    Números de párrafo: Activar | Desactivar
Versión para imprimirVersión para imprimir

Recordarán que, en la página 2, se habla de la Deidad total. Se dan los siete niveles en los que funciona la Deidad total. Luego se sugiere un octavo nivel, en el que funciona la Deidad total pero solo en cierto sentido. Lo que vamos a hacer cuando hablemos de la página 2 es que comenzaremos hablando de la sección titulada "Deidad y divinidad." Niveles de funcionamiento y niveles de realidad. Esa sección describe el comienzo de todas las cosas - cómo habrían sido si hubieran comenzado secuencialmente en realidad. Ahora, cuando volvemos al cuarto nivel, cuando tratamos con estáticos, potenciales y asociativos aparte de la función creativa de la Deidad, estamos volviendo de la realidad. En otras palabras, estamos volviendo de Havona, en el universo central. Todos queremos hacerlo, porque todos queremos un comienzo. Pero cuando intentamos este comienzo, deberíamos comprender que - como Alicia - estamos atravesando el espejo.

No hay ninguna habitación allí. Solo parece haber una habitación. Estamos violando conceptualmente la realidad. Estamos diciendo: "¿cómo era antes de que hubiera un Espíritu Infinito y un universo central?" Está bien, atravesemos el espejo. Es lo que los pensadores en secuencia temporal quieren hacer. Quieren volver al número uno. Y en realidad comenzamos por el siete. No comenzamos por el uno. Concibo la función estática de la Deidad como una condición en la que consideramos el infinito como una unidad. No hay aún actuales o potenciales. Todos los actuales siguen aún sin expresarse. Los potenciales son algo prepotencial, porque un potencial real existe como potencial solo en relación con una actualidad.

En este punto, concibo la imagen de la infinidad como la nada. Lo que estoy viendo es un huevo frito contra un telón de fondo cósmico. Me gusta el concepto "huevo frito" porque no podemos tener miedo de un huevo frito. Si hablo de la totalidad de la absolutidad, ese sí es un término aterrador. Pero un huevo frito, ¿qué pasa con un huevo frito? Bien, lo que pasa con un huevo frito es que tiene un núcleo y un citoplasma. Está la yema y la clara. Y los documentos dicen que no podemos volver nunca al lugar donde sólo había una unicidad – incluso en nuestro pensamiento-. Debemos asumir una posible dualidad. En otras palabras, la yema del huevo frito simboliza la posibilidad de voluntad propia. La clara del huevo frito simboliza la posibilidad de reaccionar a un acto volitivo. Este huevo frito no sigue unido. Mientras está unido y tranquilo, tenemos la función estática de la Deidad total. Ahora recuerden que, a medida que desarrollamos cada una de estas funciones subsiguientes, las primeras funciones todavía continúan. La Deidad todavía funciona en sentido estático y autocontenido. Ninguna de ellas termina. Todas siguen hacia diferenciaciones posteriores.

Bien, el siguiente paso es la aparición de algo potencial. Lo concibo contemplando que la yema del huevo se separa de la clara, y la clara fluye unida. Así que ahora tenemos dos tipos de círculos. Tengo un círculo amarillo y tengo un círculo blanco. El círculo amarillo es la parte volitiva, que se separa de la parte no volitiva. Esto es la absolutidad total, pero está separada. La yema se movió. La clara no se movió. La clara no se podía mover. No hay voluntad propia. La yema podía moverse. Tenía voluntad propia. Puesto que la yema se movió, se cualificó de alguna manera. Se separó. Este es el Absoluto Calificado. Lo que no se movió es el Absoluto Incalificado.

Pero no nos detenemos en una relación bidireccional, porque si decimos uno más uno, tenemos tres factores ahí - tenemos el signo más. La clara y la yema siguen relacionadas, y el nombre que los documentos le dan a la relación entre lo Deificado y lo no Deificado, entre el Absoluto Calificado – la yema- y el Absoluto Incalificado – la clara –, el nombre que los documentos dan a esa relación es el Absoluto Universal, el unificador de lo que se ha diferenciado o separado. En presencia del Absoluto Universal, en cierto sentido, el huevo todavía está unido, unido funcionalmente. Ahora tenemos una actualidad, el Absoluto Calificado. Ahora tenemos la potencialidad del Absoluto Incalificado. Y tenemos la unidad entre ellos. Es la aparición de los potenciales.

Es el comienzo de la fuga del Padre Universal, pues continúa siendo Absoluto pero elimina una a una las cadenas de la absolutidad de manera que no esté encerrado en la terrible prisión de la absolutidad. En este punto, lo que el Padre está haciendo es lo que Arquímedes soñó en Siracusa hace mucho tiempo, cuando dijo: "Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo." El Padre Universal está consiguiendo un lugar donde estar. Está haciendo sitio para que aparezcan criaturas como nosotros. Si llenara totalmente todas las cosas, no habría sitio para nada más, ¿verdad? Está produciendo un vacío, porque el vacío tiene una virtud. Se puede llenar. Hemos citado a Lao-Tsé.

Público: Sí.

Y cuando nos damos cuenta de que no sabemos nada, podemos comenzar a aprender algo. Como dijo Lao-Tsé en el 600 a.C. en el Tao te Ching: "La virtud de una vasija vacía es que se puede llenar."

El vacío es una virtud. ¿Ruth?

Público: ¿Hay alguna otra religión que dé un nombre a la relación comparable a la de los Absolutos?

No, no. No que yo conozca.

Público: Me parece una idea original.

Estas relaciones personalizan. Aquí. Cuando una mente humana se impregna con la invasión del Espíritu Ajustador, la relación entre la mente y el Ajustador es el alma, una realidad viva. Todas estas relaciones tienden a personalizarse. Las relaciones conceptuales están personalizadas. Cuando el Padre y el Hijo contemplan un concepto idéntico, personalizan ese concepto como Hijo Creador. Ese fue el origen de Miguel de Nebadon, que vivió una vez en la Tierra como carpintero. La Divinidad siempre busca expresarse en la personalización. Estos documentos son únicos en que no validarán una mónada. Una mónada es lo que tendríamos si tomáramos el huevo original en estado crudo y lo batiéramos. Eso sería una mónada, una unicidad homogénea.

Los documentos solo validarán una unicidad no homogénea, porque en el mismo momento en que comencemos con una mónada, ya no podemos abandonar la primera base. ¿Qué rompe el punto muerto? ¿Me siguen? En la página 1154 nos dicen - Lo parafraseo: "Cuando violamos la realidad y os damos una cronología de acontecimientos que suceden en la eternidad, (que es decir que los describimos como si sucedieran en el tiempo), entonces tenemos que decir que hubo un momento en el que la yema se separó

de la clara." En otras palabras, es una separación del Infinito Uno de la Infinitud. El Infinito Uno es el Absoluto Calificado, o la yema del huevo. La Infinitud – un nombre que sugiere que no hay personalidad– es el Absoluto Incalificado. A continuación, dicen: recordad que el Infinito todavía continúa. Lo que es como decir que la unión de los dos todavía continúa. La yema se ha alejado de la clara. Y aún así, en otro nivel y en otro sentido, la yema todavía está en la clara. ¿Lo siguen?

Estas cosas suceden en muchos niveles. Luego dicen que podemos verlo desde este punto de vista: La unión se logra mediante la función del Absoluto Universal, que los une como si nunca se hubieran separado. Tenemos tres conceptos: todavía es de la manera que fue. Están separados, pero unidos como si no se hubieran separado. Y aún así están separados. Miren, si su pensamiento se turba por cosas como estas, no creo que vaya a dejar que les preocupe, porque estamos implicados en escrutar lo inescrutable. Recordarán nuestra conversación sobre los bantúes. Les pedimos a todos que consideraran los problemas de realizar una misión para el Departamento de Estado.

La misión es que vayan a África y escriban una serie de documentos - una disertación de unas dos mil páginas - que describan el modo de vida americano. Tienen un buen intérprete. Ahora están escribiendo el documento número 112, titulado "Las funciones del Mercado de Valores de Nueva York." Es parte del modo de vida americano. O "Las funciones financieras de Wall Street," un título más amplio. Comienzan a dictar, y obtienen muy pronto las impresiones del traductor: "No hay una palabra en bantú para las acciones ordinarias. No hay una palabra para preferentes acumulativas. No hay una palabra para obligaciones convertibles. No hay una palabra para obligaciones frente a títulos, préstamos. No hay una palabra para acciones de crecimiento." Así que, poco a poco, comienzan a utilizar paráfrasis en su presentación.

Llegados a un punto, consideran eliminar por completo este documento, porque poco a poco, a medida que perciben las limitaciones del bantú, se les ocurre que van a describir una feria estatal con trueques e intercambios de productos y animales. O bien hacen ese compromiso, o bien omiten el capítulo. Ahora estamos mucho más cerca del bantú de lo que lo está el Consejero Divino del idioma inglés. El problema de traducir del inglés al bantú es sencillo comparado con su problema. ¿Cuál es la tribu de África que tiene "uno, dos, tres y muchos"? Ese es el sistema numérico. Uno, dos, tres, muchos. Esa es su manera de contar. ¿Cómo vamos a diferenciar entre un gran mucho y un pequeño mucho? ¿Lo saben? Entre cien y un millón. Sigue siendo mucho. Un pequeño mucho, un gran mucho, etc.

En cualquier caso, ahora se han desarrollado los potenciales. Pienso en el tercer nivel y visualizo algo que tiene lugar dentro de la yema. Pienso en la esencia del Padre dentro de la yema como la realidad "más eterna" que conocemos. Pero hay realidades que concibo como que son "más eternas" que otras realidades. En este sentido, el Hijo Eterno es "más eterno" que el Espíritu Infinito, que es eterno, y el Padre, que es "el más eterno." Es ridículo, ¿verdad? Pero estamos trabajando en bantú ahora mismo. Estamos tratando de acciones ordinarias. Uno, dos, tres, muchos. ¿Saben? En el nivel asociativo, imagino que comienza cuando Dios se despoja de la personalidad absoluta. De nuevo se está escapando de las limitaciones de la personalidad absoluta. En esta transacción, se constituye como Padre de la personalidad absoluta, que es el Hijo. El Padre Universal no es la personalidad absoluta. Es el Hijo Eterno.

El Hijo Eterno es la personalidad patrón. Toda personalidad se fabrica a semejanza de este patrón absoluto y en grados variados. El Padre simplemente se separa de la personalidad absoluta. Al hacerlo, se da a sí mismo la personalidad de Padre. Lo puedo entender mejor si pienso "si él puede ser el padre de la persona absoluta, puede ser el padre de cualquier persona." Al mismo tiempo, construye la máquina absoluta. La construye por la misma razón que los hombres construyen máquinas: para actuar como gobernador material, para llevar a cabo actos repetitivos. Esta máquina absoluta es la Isla del Paraíso. Es la única máquina que el Padre construyó personalmente. Revela tanto al Padre o a Dios como lo revela el Hijo Eterno. El Padre es la fuente del Paraíso tanto como es Padre del Hijo Eterno. El Hijo Eterno, entonces, es el Padre Universal menos todo lo que es no deidad, extradivino y algo distinto de lo espiritual.

Por esta razón, el Hijo permanece como la revelación sempiterna del Padre, porque cuando queremos conocer al Padre, queremos conocer ese aspecto de la Primera Fuente y Centro que es divino, que es deidad, que es espiritual. En el Hijo, vemos esto y solo esto. Está concentrado en el Hijo. Si quieren asombrarse con la Primera Fuente y Centro, consideren el Paraíso. Es también una revelación de la Primera Fuente y Centro. La primera asociación, la asociación original, es la que hay entre el Absoluto Calificado y el Incalificado, y entre el Padre y el Hijo Eterno. Esta no es una asociación completada. ¿Ven lo que está pasando aquí en la yema? El Padre está empezando a arreglarla de manera que él ya no ocupa la totalidad de la yema. Él ya no llena el Absoluto Calificado. Primero se separó del Absoluto Incalificado. Ahora se está diferenciando dentro del Absoluto Calificado.

Esta diferenciación se completa en el cuarto nivel de la función de la Deidad total cuando, instalados en el Paraíso – que es su plataforma de poder propiamente dicha para sus operaciones – el Padre y el Hijo se unen en el primer acto de creación, que da como resultado la aparición de su asociado infinito, la tercera persona de la Deidad, y el universo central de la eternidad. Este acto creativo completa las asociaciones existenciales, pues en este punto las tres Deidades - no como personas sino como empresa, como la Trinidad paradisíaca – ocupan la yema del huevo. Ahora deberíamos cambiar el nombre de la yema. No deberíamos llamarla ya el Absoluto Calificado. Deberíamos usar su nombre funcional habitual.

Este es el Absoluto de la Deidad que se menciona en los Documentos. Ahora el Padre ha completado su huida. No solo se ha separado de ser alguien difuso como Deidad panteísta por toda la totalidad de la infinidad; primero concentra el libre albedrío y establece en oposición a él la capacidad de reaccionar. A continuación, dentro del área del libre albedrío - dentro del área de la función de la Deidad total – se segrega posteriormente de modo que tiene un lugar donde estar, tiene asociados con los que trabajar, y el espectáculo puede comenzar. Este es el comienzo de la realidad. Y en el cuarto nivel, llegamos a la realidad. Estamos de vuelta al espejo, en una habitación real. Esta es una exploración imaginaria. El mero hecho de que no podamos obtener la raíz cuadrada de menos uno no significa que el símbolo "i" no realice una función valiosa en las matemáticas.

Es con cosas imaginarias con las que estamos tratando. De ahora en adelante, es real, porque la realidad comienza con la existencia de siete seres absolutos:

El Absoluto Incalificado, el Absoluto Universal, el Absoluto de la Deidad, la Primera Fuente y Centro, la Segunda Fuente y Centro, la Fuente y Centro del Paraíso y la Tercera Fuente y Centro.

Y un universo en funcionamiento, que consiste en veintiún satélites del Paraíso, mil millones de mundos perfectos y los cuerpos oscuros del espacio que rodean Havona. Este es el comienzo de la eternidad. Hemos alcanzado ahora los albores de la eternidad. Hemos alcanzado ahora el comienzo sin principio de la primera edad del universo, la edad del universo que tiene un final en el tiempo pero que no tiene un comienzo en el tiempo. Hemos estado empleando palabras tontas tales como eterno, más eterno y lo más eterno.

Pero así habría sucedido si hubiera sucedido en el tiempo. Puesto que pensamos en términos temporales, no podemos comprender las secuencias fuera del tiempo. Los Documentos nos advierten que la mente del nivel paradisíaco es perfectamente consciente de la secuencia no temporal, en la misma medida en que entienden un área no espacial. Pero para nosotros, secuencia y tiempo son inseparables. Aquí estamos hablando de relaciones fuente. No hay duda acerca de esto: el Hijo vino del Padre. Del mismo modo, no hay duda acerca de que no hubo nunca un momento en el que Dios no fuera el Padre del Hijo Eterno. Es una relación en la eternidad que se simboliza toscamente mediante relaciones análogas en el tiempo. Pero, de aquí hacia fuera, tenemos tiempo. La secuencia es una secuencia temporal. Casi. No del todo. Hablaremos sobre ello. Es raro.

El nivel asociativo se consuma en la Trinidad paradisíaca. Sigue en otras Trinidades experienciales. La función creativa de la Deidad total inaugura la Trinidad paradisíaca y todavía continúa. La creación es la característica distintiva del nacimiento de Havona, y la creación sigue aquí fuera en el tiempo y el espacio, ¿verdad? Los Siete Espíritus Maestros tienen su origen en el cuarto nivel. Fueron creados por el Espíritu Infinito como agencias activas.

Acerca de esto, pienso que el Espíritu Infinito se sentó y pintó siete cuadros. Pintó al Padre. Ese es el Espíritu Maestro número Uno. Pintó al Hijo. Espíritu Maestro número Dos. Se puso frente a un espejo y se pintó a sí mismo. Ese es el Espíritu Maestro número Tres. Luego se sentó y pintó al Padre y al Hijo. ¿Cómo sería si fueran uno solo? Pintó un retrato compuesto. Ese es el Espíritu Maestro número Cuatro. Dijo: "¿cómo sería si el Padre y yo nos uniéramos?" Y pintó un quinto retrato. Este es el Espíritu Maestro número Cinco. "Bien," dijo, "hay uno que no he intentado. ¿Y si el Hijo y yo fuéramos parecidos? ¿Cómo sería si la tercera y la segunda persona de la deidad fueran un ser?" Y pintó el sexto retrato. Este es el Espíritu Maestro número Seis.

Luego dijo: " ¿Cómo sería si nosotros tres nos uniéramos como personas?" Esto no es la Trinidad. Es un retrato personal. No son las tres deidades sentadas en la "junta directiva de la Deidad Indivisa, S.A." Son tres personas. No están en la sala de juntas. Están abajo, en la calle. Están almorzando. No hay duda de que estarán comiendo huevos fritos. Este es el Espíritu Maestro número Siete.

Público: Risas.

La creación sigue, y llega un momento en el que el acto creativo de las Deidades paradisíacas lleva al cierre de la primera edad del universo. En mi propio pensamiento, le pongo la fecha de la creación de los veintiún Ancianos de los Días. Ellos nos dicen que este es el comienzo técnico de los universos del tiempo. Nos dicen que, cuando subimos al Paraíso, cuando queremos repasar la historia – la historia registrada – este es el primer acontecimiento histórico registrado.

Previa a esta declaración del hecho de la creación de los veintiún Ancianos de los Días, está la prehistoria.

Los Eternos de los Días, como su propio nombre sugiere, comenzaron con Havona. Havona comenzó con el Espíritu Infinito. El Espíritu Infinito – al dar testimonio de que Havona es tan viejo como él – dice simplemente: "los dos somos eternos." No hubo un momento en el tiempo en el que empezaran. La segunda edad del universo – en la que estamos ahora – es la edad de los siete superuniversos evolutivos. Ahora llegamos al quinto nivel de la función de la Deidad total, pero hay un solapamiento. La creación opera aún en la edad presente del universo, pero se añade algo nuevo: la evolución. ¿Qué es la evolución? Es creatividad en el tiempo, eso es todo. ¿En qué se diferencia de las técnicas preevolutivas de transformar potenciales en actuales? Se diferencia de una manera muy sencilla. Las criaturas pueden entrar en asociación con los Creadores. Si va a suceder mediante una orden, ¿cómo podemos entenderlo como criaturas? Si sucede lentamente, entonces podemos participar en el proceso evolutivo.

Ningún nativo de Havona entró en asociación con Dios para evolucionar, para convertirse en un nativo de Havona, ¿verdad? Nació como nativo de Havona. Los críos como nosotros pueden entrar en asociación con Dios en la evolución de nosotros mismos como vamos a ser. Es una disposición de asociación. Produce esa enorme diferencia entre los tipos evolutivos y creados que se resumen en los documentos del Padre Universal. En la página 51, hacen un inventario de lo que he llegado a denominar "las inevitabilidades." Señalan que gran parte de lo que nos acosa es inevitable. Es inherente a nuestro estatus. Queremos valentía, altruismo, esperanza, amor, verdad, idealismo, lealtad, desinterés, placer. Para tener estas cosas, debemos enfrentarnos a las alternativas. Debemos hacer una elección.

Si pudiéramos saberlo todo, no podríamos tener fe. Esto es conocimiento. Si no hubiera temor, ¿cómo podría haber esperanza? Si no pudiéramos ser unos hdp, ¿cómo podríamos ser leales? En nuestro nivel. Si no hubiera dolor, ¿comprenderíamos el placer? Es inevitable si vamos a tener una técnica evolutiva, y no podemos tener asociación de criaturas con la deidad por ningún otro método que el de ralentizar este proceso creativo y evitar que sea instantáneo, de modo que las criaturas puedan comprender lo que está sucediendo. Se convierte, pues, en inevitable. En la página siguiente, tratan por qué estas cosas son inevitables. Si vamos a tener una criatura y no un robot, entonces debemos dotar de libre albedrío a esa criatura. Y si se dota a criaturas poco sabias e inmaduras de libre albedrío, la tragedia será inevitable.

A continuación tratan sobre por qué no es cierto en el universo central, en el segundo párrafo. Después, en el tercer párrafo, hacen ese maravilloso contraste entre la esperanza de un nativo de Havona y la confianza exquisita de un mortal ascendente. La expectativa tranquila de un futuro placentero por parte de un nativo de Havona, que no sabe absolutamente nada sobre la esperanza precaria a la que nos aferramos los que vivimos aquí abajo en esta incierta bola de barro. Señalan que el nativo de Havona es simplemente amable de forma natural, pero nunca ha curtido un yo beligerante para obtener esa línea de pensamiento. Nunca ha dejado que el altruismo triunfe sobre un egoísmo total. Señala que es seguro que los nativos de Havona son leales a la Trinidad. Pero nunca han sabido lo que es aferrarse por los pelos y ser leales. En otras palabras: los nativos de Havona se habrían tomado lo de las Termópilas como algo natural, pero los espartanos sabían que podían matarles. Es una diferencia de grado.

¿Somos mejores que ellos? No, somos diferentes. Si no los tuviéramos como patrón, ¿cómo diantres llegaríamos al Paraíso?

Público: ¿No es también el libre albedrío una diferencia de grado? ¿Podría explicar un poco más del libre albedrío?

Sí. Pienso que el libre albedrío es proporcional a la posibilidad de elección de la criatura. Pienso que cada persona tiene tanto libre albedrío – puede activar tanto libre albedrío – como necesite. Creo que crece. Por ejemplo, pienso que el rango de elección de un Hijo Creador es colosal. Completamente colosal. No absoluto. Porque él también debe elegir dentro del marco de lo elegible por una Deidad subparadisíaca. Pienso que el rango de libre albedrío del Padre es el más grande de todos. Está limitado únicamente por su naturaleza.

Él no podría elegir algo que no fuera divino. No podría elegir algo malo. Pienso que sus Hijos sí podrían, pero no lo hacen. Este asunto de la lealtad comienza a aparecer en todos los niveles subabsolutos. Pienso que tenemos tanto libre albedrío como podemos utilizar. Pienso lo siguiente: establezcamos una escala proporcional. En un extremo, pongamos las "cosas que van hacia fuera" en el nivel material. En el otro extremo de la escala, pongamos las "cosas que van hacia dentro," que culminan en el nivel espiritual. ¿Tiene sentido esa escala? En otras palabras: tenemos toda clase de elecciones, algunas de las cuales tienen que ver con cosas que están fuera de nosotros, y cosas. Si están implicadas las supercosas - más que cosas - entonces pienso que tenemos un rango de elección mayor, incluso en la realidad exterior.

Pero luego quiero venir desde fuera, comenzando por las cosas materiales, moviéndome todavía fuera hacia las cosas supermateriales – como las personas, que son más que simple materia – y yendo poco a poco hacia dentro. Una vez llegamos al interior, moviéndonos hacia arriba hacia las cosas espirituales, en el extremo exterior de la escala, tengo la mínima elección. Mis elecciones están extremadamente restringidas. No puedo elegir estar en otra edad que en la actual. No puedo elegir ser otra cosa que un varón de la especie, lo que significa que nunca sabré cómo es la vida para la otra mitad de la raza humana, las mujeres.

Tengo otra elección ahí fuera. No puedo evitar que aparezcan arrugas en mi cara, pero sí que puedo elegir de qué tipo serán. Si frunzo el ceño toda mi vida, tendré de un tipo. Si río la mayor parte del tiempo, tendré de otro. Las arrugas están más allá de mi elección, pero el tipo de arrugas sí lo puedo elegir. ¿Están de acuerdo conmigo?

Público: ¡Oh, sí!

Ahora, mientras voy hacia el interior, mi rango de elección es más libre. A medida que me muevo en mi interior hacia arriba, de los problemas materiales a problemas filosóficos, psicológicos y sociológicos, tengo un rango mayor de elección. A medida que subo hacia el nivel moral, el nivel ético, mi rango de elección se hace incluso mayor. A medida que me muevo hacia el espíritu, este rango de elección se hace más y más grande hasta que alcanzo la cuestión de Dios. En ese punto, tengo libertad absoluta. Tendría que ser así.

En ese punto, mi rango de elección es absoluto. Está totalmente libre de trabas. Es así porque ha sido la voluntad de Dios que sea así. En lo que le incumbe, le puedo decir que se vaya al infierno o puedo intentar servirle durante todos los días de mi vida. Y si es menos que eso, es falso. He de tener ese rango de elección, o soy un robot y él está allí arriba tirando de los hilos. Y sé que no lo soy. Soy un hijo.

Público: Gracias, es una definición maravillosa.

"Una vez que ha asegurado así el crecimiento del alma inmortal y que ha liberado al yo interior del hombre de las cadenas de la dependencia absoluta a la causalidad precedente, el Padre se retira. Así pues, una vez que el hombre ha sido liberado así de las cadenas de la reacción a la causalidad, al menos en lo relacionado con el destino eterno, y que se ha facilitado el crecimiento del yo inmortal, el alma, queda en manos del hombre mismo el querer o el impedir la creación de ese yo sobreviviente y eterno que será suyo si así lo elige. Ningún otro ser, ninguna fuerza, ningún creador o agente en todo el extenso universo de universos puede interferir en ninguna medida en la soberanía absoluta del libre albedrío humano, tal como éste funciona dentro del campo de la elección, en lo referente al destino eterno de la personalidad del mortal que escoge. En lo que concierne a la supervivencia eterna, Dios ha decretado que la voluntad material y humana es soberana, y este decreto es absoluto."

Público: ¿En qué página está eso?

Página 71. Al final de esa página, dice que la puerta de la eternidad "sólo se abre en respuesta a la libre elección de los hijos con libre albedrío del Dios del libre albedrío." Es una carta de libertad. Al mismo tiempo, es el desafío más sorprendente que se nos puede plantear a mamíferos estudiantes y extraños como nosotros. Somos muy mamíferos, ¿saben? No somos completamente humanos. Es en este sentido que nos han hecho a imagen de Dios. Es en este sentido que él puede llamarnos hijos. Para mí, Dios es un ser afectuoso, muy atrevido, muy explorador. Las personas son de esta forma. Es un parentesco que compartimos con el Padre de todos. A él le gusta salir de aventura.

En caso contrario, ¿por qué no dejó en paz al huevo frito? No tenía por qué. Nos gusta la aventura. A veces nos quemamos los dedos y retrocedemos un poco. Pero básicamente, cada corazón humano normal anhela crecimiento y aventuras. Consideremos un cuartel de bomberos. Quiero un cuartel de bomberos porque quiero esa barra por la que los bomberos bajan deslizándose. Es la línea de puntos. Un cuartel de bomberos de tres plantas. Cuando hablamos sobre todo lo que hay al otro lado del espejo, estamos hablando de la tercera planta, estrictamente sólo de la tercera planta. En el minuto en que comenzó la creación, estamos tratando con las dos plantas siguientes. Porque en el nivel creativo Dios proyectó dos niveles que iban a estar en contraste con el nivel absoluto. Primero proyectó el nivel finito. El nivel finito está caracterizado por el tiempo, el espacio y la experiencia.

El nivel absoluto no tiene tiempo ni espacio y es existencial. Y el nivel finito no tiene más contacto con el nivel absoluto que el que tiene la primera planta con la tercera. No se tocan en ningún punto. (Frase que no puedo entender). Así que se requiere la proyección de un nivel intermedio, el nivel absonito. En estos Documentos, el nivel absonito se define como un preeco de un nivel finito. En otras palabras, es tan lógico pensar en él como que antecede como que precede. El nivel absonito no es que no tenga tiempo. Trasciende el tiempo. Un ser sin tiempo no tiene conciencia del tiempo.

El mejor ejemplo en el que puedo pensar es el Ajustador del Pensamiento de Jesús, que no tiene tiempo. Avisó al Maestro y le dijo: "Mira, no quieres implicarte en ninguna derogación de las leyes naturales. En lo que respecta al espacio, controlo perfectamente la situación. Si por pereza deseas estar en Roma, no va a suceder. Tengo conciencia del espacio." Un Ajustador tiene que serlo pues, de otra forma, ¿cómo lo encontraría? Dijo: "No tengo conciencia del tiempo. El tiempo no tiene ningún significado para mí. Así que, si quieres hacer algo que implique acortar el tiempo, no puedo ayudarte. No trabajo en esa longitud de onda." En términos de relación con el tiempo, un Ajustador del Pensamiento está más arriba de la tercera planta.

Un trascendental, un ser absonito - ya sea un Arquitecto del Universo Maestro o un Organizador de la Fuerza - lo sabe todo sobre el tiempo y el espacio. Son perfectamente conscientes del tiempo y del espacio y trascienden el tiempo y el espacio. No están fuera del tiempo. No están fuera del espacio. Trascienden el tiempo. Trascienden el espacio. Cuando vayamos al Paraíso, vamos a encontrar al Padre. Estamos trabajando en la parte más baja del nivel finito. Vamos a ir a la barra central, que es el Padre Universal. Es un descubrimiento genuino y legítimo del Padre sobre la base más limitada posible. Es el descubrimiento mínimo del Padre Universal. Como finalitarios, salimos y servimos sucesivamente en otros superuniversos distintos a Orvonton. Cada vez que volvemos al Paraíso, encontramos al mismo Padre Universal, pero estamos un poco más arriba de la barra central.

¿Saben? Hay un largo camino entre el suelo y el techo del nivel finito. Créanme, los finalitarios no están en el techo, aunque estén bastante arriba. Cuando queremos ver lo que es la Deidad total en el nivel finito, lo que pedimos ver es "¿Cómo se personaliza la Trinidad en el nivel finito?" Queremos conocer al Sr. Trinidad. No hay Sr. Trinidad. La trinidad es una empresa. No conocemos a una empresa. Es una persona jurídica, pero no una persona persona. Se nos mostrará al séptimo Espíritu Maestro. Es lo más cercano - es el concepto del Espíritu Infinito de cómo sería el Padre-Hijo-Espíritu si estuviera vivo. Pero algún día, si podemos encontrar al Ser Supremo, pueden decirnos: "Esta es la Trinidad del Paraíso tal como la Trinidad del Paraíso es comprensible por las criaturas finitas." Pero tendremos que llegar hasta el techo de la primera planta para comprenderlo, porque esa es la edad de luz y vida: el techo de la primera planta.

El Ser Supremo será eso para nosotros en nuestro esfuerzo por comprender la Deidad total– es lo que estamos estudiando aquí, la función de la Deidad total – justo lo que la personalidad de Jesús significa para nosotros aquí mismo y ahora mismo en nuestros esfuerzos por comprender la Deidad personal. No comprendo el Padre Universal. No comprendo la divinidad de Jesús, pero sí que comprendo alegremente la humanidad de Jesús. Comprendo al Hijo del Hombre. Estoy intrigado por el Hijo de Dios. Pero son la misma persona. Esto me ayuda a vivir con el hecho de no lograr comprender su divinidad. Sí que comprendo un polo de él. El otro polo todavía está envuelto en algo de misterio. Pero sé que es la misma persona. Sé que me gusta. Sé que me va a gustar su divinidad, porque me gusta su humanidad. El Ser Supremo va a hacer algo más por nosotros. Nos va ayudar a alcanzar la segunda planta.

Casualmente, allí es donde comenzaremos a equiparnos, a grandes rasgos, con la fontanería. Tenemos la capacidad para hacerlo. Los Documentos nos lo dicen. El Ser Supremo nos ayudará a liberarnos del nivel finito, del mismo modo que Jesús nos ayuda a liberarnos del nivel material. Él es un puente viviente. Como Dios, no hace acepción de personas. Solo que trabaja con totales, porque es una Deidad total. El Padre trata con cada uno de nosotros como individuos. El Ser Supremo no tratará con ninguno de nosotros hasta que pueda tratar con todos nosotros. El Padre hace hincapié en la relación con "cada uno". El Ser Supremo hace hincapié en la relación con "todo". Ustedes creen. El Padre les da la bienvenida a la familia. La historia de Jesús del hijo pródigo ilustra la actitud del Padre Universal, en la que el amor es primordial. Pero esto no es suficiente para el Ser Supremo. Tenemos que producir. Nos necesita. Por lo tanto, premia a los que son productivos. Podemos subir en grado con el Padre Universal, pero podemos obtener medallas de combate solo del Ser Supremo. Esto significa que tenemos que estar ahí y hacer algo.

Ahora vamos a considerar la tercera edad del universo. Porque, en el momento en que tratamos con el séptimo nivel de la función de la Deidad total, tenemos que liberarnos de la edad presente. Tenemos que considerar las zonas extensas de los niveles del espacio exterior. Porque allá arriba está creciendo una segunda Deidad experiencial, del mismo modo que el Ser Supremo está creciendo en la edad presente. Hay cuatro niveles del espacio exterior. El año pasado trabajamos en ello - hicimos algunos cálculos, y este año lo damos por hecho. Basamos nuestros cálculos en pistas que se dan en los Documentos. Tuvimos que hacer algunas suposiciones. Allí donde haya dos posibles suposiciones, elegimos la más conservadora de las dos. He aquí las magnitudes aproximadas en las que trabajamos. Todo este libro trata principalmente sobre los siete superuniversos y Havona, ¿verdad? Y dijimos: "Tomemos algunos tamaños sobre los que pensar." Si pensamos en los siete superuniversos y Havona como más o menos una pelota de tenis, ¿cómo sería el primer nivel del espacio exterior en comparación?

Bien, añadimos un dormitorio muy pequeño o un armario muy grande. Piensen en una habitación de tres metros cúbicos. Tres por tres por tres. Bud, ¿qué tiene esta habitación?

Público: 6m. por 7m.

6m. por 7m. Así que, si cortamos una tercera parte de esta habitación, no estaría demasiado mal, ¿verdad? En otras palabras, si me levanto y me quedo aquí, no estaría muy lejos de los 3 metros cúbicos, ¿verdad? ¿Pueden imaginarse una pelota de tenis colgando en el centro? Es muy pequeña en relación con la habitación, ¿verdad? Ese es el primer nivel del espacio exterior. Ahora, para concebirlo en relación con el segundo nivel del espacio exterior, deberíamos utilizar un bloque de viviendas. Visualicemos un bloque de viviendas con ocho edificios en él. Son terrenos generosos, de 30 metros. Todos los lados son cuadrados, es un bloque cuadrado. Ahora, suban 250 metros. Pongan nuestra pequeña habitación en medio del bloque de viviendas. Ya lo tienen. Es el segundo nivel del espacio exterior.

Supongo un Chicago en forma de cubo para el tercer nivel del espacio exterior. Quiero un cubo de 26 Km. de lado. Coloco este bloque de viviendas en la ciudad cúbica. Ahora tienen el tercer nivel del espacio exterior. Para el cuarto nivel del espacio exterior, tomo la Luna, aunque de tamaño algo más pequeño. Al menos me falta un treinta por ciento del volumen. Este libro trata sobre la pelota de tenis. Cuando nos movemos de la primera planta a la segunda, tenemos que pensar en términos de la magnitud de la Luna. Es demasiado grande. Todo lo que pueden hacer es sentirlo. Pero vamos a salir ahí fuera para que nos lo digan. Para esto nos estamos capacitando. Miren. Cuando Dios realmente impregna una vida humana, consiguen un sabor como el que encuentran en la vida de Jesús. Si parece demasiado duro de ver, consideren el impacto que tuvo Jesús en la vida de los doce apóstoles. Y pueden ver lo que hace incluso un impacto secundario.

Ahora estamos hablando de crecimiento espiritual. Conocen la larga historia de la ascensión al Paraíso. La conocen. Es dura. No es fácil. No eres un blandengue cuando llegas allí. ¿Qué es? Mucho tiempo desde que hemos aprendido a " deleitarse con las incertidumbres, a enriquecerse con las decepciones" . . . a mostrar "un valor indomable frente a la inmensidad ". . . "… Desde hace tiempo, nuestro grito de guerra ha pasado a ser "En unión con Dios, nada — absolutamente nada — es imposible." (18) Somos veteranos duros y aguerridos, así como gente dulce. Consideren la capacitación por la que pasa un finalitario. Consideren la enorme capacitación que le espera a los finalitarios, porque estos siete superuniversos van a estar ahí durante mucho tiempo y siguen creciendo. Nuestro universo local está muy lejos de asentarse en luz y vida. Miguel solo ha plantado la vida en una tercera parte de los mundos proyectados. ¡Este universo tiene sus dos terceras partes por empezar! No tenemos todavía inauguradas las subdivisiones, mucho menos el tratamiento de las aguas residuales. Todavía estamos dentro de la pelota de tenis.

¿Cómo será un finalitario de séptima etapa? Como dicen, piensan que cuando entremos en la séptima etapa de existencia de espíritu, será el último de los jubileos del tiempo e inaugurará el primero de los jubileos de la eternidad. ¿Cómo van a ser los finalitarios en el cuarto nivel del espacio exterior? ¿Han llegado a captar siquiera débilmente el tiempo empleado, compañeros bantús? Nos enfrentamos al uno, dos, tres, y ahora hemos llegado al "mucho". Y uno, dos, tres representa nuestro límite de comprensión del tiempo. Esto es muchos. Muchos, muchos. Vamos a salir fuera. Todo este desarrollo implica la liberación de tres nuevos niveles de personalidad humana. Se nos dice que tenemos siete dimensiones de expresión de la personalidad. Creo que Bud dio una explicación muy buena de esto cuando dijo que es como construir una casa. Sabes que vas a crecer, y sólo quieres poner los cimientos una vez.

Vamos a proporcionar siete baños, pero sólo vamos a tener uso para tres de ellos-- que son los tres que estamos usando ahora. ¿Y qué hacemos? Lo tenemos mal con la fontanería para los otros cuatro. Vamos a comenzar a equipar tres de esos cuatro para funcionar. Estos han estado latentes todo este tiempo. Ahora vamos a abrir un nuevo anexo, una nueva ala.

Público: Tengo una pregunta sobre los absonitos sobre los que escribí hace algún tiempo y cuando lo leí por primera vez. ¿Es nuestra meta como mortales alcanzar los niveles absonitos de logro de supercriaturas? ¿Es esa nuestra limitación como mortales?

Esa es nuestra meta de la edad posuniverso. No podemos hacerlo en esta edad. Podemos titubear. Podemos titubear. Aquí. Aquí está lo que nos encontraremos. Se nos dice que las diferencias de actitud, de sentimientos y de respuesta persisten para siempre.

Por ejemplo, varones y mujeres seguirán exhibiendo cualidades características no sexuales de masculinidad y feminidad en el Cuerpo de la Finalidad. Seguiremos mutuamente intrigados. Pensaremos de manera algo diferente. ¡Gracias al cielo! Como dicen en Francia, "Vive la différence!"

Público: Risas.

Intelectualmente, seremos iguales al final de la carrera morontial. Es decir, tenemos un poder cerebral y mental equivalente. Esto no significa que el artista pueda adaptarse a ser físico. Todavía tendremos nuestra especialidad, ¿saben? Todavía estaremos sumamente individualizados, pero tendremos igual poder cerebral básico. Encontraremos diferenciales espirituales, que no se igualarán hasta que entremos en el Cuerpo de la Finalidad. Entonces tendremos capacidades, reacciones o cualidades espirituales iguales. Cuando igualamos la espiritualidad, descubrimos un nuevo diferencial. Diferenciales absonitos. Nos hacemos conscientes de esto.

Así que trabajamos en ello. Pienso que, en los límites superiores de la primera planta, comenzamos a obtener las repercusiones de la segunda planta, aunque todavía no estamos allí. Llegamos a Uversa y ¿a quién encontramos allí? A los Servitales de Havona que trabajan allí abajo. Nos van a preparar para llegar a Havona. Todavía no estamos en el nivel de Havona, pero trataremos con Havoneros allí arriba en la capital del superuniverso. Aquí hay un solapamiento. La palabra "absonito" se usa en este sentido. Se menciona que los Arquitectos del Universo Maestro tienen una mente maravillosa, "espíritus soberbios y absonitos sublimes." Esta es una cualidad de analogía de mente y espíritu. No sabemos nada sobre esto. La palabra "absonito" se usa como adjetivo para designar a la segunda planta del cuartel de bomberos.

Público: Utilizan parte de lo absoluto.

Parece ser una mezcla. Es una buena palabra.

Público: Acabo de darme cuenta. Es muy obvio. Usan también la palabra "trascendental" para aplicarla a la segunda planta y hablan de absoniteros o trascendentales como los que viven en esa planta.

Es una buena palabra. Trascienden el tiempo y el espacio. Definen los atributos de la Deidad a medida que aparecen en la segunda planta como omnipotencia, omnipresencia y omnisciencia. Estos no son atributos absolutos de la Deidad. Son atributos últimos de la Deidad. El Ser Supremo, por ejemplo, no es omnipresente. Es ubicuo, que significa "muchas presencias," pero no omnipresente. No está limitado a una presencia, pero no está en todas partes. El Espíritu Infinito, a través de sus hijas creativas, es ubicuo en los siete superuniversos.

Cada Espíritu Madre de un universo local permea su universo local y solo él. Veamos, ella es un ser consciente del espacio. Y si no fuera consiente del espacio, no sabría dónde dejar de ser y tendríamos un conflicto entre dos universos locales. Donde está, eso es Nebadon. Cuando salimos de ella, hemos salido de Nebadon. Cuando subimos al nivel absoluto tenemos presencia, que está más allá de la omnipresencia. Es una presencia bastante separada del espacio. En este nivel absonito - me gusta esta palabra, es práctica, corta - vamos a la aventura. Nos van a encargar la misión de trabajar fuera en estos niveles del espacio exterior. ¿Por qué? ¿Por qué los Consejeros bajan? ¿Por qué los Hijos paradisíacos bajan? ¿Deberíamos decir que salen al tiempo y al espacio para trabajar con nosotros? Los necesitamos. Somos imperfectos. Necesitamos mucha ayuda de seres que tienen más perfección, incluso mucha perfección.

Tienen que ser una escalera que tenemos que escalar. ¿Cómo podríamos explicar a Dios si no es viviéndolo, como hizo Jesús? O sea, vemos su vida y, si los Documentos están en lo cierto, su vida es más grande que sus enseñanzas. Es la misma razón por la que salimos ahí fuera. Ellos nos necesitan. ¿Por qué nos necesitan? Están privados de algo. Bien, ¿y qué es? El Ser Supremo ha terminado su crecimiento, y el tipo de crecimiento que conocemos será un acontecimiento pasado permanentemente en toda la creación. Podemos crecer a medida que crecemos porque estamos conectados al Ser Supremo. Formamos parte de su crecimiento. Todo este proceso evolutivo experiencial requiere la presencia creciente del Ser Supremo.

Cuando haya finalizado su crecimiento, se acabó. No habrá seres que crezcan como estamos creciendo hoy día. Estos seres del espacio exterior se beneficiarán de su presencia. Nosotros sufrimos su ausencia. Ellos se beneficiarán de su presencia, pero no pueden tener su presencia y participar también de su crecimiento. Hemos llegado aquí a otra inevitabilidad, ¿verdad? No podemos hacer círculos cuadrados. No podemos ser parte de algo incompleto y disfrutar de él como compleción. Van a carecer de lo mismo que somos, seres evolutivos experienciales.

Depende de nosotros compensarles por esta privación, como los seres de la creación central intentan expiarnos de lo que nos falta porque comenzamos en la imperfección. Tenemos una misión ahí fuera. Nuestra meta ahí fuera es ir en busca del Padre una y otra vez. Si podemos atravesar este enormemente largo periodo de crecimiento, yendo de la pelota de tenis a la Luna, no puedo captarlo. Puedo decirlo, pero en realidad no significa nada para mí, excepto que puedo sentir que estoy intentando hacer frente a algo que es – soy un bantú intentando visualizar un millar.

Más allá del tres tengo la palabra "muchos," eso es todo. De hecho, es mucho peor. Pienso que estoy intentando visualizar un billón como bantú. Estamos a la búsqueda del Padre. Estamos a la búsqueda de Dios Último, que está en la segunda planta; Dios Supremo está en la primera planta. Y si alguna vez nos graduamos de la segunda planta, vamos a conocer a Dios Último. Y es posible probablemente. Simplemente requiere un intervalo de tiempo increíblemente largo. Se nos dice que tenemos tres dimensiones de personalidad no expresadas que pueden expresarse en el nivel absonito. Así que pienso que estamos equipados para trabajar allí arriba. Cuando el Padre nos da un Ajustador del Pensamiento y nos da personalidad, nos ha dado un enorme lote de equipamiento. ¡Esto es bueno para toda la raza! Esto es bueno para toda la raza.

Durante todo este tiempo, estamos explorando dos caminos. Estamos explorando la realidad del Padre Universal en los niveles superfinitos y, al mismo tiempo, estamos explorando la realidad del Ajustador del Pensamiento que hay dentro de nosotros. Ejemplo: Nos dicen que, cuando nos fusionamos con el Ajustador del Pensamiento, una de las cosas que aporta el Ajustador a la naturaleza conjunta del ser fusionado es la memoria del eterno pasado. Pero no pienso que podamos salir adelante solos. Pienso que tenemos que avanzar mucho en el tiempo para poder pensar del mismo modo en el pasado. De modo que, si viviéramos un millón de años más, pienso que podríamos sobrellevar lo que el Ajustador del Pensamiento está intentando darnos. Podemos pensar en un millón de años hacia atrás. Y si son diez billones de años, entonces podemos ir todo ese tiempo hacia atrás. Algún día miraremos atrás en unidades de diez billones de años y comprenderemos lo que significan. Serán como los días son hoy en nuestro planeta. Y todos podemos conocer esta verdad, porque la sentimos en nuestra propia vida.

Una semana no es un periodo largo de tiempo para un adulto. Una semana es un periodo muy largo para un niño pequeño. Esta es la mejor manera en la que puedo comprender la trascendencia del tiempo. Algún día llegaremos hasta el final del camino absonito. Algún día, todo el universo maestro estará terminado. Estará acabado. Y Dios Último será un ser terminado, lo que equivaldrá a la función completa de la deidad en el nivel séptimo. Bueno, entonces ¿todo ha terminado? No. No todo ha terminado, porque pueden suceder cosas. Volvamos al comienzo. Consideren cómo eran las cosas justo antes de que se alcanzara el nivel creativo. En el principio de todas las cosas – en el que yo llamo la edad cero del universo, o justo antes de la primera edad del universo – tenemos dos Deidades existenciales, ¿cierto? El Padre y el Hijo. Y tienen una plataforma de poder para realizar sus operaciones, la Isla del Paraíso. ¿Y qué hacen? Producen un ser igual a ellos mismos, logran la unión de la Trinidad, la primera Trinidad, y producen un universo que está limitado en cuanto a cantidad, pero ilimitado en cuanto a calidad.

Estoy seguro de que podrían haber llenado toda la infinidad con Havona, pero eligieron no hacerlo. Limitaron su acto creativo a mil millones de mundos. Pero no lo limitaron en cuanto a calidad de divinidad expresada en esa creación perfecta. Esta creación es concentradamente divina, pero no infinita. Es importante que nos demos cuenta de que algo puede ser perfecto sin llenarlo todo. ¿Me siguen? Pues bien, Havona sirve como núcleo de los siete superuniversos, ¿verdad? Una de las características de un núcleo es que existe en relación con un citoplasma – la clara del huevo. Volvamos al huevo otra vez. Me encantan los huevos. Me encanta usarlos como ejemplo.

Público: Me repelen, pero está bien. Solo hay que visualizarlos, no hay por qué comérselos.

Las características de Havona se transmiten fuera de aquí a medida que los seres salen fuera de aquí. Y cuando este universo esté terminado, cuando los siete superuniversos estén terminados, pienso que vamos a tener otro núcleo, el segundo núcleo. La aparición del primer núcleo se asocia a la aparición de la Trinidad paradisíaca. El desarrollo del segundo núcleo que es el gran universo – si entendemos los siete superuniversos como dependientes del universo central – la aparición de este segundo núcleo está asociado también a la formación de una trinidad, la primera trinidad experiencial. Esta es la trinidad compuesta por el Ser Supremo, los Creadores Supremos y los Arquitectos del Universo Maestro.

No pienso que haya ningún núcleo formado cuando se perfeccione el primer nivel del espacio exterior. Pienso que los cuatro niveles del espacio exterior son áreas citoplasmáticas sucesivas que están en relación con este núcleo en progreso. Porque cuando todos los cuatro niveles del espacio exterior se hayan completado, presenciaremos de nuevo la formación de una Trinidad. Se necesita la aparición, la emergencia de Dios Último para producir la segunda Trinidad experiencial, compuesta por el Ser Supremo, el Último y ese misterioso Consumador no Revelado del Destino del Universo. ¿Y este es el final? Bueno, creo que no. Todavía está el Absoluto de la Deidad. Hemos regresado a la yema del huevo. ¿Podría el Absoluto de la Deidad ser experiencial alguna vez? La respuesta es no. Tendríamos que agotar la infinidad para hacerlo. Entonces, ¿qué va a suceder? ¿Estamos en un punto muerto? ¿Estamos en un impasse?

Esta segunda Trinidad experiencial tiene una función que sugiere algo más extenso que el universo maestro. ¿Qué es el universo maestro? ¿Es un fin? Propongo que el universo maestro es el tercer núcleo, el núcleo final, y que existe en relación con algún universo citoplasmático exterior que es infinito, que no tiene fin.

Público: Entonces, ¿no habrá ninguna fusión nuclear con el 3?

No. Es un triple núcleo. Yo lo visualizo así: en el principio de todas las cosas, teníamos dos Deidades existenciales y una base de poder para realizar operaciones. Trinitizaron un ser igual, el Espíritu Infinito, y produjeron una tortilla. En la edad final del universo maestro, la edad del cuarto nivel del espacio exterior, puedo ver armonía, un tema que reaparece.

Una vez más, tenemos dos Deidades únicas. En esta ocasión son Deidades experienciales. Tenemos de nuevo una base de poder para realizar operaciones - el universo maestro perfeccionado. Sugiero, y los documentos lo apoyarán, que el Ser Supremo y el Último trinizarán a Dios Absoluto de alguna manera inimaginable, y comenzarán la invasión del cosmos infinito. Establecerá una cabeza de playa en las orillas de la infinidad. Pues bien, Dios Absoluto trinitizado de esa forma es subinfinito, porque ni el Ser Supremo ni el Último ni la combinación de los dos es una Deidad infinita. ¡Pero qué vastos son los recursos sobre los que dibujan! Y recuerden que pueden movilizar todo el potencial experiencial de la pelota de tenis, del dormitorio, del bloque de viviendas, de la ciudad cúbica y de la Luna. Es inmenso. Es menos que infinito, pero no obstante es enorme.

Lo que pueden movilizar no representará un esfuerzo indigno. Pienso que Dios Absoluto va a aparecer. Y puesto que es subinfinito, puede crecer. Pienso que esta es la aventura final – la aventura posúltima – y pienso que estaremos allí porque los documentos nos enseñan que la última aventura que la personalidad humana tiene las competencias para intentar es la penetración subinfinita del nivel absoluto de la realidad. Podemos subir hasta la tercera planta y podemos crecer y crecer y crecer. La razón de que no podamos terminar en algún momento es porque - dibujé esto un poco mal - este edificio resulta que está abierto al cielo. No hay tejado en la tercera planta. Podemos ir y nunca vamos a llegar a lo más alto. No hay tejado en la tercera planta. Una vez más, cuando lo considero, la primera edad del universo no tiene principio en el tiempo. Tiene fin en el tiempo.

La última edad del universo será la imagen especular de la primera. Tendrá principio en el tiempo. No tendrá fin en el tiempo.

Público: ¿Podría decirnos la diferencia entre lo absonito y lo Último?

¿Entre lo absonito y Dios Último? Están relacionados.

Público: Sé que no son lo mismo, pero ¿uno hace uso del otro?

La palabra "absonito" es a Dios Último como la palabra "finito" a Dios Supremo. Lo absonito es una etapa de acción en la cual se existencia el Último. El nivel finito es una etapa de acción en la que evoluciona el Ser Supremo. Una se refiere a un nivel. La otra se refiere a una persona.

Público: ¿Podría repetirlo?

Sí. Volvamos a nuestro cuartel de bomberos, que podemos ver vagamente. A la segunda planta del cuartel le daría el nombre absonito. En este sentido, lo usaría como sinónimo de trascendental. Es el nivel en el que el Último - Dios Último - se está existenciando mediante técnicas experienciales. La palabra "último" también se aplica a los valores de ese nivel. La palabra "último" se aplica también a la función de la Trinidad paradisíaca en ese nivel, la Trinidad de Ultimidad.

El Último se aplica también a la función de la primera Trinidad experiencial, denominada la Trinidad Última - compuesta por el Supremo, los Creadores Supremos y los Arquitectos del Universo Maestro. Esos son los usos de la palabra "último". "Último", con mayúscula y por sí mismo, hace referencia a Dios Último. "Último" en minúscula se refiere al nivel de valores de esa segunda planta. Como la palabra "Supremo" en mayúscula o en minúscula haría referencia de manera similar a la Deidad o a un nivel de cualidad de la primera planta del nivel finito. A grandes rasgos, lo finito es al Supremo lo que lo absonito es para el Último. En la página 3 hablan sobre los niveles de divinidad. Hablan sobre la perfección absoluta, la perfección relativa y la imperfección. Pues bien, no se pongan muy nerviosos pero pienso que a grandes rasgos, muy a grandes rasgos, el nivel absoluto es relativamente perfecto. Pues bien, no pienso que nos lo den como ejemplo. Se acercaría más a encajar este patrón que cualquier otro presentado aquí. De nuevo, cuando hablan de Havona, Havona no es absoluta. Havona no es no absoluta. Havona no es realmente finita. No es no-finita. Los documentos dicen que Havona está más cerca de lo absonito que cualquier otro concepto que nos hayan revelado.

Público: Es una pista.

Sí. No es realmente absonita. Pero una vez más, los univitatia existen en un nivel intermedio entre materia y espíritu, pero no son morontiales.

Público: Bill, ¿se podría decir que el hombre es finito, Dios es infinito y los Controladores del Poder y los Centros del Poder son absonitos?

No. Los Directores del Poder Universal son finitos, pero los Organizadores de la Fuerza son trascendentales, seres absonitos.

Público: Los Organizadores de la Fuerza. ¿Entonces el hombre es finito, Dios es infinito y los Organizadores de la Fuerza son absonitos?

Y los Arquitectos del Universo Maestro son absonitos.

Público: OK.

Pero un ejemplo mejor sería decir que un nativo de Havona es finito. Aquí estamos tratando con un ser perfecto. El hombre no es sólo finito, es un finito bastante burdo. Es un finito imperfecto.

Público: Bueno, no entiendo por qué los nativos de Havona se clasifican como finitos, como el hombre mortal; ¿cómo pueden ser finitos?

Son finitos en el sentido perfecto de la palabra.

Público: (Ininteligible).

Bien, ¿por qué no debería haber seres finitos en Havona? Las criaturas patrón para los seres humanos se encuentran en los circuitos exteriores de Havona. Algo de todo lo que va a aparecer en el universo maestro.

Público: Pero los nativos de Havona fueron creados.

Sí, cierto. Son finitos, pero son seres finitos perfectos.

Público: ¿Bill?

Sí.

Público: Hay finitos en el Paraíso.

Público: ¿Quiénes?

Público: Los finalitarios son realmente finitos - han tenido un comienzo y son conscientes del tiempo y del espacio–.

Oh, sí. No conozco el estatus de ciudadano del Paraíso. El libro no nos dice nada.

Público: Pero un finalitario reside en el Paraíso como finito.

Oh, claro. Pienso en supernafines primarios como seres finitos, y han nacido en el Paraíso. Son ángeles. Ángeles paradisíacos.

Público: ¡Pero son perfectos!

Por supuesto. Miren, volvamos al concepto de máximos. Cito el libro: "Este universo en el momento presente contiene máximos finitos primarios." Vamos a analizar esto. La palabra "primario" sugiere que hay algo que no es primario, llamado secundario, que es distinto. Estos seres son finitos. Estos seres también son máximos. En términos de nivel finito, no pueden crecer mucho. Ya lo han hecho. Son seres hechos y derechos. Están en el techo de lo finito. ¿Están de acuerdo? Tomemos un finalitario y olvidémonos de la séptima etapa de espíritu. Digamos que la sexta etapa es su límite - y lo es, por cierto, en la edad actual del universo. Es un máximo finito. Ha ido tan lejos como podía en su estatus. No es un máximo finito primario. Es un máximo finito secundario, tal como el libro lo describe. Se ha convertido en el igual, en alguien con el mismo rango que un nativo de Havona, no por su origen sino por su logro.

Cuando queremos comparar a humanos y havoneros, debemos comparar no a los humanos con los havoneros, debemos comparar a los finalitarios con los havoneros. Así estamos comparando dos máximos.

Público: ¿Cuándo comenzamos lo absonito?

No hasta que llegue la siguiente edad del universo.

De vez en cuando, me entra un escalofrío al pensar en todo esto. A cada compañía de mil finalitarios se le adscriben mil mensajeros de gravedad, y no se sienten frustrados por las enormes distancias porque se mueven de manera instantánea. Así que, podamos hacerlo o no, tenemos asistentes que pueden.

El crecimiento del Supremo se realiza mediante una técnica de evolución experiencial. El crecimiento del Último se realiza mediante una técnica de existenciación experiencial. El crecimiento de Dios absoluto se realiza mediante una técnica de existenciales experienciales. La palabra "experiencial" se aplica en los tres niveles pero, a medida que vamos del primer al segundo nivel, substituimos la existenciación, y luego vamos a los existenciales experienciales del tercer nivel.

Público: De nuevo, los números imaginarios - la raíz cuadrada de menos uno.

Sí.

Público: Será un misterio hasta que lleguemos allí.

No hemos tenido palabras suficientes en bantú. Estoy seguro de que nuestros conceptos van a volverse muy inestables a medida que abandonamos el nivel finito. Estamos jugando con algunas cosas terriblemente grandes.

Salimos fuera hacia el final del espacio y más allá. Y esto (ininteligible) de espacio nos atrapa. Esta mañana. Se necesita mucho coraje para conjeturar de esta manera. Y sabemos que estamos deformando mucho el concepto. Estamos haciendo conjeturas. Pero hagámoslas. Los autores de estos documentos hacen conjeturas. Dicen: "No lo sabemos, pero pensamos." ¿Julia?

Público: Bill, ¿podría por favor explicar la existenciación?

Sí, es muy sencillo. Es algo superfinito. Dios Padre funciona de tres maneras más abajo de la tercera planta. Es su función subinfinita, subabsoluta. Funciona en un sentido grande y prepersonal. Y cuando funciona de esa manera para producir algo, fragmenta, y lo que obtenemos es un Ajustador. También funciona personalmente.

Y cuando funciona personalmente, crea, y cuando colabora en la producción de un Hijo Creador. También funciona superpersonalmente. Y cuando funciona personalmente, existencia -algo-. La existenciación no implica creación, en el mismo sentido que la fragmentación no es un acto de creación. Cuando fragmenta, pienso en Dios Padre como en un gran periódico. Arranca un trozo de este periódico. Eso es un Ajustador del Pensamiento. O algún otro fragmento del Padre, como un Mensajero de Gravedad.

Cuando crea es lo que mejor podemos comprender. En cuanto a lo que hace cuando existencia, no lo puedo visualizar, excepto en que puedo percibir la diferencia entre fragmentación y creación. Así que puedo establecer un tercer miembro de la serie y decir que la existenciación es tan diferente de la creación como la creación lo es de la fragmentación. Ahora tengo como un nuevo sentimiento. Los Arquitectos del Universo Maestro nunca fueron creados ni son creadores. Se habla de ellos como no creadores no creados. Son existenciadores. Y lo que los autores de los documentos han hecho - y afirman - lo han dicho de manera sencilla: "para evitar introducir un término arbitrario, hemos tomado un término inglés y le hemos añadido significados especiales." También podrían haber dicho "Dios los glopeó."

Entonces tendríamos que haber averiguado lo que significaba el término "glopeó". A medida que nos acercamos el techo de la primera planta, estamos subiendo al lugar donde el tiempo se junta con el tiempo trascendido. En solo una referencia, llaman al Ser Supremo la eminencia de lo incompleto proyectado. Pienso que ese término se puso ahí para estimular nuestro pensamiento. Y he aquí lo que significa para mí: algo que tiene eminencia es lo opuesto a algo que tiene trascendencia. Es una presencia más que un estar por encima. ¿Me siguen? Es el Dios que está en el universo. Emerson presentó lo trascendental como contraste con lo eminencial – si es que se puede decir así. Lo incompleto proyectado.

El Ser Supremo está incompleto. Algún día disfrutará de la eminencia en el gran universo. Pienso que él puede proyectar eminencia de ciertas formas. Y digamos que hará brillar una lámina en el techo de la primera planta, donde el tiempo se une con el tiempo trascendido. Y esa unión puede tener propiedades reflectivas, como un techo literal. Y a continuación puede reflejar de vuelta al nivel de la primera planta una parte de la imagen de lo que va a ser en el futuro. Estamos haciendo una parodia con nuestro concepto de secuencia, y es peligroso. En cualquier caso, él no está aquí. Y si no está aquí, ¿cómo diablos se explican la presencia de los Supervisores Incalificados del Supremo, que le representan en los universos asentados en luz y vida? Él no debería poder hacer esto hasta que sea un ser completo.

"Tres personas infinitas parecen ser el número mínimo de seres que se necesitan para activar el potencial prepersonal y existencial de la Deidad total — del Absoluto de la Deidad." "Conocemos al Padre Universal, al Hijo Eterno y al Espíritu Infinito como personas, pero no conozco personalmente al Absoluto de la Deidad. Amo y adoro a Dios Padre; respeto y honro al Absoluto de la Deidad." Una bonita distinción. "Una vez residí en un universo donde cierto grupo de seres enseñaba que, en la eternidad, los finalitarios se convertirían finalmente en los hijos del Absoluto de la Deidad. Pero no estoy dispuesto a aceptar esta solución al misterio que envuelve al futuro de los finalitarios."

"El Cuerpo de la Finalidad engloba, entre otros, a aquellos mortales del tiempo y del espacio que han alcanzado la perfección en todo lo que se refiere a la voluntad de Dios. Como criaturas, y dentro de los límites de la capacidad de las criaturas, conocen plena y verdaderamente a Dios. Al haber encontrado así a Dios como Padre de todas las criaturas, estos finalitarios deberán empezar algún día la búsqueda del Padre superfinito. Pero esta búsqueda implica que hay que captar la naturaleza absonita de los atributos y del carácter últimos del Padre Paradisiaco. La eternidad revelará si esta consecución es posible, pero estamos convencidos de que, incluso si los finalitarios logran captar este estado último de la divinidad, probablemente serán incapaces de alcanzar los niveles superúltimos de la Deidad absoluta."

Esa es la tercera planta del cuartel de bomberos. Y luego evita comprometerse: "Es posible que los finalitarios alcancen parcialmente al Absoluto de la Deidad. . ." penetración subinfinita. ". . .pero incluso si lo consiguen, el problema del Absoluto Universal continuará todavía, en la eternidad de las eternidades, intrigando, desorientando, desconcertando y desafiando a los finalitarios que asciendan y progresen, porque percibimos que las relaciones cósmicas insondables del Absoluto Universal tenderán a crecer en la proporción en que los universos materiales y su administración espiritual continúen expandiéndose."

Él está creciendo más rápido de lo que lo hacen los finalitarios. Eso es lo que significa la penetración subinfinita, creo.

Público: ¿Quiere decir que el universo está creciendo más rápido?

Sí. Nunca lo conseguiremos. Nunca llegaremos allí.

Público: Él tiene una lancha a motor y nosotros una barca de remos.

Cierto. Pienso que lograremos el Absoluto de la Deidad como Dios Absoluto, en cierto sentido. Pero no creo que lleguemos a comprender alguna vez al Absoluto de la Deidad como un día comprenderemos al Ser Supremo. Y en un día inconmensurablemente lejano, comprenderemos la ultimidad de la Deidad.

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos