3. Los Absolutos

   
   Palabras de Jesús en rojo: Activar | Desactivar    Números de párrafo: Activar | Desactivar
Versión para imprimirVersión para imprimir

3. LOS ABSOLUTOS

  1. Concepto de los Absolutos.
  2. Los siete Absolutos.
  3. El Absoluto de Deidad.
  4. El Absoluto Incualificado.
  5. El Absoluto Universal.
  6. Niveles y reacciones absolutos.

I. CONCEPTO DE LOS ABSOLUTOS

1. Proposición. La infinidad total reside en los siete Absolutos.

“En estos documentos la realidad total (infinidad) ha sido presentada como existe en los siete Absolutos:

  1. El Padre Universal.
  2. El Hijo Eterno.
  3. El Espíritu Infinito.
  4. La Isla del Paraíso.
  5. El Absoluto de Deidad.
  6. El Absoluto Universal.
  7. El Absoluto No Cualificado.” (1146.7) 104:3.5

2. Proposición. Los Absolutos parecen suplantar la materia, trascender la mente y sobrevenir al espíritu.

“Estos Absolutos parecen suplantar la materia, trascender la mente, y sobrevenir al espíritu. Me siento continuamente confundido y a menudo perplejo por mi incapacidad para comprender estas transacciones complejas que atribuyo a la presencia y actuación del Absoluto No Cualificado, el Absoluto de Deidad, y el Absoluto Universal.” (55.6) 4:1.8

3. Proposición. La Trinidad antecede a los Absolutos. El Absoluto es la reacción impersonal y coordinada de la Trinidad de Trinidades a todas las situaciones espaciales primarias.

“A primera vista, un concepto del Absoluto como antepasado de todas las cosas — aun de la Trinidad— parece ofrecer satisfacción transitoria al gratificar los requisitos de la lógica y los de la unificación filosófica, pero la realidad de la eternidad de la Trinidad del Paraíso inválida toda conclusión de este tipo. Se nos enseña, y nosotros creemos, que el Padre Universal y sus asociados de la Trinidad son eternos en su naturaleza y existencia. Por lo tanto no hay sino una conclusión filosófica lógica, que es: El Absoluto es, para todas las inteligencias universales, la reacción impersonal y coordinada de la Trinidad (o Trinidades) a todas las situaciones espaciales básicas y primarias, intrauniversales y extra-universales.” (644.6) 56:9.4

4. Proposición. La Trinidad paradisíaca se erige en finalidad, eternidad, supremacía y ultimidad como absoluto.

“Para todas las inteligencias de personalidad en el gran universo la Trinidad del Paraíso para siempre se erige en finalidad, eternidad, supremacía y ultimidad y, para todos los propósitos prácticos de la comprensión personal y realización de la criatura, como absoluto." (644.6) 56:9.4

5. Proposición. La mente no puede captar el concepto de Absoluto sin romper la unidad de tal realidad.

“La mente no puede jamás esperar captar el concepto de un Absoluto sin intentar primero romper la unidad de tal realidad. La mente es unificadora de todas las divergencias, pero en la ausencia misma de tales divergencias la mente no encuentra base sobre la cual intentar formular conceptos de comprensión." (1261.6) 115:3.2

II. LOS SIETE ABSOLUTOS

1. Proposición. Las siete primeras relaciones que hay dentro del YO SOY se eternizan como los siete Absolutos de la Infinidad. Los Absolutos no tienen principio y son:

  1. La Primera Fuente y Centro.
  2. La Segunda Fuente y Centro.
  3. El Paraíso la Fuente y Centro.
  4. La Tercera Fuente y Centro.
  5. El Absoluto de Deidad.
  6. El Absoluto No Cualificado.
  7. El Absoluto Universal.

Vean: (1155.5) 105:3.1

III. EL ABSOLUTO DE DEIDAD

1. Proposición. El Absoluto de Deidad es el activador omnipotente, mientras que el Absoluto Incualificado es el mecanizador totalmente eficiente del universo de universos.

El Absoluto de Deidad parece ser el activador omnipotente, mientras que el Absoluto No Cualificado parece ser el mecanizador totalmente eficiente del universo de los universos supremamente unificado y últimamente coordinado, aun de los universos y más universos ya hechos, en proceso de formación y aún por hacerse.” (14.2) 0:11.4

IV. EL ABSOLUTO INCUALIFICADO

1. Proposición. El Absoluto Incualificado es no personal y no deificado. No puede ser penetrado por los hechos, la verdad, la experiencia, la filosofía o la revelación.

El Absoluto No Cualificado es no personal, extradivino y no deificado. El Absoluto No Cualificado, por lo tanto, carece de personalidad, divinidad y de todas las prerrogativas de creador. Ni los hechos ni la verdad, ni la experiencia ni la revelación, ni la filosofía ni la absonitud son capaces de penetrar la naturaleza y el carácter de este Absoluto sin cualificación en el universo.” (14.5) 0:11.7

2. Proposición. El Absoluto Incualificado parece dominar el plano inferior del Paraíso.

“La periferia del Paraíso provee actividades que no son estrictamente ni personales ni no personales. La Trinidad parece dominar el plano personal o superior, el Absoluto No Cualificado, el plano inferior o impersonal. Casi no concebimos al Absoluto No Cualificado como una persona, pero consideramos que la presencia funcional en el espacio de este Absoluto se halla enfocado en el Paraíso bajo.” (119.9) 11:2.8

3. Proposición. El Absoluto Incualificado sostiene el universo físico; el Absoluto de Deidad motiva el supercontrol de toda realidad material.

“El Absoluto No Cualificado sostiene el universo físico, mientras que el Absoluto de Deidad motiva el exquisito supercontrol de toda realidad material; y ambos Absolutos están unificados funcionalmente por el Absoluto Universal. Todas las personalidades —materiales, morontiales, absonitas o espirituales— comprenden mejor esta correlación cohesiva del universo material mediante la observación de la respuesta a la gravedad de toda realidad material auténtica respecto de la gravedad centrada en el Paraíso bajo.” (637.4) 56:1.2

V. EL ABSOLUTO UNIVERSAL

1. Proposición. El Absoluto Universal resuelve la tensión creada por la diferenciación de la realidad en lo deificado y lo no deificado—lo personalizable y lo no personalizable.

El Absoluto Universal, deducimos lógicamente, era inevitable en el acto del libre albedrío absoluto del Padre Universal al diferenciar las realidades del universo en valores deificados y no deificados —personalizables y no personalizables. El Absoluto Universal es el fenómeno de la Deidad indicativo de la resolución de la tensión creada por la acción volitiva de diferenciar de este modo la realidad universal, y funciona como coordinador asociativo de estas sumas totales de las potencialidades existenciales.” (14.8) 0:11.10

2. Proposición. El Absoluto Universal iguala las tensiones entre:

Lo finito y el Infinito.

Los potenciales y los actuales de la realidad.

El Paraíso y el espacio.

El tiempo y la eternidad.

El hombre y Dios.

“Lo finito puede coexistir en el cosmos juntamente con el Infinito tan sólo debido a que la presencia asociativa del Absoluto Universal equilibra tan perfectamente las tensiones entre tiempo y eternidad, finidad e infinidad, potencial de realidad y actualidad de realidad, Paraíso y espacio, hombre y Dios. Asociativamente, el Absoluto Universal constituye la identificación de la zona de realidad evolutiva progresiva existente en el tiempo-espacio y en el tiempo-espacio trascendido, universos de manifestación subinfinita de Deidad.” (15.3) 0:11.13

3. Proposición. Los Absolutos están coordinados en el Último; condicionados en el Supremo; y modificados en el espacio y el tiempo en Dios Séptuplo.

“El Absoluto No Cualificado y el Absoluto de Deidad son unificados en el Absoluto Universal. Los Absolutos son coordinados en el Último, condicionados en el Supremo, y modificados espacio-temporalmente en Dios el Séptuple. En los niveles subfinitos hay tres Absolutos, pero en la infinidad parecen ser uno. En el Paraíso hay tres personalizaciones de la Deidad, pero en la Trinidad ellos son una.” (644.3) 56:9.1

4. Proposición. El Absoluto es incualificado solo en la infinidad. La revelación de Dios debe ser relativa hasta que su poder y personalidad se vuelvan infinitos en los Absolutos.

“La personalidad espiritual es absoluta sólo en el Paraíso, y el concepto de lo Absoluto es incondicionado sólo en la infinidad. La presencia de la Deidad es absoluta solamente en el Paraíso y la revelación de Dios debe siempre ser parcial, relativa y progresiva hasta que su poder se vuelva experiencialmente infinito en la potencia espacial del Absoluto No Cualificado, mientras que su manifestación de personalidad se torna experiencialmente infinita en la presencia manifiesta del Absoluto de Deidad, y mientras estos dos potenciales de infinidad se tornan realidad-unificados en el Absoluto Universal." (645.2) 56:9.7

VI. NIVELES Y REACCIONES ABSOLUTOS

1. Proposición. Antes de la deización de las relatividades finitas, toda diversificación de la realidad se produjo en los niveles absolutos.

“Antes de la deidadización de lo finito, parecería que toda diversificación de la realidad se produjo en niveles absolutos; pero la acción volitiva que promulga la realidad finita connota una cualificación de la absolutez e implica la aparición de relatividades." (1158.2) 105:5.2

2. Proposición. La Primera Fuente y Centro es el Absoluto Volitivo; la Segunda Fuente y Centro es el Absoluto de Personalidad.

“La Primera Fuente y Centro es el Absoluto Volitivo; la Segunda Fuente y Centro es el Absoluto de Personalidad.” (74.1) 6:1.2

3. Proposición. La existencia finita representa la transferencia de los potenciales a los actuales dentro de los Absolutos y aparecen las repercusiones como reacciones en la Deidad, las criaturas y los universos.

“La entera promulgación de las existencias finitas representa una transferencia de los potenciales a los actuales dentro de las asociaciones absolutas de la infinidad funcional. Entre las muchas repercusiones de la actualización creadora de lo finito, podemos citar:

1. La respuesta en la deidad, la aparición de los tres niveles de la supremacía experiencial: la actualidad de la supremacía del espíritu personal en Havona, el potencial para la supremacía del poder personal en lo que será el gran universo, y la capacidad para alguna desconocida función de la mente experiencial que actúa en algún nivel de supremacía en el futuro universo maestro.

2. La respuesta en el universo que ocurre en la activación de los planes arquitectónicos para el nivel espacial del superuniverso, y esta evolución aún está progresando por todas partes de la organización física de los siete superuniversos.

3. La repercusión en forma de las criaturas. Esta repercusión a la promulgación de la realidad finita dio como resultado la aparición de seres perfectos de la orden de los habitantes eternos de Havona y de ascendedores evolucionarios perfeccionados desde los siete superuniversos. Pero alcanzar la perfección como experiencia evolucionaria (témporo-creadora) implica algo distinto de perfección como punto de partida. Por lo tanto, aparece la imperfección en las creaciones evolucionarias. Y éste es el origen del mal potencial. La maladaptación, la desarmonía y el conflicto, todas estas cosas son inherentes al crecimiento evolucionario, desde los universos físicos hasta las criaturas personales.

4. La respuesta en la divinidad. Esta respuesta a la imperfección inherente en el retraso de la evolución se revela en la presencia compensadora de Dios el Séptuple, por cuyas actividades lo que se está perfeccionando es integrado tanto con lo perfecto como con lo perfeccionado. Este retraso temporal es inseparable de la evolución, que es creatividad en el tiempo. Debido a ella, así como también a otras razones, el poder todopoderoso del Supremo se basa en los éxitos de la divinidad de Dios el Séptuple.” (1159.1) 105:6.1

4. Proposición. La Primera Fuente y Centro es la realidad absoluta que abarca todos los potenciales y dio origen a todos los actuales.

“Una concepción básica del nivel absoluto comprende un postulado de tres fases:

1. Lo Original. El concepto no cualificado de la Primera Fuente y Centro, esa manifestación fuente en forma del YO SOY de la cual se origina toda realidad.

2. Lo Actual. La unión de los tres Absolutos de actualidad: la Segunda y la Tercera Fuentes y Centros y la Fuente y Centro del Paraíso. Esta triodidad del Hijo Eterno, el Espíritu Infinito y la Isla del Paraíso constituye la revelación actual de la originalidad de la Primera Fuente y Centro.

3. Lo Potencial. La unión de los tres Absolutos de potencialidad: el Absoluto de Deidad, el Absoluto No Cualificado y el Absoluto Universal. Esta triodidad de la potencialidad existencial, constituye la revelación potencial de la originalidad de la Primera Fuente y Centro.” (1262.2) 115:3.5

5.Proposición. Los Absolutos de potencialidad operan en el nivel eterno del cosmos. En los niveles subabsolutos, actúan el Supremo y el Último. Aunque la voluntad de Dios pueda no prevalecer en la parte, sí prevalece invariablemente en el todo.

“Los tres Absolutos de la potencialidad son operativos en un nivel puramente eterno del cosmos, por lo tanto no funcionan nunca como tales en los niveles subabsolutos. En los niveles descendentes de la realidad, la triodidad de potencialidad se manifiesta con el Último y sobre el Supremo. Lo potencial puede fracasar en la actualización temporal respecto de una parte en algún nivel subabsoluto, pero nunca en la suma. En último término, la voluntad de Dios prevalece no siempre en cuanto se refiere al individuo, pero invariablemente en cuanto se refiere al total.” (1262.10) 115:3.13

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos