Apéndice X. La primera Trinidad experiencial

   
   Palabras de Jesús en rojo: Activar | Desactivar    Números de párrafo: Activar | Desactivar
Versión para imprimirVersión para imprimirEnviar por correo electrónicoEnviar por correo electrónico

APÉNDICE X

LA PRIMERA TRINIDAD EXPERIENCIAL

Miembros de la Trinidad Última

Naturaleza de la Trinidad

Evolución de los miembros de la trinidad última

Estatus y funciones de la trinidad última

Unificación de la trinidad última

Nota al pie: Trinidad y las gestalts de la Triunidad

Nota al pie: Trinidad y personalidad

La emergencia objetiva de la primera Trinidad experiencial introduce un factor nuevo y único en el crecimiento del universo maestro. La Trinidad original, la Trinidad del Paraíso, es existencial; esta nueva trinidad, la Trinidad Última, es experiencial  0:12.1

Sabemos que la Trinidad Última es, incluso ahora, una realidad calificada  117:6.21, pero no puede formarse como una realidad objetiva hasta que el Ser Supremo haya terminado su crecimiento evolutivo  0:12.6 Esto significa que esta trinidad experiencial no puede emerger como realidad objetiva hasta el final de la era actual, la Segunda Era, cuando los siete superuniversos estén establecidos en luz y vida.

1. MIEMBROS DE LA TRINIDAD ÚLTIMA

Los miembros de la Trinidad Última son diferentes a los de las otras dos trinidades. Los miembros de la Trinidad Última son: el Ser Supremo, los Arquitectos del Universo Maestro y los Creadores Supremos  0:12.6 En una primera consideración, parece algo bastante sencillo: tres miembros, como las otras dos trinidades, la Trinidad del Paraíso (del Padre, el Hijo y el Espíritu) y la Trinidad Absoluta (compuesta del Supremo, el Último y el Consumador del Destino del Universo) Pero esta "trinidad intermedia" que se interpone entre las otras dos es única debido a sus miembros. No parece estar compuesta de tres seres; parece estar compuesta por un ser y dos grupos de seres. Un inventario real de las personalidades que son miembros de la Trinidad Última revela lo siguiente:

1 Ser Supremo —  0:12.6
28,011 Arquitectos del Universo Maestro —  31:9.10
7 Espíritus Maestros —  16:0.1
21 Ancianos de los Días —  18:3.4
700,000 Hijos Creadores —  21:1.4 15:2.14
700,000 Espíritus Creativos —  15:2.14 17:6.1
1,428,040 Total de personalidades de la lista.

Este número tan grande de seres está verdaderamente relacionado con la primera Trinidad experiencial, pero es una proposición algo difícil de visualizar. ¿Cómo pueden actuar relacionadas como una trinidad cerca de un millón y medio de personalidades? Sin embargo, este número tan asombrosamente grande puede demostrar ser muy valioso, porque nos obliga a pensar en la trinidad de una manera más precisa de lo que probablemente lo haríamos en cualquier otro caso.

Podemos pensar sin excesivo rigor acerca de la Trinidad del Paraíso; tiene tres miembros. Podemos pensar con el mismo rigor acerca de la segunda Trinidad experiencial; también está compuesta por tres miembros. Podemos confundir trinidad con triunidad  104:3.1 en nuestro pensamiento sobre la Trinidad original y la Trinidad Absoluta. Pero se hace imposible tener un pensamiento erróneo cuando consideramos las personalidades que son miembros de la Trinidad Última.

2. la NATURALEZA DE LA TRINIDAD

Todas las citas de los Documentos que se emplean en la siguiente sección hacen referencia a la Trinidad del Paraíso. No obstante, es razonable suponer que lo que se dice sobre una trinidad se podría aplicar igualmente a otra trinidad, en lo que respecta a los principios de estructura, función, naturaleza y relación con los miembros constituyentes. Consideremos, entonces, los siguientes datos:

(a) Definición de triunidad: una asociación colectiva.

(1147.6-7) 104:3.14-15 La asociación de tres personas, como personas, es una triunidad, no una trinidad. Las tres personas (o grupos) no pueden tener una relación personal con una triunidad.

104:3.15 La triunidad es una unanimidad funcional triple.

104:3.16 La triunidad no constituye una entidad; es una agrupación funcional más que una realidad orgánica. Sus miembros son asociados más que corporativos (trinidad)

La mayoría de nosotros pensamos en la Trinidad del Paraíso muy despreocupadamente. Probablemente pensamos la mayor parte del tiempo en la asociación colectiva del Padre, el Hijo y el Espíritu; cuando el Padre, el Hijo y el Espíritu se asocian realmente entre ellos como personas, esta asociación se llama la Primera Triunidad (1148.2-5) 104:4.4 pero la Trinidad del Paraíso es su unión corporativa lo que, en términos simbólicos, podría designarse como "Deidad Indivisa, S.A.". Esta es su unión como deidad  106:5.4

(b) Comparación de triunidad y trinidad

104:3.17 La triunidad y la trinidad tienen un punto en común: ambas tienen funciones que son más que (y algo distinto a) la suma discernible de los atributos de los miembros componentes. En cualquier otro caso, no hay nada en común entre ellas.

(Ibíd.) La triunidad es a la trinidad lo que la función es a la estructura.

En términos humanos, la triunidad es como una colectividad, una asociación; la trinidad es como una empresa, una entidad legal (no una persona, sino una entidad) Esta diferencia puede hacerse incluso más clara si comparamos las funciones de la Primera Triunidad con las funciones de la Trinidad del Paraíso:

(c) La Primera Triunidad comparada con la Trinidad del Paraíso

(1148.2-5) 104:4.3-6 la Primera Triunidad se define como una asociación del Padre, el Hijo y el Espíritu.

104:4.7 En su función, "…es la triple unión del amor, la misericordia y el ministerio…". Es "…divinamente fraternal, que ama a las criaturas, actúa paternalmente y fomenta la ascensión…". Sus miembros "…son los Dioses que transmiten la personalidad, conceden el espíritu y donan la mente".

(112.5-6) 10:4.2-3 La Trinidad del Paraíso se define como la entidad corporativa de la Deidad indivisa: la unión en deidad del Padre, el Hijo y el Espíritu.

(113.2-3) 10:5.1-2 Entre sus funciones se incluyen: "…la administración de la justicia, las actitudes de totalidad, la acción coordinada y el supercontrol cósmico". Parece estar interesada únicamente en el total: el total de un planeta, del universo, del superuniverso y del gran universo.

Las funciones de la Primera Triunidad son las expresiones personales de las tres personalidades divinas que están incluidas en esta asociación. Las funciones de la Trinidad del Paraíso son muy diferentes; reflejan la actitud impersonal, colectiva y corporativa de la Deidad indivisa. No hay similitud entre las funciones de la triunidad y las de la trinidad. Se nos informa  10:6.2 que las Deidades del Paraíso ministran personalmente "la bondad, la misericordia y la verdad", y que ninguna de esas tres Deidades administra personalmente la justicia, pues la justicia siempre es una actitud colectiva. Por tanto la justicia "…es incumbencia de la Trinidad del Paraíso"  10:6.1

(d) La Trinidad como entidad

104:2.4 La Trinidad es una entidad real. No es una personalidad, pero es una realidad verdadera. Su realidad como entidad es compatible con la realidad de las personalidades relacionadas con ella. La Trinidad es la realidad de la deidad; es más que la suma de los atributos de sus componentes. Las funciones de una trinidad no pueden deducirse del análisis de esos atributos.

La Trinidad es una realidad verdadera. Es una realidad externa y separada de sus componentes. Cualquiera de los seres personales (o todos) que son miembros de una trinidad pueden mantener una relación personal con esa misma trinidad  104:3.15 Pero los miembros de una trinidad no podrían mantener una relación de deidad colectiva con esa trinidad, porque dicha trinidad es su asociación total de deidad 10:4.4

(e) La Trinidad en relación con la personalidad

106:5.3 La Trinidad no es personal, pero tampoco está en contra de la personalidad.

(Ibíd.) La Trinidad engloba la personalidad y la correlaciona, en un sentido colectivo, con las funciones impersonales.

Observación: Dios es amor; la Trinidad del Paraíso es justicia.

10:5.1 La deidad personal tiene atributos; la trinidad tiene funciones.

106:5.3 La única relación personal de una trinidad está en las personalidades de sus miembros. Pero, como personas, esos miembros no son la trinidad. Son la trinidad como unión colectiva; "eso es una trinidad".

10:4.2 Los miembros de una trinidad pueden colaborar fuera de la trinidad, pero no colectivamente como deidades. Como personalidades pueden trabajar juntos de la manera que deseen, pero eso es su trabajo personal, no la función de la trinidad.

La estructura orgánica de la entidad de una trinidad es algo muy real y muy diferente de sus miembros como personas, sean tres miembros o un millón. Los miembros de una trinidad podrían asemejarse a la junta directiva de una empresa; y la empresa podría existir como entidad legal, muy diferente a las vidas personales de sus directores. Pero los miembros personales de la junta podrían no actuar colectivamente como directores fuera de la función de la cooperación en sí.

Cuando queremos referirnos a la deidad personal, usamos un pronombre personal. Cuando empleamos un pronombre neutro nos referimos a la trinidad.

(f) La Trinidad en relación con la deidad

106:5.3 Solo lo deificado puede volverse una trinidad.

Deducción: La asociación del Cuerpo de Creadores Supremos y el Cuerpo de los Arquitectos Maestros en la Trinidad Última se da como dos entidades corporativas de la deidad, no como un gran número de personalidades.

106:5.3 La Trinidad siempre es una realidad de la deidad, nunca es una realidad de la personalidad.

0:12.5 Las funciones de la Trinidad abarcan las realidades de la Deidad, y las realidades de la Deidad siempre tratan de personalizarse. Por lo tanto, el resultado final de las funciones de la trinidad da lugar a nuevas personalizaciones de la deidad.

Esto diferencia claramente la asociación personal de las personas divinas y un colectivo de trinidad de deidades. También explica por qué aparecen en el universo las nuevas personalizaciones de la deidad, la deidad experiencial. Los creadores personales y divinos se asocian de manera impersonal (de deidad) para formar una trinidad impersonal, y esta trinidad, a su vez, finalmente da expresión a una nueva personalización de la deidad.

3. EVOLUCIÓN DE LOS MIEMBROS DE LA TRINIDAD ÚLTIMA

Consideremos de nuevo los miembros de la primera Trinidad experiencial, la Trinidad Última, pero con una ligera variación en el orden habitual de enumeración:

(a) El Ser Supremo

(b) Los Arquitectos Maestros

(c) Los Creadores Supremos

En este apéndice, hemos calculado previamente el número de personalidades relacionadas con los miembros de esta trinidad, y encontramos que hacían un total de 1.428.040 individuos. Pero en realidad ni esta trinidad ni ninguna otra tienen una lista de personalidades. La Trinidad Última tiene tres miembros y solo tres, y ninguno de ellos es una personalidad. Las personalidades no se unen para formar una trinidad: la trinidad es una unión de la deidad, no una asociación de personalidades  106:5.3 Quizá los miembros de la Trinidad Última deberían analizarse más atentamente.

El Ser Supremo. El primer miembro de la Trinidad Última no debería ser difícil de concebir; este primer miembro es la naturaleza de Deidad del Ser Supremo. Al final de la Segunda Era del Universo, que es el tiempo de la formación objetiva de la Trinidad Última, el Supremo habrá terminado su evolución y emergerá como una deidad experiencial unificada. Y es miembro de esta trinidad como deidad, en absoluto como personalidad. No es la personalidad de Dios Supremo la que es miembro; es la Deidad del Supremo la que disfruta de esta condición  106:5.3

Consideremos de nuevo una analogía útil proporcionada por una situación más familiar: el Padre, el Hijo y el Espíritu disfrutan de una asociación personal como tres personalidades: eso es una triunidad (1148.2-5) 104:4.2-5, pero no una trinidad  104:3.15 El Padre, el Hijo y el Espíritu forman una trinidad como su unión de deidad  10:4.4, y mediante la entidad de esa trinidad pueden mantener una relación colectiva con su asociación de triunidad (colaboración) como tres personalidades  104:3.5 La trinidad es una entidad corporativa; la triunidad es una asociación personal; una colaboración.

Podemos concebir la relación de trinidad del Padre, el Hijo y el Espíritu sin demasiados problemas; es una relación más familiar. Es útil para ayudarnos en nuestros esfuerzos por concebir la naturaleza de deidad del primer miembro de la Trinidad Última. Pero nos encontramos algo nuevo y nada familiar cuando consideramos al segundo miembro de la Trinidad Última.

El Cuerpo de Arquitectos Maestros. Los Arquitectos son superpersonas (los 28.011) Y no habrá 28.011 superpersonas como miembros-arquitectos de la segunda Trinidad experiencial: solo hay un "miembro-arquitecto". A la vista de nuestro razonamiento hasta ahora, es obvio que este miembro debe ser algún tipo de entidad, una entidad-deidad de alguna clase, una entidad-deidad que represente de alguna manera o que incorpore todo el espíritu superpersonal, la divinidad absonita y el propósito del universo maestro de todo el Cuerpo de Arquitectos. Este es un concepto nuevo. Los Documentos no dicen nada sobre él, pero es el único concepto que encajaría todos los hechos sobre los Arquitectos en relación con la Trinidad Última tal como la entendemos.

Quizá podamos concebir mejor al segundo miembro como la unificación corporativa e impersonal de todo el Cuerpo de Arquitectos. Si necesitamos concebirlo como la "voz" de esta entidad corporativa, podríamos pensar en el Arquitecto Jefe como el "presidente de la junta", y por tanto portavoz de esa entidad-deidad que podría llamarse "Arquitectos Maestros Unidos, Sociedad Anónima", el segundo miembro de la Trinidad Última.

Si tuviéramos alguna dificultad en concebir al segundo miembro de la Trinidad Última, podemos prever aún más dificultad al intentar imaginarnos al tercer miembro de esta trinidad. El Cuerpo de Arquitectos es un cuerpo sempiterno de planificadores universales  31:8.3: el Cuerpo de Creadores Supremos es un cuerpo evolutivo (los miembros tienen un origen en el tiempo) Este Cuerpo de Creadores Supremos es (aún) un grupo inacabado de seres de origen paradisíaco; no todos los Hijos y Espíritus universales han sido enviados como organizadores de los universos locales 15:2.25; Apéndice XVII, sección 3)

El Cuerpo de Creadores Supremos. Si añadimos el número de Creadores Supremos, y hacemos una tabla de Espíritus Creativos junto con Hijos Creadores, hacen un total de 1.428.040 personas creativas. El tercer miembro de la Trinidad Última no puede ser de quizá un millón y medio de personas; este tercer miembro es algún tipo de entidad-deidad simple y unificada. Puesto que los Documentos nos dan poca o ninguna orientación respecto a la procedencia de esta entidad-deidad, debemos recurrir a la lógica para intentar concebir una manera razonable en la que podría evolucionar una entidad-deidad así (una entidad-deidad que expresaría la divinidad unificada de todo el Cuerpo de Creadores Supremos) Solo la deidad se une en la trinidad, y solo mediante la unificación de la deidad los Creadores Supremos, como un colectivo corporativo, actúan como el tercer miembro de esta trinidad.

Cuando hablamos de la acción colectiva de los Creadores Supremos en los universos pos-Havona, ¿de qué estamos hablando? Deberíamos reconocer que la Segunda Era del Universo no es solo la edad de la asociación del Hijo-Espíritu, (93.5-6) 8:3.3-4 también es la edad de la colaboración dual de los Creadores Supremos y la Deidad trina del Paraíso  0.7.9, ya sea como las tres Deidades del Paraíso o como su unión en la trinidad. Esta es una relación de la Deidad dual que se unifica, por un lado con la trinidad mediante las Deidades del Paraíso, y que por otro lado puede conseguir la unificación en deidad mediante el Cuerpo de Creadores Supremos. Se recordará que esta relación implica a las siguientes personalidades:

Los Creadores Supremos

La Deidad trina del Paraíso

(1) Los Siete Espíritus Maestros

(1) El Padre Universal

(2) Los Ancianos de los Días

(2) El Hijo Eterno

(3) Los Hijos y Espíritus universales

(3) El Espíritu Infinito

La colaboración con éxito de los Creadores Supremos y la Deidad del Paraíso es el corazón del funcionamiento de Dios Séptuple, y es la fuente del poder soberano convergente del Ser Supremo. ¿Qué tienen que decir los Documentos en detalle acerca de esta relación? Consideremos lo siguiente:

0:7.9 El Ser Supremo evoluciona como el que correlaciona las actividades "…de la Deidad trina del Paraíso en asociación… con los Creadores Supremos…"

Observación: Los Documentos pueden ser de lo más precisos…cuando quieren serlo. La expresión "Deidad trina del Paraíso" no es una designación precisa; es ambigua. Avanzamos la opinión de que es una ambigüedad intencional, que la relación entre los Creadores Supremos y la Deidad del Paraíso no siempre es la misma.

17:2.1 Se nos informa, respecto a los siete episodios de la creación de los Espíritus Reflectantes, que "…cada uno de estos episodios creativos se llevó a cabo mediante la unión de la Trinidad del Paraíso con uno de los Siete Espíritus Maestros". Cuando el poder creativo de los Creadores Supremos se une al potencial creativo de la Trinidad del Paraíso se convierte en "…la fuente misma de la realidad del Ser Supremo".

Observación: Este es un ejemplo claro de la colaboración personal de cada Espíritu Maestro con la Trinidad.

Pregunta: ¿Es esta la única manera en la que los Siete Espíritus Maestros puede asociarse, o bien colaborar con la Trinidad del Paraíso? La respuesta es: "¡no!"

(188.4 ) 16:3.16 Los Siete Espíritus Maestros pueden "unirse como Deidad séptuple". Esta es una unión colectiva de la Deidad y no una asociación de personalidades. Esta Deidad séptuple "…equivale a un nivel funcional asociable con las funciones de la Trinidad".

Deducción 1: Las relaciones entre los Creadores Supremos y las Deidades del Paraíso probablemente son variables; hay más de un tipo de relación.

Deducción 2: Hay una Deidad séptuple, que existe en ocasiones y que es una unión corporativa de Espíritus Maestros; esta unión de deidad es asociable con la Trinidad.

Pregunta: Esta Deidad séptuple intermitente, que es la unión corporativa de los Espíritus Maestros, ¿presagia de alguna manera la aparición futura de una entidad-deidad que será la unión corporativa de la divinidad total de todo el Cuerpo de Creadores Supremos?

116:2.13 Se hace referencia al Cuerpo de Creadores Supremos como caracterizado por la "unidad divina de poder y de personalidad". Esta es la fuente de poder del Todopoderoso.

Pregunta: Esta "unidad divina", ¿podría desarrollar también una coherencia en sí y de sí misma? ¿Algún tipo de coherencia de la divinidad? ¿Y todo esto aparte o incluyendo el poder convergente del Todopoderoso?

En este punto parece lógica cierta conclusión: al mismo tiempo que los Creadores Supremos hacen evolucionar colectivamente el poder convergente del Todopoderoso, probablemente hacen evolucionar también una nueva entidad de deidad experiencial. Esta nueva entidad-deidad debe ser la deidad que unifica todo el Cuerpo de Creadores Supremos. Esta no es una personificación del Cuerpo; debe ser una unificación de deidad de todo el Cuerpo proyectada externamente. Deducimos que los atributos de esta entidad-deidad serían (al menos en potencia) como los de los Espíritus Maestros: supremos, últimos y supremo-últimos  16:1.3

Si la acción colectiva total del Cuerpo de Creadores Supremos no da como resultado la evolución de una entidad-deidad que exprese la divinidad total colectiva de todo el Cuerpo, entonces ¿quién es el tercer miembro de la Trinidad Última? (Debemos señalar que los Documentos no dicen nada sobre esta cuestión)

Se nos informa de que la evolución del Todopoderoso es al Cuerpo de Creadores Supremos lo que la aparición del Espíritu Infinito es a la asociación del Padre y el Hijo  116:2.15 Adelantamos la proposición de que la evolución del poder soberano del Todopoderoso Supremo tiene su corolario repercusivo en la evolución concomitante de la entidad-deidad que unifica corporativamente a la divinidad experiencial total de todo el Cuerpo de Creadores Supremos. Si deseamos tener un nombre simbólico para esta entidad, podríamos llamarla "Creadores Supremos Consolidados, Sociedad Anónima". Si deseamos concebir una "voz" para esta entidad, podríamos recordar que el séptimo Espíritu Maestro puede hablar por la Unión de Deidad Séptuple de los Espíritus Maestros  16:3.16 Esta entidad, "Creadores Supremos Consolidados, Sociedad Anónima", o alguna entidad equivalente, debe ser el tercer miembro de la primera Trinidad experiencial.

(Este tipo de razonamiento especulativo puede, por supuesto, rebatirse como falto de lógica, pero a duras penas puede rebatirse como que no tiene garantías o que no es sabio, pues los Documentos [330.2) 30:0.2] parecen animar este tipo de "especulación creativa"]

Si nuestro razonamiento tan extenso sobre los miembros probables de la Trinidad Última es sustancialmente correcto, entonces esos miembros se describirían con precisión solo si fueran designados como sigue:

(a) La Deidad del Ser Supremo

(b) La Deidad del Cuerpo de Arquitectos Maestros

(c) La Deidad del Cuerpo de los Creadores Supremos.

En el mismo sentido, la Trinidad del Paraíso solo se describe sin mucho rigor como la unión del Padre, el Hijo y el Espíritu. Una descripción más precisa (pero también menos elegante) sería: la unión de la Deidad del Padre, la Deidad del Hijo y la Deidad del Espíritu.

4. ESTATUS Y FUNCIONES DE LA TRINIDAD ÚLTIMA

Los Documentos tienen muy poco que decir sobre el estatus y las funciones actuales y futuras de la primera Trinidad experiencial. Consideremos las siguientes citas:

(a) Estatus actual

0:12.5 Las trinidades experienciales todavía no son completamente reales; se están actualizando.

117:7.4 La Trinidad Última apenas podría formarse como realidad objetiva hasta después de la emergencia completa del Supremo. Pero esta trinidad es ahora una "realidad calificada" y los Vicegerentes Calificados del Último existen actualmente.

Aunque la Trinidad Última no sea completamente real, tampoco es muy correcto decir que no es real. Quizá deberíamos clasificarla como una "realidad en transformación" y, como tal, funcional hasta un grado limitado (pero en expansión) en la era actual del universo.

(b) Funciones actuales

106:3.5 La evolución física y espiritual se unifica en los niveles finitos en el Supremo, y en los niveles trascendentales en la primera Trinidad experiencial.

31:10.10 La movilización de los siete cuerpos finalitarios es más que una reacción a la acción directora del Supremo; revela las actividades directoras de la primera Trinidad experiencial en el proceso de movilizar los recursos, fuerzas y personalidades tanto finitos como absonitos, como preparación para los futuros desarrollos en los universos del espacio exterior.

La Trinidad Última está actuando verdaderamente en la era actual del universo, a pesar del estatus incompleto del Ser Supremo y el estado inacabado del Cuerpo de Creadores Supremos (no todos los Hijos y Espíritus universales han sido comisionados, ni han terminado su crecimiento evolutivo personal como creadores de universos)

(c) Funciones futuras

10:4.12 /  10:8.2 /  106:3.5 La Trinidad del Paraíso coordina actualmente las realidades últimas, pero lo hace como un absoluto autocalificado; la primera Trinidad experiencial coordinará a los trascendentales como trascendental.

106:3.2 La Trinidad Última está destinada a causar la unificación evolutiva futura del universo maestro.

106:3.4 En las eras pos-supremas (de los niveles del espacio exterior) los finalitarios llevarán a cabo los planes de las Deidades del Paraíso, tal como los promulgó la primera Trinidad experiencial.

(Ibíd.) Esta trinidad proporciona la técnica para el logro colectivo del destino último.

Las funciones de la Trinidad Última dominarán probablemente las actividades de las eras pos-supremas, las edades de la organización y desarrollo de los universos de los cuatro niveles del espacio exterior. Parece que las actividades en expansión de esta trinidad suplirán experiencialmente (y puede que incluso suplan finalmente) las funciones coordinadoras de la Trinidad del Paraíso existencial respecto a la realidad absonita  10:4.12 Las criaturas pos-finitas (finalitarios y otros) seguramente servirán bajo la dirección de la Trinidad Última; y en este servicio, en los reinos del espacio exterior, estos mismos finalitarios y sus asociados quizá esperen alcanzar la ultimidad del destino de la criatura.

5. UNIFICACIÓN DE LA TRINIDAD ÚLTIMA

Sabemos que la Trinidad Última es menos que infinita, porque comprende "Deidades derivadas", seres derivados del producto de la acción de la Trinidad del Paraíso  0:12.3 Puesto que las metas del logro de la Trinidad Última son también menos que infinitas, esta trinidad puede unificarse hasta su finalización (16.3, 5) 0:12.6, 8 Al parecer, la Trinidad Última tiene tres metas experienciales:

(a) La coordinación de todo el universo maestro  106:4.2

(b) Su propia unificación experiencial  0:12.8 (No deberíamos olvidar que la unidad de la Deidad en las creaciones pos-Havona "es una consecución" [ 56:5.4]

(c) La personalización de poder del Último  0:12.6

Avanzamos la teoría de que estas metas se conseguirán en cuatro etapas amplias, y que cada una de esas etapas estará asociada con la invasión, la exploración, el desarrollo y el establecimiento final de uno de los niveles del espacio exterior. Hay cuatro niveles del espacio exterior, y la conquista de cada uno debería ir acompañada del correspondiente progreso en la coordinación del universo maestro, la unificación de la Trinidad Última y la emergencia (la personalización de poder) de Dios Último. Al parecer, las tres metas se lograrán simultáneamente al final de la Sexta Era del Universo, el desarrollo final y el establecimiento del Cuarto Nivel de Espacio, y la emergencia final de Dios Último (Apéndice XVIII, sección 1)

Sabemos que las funciones de la trinidad siempre abarcan las realidades de la deidad, que esas realidades de la deidad siempre tienden a personalizarse  0:12.4, que la Trinidad Última va a unificarse completamente  0:12.4 y que cada finalización de la unificación dará como resultado la personalización de poder de Dios Último  0:12.6 ¿Cómo sucederá? Sencillamente no lo sabemos. Los creadores pos-Havona (los Creadores Supremos) están implicados en este proceso 0:10.12, y Dios Último participa personalmente en él  0:12.4 Pero los mecanismos reales implicados en la personalización de poder del Último no se describen en los Documentos (No obstante, vean el Apéndice XXII, secciones 7 y 9)

6. NOTA AL PIE: LA TRINIDAD Y LAS GESTALTS DE LA TRIUNIDAD

¿Por qué las trinidades (y las trinidades) son superaditivas? Las dos tienen funciones que son algo más que la suma discernible de los atributos de sus miembros componentes  104:3.17 Ante todo, esto parece ser verdad porque las dos exhiben cualidades de arquetipo. Sabemos que el arquetipo puede configurar la materia, la mente o el espíritu, o cualquier combinación de ellos. Puede caracterizar "personalidades, identidades, entidades o materia no viviente"  0:6.10 Aparece como una realidad debido a la "coexistencia de la personalidad y del poder"  0:6.12 En un sentido elevado, el arquetipo aparece debido a la coexistencia de Dios y de la energía (Ibíd.)

Más allá de esto, tanto la trinidad como la triunidad parecen exhibir las cualidades de un sistema. Se nos informa de que dos objetos tienen relaciones; tres o más producen un sistema 112:1.17 Dicho sistema es algo más que una relación en dos direcciones que se ha hecho más compleja; sus miembros están conectados entre sí, no mediante una relación de cada parte con las demás, sino más bien mediante una relación de cada parte con el todo (Ibíd.) Cada una de las partes tiene ahora un "valor de posición" en relación con el arquetipo del todo  112:1.19 Esta disposición de las partes (sus valores de posición) debe ser la que existencia la Gestalt, el arquetipo del todo, con sus factores impredecibles y sus cualidades superaditivas.

(Gestalt es una palabra en alemán para la que no hay un equivalente en español. "Configuración del todo" es lo que más se le acerca. "Arquetipo del todo" es mejor, pero ninguna es lo bastante correcta)

Para ilustrar esto: establezcamos la diferencia entre un tipo de agregación sin arquetipo y el arquetipo de un sistema 112.1.19 El sistema más simple necesita tres partes, así que tomemos tres monedas y dejémoslas caer sobre una mesa. Puesto que caen al azar, sus valores de posición no tendrán un significado particular, una relación significativa. Las tres monedas (a no ser que, por una casualidad muy rara, cayeran en línea recta) probablemente formarían un triángulo con una forma rara (escaleno); no habría algo como un triángulo simétrico (equilátero)

Si lo hacemos una segunda vez, pero esta vez disponiendo cuidadosamente las monedas de modo que estén equidistantes entre sí, formarían un triángulo simétrico; ahora cada moneda tendría un "valor de posición significativo". Pero este valor de posición no está en función de ninguna de las partes: es debido a la relación de cada parte con el todo. La "simetría de la triangularidad" es la Gestalt del sistema, y da un valor al conjunto que es mayor que la suma de las partes individuales. La aparición de una Gestalt (un sistema) significa una acción de la mente (un propósito inteligente) al imponer un arquetipo sobre lo que en otro caso sería una mera agregación (una aglomeración)  42:12.9 El valor de una agregación es igual a la suma de sus partes; el valor de un sistema es mayor que la suma de sus partes.

(Como ejemplo muy sencillo: si nueve extraños caminaran sobre un campo de béisbol, sería una aglomeración, una agregación de nueve hombres; no serían un equipo de béisbol. Estos hombres son extraños entre sí, quizá incluso respecto al juego. No saben dónde deben estar ni cuándo ni cómo, ni siquiera si deben hacer algo juntos. En contraste con esta agregación de nueve extraños, piensen en un equipo veterano de béisbol. Ahora tenemos nueve hombres que saben dónde deben estar y por qué; que saben lo que deben hacer y cómo, en todo momento. Conocen su "valor de posición" y cómo mantener los valores de posición a lo largo de las relaciones en movimiento del juego)

7. NOTA AL PIE: TRINIDAD Y PERSONALIDAD

Si tanto la trinidad como la triunidad están caracterizadas por el efecto superaditivo que produce la Gestalt de un sistema, ¿por qué la triunidad es una asociación colectiva y la trinidad es una entidad corporativa? Consideremos todas las asociaciones de triunidad  104:4.1 El Padre Universal es miembro de cada una de las siete triunidades. Creemos que actúa en cada una de esas siete relaciones (como en la Primera Triunidad) de una manera que se comprendería mejor como "personal" (Al menos no es lo contrario de personal) Si es así, entonces podría ser útil considerar ciertas afirmaciones respecto a la deidad y la personalidad:

112:0.12 Las personalidades son asociables pero no pueden sumarse; no son totalizables.

Deducción: Una asociación de personalidades nunca puede dar como resultado la formación de una trinidad; la trinidad es un total.

106:5.4 Sólo lo que está deificado puede volverse una trinidad.

Deducción: La Deidad puede sumarse; es totalizable. Hay cierta maleabilidad en la deidad que es ajena a la naturaleza de la personalidad.

Aquí deberíamos plantear una cuestión. ¿Es realmente imposible que las personalidades se combinen? ¿Y la trinitización? ¿Y la unión de dos seres progenitores? ¿Dicha unión no constituye una totalización de los progenitores?

Los Documentos responden a estas preguntas en lo que respecta tanto a criaturas como a creadores:

(a) No es cierto para las criaturas

22:7.7 La unión de los padres de un hijo trinitizado por las criaturas es una unión limitada y parece consistir en una "…biunificación de ciertas fases espirituales de la personalidad…"

(b) No es cierto para los creadores

22:7.8 Cuando el Padre y el Hijo eternizaron al Espíritu, "…se volvieron inmediatamente como uno solo, y desde entonces siempre han sido uno solo"

10:2.1 Pero esto solo es cierto en el sentido de que el Padre solo puede actuar "como personalidad absoluta e incalificada" en conjunción con el Hijo.

26:8.4 En el Paraíso, el Padre es contactable de manera separada del Hijo y del Espíritu.

Por consiguiente, deducimos que una personalidad puede entrar en ciertas relaciones íntimas y limitadas con otra personalidad, pero no puede unificarse con otra personalidad en sentido corporativo (totalizador de trinidad)

"La personalidad puede unificar la identidad de cualquier sistema energético viviente"  112:0.7 Pero dicha unificación de la personalidad no puede totalizarse con otras personalidades, ni puede fragmentarse (en los niveles de la deidad) El Hijo Eterno es un "ser exclusivamente personal" y no puede fragmentar su naturaleza, como hace el Padre  6:5.5 El Padre es tan persona como el Hijo, pero es "también todo lo demás"  6:5.6 Su deidad prepersonal puede fragmentarse  30:1.99, la deidad personal no. Al parecer es imposible restar la personalidad; parece igualmente imposible sumar personalidades. La personalidad parece ser inamovible (o lo tomas o lo dejas); es como es.

La Deidad parece emplear dos técnicas opuestas, complementarias, que parecen interactuar en el proceso de conseguir la máxima autorrealización y autoexpresión. Estas dos técnicas son la individualización y la unificación; la articulación individual y única de cada posible parte, y la unificación total y completa de todas esas partes en el todo, sin perder ningún factor de identidad o individualidad en cada parte. La Deidad parece emplear las siguientes dos técnicas para conseguir estos fines y para lograrlos simultáneamente:

(a) Expresión de la personalidad, y

(b) Formación de la trinidad.

La personalidad produce una unificación interna de la parte; la trinidad existencia la unificación externa del todo; el todo de cualquier nivel (supermaterial) que pudiera estar involucrado. La personalidad actúa de manera intensiva para unificar la parte; la trinidad actúa de manera extensiva para unificar el todo. Dicha consecución del total de trinidad es un hecho existencial en las creaciones centrales; es un logro experiencial en los universos de la periferia  56:5.4

La personalidad y la trinidad son dos técnicas diferentes pero complementarias (de la deidad) para lograr la unidad (en direcciones opuestas y a la vez), y para reconciliar tales expresiones antagónicas entre ellas y en todo momento. Las Deidades del Paraíso dan expresión a 1.428.040 personalidades creativas en el Cuerpo de Creadores Supremos, que está activo en la era actual del universo. Estos Creadores Supremos colaboran, dentro del marco de trabajo de los planes formulados por el Cuerpo de 28.011 Arquitectos Maestros, de manera que contribuyen a la personalización en poder del Ser Supremo. Los tres participantes (1.428.040 personalidades implicadas) funcionan así para hacer evolucionar las entidades de las tres presencias de Deidad, que se unifican como trinidad en la primera Trinidad experiencial.

Creemos que la situación cósmica que hace inevitable la formación de la trinidad es la presencia de las tres Deidades actuando en el mismo nivel de realidad. En la Trinidad del Paraíso, de estatus eterno y existencial, son las presencias de Deidad del Padre, el Hijo y el Espíritu, eternos y existenciales. En la Trinidad Última, de estatus subinfinito y experiencial, son las tres presencias de Deidad del Ser Supremo, el Cuerpo de Arquitectos y el Cuerpo de Creadores Supremos, que actúan también en un nivel experiencial de realidad subinfinita.

Dos deidades que actúan en el mismo nivel de realidad pueden tener una "relación", pero tres de esas deidades deben existenciar un "sistema", y parece que la aparición de la trinidad es inherente a la existenciación de ese sistema. La fuerza de vinculación de la unión trinitaria de la Deidad debe ser la divinidad, "…la cualidad característica, unificadora y coordinadora de la Deidad"  0.1.16

La Deidad busca simultáneamente dos técnicas recíprocas de autorrealización, expresión de la individualidad y de la totalidad; individualidad de expresión en la personalidad, totalidad de expresión en la trinidad. Puesto que la trinidad también es deidad, también busca nuevas expresiones adicionales en la personalización  0.12.2 0:12.4

Esa expresión de la trinidad de una nueva personalización de la deidad da lugar a nuevas relaciones de la deidad. Si esas nuevas relaciones de la deidad se convierten en triples, entonces se existenciará un nuevo sistema, con el resultado de que habrá una totalización posterior de la deidad a través de la formación de un nuevo total de trinidad.

La Trinidad del Paraíso y la Trinidad Última pueden tener una relación en dos direcciones. Esa relación en dos direcciones se modificaría automáticamente si una tercera trinidad hiciera su aparición objetiva. Tres trinidades existenciarían un "sistema", posiblemente el sistema final, que dé como resultado la totalización de trinidad de los tres totales de trinidad: la aparición de la Trinidad de Trinidades.

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos