Apéndice III. Niveles espaciales del universo maestro

   
   Palabras de Jesús en rojo: Activar | Desactivar    Números de párrafo: Activar | Desactivar
Versión para imprimirVersión para imprimirEnviar por correo electrónicoEnviar por correo electrónico

APÉNDICE III

NIVELES ESPACIALES DEL UNIVERSO MAESTRO

Definición de espacio

Los límites del espacio

Inventario de los seis niveles de espacio

Nota al pie: paradojas de la cosmología

Se nos informa de que todo el espacio procede del Paraíso  11:7.4, que hay dos tipos de espacio, y que estos dos tipos de espacio están separados por algo llamado "espacio intermedio". Esto es algo que podemos pensar como "no espacio". Ambos tipos de espacio están completamente rodeados y encerrados, encapsulados, por ese "no espacio"  11:7.1 En nuestro estudio del universo maestro, no nos preocupamos en absoluto de uno de los dos tipos de espacio. El tipo de espacio que no nos interesa se llama "espacio no penetrado". Se extiende por encima y por debajo de la Isla del Paraíso y no está impregnado por (no contiene) nada que conozcamos. Por lo que se nos dice, es espacio vacío  11:6.3

El tipo de espacio que sí nos preocupa en este estudio se llama "espacio penetrado". Este tipo de espacio se extiende horizontalmente hacia fuera desde el Paraíso  11:7.4 Todo el universo maestro surge a la existencia en este tipo de espacio. Este espacio está penetrado por la potencia espacial que el Paraíso donó, que el Absoluto Incalificado recibió y de la que procede toda la creación material (Apéndice II, 2. Donación de la potencia espacial del Paraíso)

De aquí en adelante, ignoraremos completamente en nuestro estudio el "espacio no penetrado". Nuestro estudio del universo maestro se ocupará únicamente del "espacio penetrado". Cuando usemos la palabra "espacio", nos referiremos solo al "espacio penetrado".

1. DEFINICIÓN DE ESPACIO

Estamos acostumbrados a pensar acerca del espacio como algo negativo, como la ausencia de masa y energía. Los Documentos presentan el concepto de espacio como algo positivo, como algo muy real. Quizá esta diferencia pueda ilustrarse, afirmando primero y reformulando después, una ley física con la que estamos familiarizados: "El poder de atracción de la gravedad disminuye en relación al cuadrado de la distancia recorrida". En esta afirmación, la función del espacio queda amortiguada y oscurecida por la palabra "distancia". Esta ley física podría reformularse como sigue: "El espacio es una realidad positiva que actúa sobre el poder de atracción de la gravedad (lineal), puesto que causa que este poder de atracción disminuya en relación al cuadrado de la distancia recorrida". Es la misma afirmación, pero hace hincapié en la realidad activa y positiva del espacio en sí.

¿Qué tienen que decir los Documentos respecto al espacio? ¿Cuáles son sus diferentes funciones y propiedades? Antes de hacer inventario de los niveles espaciales del universo maestro, deberíamos considerar la naturaleza del espacio en sí:

12:4.7 El espacio contiene y condiciona el movimiento; incluso se mueve.

12:4.1 Nada en el espacio es estacionario; todo se mueve.

11:7.1 Lo que es no-espacio (espacio intermedio) está relativamente inactivo.

118:3.5 El espacio tiene mucho de absoluto, pero lo no es.

(Ibíd.) El espacio no es absoluto, pero es "absolutamente último".

12:5.2 "El espacio no es infinito".

11:7.3 El no-espacio (espacio intermedio) envuelve todo el espacio.

Así, el espacio es una condición de vacío aparente en la Realidad; una condición favorable al movimiento y que precisa de movimiento. Esto contrasta con que lo que es no-espacio (espacio intermedio), que es resistente al movimiento. El espacio tiene límites en todas direcciones; estos límites se alcanzan cuando el espacio deja paso al espacio intermedio.

(Sobre el origen y naturaleza del espacio, vean el Apéndice II, 1. Donación de espacio del Paraíso. Sobre el problema de los límites espaciales en relación con la posible expansión sin límites del universo, vean el Apéndice XXI, 3. El problema del espacio y la infinidad)

2. LOS LÍMITES DEL ESPACIO Y LOS SEIS NIVELES DE ESPACIO

Todo el espacio del universo maestro actual y del proyectado está subdividido internamente en seis divisiones principales, que son los seis niveles de espacio. Cada uno de ellos tiene dos nombres  12:1.3; 31:9.3 que se emplean indistintamente:

(1) El nivel espacial de Havona

El universo central

(2) El nivel espacial de los superuniversos

Los siete superuniversos

(3) El primer nivel del espacio exterior

El primer nivel de espacio

(4) El segundo nivel del espacio exterior

El segundo nivel de espacio

(5) El tercer nivel del espacio exterior

El tercer nivel de espacio

(6) El cuarto nivel del espacio exterior

El cuarto nivel de espacio

Cada uno de estos niveles espaciales es una zona elíptica de "resistencia reducida al movimiento", separada horizontalmente de los niveles espaciales adyacentes por "zonas de quietud relativa"  12:1.2 Puesto que cada nivel espacial está también "…rodeado por todas partes por una inmovilidad relativa…"  11:7.7, se sigue que un nivel de espacio es algo como un tubo elíptico favorable al movimiento y "…rodeado por todas partes por una inmovilidad relativa"  11:7.8

Cada nivel de espacio favorece el movimiento en una dirección dada alrededor del Paraíso: en el sentido de las agujas del reloj, o en sentido contrario  11:7.9 Estas direcciones favorecidas se alternan. Havona gira en el sentido de las agujas del reloj  14:1.3; los superuniversos en sentido contrario  12:4.15; el primer nivel de espacio gira en el sentido de las agujas del reloj (Ibíd.), etc. Hay un motivo para este flujo alterno en la dirección del movimiento de cada nivel de espacio. También hay un motivo para la organización del espacio (del universo maestro) en seis niveles espaciales. Esos movimientos alternos y esa organización del espacio permiten ejercer el control sobre una presión gravitatoria excesiva y una velocidad y masa excesivas  11:7.9 Esta es una función igualadora realizada por el Absoluto Universal  12:4.16, la fuente del movimiento compensatorio  12:4.11: el movimiento designado para igualar todas las tensiones causadas por el resto de movimiento  12:4.5

Los límites del espacio. El espacio tiene límites en todas direcciones (hacia dentro y hacia fuera, hacia arriba y hacia abajo), así como zonas internas de quietud relativa entre los niveles de espacio. Estos límites se dan como sigue:

(a) Los márgenes interiores del espacio.

11:7.4 Los márgenes interiores del espacio están en las regiones cercanas al Paraíso

11:7.1 El espacio no toca el Paraíso; las zonas de espacio intermedio están entre los márgenes interiores del espacio y la Isla central.

(b) Los límites superior e inferior del espacio.

11:7.7 El espacio está rodeado por arriba y por abajo por zonas de espacio intermedio.

(c) Los límites interiores de los niveles de espacio.

11:7.8 /  12:1.14 Cada nivel de espacio está separado horizontalmente del nivel espacial adyacente por una zona relativamente tranquila. Evidentemente, no hay materializaciones de masa en esas zonas; se habla de ellas como "libres de polvo estelar - de niebla cósmica".

14:1.8 Hay una zona relativamente tranquilla que separa al universo central de los superuniversos. No nos dan sus dimensiones.

12:1.14 La zona relativamente tranquila entre los superuniversos y el primer nivel del espacio exterior tiene cerca de cuatrocientos mil años-luz de anchura.

(d) Los márgenes exteriores del espacio.

11:7.4 El espacio se extiende más allá del borde exterior del universo maestro, pero se desconoce cuánto más allá.

12:5.2 /  11:7.3 Se desconocen los límites absolutos del espacio. Las zonas de espacio intermedio envuelven finalmente todo el espacio.

Deducción: Se conoce que el espacio tiene un límite exterior, pero la localización geográfica de ese límite se desconoce.

Respecto al espacio total, el espacio dentro del universo maestro y todo el espacio externo al universo maestro, se nos dice además que:

9:0.5 El Actor Conjunto impregna todo el espacio.

12:5.2 /  12:4.2 El Absoluto Incalificado está presente en el espacio y está limitado funcionalmente al espacio.

Esto nos da una imagen de todo el espacio. Tiene límites, pero se desconoce el paradero de su límite exterior. Es el terreno en el que se crea todo el universo maestro, y se extiende a lo largo de una distancia desconocida más allá de la periferia exterior de la creación maestra. El espacio total está impregnado por el Actor Conjunto y el Absoluto Incalificado.

3. INVENTARIO DE LOS SEIS NIVELES DE ESPACIO

Quizá la característica más unificadora de los seis niveles de espacio del universo maestro sea la presencia emergente de Dios Último. Respecto a esta presencia se nos dice:

12:6.3 El Último está (o estará) presente en los márgenes exteriores del cuarto nivel de espacio, pero no mas allá del perímetro del universo maestro.

En gran parte como la presencia espacial del Espíritu Creativo define un universo local  41:0.1, así la presencia espacial del Último emergente define el universo maestro. Donde el Último esté (o estará) presente, eso será el universo maestro; lo que esté fuera de su presencia estará también fuera del universo maestro.

La Isla del Paraíso. La Isla central es la única cosa material que nos interesa y que no está en el espacio  11:7.1 Todo lo demás cuya naturaleza es material y que nos interesa está en el espacio. La superadministración de los Arquitectos del Universo Maestro comienza en el Paraíso y se extiende desde la Isla eterna hacia los límites de los niveles espaciales más exteriores. Se asigna un Arquitecto Maestro para la coordinación de los asuntos del Paraíso  31:9.3

Exploremos la creación maestra, comenzando con el Paraíso Periférico y siguiendo hacia fuera. A medida que nos alejamos horizontalmente de la periferia del Paraíso estamos en el espacio intermedio, pues el espacio en sí no puede tocar realmente la Isla central  11:7.1 Sin embargo, todavía estaríamos en las regiones cercanas al Paraíso, cuando entráramos en el margen interior del espacio real. Esto marcaría nuestra entrada en el nivel espacial de Havona.

3-A. EL NIVEL DE HAVONA, EL UNIVERSO CENTRAL

Havona es el universo divino de perfección original que rodea eternamente la inmóvil Isla del Paraíso, en el centro de todas las cosas. Es un universo eterno, cuyo origen está en la Trinidad del Paraíso  14:4.10

31:9.4 Hay tres Arquitectos Maestros asignados a Havona

14:1.1 La organización física de Havona consiste en doce circuitos: los tres circuitos de los satélites del Paraíso, los siete circuitos de mil millones de mundos y los dos cinturones exteriores de cuerpos gravitatorios oscuros.

14:1.3 Los diez circuitos interiores del universo central se mueven en la dirección de las agujas del reloj alrededor del Paraíso.

13:0.1 Muy cerca del Paraíso (pero en el espacio) están los tres circuitos de satélites del Paraíso - las esferas sagradas del Padre, del Hijo y del Espíritu. Hay siete mundos en cada circuito, 21 mundos en total.

14:1.9

14:0.2
Los siete circuitos planetarios de Havona contienen mil millones de mundos. Están distribuidos proporcionalmente entre los circuitos, con menos mundos en los circuitos interiores y más en los circuitos exteriores. Estos siete circuitos no están superpuestos; los mundos orbitan en cada circuito en una procesión lineal.

14:1.3 Hay una zona relativamente tranquila que separa los circuitos planetarios de Havona de los dos circuitos de cuerpos gravitatorios oscuros en la periferia del universo central.

Los cuerpos gravitatorios oscuros de la periferia de Havona constituyen los dos circuitos exteriores de la creación central  14:1.5 Estos cuerpos espaciales son únicos; se nos dice que no habrá nada como ellos en todo el universo maestro (p.154:3) Los Documentos hablan de ellos como sigue:

14:1.14 Hay dos circuitos de cuerpos gravitatorios oscuros en la periferia del universo central. Están separados por una zona espacial única que contiene actividades de energía muy inusuales. El cinturón interior de cuerpos gravitatorios oscuros gira en sentido contrario al de las agujas del reloj alrededor del Paraíso; el cinturón exterior gira en el sentido de las agujas..

12:1.10 Son tan densos que la masa total del universo central es mayor que la masa de los siete superuniversos.

11:8.7 Estos cuerpos gravitatorios oscuros no son ni triata, como los mundos de Havona, ni gravita, como las esferas del superuniverso. Son una materialización y revelación únicas de las dos formas de gravedad (lineal y absoluta)

11:8.2 Complementan al Paraíso en el ejercicio del control absoluto de la materia y la gravedad.

14:1.14 "No reflejan ni absorben la luz", y ocultan a Havona de la observación externa.

14:1.8 Hay una zona espacial relativamente tranquila que separa los dos cinturones de cuerpos gravitatorios oscuros de los siete superuniversos.

3-B. EL NIVEL ESPACIAL DE LOS SUPERUNIVERSOS, LOS SIETE SUPERUNIVERSOS

Los siete superuniversos rodean el universo central. Son muy antiguos, han existido desde "casi la eternidad"  15:0.2 pero tienen un origen en el tiempo. Cada superuniverso está aislado de los demás  15:10.23; son universos evolutivos.

31:9.5 Hay asignados siete Arquitectos Maestros a los siete superuniversos.

12:4.5 Los superuniversos giran en sentido contrario a las agujas del reloj, alrededor del Paraíso y Havona.

12:1.12 El nivel espacial de los superuniversos está dividido en siete segmentos iguales, y cada uno contiene cerca de una séptima parte de las creaciones pos-Havona organizadas y habitadas.

15:0.1 Cada superuniverso puede localizarse en su posición en el nivel espacial de los superuniversos.

15:1.5 Orvonton es el nombre de nuestro superuniverso.

Orvonton puede identificarse aproximadamente por lo que nuestros astrónomos llaman la Vía Láctea  15:3.1 Como los demás superuniversos, el nuestro está dividido con fines administrativos en 10 sectores mayores, de los que ocho han sido identificados por nuestros astrónomos  15:3.4 A su vez, cada sector mayor está dividido en 100 sectores menores  15:2.7, y el centro de nuestro sector menor (alrededor del que giran las partes que lo componen) está situado en lo que nuestros astrónomos llaman "la nube estelar de Sagitario"  15:3.5

Nebadon, nuestro universo local, es una de las 100 creaciones que componen el sector menor de un superuniverso 15:2.7Un universo local está dividido administrativamente en 100 constelaciones y 10.000 sistemas locales. Está diseñado para tener 10 millones de mundos habitados  15:2.19

32:2.11 El radio de Orvonton, la distancia desde su centro al borde exterior, se da como algo menor que un cuarto de millón de años-luz.

Deducción: >El diámetro transversal de Orvonton, la distancia a lo largo del superuniverso, debe ser dos veces el radio de medio millón de años-luz.

12:1.14 Más allá del borde exterior de los superuniversos hay una zona relativamente tranquila que tiene una anchura promedio de 400.000 años-luz. Esta zona separa los superuniversos del primer nivel del espacio exterior. Apenas podría contener alguna materialización de masa, porque se dice de él que está "libre de polvo estelar - de niebla cósmica".

3-C. LOS NIVELES DEL ESPACIO EXTERIOR

Aunque hay cuatro niveles distintos y separados del espacio exterior, los Documentos a menudo tratan sobre ellos como si fueran una sola unidad. La sección 2 del Documento 12 12:2.1 da una imagen general de estas regiones exteriores. Actualmente están sin organizar y sin habitar. Se cree que los finalitarios están destinados a servir en estos dominios exteriores 31:10.10La organización en algún momento de esas creaciones exteriores inaugurará la aproximación trascendental a la Deidad del Paraíso: la búsqueda absonita de Dios como último  0:8.12

Los Documentos hacen dos afirmaciones generales respecto a la materialización de la masa en los niveles del espacio exterior:

12:2.3 Algún día, nuestros astrónomos verán 375 millones de galaxias en las regiones remotas del espacio exterior.

31:10.19 Hay 70.000 agregados de materia, cada uno ellos es mayor que un superuniverso.

Pregunta: ¿Estas afirmaciones se refieren a lo mismo, a dos materializaciones de materia diferentes, o se solapan? ¿Están organizadas las 375 millones de galaxias en 70.000 agregados de materia?

Anticipamos la opinión de que ambas afirmaciones se refieren a la misma materialización de masa, que las 375 millones de galaxias se están organizando en los 70.000 agregados de materia, y todo esto está teniendo lugar en el primer nivel de espacio. No es probable que nuestros astrónomos puedan ver alguna vez todo lo ancho del primer nivel de espacio y del segundo nivel, pues el primer nivel de espacio tiene probablemente 50 millones de años-luz de anchura. Ni siquiera podemos ver todo lo ancho del superuniverso de Orvonton y este tiene solo medio millón de años-luz. Esto es porque nuestra visión astronómica está tapada por el polvo estelar, la niebla cósmica (algo que está ausente de la zona tranquila que nos separa del primer nivel del espacio exterior)

3-D. EL PRIMER NIVEL DEL ESPACIO EXTERIOR, EL PRIMER NIVEL DE ESPACIO

Este es el nivel espacio más adecuado para nuestro estudio astronómico. Estamos ahora en el borde exterior de Orvonton  32:2.11, así que no podemos estar demasiado lejos de la zona tranquila libre de polvo estelar, que nos ofrece una vista tan buena del primer nivel de espacio. Respecto a este dominio, los Documentos afirman:

31:9.6 Hay setenta Arquitectos Maestros asignados a este nivel.

12:4.15 La masa física de este nivel espacial gira en el sentido de las agujas del reloj alrededor del gran universo y del Paraíso.

12:1.14 Aproximadamente a medio millón de años-luz de distancia del borde exterior de los superuniversos, hay una zona de actividades energéticas que aumentan en intensidad "durante más de veinticinco millones de años-luz". Todo esto tiene lugar en el primer nivel del espacio exterior.

Si estas actividades energéticas aumentan en intensidad "durante más de veinticinco millones de años-luz", es probable que disminuya en actividad durante otros 25 millones de años-luz. Si este es el caso, entonces el primer nivel de espacio es de 50 millones de años-luz de ancho. Esto supone 100 veces la anchura del nivel de los superuniversos.

31:10.19 Hay 70.000 agregados de materia que se están movilizando en este nivel espacial; cada uno de ellos ya es mayor que un superuniverso.

El primer nivel del espacio exterior está en el proceso de movilización física; se está "terminando". Ya tiene 10.000 veces más masa que los siete superuniversos. ¿Cuánta masa tendrá cuando su organización física comience a alcanzar la madurez?

3-E. EL SEGUNDO NIVEL DEL ESPACIO EXTERIOR, EL SEGUNDO NIVEL DE ESPACIO

Se habla menos de este nivel espacial que del anterior. Y, como hemos observado, es improbable que nuestros astrónomos puedan algún día ver las creaciones físicas del segundo nivel; hay demasiada niebla cósmica en medio.

31:9.7 Hay 490 Arquitectos Maestros asignados a este nivel espacial.

12:4.15 La masa física de este nivel gira en sentido contrario a las agujas del reloj alrededor del Paraíso y de los universos interiores.

12:1.14 Se sugieren unas dimensiones para este nivel espacial. Se nos informa de que 50 millones de años-luz más allá de las actividades materiales del primer nivel de espacio, hay actividades físicas aún más grandes en marcha.

Si las materializaciones de masa del primer nivel, ahora incompletas, tienen 10.000 veces más materia que los superuniversos, y si el segundo nivel es el escenario de "actividades físicas aún más grandes", ¿cuánta materia van a tener los universos que ahora se están organizando?

3-F. EL TERCER NIVEL DEL ESPACIO EXTERIOR, EL TERCER NIVEL DE ESPACIO

A medida que avanzamos en el espacio exterior, los Documentos tienen cada vez menos que decir respecto a estas regiones cada vez más remotas. Respecto al tercer nivel de espacio, los Documentos solo hacen dos afirmaciones:

31:9.8 Hay 3.420 Arquitectos Maestros asignados a este nivel espacial.

12:4.15 Los observadores de Uversa han detectado un movimiento en el sentido de las agujas del reloj alrededor del Paraíso en este nivel espacial.

Algo está empezando a suceder allí. La energía se está haciendo lo bastante emergente como para poder revelar una tendencia direccional del movimiento.

3-G. EL CUARTO NIVEL DEL ESPACIO EXTERIOR, EL CUARTO NIVEL DE ESPACIO

Respecto a las actividades en este nivel espacial, es donde tenemos menos información de todos. Los Documentos se refieren a él solo dos veces:

31:9.9 Hay 24.010 Arquitectos Maestros asignados al nivel espacial más exterior.

12:1.9 Se indica el hecho de la existencia de este nivel. No se dan más datos.

Deducimos que el cuarto nivel de espacio está totalmente dormido, en lo que respecta a las actividades físicas.

Esto completa nuestra exploración de los seis niveles de espacio del universo maestro. Hemos procedido desde la periferia del Paraíso hasta los márgenes interiores del espacio, hemos atravesado conceptualmente los seis niveles de espacio y hemos alcanzado finalmente el borde exterior del último. Si hacemos una pausa imaginaria en la periferia del cuarto nivel de espacio y "miramos" hacia fuera, veríamos espacio vacío por todas partes. ¡Estaríamos mirando fuera del universo maestro!

Los planes y la superadministración de los Arquitectos Maestros acaban en el límite exterior del último nivel de espacio. Se cree que estos planificadores absonitos del universo tienen una comprensión de la relación de todo el universo maestro respecto a algo mayor, algo externo a él  106:7.7

4. NOTA AL PIE: PARADOJAS DE LA COSMOLOGÍA

El lector informado no puede evitar sino sentirse impresionado por una omisión muy significativa en los Documentos. Esta omisión se refiere a la estudiada ignorancia del concepto de la relatividad. Los autores de los Documentos presentan cuidadosamente la geografía del universo maestro en términos newtonianos, que hace tiempo fueron desechados en una astronomía más amplia del universo. Es un acto de omisión tan obvio y deliberado que debe haber una muy buena razón detrás.

Podemos advertir dos posibles razones para esta omisión obvia a toda mención de la relatividad:

a. Comprensibilidad. Los Documentos están escritos para ser leídos por un lector medio. Aún así, hay partes que son bastante difíciles de comprender. Si tenían que resultar atractivos en general, entonces sus conceptos debían expresarse en lenguaje, no en símbolos matemáticos.

b. Falacia. ¿Sería posible que los conceptos de Newton fueran menos falaces que los de Einstein? ¿Podría ser que la elección de la concepción newtoniana represente una elección deliberada de la menor de las dos distorsiones?

Por supuesto, siempre existe la posibilidad de que las dos razones puedan haber contribuido a la decisión de evitar toda mención a la relatividad en los Documentos. Existe la posibilidad adicional de que no haya ningún motivo (la opinión personal del autor es que las dos razones citadas anteriormente sí explican por qué no hay ninguna mención a la relatividad en los Documentos)

¿Podría ser que toda presentación comprensible de la cosmografía implica una distorsión de los hechos, y que la presentación newtoniana da como resultado menos distorsión que la presentación en términos de la relatividad de Einstein? Supongamos que examinamos brevemente las cosmografías sucesivas que ha concebido la civilización occidental, y consideremos las distorsiones que incluían en los hechos y que racionalizaron con éxito. Incluyendo los conceptos presentados en los Documentos, parecen haber cuatro cosmografías principales: geocéntrica, heliocéntrica, sin centro y centrada en el Paraíso. Dicho de otra manera: las cosmografías de los hombres se han concebido primero como centradas en nuestro mundo; segundo, centradas alrededor del sol; tercero, sin centro; y cuarto, centradas en la inmóvil Isla del Paraíso. Examinemos estas cuatro concepciones cosmográficas:

La cosmografía geocéntrica. Desde la perspectiva de nuestros sentidos, esta es la manera más deliciosamente simple y satisfactoria de contemplar las cosas. La tierra está inmóvil y todo gira alrededor de ella. Todavía decimos que "el sol sale y se pone". Sin embargo, para el pensador con criterio, los movimientos de los planetas en el sistema solar presentan una complejidad en su movimiento que requiere de una racionalización mayor. Esa racionalización se hizo con éxito. Fue posible ofrecer una explicación lógica respecto a por qué un planeta parecía ir hacia atrás en las noches estrelladas (Siempre hemos podido racionalizar: antes de que el oxígeno fuera identificado como el agente de la combustión, se suponía que una sustancia llamada "flogisto" era la propiedad de todos los combustibles, y que la pérdida de peso en la combustión era una buena prueba de que el "flogisto" se había agotado)

La cosmografía heliocéntrica. Fue duro para la mente aceptar el hecho de que la tierra no estaba estacionaria, que la salida del sol era una ilusión producida por la rotación de la tierra. Al principio, esta concepción fue acosada por una multitud de irregularidades sin explicación. Las órbitas planetarias fueron concebidas primero como círculos, pero los planetas rechazaban esa concepción. Fue necesaria mucha racionalización (mucho "flogisto") para dar cuenta de esas diferencias inexplicables. Finalmente el concepto de elipses sustituyó a los círculos y el sistema solar se hizo comprensible como un sistema sencillo, donde el movimiento hacia fuera está en equilibrio con el movimiento hacia dentro de la gravedad del sol y de los planetas girando en órbitas elípticas regulares alrededor del sol.

La cosmografía sin centro. Pero el sol, nuestro sol, no es el centro de todo. Gira en una órbita también, y los Documentos hablan  15:3.9 sobre las seis direcciones de movimiento simultáneas que sigue actualmente nuestro sol y nuestro sistema solar. La imposibilidad de deducir científicamente la inmóvil Isla del Paraíso hace ineludible la concepción de una cosmografía sin centro. La relatividad asume que no hay un verdadero centro del continuo espacio-tiempo y, quizá, esta es la falacia principal que la hace completamente inaceptable para los autores de los Documentos: no tiene centro. Es posible que la relatividad contenga también su rastro de "flogisto" y que tienda a fracasar en los tramos lejanos del universo maestro (Hasta ahora, parece ser que solo un científico ha desafiado a Einsten: el Dr. Fritz Zwicky, profesor de astrofísica en el California Institute of Technology, afirma que la relatividad tiende a fracasar cuando se aplica a distancias astronómicas muy grandes, distancias de cinco millones de años-luz o más. Sus pruebas están basadas en el fracaso aparente de la interacción de la gravedad. Los Documentos sí señalan [ 11:8.3; 42:11.5] que el espacio puede neutralizar finalmente la gravedad [lineal] Las opiniones del Dr. Zwicky llamaron la atención del autor en el número de Newsweek del 5 de enero de 1959, página 62)

La cosmografía centrada en el Paraíso. La cosmografía presentada en los Documentos es la de una creación que sí tiene un centro, y en la que puede tener lugar el movimiento absoluto (movimiento en relación con este centro) El movimiento procesional en el sentido de las agujas del reloj (y en sentido contrario) de los niveles espaciales es movimiento absoluto, es movimiento en relación con algo que es completamente inmóvil, la Isla del Paraíso estacionaria  12:4.2 Cualquier otro movimiento de los cuerpos físicos en el espacio es movimiento relativo  12:4.10

Podría ser que, en el sentido más amplio, el concepto newtoniano de universo con un centro ofrezca menos distorsión en los hechos que el concepto einsteniano sin centro. 

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos