Apéndice XVII. Magnitudes temporales del universo maestro

   
   Palabras de Jesús en rojo: Activar | Desactivar    Números de párrafo: Activar | Desactivar
Versión para imprimirVersión para imprimirEnviar por correo electrónicoEnviar por correo electrónico

APÉNDICE XVII

MAGNITUDES TEMPORALES DEL UNIVERSO MAESTRO

Cálculo de la edad de un nativo muy viejo de Uversa

Estimación de la edad del superuniverso de Orvonton

El lapso de tiempo de la Segunda Era del Universo

Magnitudes proporcionales de tiempo de las edades del espacio exterior

Los Documentos tienen menos que decir sobre magnitudes temporales que sobre magnitudes espaciales del universo maestro, pero se dan suficientes datos como para poder hacer algunos cálculos razonables. Podemos averiguar la edad de un viejo nativo de Uversa, luego la edad de Orvontgon y a continuación el lapso de tiempo de la Segunda Era del Universo. Después, podemos aplicar magnitudes espaciales (vean el Apéndice XVI) a las magnitudes temporales y hacer algo mejor que una suposición no calculada respecto a los intervalos de tiempo de las eras pos-supremas de los universos del espacio exterior.

1. CÁLCULO DE LA EDAD DE UN NATIVO MUY VIEJO DE UVERSA

Supongamos que comenzamos calculando la edad de un abandontario, un nativo muy viejo de Uversa  37:9.12 Podemos calcular su edad a partir de los datos siguientes:

119:0.7 Hace 400 mil millones de años, Miguel comenzó la organización del universo local de Nebadon.

(392.1-3) 35:8.1-3 Después de la creación de los Vorondadek, fueron creados los Lanonandek; se trajeron a la existencia exactamente 12 millones.

Deducción: Los Lanonandek fueron creados después de hace 400 mil millones de años, y todos se crearon a la vez. Todos tienen la misma edad.

57:3.10 Hace 200 mil millones de años, la nebulosa de Andronover entró en una de sus etapas de su evolución física. Los mundos habitados más antiguos del universo local datan de esa época.

Deducción: Los Lanonandek fueron creados antes de hace 200 mil millones de años. Prestan su servicio como soberanos de sistema y príncipes planetarios, y tendrían que haber estado activos antes de que pudiera haber mundos habitados.

54:5.13 El tiempo subjetivo es relativo. Tomemos el caso de Lucifer: tres días de su larga vida serían como 300.000 años de vida humana. Pero tres días para Lucifer serían como dos segundos y medio en términos de la vida en Uversa.

Deducción: Tres días en la vida de Lucifer son proporcionales a dos segundos y medio de la vida de un nativo muy viejo de Uversa, nuestro hipotético abandontario.

Podríamos empezar ahora nuestro cálculo de la edad de un nativo muy viejo de Uversa. Primero necesitamos determinar la ratio de dos segundos y medio a tres días. Hay 3.600 segundos en una hora y 72 horas en tres días. Treinta y seis segundos multiplicados por 72 es 259.200; este es el número de segundos que hay en tres días. Si dividimos 259.200 por dos y medio, el cociente es 103.680. La ratio de uno a 103.680 muestra la relación del lapso de vida de Lucifer respecto a nuestro abandontario.

Así pues, ¿cuál es la edad de Lucifer, o de cualquier otro Lanonandek, en realidad? Sabemos que todos los Lanonandek fueron creados al mismo tiempo y este tiempo está situado entre dos fechas conocidas: entre 400 mil y 200 mil millones de años atrás. Elegimos suponer que la edad de los Lanonandek de Nebadon es un tiempo entre esas dos fechas; suponemos que todos nuestros Lanonandek se crearon hace 300 mil millones de años.

Ahora estamos en situación de completar nuestra ratio: uno es a 103.680 como 300 mil millones es a la edad del nativo muy viejo de Uversa. Trescientos mil millones multiplicados por 103.680 dan como resultado 31.104 billones de años. Redondeemos este número al número par de 30.000 billones de años. Esta es la edad de nuestro hipotético abandontario. Es un número igual a treinta veces diez elevado a la decimoquinta potencia. La edad física de Andronover, una nebulosa componente de nuestro universo local, es un poco menos de un billón de años  57:1.3 Por consiguiente, podemos afirmar que nuestro abandontario de Uversa es unas 30.000 veces más viejo que Andronover.

2. ESTIMACIÓN DE LA EDAD DEL SUPERUNIVERSO DE ORVONTON

Del mismo modo que el universo local de Nebadon es más viejo incluso que sus nativos más viejos, como los Lanonandeks, el superuniverso de Orvonton debe ser más viejo que un abandontario de Uversa. La pregunta es: ¿Cuánto más viejo? Bien, una vez más podemos razonar con una comparación. Si tomamos la edad de Andronover como de un billón de años aproximadamente, y si Miguel llegó hace 400 mil millones de años, entonces el primer sesenta por ciento de la edad de Andronover tuvo que ver solo con el desarrollo físico.

Si situamos el comienzo de la historia de Nebadon en la llegada de Miguel, entonces podemos decir que el universo local es unos 100 mil millones de años más viejo que Lucifer, lo que significa uno y un tercio más viejo.

Hemos calculado la edad de un abandontario de Uversa como de 30.000 billones de años. Si Orvonton es uno y un tercio más viejo, entonces deberíamos añadir 10.000 billones de años a la edad del abandontario para llegar a la edad estimada de Orvonton. La suma de estas dos cantidades nos da un lapso total de tiempo de 40.000 billones de años para la edad estimada de nuestro superuniverso.

3. EL LAPSO DE TIEMPO DE LA SEGUNDA ERA DEL UNIVERSO

Si la edad de Orvonton ya es del orden de 40.000 billones de años, entonces ¿cuál es el lapso de tiempo de la Segunda Era del Universo, desde la creación de los Ancianos de los Días hasta el establecimiento de los superuniversos en luz y vida? Los Documentos nos presentan muchos datos que iluminan esta cuestión.

Porcentaje de mundos habitados respecto al total previsto. Sabemos que la vida todavía se está sembrando en los mundos del espacio y el tiempo; los superuniversos todavía están en proceso de crecimiento  15:1.3

15:2.9 El plan de los superuniversos prevé siete billones de mundos habitados.

15:14.8 El número de Urantia en el registro de mundos habitados es el 5.342.482.337.666.

Si dividimos el número de registro de Urantia por siete billones, podemos determinar qué porcentaje de mundos habitados previstos están habitados en realidad por seres humanos (hace un millón de años, cuando se registró a Urantia) Este cálculo da una cifra de cerca del 76 por ciento. En otras palabras: en términos de la evolución de la vida humana, los siete superuniversos están habitados en un 76 por ciento.

Porcentaje de universos locales en organización respecto al total previsto. Sabemos que no todos los universos locales han comenzado en los siete superuniversos; Nebadon es una de las creaciones más jóvenes  32:2.9

15:2.4 El plan creativo para los siete superuniversos prevé 700.000 universos locales.

15:2.1 Todos los universos locales previstos no han sido organizados aún.

33:1.1 El número de nuestro Hijo Creador es el 611.121.

33:5.2 El número de nuestro Unión de los Días es el 611.121.

(654.3-4) 57:3.10-11 Hace 200 mil millones de años, Nebadon fue registrado en Uversa como un universo para la habitación.

Suponemos que los Hijos Creadores y los Uniones de los Días están asignados en orden secuencial para los universos locales. Si este es el caso, entonces el universo local de Nebadon es el 611.121º que fue organizado en los siete superuniversos. Puesto que solo hay 700.000 universos locales previstos, podemos calcular el porcentaje de universos locales que han sido organizados dividiendo el número de Miguel por 700.000. Mediante este cálculo encontramos que cerca del 87 por ciento de las creaciones locales previstas habían sido organizadas en el momento en que Nebadon fue reconocida como una creación habitada (Esto fue hace 200 mil millones de años pero, a la vista de los números que ya nos hemos encontrado, ¡podríamos prescindir alegremente de un número tan pequeño como 200 mil millones!)

Variación en el porcentaje de universos locales en servicio. Hemos supuesto que los Hijos Creadores están asignados en orden secuencial. La realidad podría ser así o no. Consideremos lo siguiente:

(266:1) 24:1.11 Los supervisores de los circuitos no se turnan en su servicio. El supervisor estacionado en Salvington es el número 572.842.

Este número parece pertenecer a una serie que culmina en el número total de universos locales previstos: 700.000. Si dividimos el número más pequeño por el más grande, podemos calcular de nuevo el porcentaje de universos locales en servicio. Mediante esta división llegamos a una cifra que está por debajo del 82 por ciento. Esto es un 5 por ciento menos de los cálculos basados en el número de Miguel. Una vez más, no tenemos la certeza de que los supervisores de los circuitos se asignen en orden secuencial.

Variación del porcentaje entre mundos habitados y universos locales. La mayor diferencia encontrada es con mucho la diferencia entre el porcentaje de mundos habitados (76 por ciento) y los dos porcentajes relacionados con los universos locales (87 y 82 por ciento) La causa de esta diferencia debe ser la presencia de muchos universos más jóvenes, como el de Nebadon. Sabemos que:

15:2.5 Un universo local está diseñado para tener unos diez millones de planetas habitados.

32:2.9 Nebadon tenía 3.840.101 mundos habitados en el momento del último registro.

Sobre esta base, Nebadon tiene poco más del 38 por ciento empezado, en lo que respecta a la aparición de la vida humana en los mundos del espacio y el tiempo. E, incluso dentro de un universo local, los sistemas locales podrían variar enormemente en número de mundos habitados. Consideremos lo siguiente:

15:2.3 Un sistema está diseñado para contener cerca de mil mundos habitados o habitables. En los sistemas más jóvenes, hay comparativamente pocos de esos mundos que estén realmente habitados.

32:2.10 El sistema de Satania tiene 619 mundos habitados.

De estos datos, podemos deducir que el sistema local de Satania está terminado en un 62 por ciento, en términos de mundos habitados. Esto se compara con el 38 por ciento para el universo local de Nebadon. Otros de los sistemas de Nebadon no están tan adelantados como el sistema de Satania.

Otros índices del desarrollo de Orvonton. Hay dos citas más que nos ayudarán a estimar el porcentaje de crecimiento alcanzado en Orvonton:

24:1.9  Hay 84.691 supervisores secundarios de los circuitos en Uversa.

24:2.7 El Director del Censo número 81.412 está estacionado en la capital de Nebadon.

Ambos números parecen pertenecer a una serie de los superuniversos que termina en 100.000. Ambos sugieren que Orvonton está completado en un 85 y un 81 por ciento respectivamente, en lo que respecta a la asignación de estos seres particulares.

Comparación de porcentajes. Ahora estamos en posición de hacer una comparación de los porcentajes relevantes que se han calculado:

76% de los siete billones de mundos habitados previstos ya han desarrollado la vida humana.

81% de los 100.000 directores del censo previstos ya han sido asignados en Orvonton.

82% de los 700.000 supervisores terciarios de los circuitos previstos ya han sido asignados en los superuniversos.

85% de los 100.000 supervisores secundarios de los circuitos previstos ya están en Uversa.

87% de los 700.000 Hijos Creadores asignables (y Uniones de los Días) han sido enviados a servir en los universos locales.

Aunque hay variaciones en estos números, todavía es muy interesante señalar que todos están en la misma magnitud general (desde un mínimo del 76 por ciento hasta un máximo del 87 por ciento) Ahora bien, hemos visto que el porcentaje relativo de los mundos habitados puede ser engañoso; tenemos un 76 por ciento para los siete superuniversos, pero solo un 38 por ciento para nuestro universo local. También podemos plantearnos una pregunta respecto a la cifra del 85 por ciento relativo a los supervisores secundarios de los circuitos; los Documentos afirman que este 85% está presente en Uversa, pero no dice que estén en activo. Respecto a la cifra del 87 por ciento perteneciente al número de Hijos Creadores que prestan servicio, parece más probable que los Migueles se numeren en orden secuencial de aparición; pero no podemos estar igualmente seguros de que presten servicio en ese mismo orden. Si no es así, entonces la cifra del 82 por ciento relacionada con los supervisores terciarios de los circuitos podría ser un mejor indicador del número de universos locales en servicio.

Si esta línea de razonamiento es correcta, entonces tenemos dos porcentajes (el 81 y el 82 por ciento) que están muy de acuerdo con el número probable de universos locales que estaban organizados en los superuniversos cuando Nebadon fue reconocido como creación local.

Hay otra explicación posible que daría cuenta de la brecha entre el nivel del 81 y el 82 por ciento y el 87 por ciento de Hijos Creadores asignados. Esto podría reflejar una variación entre los superuniversos. Es posible que el 87 por ciento de todos los lugares del universo local hayan sido organizados en los siete superuniversos, pero el séptimo superuniverso está a la zaga, con solo el 81 o el 82 por ciento.

Aplicación de los porcentajes. La puesta en servicio de un universo local es un acontecimiento bastante lejano al establecimiento de esa creación local en luz y vida. El factor vital no son los universos locales, sino los mundos habitados. Cuando todos estén establecidos en luz y vida, los universos locales les seguirán pronto. Y, si algún mundo componente no está establecido, entonces la creación local no puede lograr ese estatus 55:8.4 55:11.1

Quizá la cifra más indicativa que tenemos es el 76 por ciento de mundos habitados (de 7 billones previstos) Adoptemos este número, redondeémoslo al 75 por ciento, y digamos que cerca de tres cuartos de la Segunda Era del Universo están en el pasado, y que una cuarta parte sigue en el futuro.

Hemos calculado la edad de Orvonton en aproximadamente 40.000 billones de años. Si este número representa tres cuartas partes de la Segunda Era, entonces deberíamos aumentarla en un tercio para llegar al lapso de tiempo total de la era actual del universo. Esto significaría un aumento de unos 13.000 billones de años. Podemos redondear este número a 10.000 billones de años, añadirle la edad de Orvonton y llegamos al total de 50.000 billones de años. Esta, pues, es nuestra estimación del lapso de tiempo total de la Segunda Era del Universo; es 50.000 veces mayor que la edad de la nebulosa de Andronover.

4. MAGNITUDES PROPORCIONALES DE TIEMPO DE LAS EDADES DEL ESPACIO EXTERIOR

Hasta este punto, nuestro razonamiento ha establecido un lapso de tiempo posible de la Segunda Era del Universo de 50.000 billones de años. ¿Cómo se relaciona este número con los lapsos de tiempo de las eras pos-supremas de los niveles del espacio exterior? Es totalmente posible que la Segunda Era sea relativamente breve cuando se compara con la duración de las eras del espacio exterior. Esta línea de razonamiento se basa en los cálculos hechos al estimar las magnitudes espaciales del universo maestro (vean el Apéndice XVI, 6. Resumen de las magnitudes espaciales.) En este cálculo, llegamos a una ratio de tamaño que era de uno a cien. En otras palabras, a medida que nos alejamos del gran universo, cada nivel espacial es unas cien veces más grande que el precedente (sobre bases lineales de comparación) Comenzando con el gran universo, al que se daba el valor de "uno", podemos tabular las magnitudes relativas de los niveles espaciales como sigue:

El gran universo 1
El Primer Nivel de Espacio 100
El Segundo Nivel de Espacio 10,000
El Tercer Nivel de Espacio 1,000,000
El Cuarto Nivel de Espacio 100,000,000

Si la edad de los superuniversos es de 50.000 billones de años, y el Cuarto Nivel de Espacio es 100 millones de veces mayor, entonces tenemos un número demasiado grande para manejarlo convenientemente. Sería el número 50 seguido de 22 ceros. Esto sería como tratar con distancias astronómicas en kilómetros en lugar de en años-luz. Lo que necesitamos aquí es el equivalente temporal de la medida espacial de un año-luz. ¿Por qué no crear una? El lapso de tiempo más largo con el que se trata en los Documentos es la edad de Andronover: solo un poco menos de un billón de años. Supongamos que la adoptamos como una unidad de tiempo, y le damos el nombre de "unidad de tiempo de Andronover". Podríamos abreviarla como UTA. Ahora podemos tratar con estos lapsos de tiempos de una manera más conveniente:

La segunda era 50.000 UTA
La tercera era 5 millones de UTA
La cuarta era 500 millones de UTA
La quinta era 50.000 millones de UTA
La sexta era 5 billones de UTA

Parece probable que el desarrollo completo de los niveles del espacio exterior vaya a necesitar de muchísimo tiempo, pues son muy grandes.

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos