Apéndice XVIII. La naturaleza de Dios Último

   
   Palabras de Jesús en rojo: Activar | Desactivar    Números de párrafo: Activar | Desactivar
Versión para imprimirVersión para imprimirEnviar por correo electrónicoEnviar por correo electrónico

APÉNDICE XVIII

LA NATURALEZA DE DIOS ÚLTIMO

Emergencia del Último

La naturaleza de la deidad última

Atributos de dios último

La relación del último con las deidades del paraíso

La relación del último con el universo maestro

Relaciones con los trascendentales y otros

La ultimidad de la deidad

Dios Último es la segunda Deidad experiencial. En la historia del crecimiento y desarrollo de las creaciones pos-Havona, su emergencia se interpone entre la aparición evolutiva de Dios Supremo y la aparición posterior de Dios Absoluto. El Supremo emerge "…en el primer nivel de las criaturas donde se revela, en el tiempo y el espacio, la Deidad unificadora". Dios Absoluto aparece en "…el tercer nivel de expresión y de expansión de la Deidad unificadora" (4.10-12) 0:2.16-18

La emergencia del Supremo está asociada con la evolución completa de los dominios espaciotemporales del gran universo  0:7.8 106:2.1 La emergencia subsiguiente del Último está asociada con el desarrollo completo de los dominios mucho mayores del espacio y del tiempo trascendido del universo maestro  0:9.1 106:2.2 La emergencia aún más tardía (y quizá incompleta) de Dios Absoluto parece estar relacionada con dominios que deben estar más allá de los límites del gigantesco universo maestro, dominios que quizá no tengan límites en la eternidad: un posible cosmos infinito (1168.0-2) 106:6.1-3;  Apéndice XXI)

Estas tres proyecciones de crecimiento parecen implicar magnitudes de tres órdenes completamente diferentes. Si el ámbito espacial y el lapso temporal implicado en la emergencia de Dios Supremo nos diera el valor simbólico de "uno", entonces parece probable que un símbolo comparable de magnitud para la emergencia de Dios Último fuera del orden de "cien millones" (Apéndice XVII, sección 4) El símbolo que asociaríamos con la emergencia completa de Dios Absoluto sería el "infinito" (Apéndice XIX, sección 5)

1. EMERGENCIA DEL ÚLTIMO

No sabemos exactamente cuando comenzó a emerger el Último, pero sí sabemos que no es una deidad eterna en el pasado. Es un ser eterno en el futuro, pero tuvo un comienzo en el tiempo  0:7.5 Como el Supremo, el Último es una deidad derivada; fue existenciada por la Trinidad del Paraíso  0:12.3

El Ser Supremo parece estar emergiendo a través de tres etapas de crecimiento: la emergencia inicial en Havona, como una persona espiritual 56:6.2, la era actual de la unificación del poder y la personalidad  0:8.10 y la etapa futura de evolución terminada  (1292.8-10) 117:7.14-16 La emergencia del Último parece ser un proceso más complejo, que implica un número mayor de etapas sucesivas de crecimiento. Creemos que la historia de la emergencia del Último se presenta de manera lógica en siete etapas:

(1) Emergencia inicial – Antes de la organización de los superuniversos
(2) Estatus pre-Supremo – Antes de la evolución completa del Supremo
(3) Estatus pos-Supremo – Después de la formación de la Trinidad Última
(4) Soberanía primaria – Después de la terminación del Primer Nivel de Espacio
(5) Soberanía secundaria – Después de la terminación del Segundo Nivel de Espacio
(5) Soberanía secundaria – Después de la terminación del Tercer Nivel de Espacio
(7) Emergencia completa – Tras la terminación del universo maestro

La proposición de que hay siete etapas de crecimiento último no es ilógica. El Supremo emerge durante la Segunda Era del Universo y después de la terminación de la evolución de un único nivel espacial; el crecimiento del Último tiene lugar a lo largo de cinco eras universales y está relacionado con el desarrollo de cinco niveles espaciales: el nivel de los superuniversos y los cuatro niveles del espacio exterior. En esta relación, podemos apoyar la sensatez de un concepto en siete niveles citando el hecho de que la soberanía de un Hijo Creador se desarrolla a través de siete etapas de crecimiento  21:3.4-11; p.238:1-5), y los Espíritus Creativos pasan por siete etapas de personalización en aumento  17:6.3; Apéndice VIII, 6-A. La personalización de una focalización)

Examinemos estas siete etapas posibles en la emergencia del Último, desde la etapa de la emergencia inicial hasta la etapa final de unificación completa del poder y la personalidad.

La emergencia inicial del Último. Se nos informa de que Dios Último apareció en Havona, como persona espiritual, antes de la organización de los superuniversos  56:6.2 Deducimos que Dios Último o bien apareció al mismo tiempo, o bien emergió en algún momento anterior a la aparición del Supremo; sin embargo, el Último es una deidad trascendental y se nos enseña que los trascendentales preceden a lo finito en la secuencia histórica  105:7.1

Sabemos que el Último está presente (ahora) en Havona  14:6.29 y que esta presencia es absonita y superpersonal  (1166.)106:4.3 En términos de la emergencia final y completa del Último como un ser en el que se "desarrolla el poder experiencial", esta presencia es "prepersonal"  10:5.5 La presencia del Último se origina en la Trinidad del Paraíso  0:12.3

Aventuramos la opinión de que, antes de la organización de los superuniversos, tanto el Supremo como el Último fueron pasivos respecto a la unificación del poder y la personalidad (en Havona) En ese momento no había oportunidad de actuar en ningún universo externo de poder y personalidad  0:12.4, pues no existían esas creaciones pos-Havona. Pero esto no quiere decir que estuvieran inactivos en Havona. Sabemos que los Espíritus de los Circuitos aparecieron como reacción "…al propósito emergente del Ser Supremo…", aunque no "empezaron a ejercer su actividad" hasta mucho después  26:2.6 Se nos informa de que hay actividades y realidades en Havona (no reveladas) que pertenecen al nivel absonito y último (156.10-11) 14:4.5-6 No es irrazonable suponer que, durante este "tiempo tranquilo" antes del principio de los superuniversos, dichas actividades y realidades absonitas y últimas de Havona podrían haber estado afectadas o modificadas de manera similar por el "propósito emergente" de Dios Último. La presencia del Supremo en Havona ha modificado al universo central; es probable que la presencia similar del Último haya tenido un efecto similar, pero en el nivel superfinito.

El estatus pre-Supremo del Último. Este es el estatus del Último en el momento presente, durante las épocas evolutivas de la Segunda Era del Universo y la emergencia incompleta del Ser Supremo. En el momento presente, el Último no ha surgido completamente a la existencia; es una realidad en evolución, una realidad que se actualiza (11.10-11) 0:7.5-6 No obstante, sabemos que está actuando ahora en los universos de hoy, pues parte de la imprevisibilidad de las energías emergentes (físicas, mentales y espirituales) se atribuye a sus actividades actuales  12:6.6, y todo esto nos da una pausa considerable para el estudio atento de la parte de los Asesores Técnicos  25:4.19 De alguna manera, el Último presagia su supercontrol (futuro) de los universos durante las etapas avanzadas de luz y vida en un universo local 56:7.5 Y cuando los mortales ascendentes entran en el Cuerpo de la Finalidad, se vuelven personalmente conscientes del "desafío de Dios Último"  27:7.10

Estas actividades del Último tienen lugar antes de la emergencia del Supremo y de la formación objetiva de la Trinidad Última  117:7.4

Sabemos algo sobre el mecanismo de la unificación del poder y la personalidad, que funciona en conexión con la evolución del Supremo; sobre cómo el poder todopoderoso, originado a partir de los éxitos de los Creadores Supremos  0:8.10, se une con la persona espiritual del Supremo  0:7.7 mediante la acción de la Mente Suprema, en el mundo piloto del circuito exterior de Havona  56:6.2 Pero no sabemos nada sobre el mecanismo análogo que debe existir en relación con la unificación del poder y la personalidad del Último emergente (Vean, no obstante, el Apéndice XXII, secciones 7-9)

El estatus pos-Supremo del Último. Comprendemos que la emergencia evolutiva del Supremo debe preceder a la emergencia trascendental del Último. Sabemos que el crecimiento del Supremo está asociado con el crecimiento del superuniverso y, en algún momento del futuro, se perfeccionarán y el Supremo emergerá finalmente  55:12.5 Entonces se convertirá en el gobernante experiencial de esas supercreaciones y ejercerá dicha soberanía bajo el supercontrol del Último  118:2.4

Esta emergencia del Ser Supremo hizo posible algo más: la formación objetiva de la primera Trinidad experiencial, de la que es miembro  0:12.6 El crecimiento y la emergencia del Último dependen en parte de la formación y unificación final de esta trinidad. Esta es la trinidad que algún día complementará las actividades actuales de los Arquitectos del Universo Maestro en la coordinación de los asuntos de toda la creación maestra  106:3.2

Creemos que el Último emergerá en esta etapa de crecimiento en el momento de la inauguración del primer nivel del espacio exterior, y que este seguirá siendo su estatus durante la Tercera Era del Universo (el periodo de crecimiento del Primer Nivel de Espacio) Deberíamos recordar que este nivel espacial parece mucho más grande que el de los superuniversos, que la travesía de esta etapa de crecimiento del Último podría llevar muchísimo más tiempo que toda la Segunda Era del Universo (el lapso de tiempo requerido para la evolución completa y la emergencia final del Ser Supremo, y para el establecimiento de los siete superuniversos en luz y vida) (Apéndice XVII, sección 4)

La soberanía primaria del Último. Parece razonable creer que el Último pasará por ciertas etapas principales de emergencia a medida que los niveles del espacio exterior completen su crecimiento, uno a uno. Puesto que hay cuatro niveles del espacio exterior, parece probable que el Último pase por cuatro etapas de soberanía en aumento. Los Documentos no dicen nada sobre esto, pero la lógica de estos cuatro pasos es muy atrayente.

Sugerimos que el Último alcanzará un estatus que hemos elegido llamar "soberanía primaria" cuando el primer nivel del espacio exterior haya terminado su crecimiento. En ese momento, la soberanía del Último será un hecho cumplido en este nivel del espacio, pero dicha soberanía todavía sería un potencial no logrado respecto a los tres niveles restantes del espacio exterior. Esta situación no tiene paralelismos en la evolución del Supremo. Esa Deidad finita emergerá presumiblemente cuando los superuniversos estén establecidos en luz y vida; este es un ciclo de crecimiento que implica solo un nivel espacial. En las eras pos-supremas de desarrollo del espacio exterior, el Último parece pasar por un ciclo de crecimiento en cuatro etapas que implican a cuatro niveles espaciales.

¿Emergerá el Último de alguna manera cualificada o limitada, en y hacia el Primer Nivel de Espacio, cuando este dominio haya terminado su crecimiento? ¿Y antes de que haya alcanzado la soberanía en el siguiente nivel del espacio exterior? No lo sabemos, pero es una posibilidad interesante.

La soberanía secundaria del Último. Este es el estatus de crecimiento conjeturado del Último después de la terminación del segundo nivel del espacio exterior. Si nuestro razonamiento es correcto, entonces este estatus debería continuar a lo largo de las largas eras de desarrollo del tercer nivel del espacio exterior.

Parece probable que cada etapa de la emergencia del Último presencie la personalización en aumento (¿superpersonalización?) de esta Deidad trascendental. Sabemos que las deidades experienciales están pasando por sus etapas prepersonales de desarrollo del poder experiencial (soberanía)  10:5.5, y también sabemos que es posible para ellas aumentar en "prerrogativas de personalidad"  17:2.2 sin conseguir la personalización completa.

(Relacionado con esto, vean el Apéndice VIII, 6-A. La personalización de una focalización, especialmente la discusión sobre "Creadores cuya personalización depende de la creación relacionada". El Supremo y el Último parecen depender de la terminación de sus dominios respectivos para la realización total de la personalidad [el gran universo en relación con el Supremo, y el universo maestro en relación con el Último] Esto es análogo [pero no homólogo] a la aparición en la eternidad del Espíritu Infinito y la aparición en la eternidad del universo central de perfección. También parece ser análogo a la evolución de un Espíritu Creativo, que parece volverse cada vez más personal a medida que se desarrolla su universo local)

La soberanía terciaria del Último. Este es el estatus de crecimiento que al parecer logrará el Último tras la terminación del tercer nivel del espacio exterior. Debería continuar durante el largo tiempo de la expansión creativa, en la enormidad del cuarto nivel del espacio exterior: el nivel espacial final.

Deberíamos recordar de nuevo que estas últimas etapas postuladas en la emergencia del Último serán lapsos de tiempo de duración muy larga. Son, respectivamente, la Tercera, Cuarta, Quinta y Sexta Eras del Universo. En el Apéndice XVI, observamos que las eras del universo de estos niveles del espacio exterior probablemente iban a ser muchísimo más extensas en duración que la era actual de los siete superuniversos. También dedujimos que las duraciones de las eras de los niveles del espacio exterior probablemente serían progresivamente más largas. Parece que la emergencia del Último va a requerir una cantidad de tiempo (técnicamente) finita, pero aún así tan larga como para no tener virtualmente ningún significado para nosotros.

Si el Último pasa por varias etapas de crecimiento progresivo en el espacio exterior, entonces es muy posible que la primera Trinidad experiencial pase por etapas de unificación análogas. Esta trinidad está destinada a ocasionar la coordinación experiencial del universo maestro 106:4.2 y, cuando esto pase, esta trinidad habrá logrado la unificación completa 0:12.8En parte como consecuencia de dicha unificación trinitaria terminada  0:12.6, Dios Último emergerá, se personalizará en poder final y completamente  106:4.2 Este suceso no tendrá lugar antes de que termine el crecimiento del Cuarto Nivel de Espacio (el nivel espacial más exterior del universo maestro. Esta es la terminación del crecimiento de todo el universo maestro) (Ibíd.)

La emergencia completa del Último. Se nos informa de que las funciones de la trinidad abarcan las realidades de la deidad, y que estas siempre tienden a personalizarse (16.) 0:12.4 También se nos informa de que la primera Trinidad experiencial se unificará finalmente en su terminación  0:12.8 Esta unificación requerirá el desarrollo completo de todo el universo maestro, y esta meta puede alcanzarse porque es subinfinita; tiene un límite cuantitativo  11:7.4 12:1.16) El logro de esta meta dual (el universo completo y la trinidad unificada) señala la emergencia (la actualización) de Dios Último como deidad experiencial completa (1166.3-5) 106:3.5-7

La emergencia de la segunda Trinidad experiencial no se debe únicamente a los logros de la primera Trinidad experiencial. La emergencia del Último también se muestra en los éxitos de los Creadores pos-Havona, como los miembros pos-Havona de Dios Séptuple, cuya actividad "…probablemente se ampliará cuando comience la evolución futura de las creaciones del espacio exterior"  0:10.12 Y finalmente la emergencia del Último se debe al éxito de sus propios esfuerzos, a su "…propia labor experiencial en los universos de poder y de personalidad…" 0:12.3

La emergencia objetiva del Último significará que los valores trascendentales han sido coordinados en los niveles creativos finales. En otras palabras: el Último emergido reunirá ciertas realidades que se describen en los Documentos como sigue  0:2.18

(a) Valores superpersonales-absonitos,

(b) Valores del espacio-tiempo trascendido, y

(c) Valores experienciales existenciados.

La síntesis experiencial de estas realidades diversas se describe como síntesis del poder y la personalidad  0:9.3, y deberíamos recordar que la palabra "poder" se emplea para designar la soberanía, así como la energía organizada  0:6.2

Para trazar un paralelismo a partir de ciertas afirmaciones que se hacen sobre la emergencia del Supremo y aplicarlas a la emergencia del Último: Deducimos que, en ese futuro muy lejano, Dios Último será el soberano real del universo maestro, que será (superpersonalmente) contactable en alguna parte, y que mantendrá una relación con los ciudadanos del universo maestro análoga a la que ahora existe "…entre los nativos de Havona y la Trinidad del Paraíso" (1292.8-10) 117:7.14-16 Y deduciremos además que la emergencia completa del Último enfrentará cara a cara a los ciudadanos del universo maestro con el desafío de Dios Último  117:7.15 118:2.5

2. LA NATURALEZA DE LA DEIDAD ÚLTIMA

Las naturalezas de las tres deidades experienciales tienen la experiencia en común, pero por lo demás son distintas (1294.5, 7-8) 118:0.5, 7-8 En su naturaleza:

(a) Dios Supremo es evolutivo-experiencial.

(b) Dios Último es trascendental-experiencial.

(c) Dios Absoluto es existencial-experiencial.

Como el Supremo, el Último es totalmente experiencial  0:7.5 El Último es incluso un tanto único en este sentido: está vinculado en ambos lados por trinidades experienciales. Las otras dos deidades experienciales no están situadas así. No hay una trinidad experiencial que pueda unirse para dar emergencia al Supremo; su evolución depende de la colaboración entre los Creadores Supremos y la Deidad trina del Paraíso  0:8.9 Y, con Dios Absoluto, nos encontramos con un ser que es existencial así como experiencial  0:7.5 El Último se describe como una "Deidad que se proyecta a sí misma"  0:1.10 ¿Esto es porque su emergencia está implicada en la unificación de la primera Trinidad experiencial y su destino inmediato está en la segunda? (16.3-4) 0:12.6-7

Hay dos niveles subabsolutos en el universo maestro en los que puede tener lugar la focalización de la personalización del poder  0:12.1; el Supremo personalizará el poder en el primero de estos niveles 0:2.16, y el Último emergerá en el segundo  0:9.1, pero el Último es mucho más que una amplificación del Supremo  106:8.15 El Último terminado hará reales los valores absonitos del Paraíso; esto se conseguirá mediante la síntesis del poder y la personalidad, y la Deidad trascendental conseguirá esta síntesis en los niveles transcendentales, niveles que tienen una relación con el espacio y el tiempo pero que están por encima de ellos  0:9.1

Cuando Dios Último ha emergido finalmente, después de la terminación de toda la síntesis del poder y la personalidad implicada en su crecimiento, se define como  106:8.15:

(1) La Deidad que es el resultado de la unificación final de la primera Trinidad experiencial.

(2) La Deidad que personaliza totalmente toda la divinidad absonita y trascendental.

(3) La Deidad que abarca todas las fases de la realidad última que es

(a) experimentable personalmente,

(b) que dirige el control,

(c) que unifica mediante tensiones,

(d) otros muchos aspectos no revelados.

Esta definición del Último terminado o finalmente emergido soportará un análisis cuidadoso. Ya hemos considerado al Último como la consecuencia de deidad de la unificación de la primera Trinidad experiencial  0:9.1 Y ya hemos señalado que el Último personaliza los valores absonitos del Paraíso (Ibíd.) Ahora bien, deberíamos analizar cuidadosamente las cuatro fases (más arriba) de la realidad última que son experimentables personalmente, que dirigen el control, que unifican mediante tensiones y que no se han revelado.

(a) Fases del Último experimentables personalmente. Esto debe referirse, al menos en parte, a la personalidad del Último. Esta personalidad (o superpersonalidad) será contactable algún día por otras personalidades (y superpersonalidades)  0:5.4

(b) Fases del Último que dirigen el control. Probablemente representan una relación dentro del Último que es análoga a la relación del Todopoderoso con el Supremo. Afortunadamente, se nos da un nombre para este componente funcional del Último: se designa como el "Omnipotente"  118:2.4

(c) Fases del Último que unifican mediante tensiones. Probablemente esto se refiera a alguna actividad de la Mente Última que podría servir para unificar al Omnipotente con Dios Último, como la Mente Suprema (en los niveles finitos) unifica al Todopoderoso con Dios Supremo  106:2.3 Posiblemente podría referirse a alguna actividad del Último que tendría que ver con la igualación y compensación de ciertas tensiones de la realidad configuradas por la coexistencia de lo finito y lo absoluto. Si es así, entonces esto podría ser un corolario subabsoluto de ciertas actividades análogas del Absoluto Universal  0:11.13 (133.7, 13) 12:4.5, 11

(d) Los aspectos no revelados del Último sugieren que la naturaleza del Último es mucho más compleja que la naturaleza del Supremo  106:8.15

Del análisis precedente de los factores comprendidos en la unificación del poder y la personalidad del Último, deducimos que la personalidad (o superpersonalidad) del Último es inseparable de las fases no personales de su naturaleza de deidad  106:5.2

Hasta ahora, hemos considerado la naturaleza del Último en términos bastante generales. Consideremos ahora ciertas cualidades específicas de su naturaleza trascendental.

El Omnipotente. La fase de control de energía del Último se denomina el Omnipotente  118:2.4, que debe ser una versión trascendente del Todopoderoso. Lo que el Todopoderoso es para el Supremo, el Omnipotente debe serlo para el Último, y más. El Omnipotente debe ser un ser de poder cósmico muy grande. La energía emergente (energía potente y energía gravitatoria) es un nivel de energía-fuerza que refleja la "acción inteligente del Último"  42:2.13 En esos niveles de manifestación de la energía-fuerza, las actividades del Omnipotente se encuentran con las actividades físicas de los Espíritus Maestros, pues estos Espíritus elevados funcionan también en los mismos niveles energéticos  16:4.12 Existe un paralelismo similar de actividades en el nivel del poder universal, donde el supercontrol del Supremo  42:2.14 se encuentra con la presencia de la influencia de los Espíritus Maestros  16:4.11

También deberíamos considerar a los Controladores Séptuples, cuyas actividades constituyen el nivel del control físico en Dios Séptuple  (1273.5-13) 116:5.1-9, y cuyo logro final al desarrollar el equilibrio final de los siete superuniversos igualará la evolución terminada del control físico por parte del Todopoderoso  116:5.12 Hemos aventurado la idea de que los Controladores Séptuples podrían expandir su actividad cuando entren en relación con el Omnipotente-Último en las creaciones del espacio exterior (Vean el Apéndice XII, 4. ¿Se convertirá el Séptuple en Décuple en el espacio exterior?)

La Mente Última. "La mente infinita ignora el tiempo, la mente última trasciende el tiempo, la mente cósmica está condicionada por el tiempo. Y lo mismo sucede con el espacio…"  9:4.4 La mente última debe estar relacionada con ese aspecto de la ultimidad que "unifica mediante tensiones" y que ya hemos considerado. Se nos habla menos sobre la mente del Último que sobre cualquier otro aspecto de esta Deidad trascendental, pero se nos informa de que la "perspicacia de la absonidad" es una cualidad de la mente que está asociada con la trascendencia de la conciencia finita  117.3.3

Puesto que sabemos tan poco sobre la Mente Última, examinemos parte de los datos que tenemos respecto a otros niveles de la mente. Sabemos que la mente cósmica es una "manifestación subabsoluta" de la mente absoluta del Espíritu Infinito; los Siete Espíritus Maestros son su fuente  16:6.1, y apareció cuando esos Espíritus elevados crearon a los Siete Directores Supremos de Poder  116:5.10 También se nos dice que el poder del Todopoderoso está unido a la persona espiritual de Dios Supremo por virtud de la Mente Suprema que fue otorgada por el Espíritu Infinito 115:4.7 en el mismo momento del comienzo del proceso de la unificación del poder y la personalidad  56:6.2 Sabemos además que el potencial de la Mente Suprema "descansa en los Siete Espíritus Maestros"  116:1.3, que Majeston sirve como punto de convergencia para "…la mente que se está volviendo real del Supremo como experiencia espaciotemporal…"  0:2.14, y que el Último está implicado en el origen de Majeston  106:8.20 Por último, se nos informa de que el Espíritu Infinito donó (a alguien o a algo) la Mente Supremo-Última  23:4.2 en una época a la que se refieren cómo "casi la eternidad"  23:1.1, y que esta designación se refiere al tiempo de transición entre la Primera y la Segunda Era del Universo (entre la era de Havona y la era actual del universo) (Apéndice IV, 5-A )

Por consiguiente, podríamos deducir que la mente del Último probablemente fue donada por el Espíritu Infinito en el momento del comienzo de la unificación del poder y la personalidad del Omnipotente con la superpersona de Dios Último. Los Siete Espíritus Maestros podrían ser los depósitos actuales del potencial de la Mente Última, y Majeston probablemente sirve como punto de convergencia para la mente del Último que se está volviendo real como experiencia de espacio y tiempo trascendido.

Espíritu trascendental. Se nos informa que el espíritu en evolución emerge desde el Absoluto de la Deidad y pasa por la atracción (ahora) incompleta del Supremo y el Último antes de encontrar su destino final en la atracción absoluta de la gravedad espiritual del Hijo Eterno 7:1.11Por consiguiente, deducimos que el Último está relacionado con la creación y evolución de los seres espirituales y, además, debe tener también una naturaleza espiritual. Los Portadores de Vida Melquisedek se han referido a la futura donación del "espíritu trascendental y eterno de la absonidad" por el Último a su progenie midsonita  36:4.8 Parece que el Último no solo tiene naturaleza espiritual, sino también un espíritu otorgable que alguna vez podría otorgarse a ciertas criaturas en las eras por venir.

Absonita celestial. Esta es una cualidad superfinita de ser que está probablemente presente en la Deidad trascendental. No sabemos mucho sobre ella, pero se nos informa de que es una cualidad que está presente en la naturaleza de los Arquitectos del Universo Maestro  31:9.5 y, si estos Trascendentales tienen "absonitas celestiales", pensamos que es bastante probable que Dios Último las tenga. Al parecer, una "absonita celestial" es una cualidad que puede añadirse al espíritu, como el espíritu es una cualidad que puede añadirse a la mente (en el nivel finito)

Superpersonalidad. Sostenemos que Dios Último es más que una personalidad, en el sentido más estricto del término. El Último parece ser una superpersonalidad. Consideremos lo que los Documentos tienen que decir sobre los tres valores-niveles que son menos que infinitos y absolutos, y en los que actúa el Padre. Él actúa prepersonalmente en relación con los Ajustadores, personalmente con los seres creados, y superpersonalmente en sus relaciones con los seres absonitos existenciados (3.15-18) 0:1.28-31 En parte, Dios Último se describe como una síntesis de valores absonitos y superpersonales 0:2.17; pero esto no significa que el Último no sea contactable por las personalidades. Se nos informa de que lo personal, lo prepersonal y lo superpersonal están relacionados entre sí y pueden contactar entre sí  0:5.4

La probable relación futura del hombre con el Último será la de un finalitario posfinito implicado en la aventura última del espacio exterior  31:10.1 117:5.17 Una parte de esta aventura es la búsqueda de Dios Último, que comienza realmente cuando el mortal ascendente entra en el Cuerpo de la Finalidad  27:7.10 Otra parte de esta aventura es la segunda búsqueda del Padre. Si nuestra primera búsqueda del Padre es la búsqueda para conocerle hasta los límites de la experiencia finita, entonces la segunda búsqueda debe ser la de buscarle en los niveles más elevados del "aspecto último de la experiencia de las criaturas"  117:7.17 Parece probable que esta segunda búsqueda sea aquella en la que buscaremos a Dios como superpersona  0:2.5 Y, si los finalitarios son seres posfinitos durante estas eras de crecimiento en el espacio exterior, ¿siguen siendo personas? ¿O se han vuelto superpersonas? Deberíamos recordar que tres de las (siete) dimensiones de la dotación actual de personalidad del hombre están totalmente latentes en el momento presente, y están reservadas para la realización del crecimiento en el nivel absonito  112:1.9

3. ATRIBUTOS DE DIOS ÚLTIMO

De todos los atributos de Dios Último, quizá el más característico sea la trascendencia del tiempo y el espacio  0:1.10, 13 0:2.17 106:4.4; y hay muchas otras referencias) El Último es una Deidad trascendental, y la misma palabra "trascendental" implica verdaderamente algo que tiene una relación con el espacio y el tiempo pero que no está limitado en realidad por ninguno de los dos. Consideremos lo que los Documentos tienen que decir (2.11-13) 0:1.11-13 acerca de las tres relaciones con el espacio y el tiempo:

(a) La realidad finita está limitada por el espacio y el tiempo.

(b) La realidad absoluta no tiene relación ni con el espacio ni con el tiempo. No tiene "ni espacio ni tiempo".

(c) La realidad absonita está directamente relacionada tanto con el espacio como con el tiempo, pero no está limitada por ninguno de los dos.

El Último es la Deidad trascendental. Es subabsoluto, pero tiene la capacidad inherente de asociarse funcionalmente con el nivel absoluto  106:3.3 Y también se nos informa de que, entre otros atributos, el Último es omnipotente, omnisciente y omnipresente  0:1.10

La omnipotencia del Último. En algún momento del futuro, Dios Último ejercerá el supercontrol trascendental sobre la administración del Supremo Todopoderoso emergido  118:6.1 La omnipotencia es el poder de hacerlo todo, pero esto no significa que el Omnipotente haga personalmente todo lo que se hace  118:6.1 La omnipotencia tampoco significa el "poder de hacer lo que no es factible". La omnipotencia crea, y en el proceso de creación de las cosas y los seres determina también la naturaleza básica de esas mismas cosas y seres. Cuando los círculos se crean, entonces la circularidad se convierte en su naturaleza inherente, no la cualidad de ser un cuadrado  118:5.1 Deberíamos recordar que el Último trabaja en los niveles creativos finales  0:2.17; que la causalidad anterior condiciona la causalidad subsiguiente  118:4.2; y que los Creadores y Controladores Supremos trabajan con lo que los agentes trascendentales han preparado  118:4.3; Apéndice IX, sección 2)

La omnisciencia del Último. La Mente Última trasciende el tiempo  9:4.4, y dicha trascendencia del tiempo implica la presciencia; pero esa omnisciencia no implica "conocer lo incognoscible"  3:3.5 Esa presciencia última tampoco significa que el libre albedrío de la criatura finita haya sido abrogado  3:3.4 Incluso la unificación subomnisciente (suprema) de toda elección finita no abroga el libre albedrío. Simplemente revela la tendencia hacia lo positivo-bueno (frente a lo negativo-malo) de los universos evolutivos y sus habitantes. En la era actual del universo, el libre albedrío (de creadores y criaturas) puede funcionar únicamente dentro de los límites establecidos por los Arquitectos del Universo Maestro 118:6.7 La volición funciona dentro del marco que ha sido establecido por "una elección anterior y más elevada" (p.1300:4)

La omnipresencia del Último. Si la trascendencia del tiempo es básica para todo el conocimiento, entonces la trascendencia del espacio debe ser igualmente básica para la omnipresencia. El espacio no es una barrera para la deidad omnipresente  3:1.6 La presencia espacial del Último se extiende (o extenderá) hasta la periferia del universo maestro  12:6.13 Esta omnipresencia (que trasciende el espacio y el tiempo) del Último se sitúa entre la ubicuidad del Supremo (limitada por el espacio y el tiempo) y la presencia absoluta de la Deidad absoluta (sin espacio ni tiempo)  118:2.1

4. LA RELACIÓN DEL ÚLTIMO CON LAS DEIDADES DEL PARAÍSO

Del mismo modo que el Supremo es en parte una representación de la Trinidad del Paraíso en el nivel finito, también el Último representa (en un sentido cualificado) a la Trinidad original en el nivel absonito. Pero ese retrato de la Trinidad es cierto solo durante las etapas de crecimiento de esas deidades experienciales (etapas de crecimiento designadas como prepersonales, en relación con el desarrollo del poder experiencial)  10:5.5 Cuando nosotros, como criaturas finitas, queremos pensar en la Trinidad del Paraíso como en un ser personal, deberíamos intentar pensar en Dios Supremo; del mismo modo, los Trascendentales superfinitos visualizarían una personalización de la Trinidad del Paraíso como Dios Último  10:8.2

Actualmente las Deidades del Paraíso no colaboran personalmente con el Último; trabajan con él (como con el Supremo) a través de la Trinidad del Paraíso. Este tipo de relación cambiará, de alguna manera desconocida, cuando estas deidades experienciales emerjan de las eras de crecimiento experiencial, que se designan como prepersonales  10:7.3 En ese momento futuro, sospechamos que el Padre Universal, el Hijo Eterno y el Espíritu Infinito, colaborarán personalmente con Dios Supremo y con Dios Último, mientras que la Trinidad del Paraíso entrará en nuevas relaciones funcionales con las trinidades experienciales.

Respecto a su presencia en las creaciones pos-Havona, el Padre Universal ha elegido estar: (a) limitado por el Supremo en evolución, (b) condicionado por el Último en existenciación, (c) coordinado por los Absolutos  3:2.15

De manera similar, la presencia fuera de Havona del Hijo Eterno, aparte de estar personalizado en los Hijos de Dios Paradisíacos, está condicionada por el Supremo y por el Último  7:2.1

Puesto que el Espíritu Infinito impregna todo el espacio  9:0.5, parecería que no está condicionado en su presencia fuera de Havona como lo están el Padre y el Hijo. El Espíritu Infinito está distribuido en los universos exteriores a Havona por los Siete Espíritus Maestros  9:8.2 en todos los niveles subabsolutos  16:4.2 Los atributos colectivos de los Espíritus Maestros son bastante similares a los del Último, pues colectivamente son omnipotentes, omniscientes y omnipresentes  16:2.4 Y los Siete Espíritus Maestros pueden expresar las actitudes de la deidad experiencial, incluyendo al Último, en los consejos del Paraíso  16:3.17

5. LA RELACIÓN DEL ÚLTIMO CON EL UNIVERSO MAESTRO

El Último está relacionado muy directamente con la aparición del universo maestro (con todo excepto con el universo central de perfección eterna) En relación con la aparición de la creación maestra, el Último ocupa una posición intermedia entre los Absolutos y el Supremo. Se nos informa  12:6.9-11 de que la aparición del universo maestro depende (experiencialmente) de lo siguiente:

(a) En lo potencial, de los tres Absolutos

(b) En la dirección, del Último

(c) En la coordinación evolutiva, del Supremo

Dentro del universo maestro, el Último trabaja en la "organización creativa" de los tres Absolutos de potencialidad  12:6.11 Esto debe significar que, de alguna manera, está causando que estos potenciales absolutos se segreguen y emerjan para hacerlos reactivos a las acciones transformadoras subabsolutas. Si este es el caso, entonces la capacidad de todos los creadores subabsolutos de "crear" depende de la "organización creativa" previa de esos potenciales por el Último  118:4.7; Apéndice VII, 2. La maduración de los potenciales.)

El Último actúa (o actuará) como el supercontrolador y el sostenedor absonito de todo el universo maestro  0:1.10 La unificación de este dominio es una consecuencia de sus acciones, y estas acciones reflejan (actualmente) ciertas actividades absonitas de la Trinidad del Paraíso  10.8.2 Al final, el Último se personalizará en poder como el coordinador de todo el universo maestro  106:4.2

Juntos, el Supremo y el Último constituyen la asociación fundamental de deidad subabsoluta; juntos correlacionan todo el crecimiento y la creación del universo maestro  118:0.9 Hemos señalado previamente que lo pre-supremo es también precreativo (en general); que lo pos-último parece ser supercreativo. La historia de toda la creación (y de la evolución y la existenciación), toda la historia experiencial del universo maestro, es en gran medida la historia del Supremo y del Último (Apéndice VI, 1. Los siete niveles de la función de la Deidad Total)

6. RELACIONES CON LOS TRASCENDENTALES Y OTROS

El Último está relacionado directa e indirectamente con varios órdenes (conocidos) de seres que actúan en el nivel absonito de la realidad y en el escenario espacial del universo maestro en la era actual. Trataremos cinco de estos órdenes.

Los Trascendentales. Estos seres no son finitos y tampoco son infinitos, son absonitos. Al no ser ni creadores ni criaturas, se les alude cómo existenciadores  30:1.92 Dios está relacionado con estos seres como superpersona  0:2.5 ¿Son todos Trascendentales existenciados? Parece que sí. Pero podrían no ser todos personas o incluso superpersonas, pues los seres pueden ser "absonitizados" así como "personalizados"  30:1.114 Los Mensajeros de Gravedad adscritos al Cuerpo mortal de la Finalidad están personalizados; sus mensajeros-colegas, adscritos a los diferentes cuerpos finalitarios que no tienen mortales, no lo están: están absonitizados  31:2.1

Los Trascendentales exhiben lealtad a la Trinidad del Paraíso y prestan obediencia a Dios Último. No están relacionados con los asuntos de los superuniversos ni del universo central; están relacionados con el universo maestro. Están "sometidos a Dios Último"  31:8.2-4; Apéndice XV, secciones 3 y 4)

Los Arquitectos Maestros son el cuerpo gobernante de los Trascendentales  31:9.1 Por consiguiente deducimos que ellos, también, están "sometidos a Dios Último".

Los Organizadores de la Fuerza Maestros. Estos seres son los iniciadores de las nebulosas espirales y de otras, los ancestros físicos de las creaciones materiales  29:5.5 Puesto que los Organizadores de la Fuerza están bajo la jurisdicción de los Arquitectos  31:9.12 deducimos que ellos, también, están "sometidos a Dios Último".

Los Ajustadores Personalizados. Estas "extraordinarias divinidades humanas"  109:7.8 también están "sometidas a Dios Último", pues prestan servicio como "poderosos ejecutivos infinitamente sabios" de los Arquitectos Maestros  109:7.3 Ministran personalmente en el nivel absonito en los reinos trascendentales del Último (Ibíd.) Aquí ministran de una manera que se describe como extraordinaria, inhabitual e inesperada (Ibíd.)

La descripción de estos Ajustadores Personalizados y de sus servicios es bastante evocadora. Hace recordar una afirmación que se hace en relación con una discusión sobre la providencia: en cualquier momento, el Padre puede intervenir en los acontecimientos de los universos, de acuerdo con su voluntad, su sabiduría y su amor  118:10.6 ¿Es un acto así el equivalente a una intervención absonita en la corriente temporal en movimiento de los acontecimientos finitos? Si es así, ¿tienen algo que ver los Ajustadores Personalizados con dichas intervenciones? Podría ser, porque prestan servicio como "…agentes personales del ministerio completo del Padre Universal - personal, prepersonal y superpersonal"  109:7.3; Apéndice XV, 4. Actividades de los Trascendentales, especialmente la discusión sobre la intervención absonita)

Los Ajustadores Personalizados no solo ministran personalmente, repersonalmente y superpersonalmente, sino que son estas tres cualidades del ser; son los únicos seres designados como "omnipersonales"  109:7.4 Son seres eternos en el tiempo y su estatus es existencial-experiencial  109:7.2 El único sitio en los Documentos en el que se emplea esta combinación inusual de adjetivos es en la discusión del Prólogo sobre el Absoluto Universal  0:11.13 En nuestra opinión, no es una coincidencia.

Los Ajustadores Personalizados no solo prestan servicio en los dominios del Último, sino también en los reinos del Supremo-Último, e incluso en los niveles del Último-Absoluto  109:7.5 Su trabajo para el Último se extiende incluso "…en los niveles de Dios Absoluto"  109:7.3

Los Vicegerentes Calificados del Último. Parece haber solo cuatro pasajes en los Documentos que hagan referencia a estos misteriosos agentes del Último  15:10.21 30:1.106 106:4.3 117:7.4, y estos pasajes no nos dicen nada sobre el origen, la naturaleza, la función o el destino. Puesto que no tenemos información directa, quizá podamos deducir algo mediante esta analogía: estos Vicegerentes podrían estar relacionados con Dios Último, del mismo modo que los Supervisores Incalificados del Supremo están relacionados con Dios Supremo. Los Documentos sí tienen algo que decir sobre los Supervisores Incalificados del Supremo:

Los Supervisores Incalificados del Supremo ejercen su actividad más ampliamente durante la séptima etapa de luz y vida. "…no son finitos, ni absonitos, ni últimos ni infinitos; son la supremacía y sólo representan a Dios Supremo". Personalizan la supremacía del espacio-tiempo y por consiguiente no trabajan en Havona. Sólo actúan como unificadores supremos  55:12.4 Si un superuniverso fuera a establecerse en luz y vida, los Supervisores Incalificados del Supremo se convertirían en el cuerpo administrativo superior de la capital. Pueden contactar directamente con el nivel absonito. Actúan como asesores durante las épocas evolutivas, pero no prestarán servicio como administradores hasta que el Ser Supremo no sea soberano  55:12.3

Ahora, basándonos en lo que sabemos de los Supervisores Incalificados del Supremo, completaremos la analogía mediante esta conjetura: los Vicegerentes Calificados del Último son la superpersonalización de la ultimidad, y no representan a nadie salvo a Dios Último. Superpersonalizan la ultimidad del espacio-tiempo trascendido. Trabajan para dar lugar a la unificación absonita del universo maestro. Pueden tomar contacto directo con los niveles absolutos. Si todo un segmento del universo maestro ha de alcanzar los niveles de soberanía alcanzada del Último, pueden prestar servicio como superadministradores (Esto podría suceder, digamos, en el Primer Nivel de Espacio, mucho antes del logro de la soberanía del Último en los niveles espaciales más alejados) Antes del logro de la soberanía del Último, probablemente actuarían como asesores y consejeros.

Sin embargo, deberíamos tomar nota de una diferencia importante entre los dos órdenes: (a) los Supervisores del Supremo se designan como "incalificados" (deben poder actuar para el Supremo de alguna manera total o incondicional), (b) los Vicegerentes del Último se designan como "calificados"; su representación de la Deidad Última debe ser, de alguna manera, menos que total: limitada o por lo demás condicionada.

Tanto de los Supervisores Incalificados del Supremo como de los Vicegerentes Calificados del Último se dice que influyen en el gobierno de los superuniversos, aunque ninguno de los miembros de estos grupos estén plenamente activos como individuos. Pueden tomar contacto con las autoridades del superuniverso a través del ministerio de los Ayudantes Reflectantes de Imágenes 15:10.20 Los Supervisores Incalificados del Supremo parece tener una función en relación con los universos establecidos en luz y vida  117:7.3, pero no se nos informa de ninguna de las actividades actuales de los Vicegerentes Calificados del Último.

7. LA ULTIMIDAD DE LA DEIDAD

La Ultimidad de la Deidad  0:1.10 no es la función de una deidad, una entidad o incluso una trinidad. La Ultimidad de la Deidad es un nivel de realidad en el que tiene lugar la acción y la interacción de cierta fase de la Deidad Total 0:1.3 Al menos tres realidades de deidad ocupan (u ocuparán) este séptimo nivel de la acción de la Deidad Total:

(a) La Trinidad de la Ultimidad. Esta es la Trinidad del Paraíso que actúa en relación con el nivel absonito de la realidad  10:5.5 Esta actividad de la trinidad proporciona la coordinación existencial del nivel trascendental, antes de la formación de cualquier otra trinidad (de naturaleza experiencial) y de la emergencia de toda deidad experiencial. En el momento presente, se habla de ciertas acciones del Último emergente como que reflejan ciertas actividades absonitas de la Trinidad del Paraíso  10:8.2

(b) La Trinidad Última. Esta trinidad parece ser el complemento experiencial de la trinidad existencial (Paradisíaca) en el trabajo de coordinar el universo maestro  0:12.6 La emergencia de Dios Último es una consecuencia directa de la unificación de esta Trinidad, la primera Trinidad experiencial, en el escenario espacial del universo maestro  0:9.1

(c) Dios Último. Esta deidad experiencial, que emerge como consecuencia de la unificación de la primera Trinidad experiencial, completa el inventario de aquellos cuyas actividades ocupan el nivel de la Ultimidad de la Deidad. Y deberíamos recordar que el concepto del Último (emergido) como persona no se puede separar de los aspectos no personales de su naturaleza de deidad trascendental  106:5.2

Las actividades integradas de la Trinidad de Ultimidad existencial, la Trinidad Última experiencial, y la realidad emergida de Dios Último, constituyen (o constituirán) la Ultimidad de la Deidad tal como la conocemos. La interacción funcional de las tres estaría relacionada en la función de la providencia (la providencia como operaría en lo trascendental y en relación con lo último)

La providencia es una función. Es el compuesto del "supercontrol distinto al personal" de los universos que se extiende desde el Séptuple a través del Todopoderoso hasta la Ultimidad de la Deidad  118:10.4 La función de la providencia es una medida del movimiento positivo tanto de los universos como de las personalidades hacia las metas de la eternidad, primero en el Supremo y luego en el Último (1307:4) 118:10.22

Trascendencia del espacio-tiempo. El hecho de la personalización triple de la Deidad en el Paraíso, frente a la indivisibilidad y la unidad de la Deidad "…implica la trascendencia tanto del tiempo como del espacio por parte de la Ultimidad de la Deidad…"  1:7.7 Las Deidades del Paraíso no pudieron personalizarse como tres personas independientes y todavía están unidas en la trinidad como deidad indivisa (y hacen los dos actos a la vez y siguen haciéndolo así todo el tiempo), sin estar por encima del espacio y el tiempo (trascendiéndolos)

El nivel último de la función de la Deidad Total. En este nivel, la deidad se denomina autoproyectada, se mueve desde dentro de sí misma y trabaja en relación con el espacio y el tiempo pero trascendiéndolos. Como la Supremacía es el primer nivel de la expresión unificadora de la deidad experiencial, la Ultimidad es el segundo nivel. Como la Supremacía ministra (de manera finita) el gran universo, el Último ministra (de manera absonita) el universo maestro. Para el universo maestro, la Ultimidad de la Deidad proporciona el "supercontrol y supersostén universal"  0:1.9 Y Dios Último es (o será) la personalidad experiencial que emerge desde este nivel de la función de la Deidad Total: la unificación trinitaria trascendental que comprenden los seres absonitos  0:9.2

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos