19. El matrimonio y el hogar

   
   Palabras de Jesús en rojo: Activar | Desactivar    Números de párrafo: Activar | Desactivar
Versión para imprimirVersión para imprimir

19. EL MATRIMONIO Y EL HOGAR

  1. Introducción
  2. El instinto de apareamiento
  3. Las primeras costumbres sobre el matrimonio
  4. Mezclas raciales
  5. El matrimonio como institución social
  6. Matrimonios plurales
  7. La verdadera monogamia
  8. El estatus primitivo de la mujer
  9. Los ideales de la vida familiar
  10. Los peligros de la autogratificación
  11. La crianza de los hijos

I. INTRODUCCIÓN

1. Proposición. El matrimonio es el antepasado de la institución más sublime y útil de la civilización: el hogar.

“La necesidad material cimentó el matrimonio, el apetito sexual lo embelleció, la religión lo sancionó y lo exaltó, el estado lo exigió y lo reglamentó, y en tiempos más recientes el amor en evolución empieza a justificar y glorificar el matrimonio como antepasado y creador de la institución más útil y sublime de la civilización: el hogar. La formación del hogar debe ser el centro y esencia de todo esfuerzo de educación.” (931.1) 84:0.1

2. Proposición. Entre los antiguos, las familias numerosas no se debían siempre al afecto. Deseaban muchos niños por varias razones.

“Las familias grandes entre los pueblos antiguos no eran necesariamente afectivas. Se deseaban muchos hijos porque:

  1. Eran valiosos como trabajadores.
  2. Eran el seguro de la vejez.
  3. Las hijas se podían vender.
  4. El orgullo familiar requería la perpetuación del apellido.
  5. Los hijos proporcionaban protección y defensa.
  6. El temor a los fantasmas creó el temor a la soledad.
  7. Algunas religiones requerían la progenie.” (940.7) 84:7.11

3. Proposición. La función del matrimonio es asegurar la supervivencia de la raza, no solo hacer realidad la felicidad personal.

“La función del matrimonio en la evolución es afianzar la supervivencia de la raza, no sólo obtener la felicidad personal; la autoconservación y la autoperpetuación son los verdaderos fines del hogar. La autogratificación es incidental y no esencial, salvo como incentivo para garantizar la unión sexual. La naturaleza exige la supervivencia, pero las artes de la civilización continúan aumentando los placeres del matrimonio y las satisfacciones de la vida familiar.” (765.6) 68:2.9

II. EL INSTINTO DE APAREAMIENTO

1. Proposición. A pesar de las diferencias entre hombres y mujeres, el deseo sexual es suficiente para juntarlos con el fin de reproducir la especie.

“A pesar de la diferencia de personalidad entre hombres y mujeres, el impulso sexual es suficiente para asegurar su unión para la reproducción de la especie. Este instinto operaba efectivamente mucho antes de que los humanos experimentaran lo que más recientemente se ha llamado amor, devoción y lealtad matrimonial. El apareamiento es una propensión innata, el matrimonio es su repercusión social evolucionaria.” (913.4) 82:1.1

2. Proposición. Los sangik y otros pueblos primitivos tenían el instinto de apareamiento, pero desprovisto en gran medida de lo que se conoce actualmente como “atractivo sexual”.

“Las razas sangik poseían pasiones animales normales, pero demostraban poca imaginación o apreciación de la belleza y del atractivo físico del sexo opuesto. Lo que se llama atracción del sexo está virtualmente ausente aun ahora entre las razas primitivas; estos pueblos no mezclados poseen un claro instinto de apareamiento pero no tienen suficiente atracción sexual como para crear problemas serios que requieran control social.” 
(914.2) 82:1.6

III. LAS PRIMERAS COSTUMBRES SOBRE EL MATRIMONIO

1. Proposición. La evolución del matrimonio es la historia del control sexual mediante la presión de las restricciones sociales, religiosas y civiles.

“La historia de la evolución del matrimonio es simplemente la historia del control sexual a través de la presión de las restricciones sociales, religiosas y civiles. La naturaleza no reconoce a los individuos; no tiene noción de los así llamados sentimientos morales; está solo y exclusivamente interesada en la reproducción de la especie.” (914.7) 82:2.1

2. Proposición. El bajo estatus de la mujer en tiempos del Antiguo Testamento refleja las costumbres y convenciones de los pastores.

“La escasa cortesía hacia las mujeres durante la era del Antiguo Testamento es un reflejo auténtico de las costumbres de los pastores. Los patriarcas hebreos eran todos ellos pastores, tal como se demuestra por el dicho, «El Señor es mi pastor».” (934.1) 84:3.2

3. Proposición. En tiempos primitivos, el matrimonio era el precio de la posición social; tener esposa era señal de distinción.

“En los tiempos primitivos el matrimonio era el precio de la posición social; la posesión de una esposa era emblema de distinción. Los salvajes consideraban el día de la boda como el ingreso en las responsabilidades del estado adulto. En una época, el matrimonio ha sido considerado un deber social; en otra, una obligación religiosa; y en otra aún, un requisito político para proveer ciudadanos para el estado.” 
(915.7) 82:3.4

4. Proposición. Los matrimonios infantiles se originaron tras la idea de que era una desgracia (incluso pecado) no estar casado. Los no casados no podían entrar en el mundo de los espíritus.

“El hecho de que los pueblos primitivos consideraban el no casarse una vergüenza aun un pecado, explica el origen de los matrimonios entre niños; puesto que uno debía casarse, cuanto antes lo hiciera mejor sería. También era creencia general que las personas no casadas no podían entrar al mundo espiritual, y esto era un incentivo adicional para los matrimonios entre niños aun desde el momento del nacimiento y a veces aun antes del nacimiento, dependiendo del sexo.” (916.4) 82:3.8

5. Proposición. Los matrimonios primitivos eran acordados por los padres; más adelante, actuaban los agentes matrimoniales. Al principio, los matrimonios eran asuntos de grupo.

“Los matrimonios primitivos estaban siempre dispuestos de antemano por los padres del mancebo y de la doncella. La etapa de transición entre esta costumbre y la libertad de elección estuvo ocupada por los agentes matrimoniales o casamenteros profesionales. Estos casamenteros al principio eran los barberos; más adelante, los sacerdotes. El matrimonio fue originalmente un asunto de grupo; después un asunto familiar; tan sólo recientemente se ha vuelto una aventura individual.” 
(923.1) 83:2.1

6. Proposición. Los antiguos desconfiaban del amor y de las promesas. Querían que el matrimonio estuviera garantizado con propiedades. El precio de adquisición de una esposa era un depósito en caso de deserción.

“Los antiguos no confiaban ni en el amor ni en las promesas; creían que las uniones sólidas deben ser garantizadas por un respaldo tangible, la propiedad privada. Por este motivo, el precio de adquisición de una esposa se consideraba un depósito o una prenda, que el marido perdería en caso de divorcio o deserción. Una vez que se había pagado el precio de adquisición de una novia, muchas tribus permitían que se le quemara la marca del marido en la piel de ella. Los africanos aún compran sus esposas. Una esposa con quien el hombre se casara por amor, o sea la esposa de un hombre blanco, la comparan con un gato, porque no cuesta nada.” 
(923.7) 83:3.1

IV. MEZCLAS RACIALES

1. Proposición. Los malos resultados de cierta endogamia llevaron a la formulación de tabúes contra el matrimonio entre parientes cercanos.

“Aunque la endogamia de buena cepa a veces produjo tribus fuertes, los casos espectaculares de malos resultados de la endogamia debido a defectos hereditarios se grabaron más fuertemente en la mente del hombre, de modo tal que las costumbres en avance fueron acumulando cada vez más tabúes contra todo matrimonio entre parientes cercanos.” (918.2) 82:5.2

2. Proposición. La exogamia dominó debido a que favorecía al hombre (se alejaba de los suegros). La familiaridad genera desdén.

“La exogamia finalmente dominó porque era la favorita del hombre; obtener a una esposa de afuera le aseguraba al hombre mayor libertad de los suegros. La familiaridad genera el desdén; así pues a medida que el elemento de libre albedrío comenzó a dominar el apareamiento, se volvió hábito elegir a la pareja fuera de la tribu.” (919.2) 82:5.6

3. Proposición. El peligro real para la especie humana está en la multiplicación sin restricciones de cepas inferiores, más que en la mezcla interracial.

“Después de todo, el verdadero peligro para la especie humana ha de encontrarse en la multiplicación sin restricciones de las cepas inferiores y degeneradas de los varios pueblos civilizados más bien que un supuesto peligro inherente a la mezcla interracial.” (921.1) 82:6.11

4. Proposición. Si las razas de hoy día pudieran deshacerse de sus especímenes deteriorados, habría menos objeciones a una amalgama limitada de las razas.

“Si las razas de hoy en día de Urantia pudieran librarse del peso de las capas inferiores de seres deteriorados, antisociales, de mente débil y abandonados, no habría objeción a una amalgama limitada de las razas. Y si tales mezclas de raza pudieran ocurrir entre los tipos más elevados de las varias razas, habría aún menos objeciones.” (920.2) 82:6.4

5. Proposición. Aparte de las cepas inferiores, la mayoría de los prejuicios contra la mezcla de las razas tienen una base social y cultural.

“Hasta tanto las razas presentes estén tan sobrecargadas con cepas inferiores y degeneradas, la mezcla interracial en gran escala sería altamente perjudicial, pero la mayoría de las objeciones a dichos experimentos corresponden a los prejuicios sociales y culturales más bien que a las consideraciones biológicas.”(920.5) 82:6.7

V. EL MATRIMONIO COMO INSTITUCIÓN SOCIAL

1. Proposición. Pasar de la caza a la agricultura favoreció el desarrollo de la vida familiar, junto con la domesticación de los animales y la mejora de las artes del hogar.

“Durante esta época aparece la agricultura. El crecimiento de la idea de la familia es incompatible con la vida nómada y no establecida del cazador. Gradualmente se establecen las prácticas de moradas fijas y labranza de la tierra. La domesticación de los animales y el desarrollo de las artesanías hogareñas proceden paralelamente. Al llegarse a la cúspide de la evolución biológica, se ha logrado un alto nivel de civilización, pero hay poco desarrollo de orden mecánico; la invención es característica de la era subsiguiente.” 
(592.1) 52:2.8

2. Proposición. La familia es el civilizador maestro; el hogar es indispensable.

“Aunque las instituciones religiosas, sociales y educacionales son esenciales para la supervivencia de la civilización cultural, la familia es el civilizador magistral. El niño aprende la mayor parte de la esencia de la vida de su familia y de los vecinos.” (913.2) 82:0.2

3. Proposición. El matrimonio siempre ha estado estrechamente vinculado a la propiedad y a la religión.

“El matrimonio siempre ha estado estrechamente ligado tanto a la propiedad como a la religión. La propiedad ha sido el estabilizador del matrimonio; la religión, su moralizador.” (917.4) 82:4.1

4. Proposición. Los matrimonios no están hechos en el cielo; el matrimonio es una institución humana.

“Pero aunque los matrimonios puedan ser aprobados o desaprobados desde las alturas, no se puede decir que son hechos en el cielo. La familia humana es una institución claramente humana, un desarrollo evolucionario. El matrimonio es una institución de la sociedad, no una dependencia de la iglesia. Es verdad que la religión debe influir poderosamente sobre esta institución, pero no debe adjudicarse el derecho exclusivo de su control y reglamentación.” (922.7) 83:1.4

5. Proposición. El matrimonio primitivo fue principalmente industrial; el matrimonio moderno tiene muchos motivos.

“El matrimonio primitivo era principalmente industrial; aun en los tiempos modernos, es a menudo un asunto social o comercial. A través de la influencia de la mezcla de la cepa andita y como resultado de las costumbres de la civilización en avance, el matrimonio se está volviendo lentamente mutuo, romántico, paternal, poético, afectuoso, ético y aun idealista.” (922.8) 83:1.5

6. Proposición. El matrimonio es la institución más exaltada del hombre, pero no debería llamarse sacramento.

“El matrimonio que culmina en el hogar es indudablemente la institución más excelsa del hombre, pero es esencialmente humana; no debería haber sido llamada nunca un sacramento. Los sacerdotes setitas hicieron del matrimonio un rito religioso; pero durante miles de años después de Edén, el apareamiento continuó siendo una institución puramente social y civil.” (929.4) 83:8.1

7. Proposición. El matrimonio es una institución social, que surge de la cooperación en el automantenimiento y de la asociación en la autoperpetuación.

“El hogar es básicamente una institución sociológica. El matrimonio surgió de la cooperación en el automantenimiento y de la asociación en la autoperpetuación, siendo el elemento de la autogratificación en gran parte incidental. Sin embargo, el hogar abraza las tres funciones esenciales de la existencia humana, mientras que la propagación de la vida lo torna institución humana fundamental, y el sexo lo separa de toda otra actividad social.” (931.3) 84:0.3

8. Proposición. El estatus de la mujer es un criterio justo del progreso evolutivo del matrimonio, y el matrimonio registra los avances de la civilización.

“En términos generales, durante cualquier etapa la posición de la mujer constituye un criterio justo del proceso evolutivo del matrimonio como institución social, mientras que el progreso del matrimonio mismo es un termómetro razonablemente preciso de los avances de la civilización humana.” (935.1) 84:4.1

9. Proposición. La ciencia, no la religión, fue la que emancipó realmente a la mujer moderna; fue la fábrica. El poder del hombre ya no es tan superior al poder de la mujer.

“La ciencia y no la religión, verdaderamente emancipó a la mujer; fue la fábrica moderna la que en gran parte la liberó de los confines del hogar. La habilidad física del hombre ya no fue una necesidad esencial en el nuevo mecanismo de mantenimiento; la ciencia tanto cambió las condiciones de vida que la mano de obra masculina dejó de ser tan superior a la mano de obra femenina.” (937.4) 84:5.7

10. Proposición. El matrimonio abarca antagonismos: es un programa de cooperación antagónica. El matrimonio es sociológico, no biológico.

“Toda institución humana de éxito comprende antagonismos de intereses personales que han sido ajustados para alcanzar una armonía práctica de trabajo, y la formación del hogar no es una excepción. El matrimonio, la base de la formación del hogar, es la manifestación más alta de esa cooperación antagonista que tan frecuentemente caracteriza el contacto de la naturaleza y la sociedad. El conflicto es inevitable. El apareamiento es inherente; es natural. Pero el matrimonio no es biológico; es sociológico. La pasión asegura la unión de hombre y mujer, pero el instinto paternal más débil y las costumbres sociales son las que los mantienen juntos.” (938.6) 84:6.2

11. Proposición. Las mujeres tienen más intuición que los hombres, pero son algo menos lógicas. La mujer siempre ha sido la abanderada moral: la líder espiritual.

“Parecería que las mujeres tuvieran más intuición que los hombres, pero también parecen ser ellas un tanto menos lógicas. La mujer sin embargo siempre ha sido la abanderada moral y la líder espiritual de la humanidad. La mano que mece la cuna aún fraterniza con el destino.” 
(938.8) 84:6.4

12. Proposición. La vida familiar se está haciendo más cara; los niños ya no son un activo. Desplazar la responsabilidad al Estado o a la Iglesia tendrá resultados suicidas.

“En la presente era industrial y urbana la institución del matrimonio se está desarrollando en un nuevo sentido económico. La vida familiar se ha vuelto más y más costosa, mientras que los hijos, que solían ser un activo, se han vuelto un pasivo económico. Pero la seguridad de la civilización misma aún descansa en el desarrollo de la disposición de una generación en invertir en el bienestar de las generaciones próximas y futuras. Todo intento de transferir la responsabilidad paterna al estado o a la iglesia tendrá resultados suicidas sobre el bienestar y avance de la civilización.” (941.8) 84:7.27

13. Proposición. La ceremonia de boda surgió del hecho de que el matrimonio era originalmente un asunto de la comunidad.

“La ceremonia de boda surgió del hecho de que el matrimonio era originalmente un asunto de la comunidad, no tan sólo la culminación de la decisión de dos individuos. El apareamiento era preocupación del grupo a la vez que una función personal.” (924.4) 83:4.1

14. Proposición. El cambio de la familia matriarcal a la patriarcal fue uno de los ajustes sociales más radicales que ha hecho jamás la raza humana.

“El extraordinario cambio de la familia materna a la familia paterna es uno de los ajustes más radicales y completos jamás ejecutados por la raza humana. Este cambio llevó inmediatamente a una mayor expresión social y a una aventura familiar aumentada.”(933.5) 84:2.7

VI. MATRIMONIOS PLURALES

1. Proposición. La poligamia reconocía cuatro tipos de esposas.

“La institución de la poliginia reconoció, en distintas épocas, cuatro tipos de esposas:

  1. Las esposas ceremoniales o legales.
  2. Las esposas por afecto y por permiso.
  3. Las concubinas, esposas contractuales.
  4. Las esposas esclavas.” (926.3) 83:5.5

2. Proposición. En la poligamia, el número de esposas estaba limitado por la aptitud del hombre para mantenerlas. La mortalidad infantil era alta.

“La cantidad de esposas tan sólo estaba limitada por la capacidad del hombre para proveer por ellas. Los hombres ricos y capaces querían grandes cantidades de hijos y puesto que la mortalidad infantil era muy alta, se necesitaba una cohorte de esposas para conseguir una familia grande. Muchas de estas esposas plurales eran simplemente trabajadoras, esposas esclavas.” (926.12) 83:5.14

VII. LA VERDADERA MONOGAMIA

1. Proposición. La monogamia ha sido siempre la meta idealista de la evolución sexual. El matrimonio ideal conlleva abnegación y autocontrol.

“La monogamia ha sido siempre, es ahora y será perennemente el objetivo ideal de la evolución sexual humana. Este ideal del verdadero matrimonio en parejas comprende autosacrificio, y por lo tanto tan frecuentemente fracasa tan sólo porque uno o ambas de las partes contratantes son deficientes en el riguroso autocontrol, que es la cúspide de todas las virtudes humanas.” (927.7) 83:6.6

2. Proposición. La monogamia es la vara de medir el avance de la civilización social.

“La monogamia es el metro que mide el avance de la civilización social tal como se la distingue de la evolución puramente biológica. La monogamia no es necesariamente biológica ni natural, pero es indispensable para el mantenimiento inmediato y el desarrollo futuro de la civilización social. Contribuye a la delicadeza de los sentimientos, al refinamiento del carácter moral y a un crecimiento espiritual que son completamente imposibles en la poligamia. La mujer no podrá jamás llegar a ser una madre ideal si se ve constantemente obligada a rivalizar por el afecto de su marido.” (927.8) 83:6.7

3. Proposición. Los jóvenes deberían estar preparados para el matrimonio. La idealización juvenil debería atemperarse con cierto grado de desengaño.

“El matrimonio siempre ha sido y sigue siendo el supremo sueño de idealismo temporal del hombre. Aunque este hermoso sueño pocas veces se realiza en su plenitud, perdura como ideal glorioso, atrayendo para siempre a la humanidad en progreso hacia mayores esfuerzos para la felicidad humana. Pero se ha de enseñar a los mancebos y doncellas algo sobre la realidad del matrimonio antes de que se les permita meterse de cabeza en el mar de demandas exigentes de las interasociaciones de la vida familiar; la idealización juvenil ha de mitigarse con cierto grado de desilusión premarital.” 
(930.2) 83:8.6

VIII. EL ESTATUS PRIMITIVO DE LA MUJER

1. Proposición. El amor a los hijos obligó a las mujeres primitivas a someterse a muchas penalidades. El amor materno siempre ha sido una emoción limitadora.

“La relación madre-hijo es natural, fuerte e instintiva, y por consiguiente es una relación que obligó a las mujeres primitivas a someterse a muchas condiciones extrañas y a soportar incontables dificultades. Este apremiante amor materno es la emoción limitadora que siempre ha colocado a la mujer en una situación de desventaja tan tremenda en todas sus luchas con el hombre. A pesar de todo ello, el instinto materno en la especie humana no es sobrecogedor; puede ser frustrado por la ambición, el egoísmo y la convicción religiosa.” (932.4) 84:1.7

2. Proposición. El matrimonio aumentaba la supervivencia, de ahí que persistiera a pesar de sus antagonismos.

“A pesar de los antagonismos de estas parejas primitivas, a pesar de la laxitud de la asociación, las posibilidades de sobrevivencia estaban grandemente mejoradas en estas asociaciones de hombre y mujer. La cooperación de un hombre y una mujer, aun aparte de familia y prole, es vastamente superior en muchos aspectos a la de dos hombres o dos mujeres. Esta combinación de los sexos mejoraba las posibilidades de sobrevivencia y fue el comienzo mismo de la sociedad humana. La división del trabajo por sexo también fomentó la comodidad y aumentó la felicidad.” (932.6) 84:1.9

3. Proposición. Las mujeres primitivas no eran una amiga o una amante para el hombre, sino más bien un objeto de su propiedad: una sirvienta y criadora de hijos.

“La mujer primitiva no era para el hombre una amiga, novia, amante y socia sino más bien una posesión, una sierva o esclava y más adelante, una socia económica, un juguete y una productora de hijos. Sin embargo, las relaciones sexuales apropiadas y satisfactorias han necesitado siempre del elemento de elección y cooperación por parte de la mujer, y ello ha proporcionado siempre a las mujeres inteligentes una influencia considerable sobre su posición personal inmediata, a pesar de la posición social de su sexo. Pero la desconfianza y sospecha por parte del hombre fueron estimuladas por el hecho de que la mujer se vio siempre obligada a recurrir a la astucia para aliviar su esclavitud.” (935.3) 84:4.3

4. Proposición. El hombre ha visto a la mujer con desconfianza y fascinación, si no con sospecha y desdén. Se consideraba que las mujeres traían el mal a la raza.

“Los sexos han tenido gran dificultad en comprenderse. El hombre encontraba difícil comprender a la mujer, considerándola con una extraña mezcla de desconfianza ignorante y fascinación temerosa, cuando no con sospecha y desprecio. Muchas tradiciones tribales y raciales culpan de todas las dificultades a Eva, Pandora u otra representante de la humanidad femenina. Estas narrativas siempre fueron distorsionadas a fin de indicar que la mujer traía el mal al hombre; y todo ello indica la desconfianza de la mujer, sentimiento antiguamente universal. Entre los motivos citados a favor del sacerdocio célibe, el principal era la bajeza de la mujer. El hecho de que la mayoría de las supuestas brujas eran mujeres no mejoró la antigua reputación de este sexo.” (935.4) 84:4.4

5. Proposición. Fue un gran avance que se le negara al hombre el derecho a matar a su esposa y que ella pudiera tener propiedades.

“Se realizó un gran avance cuando se le negó al hombre el derecho de matar a su mujer a voluntad. Del mismo modo fue un paso hacia adelante el momento en que la mujer tuvo el derecho de poseer los obsequios de boda. Más adelante, ganó el derecho legal a poseer, controlar y aun disponer de la propiedad, pero por mucho tiempo estuvo privada del derecho de ocupar posiciones en la iglesia o el estado. La mujer ha sido tratada siempre más o menos como una posesión, hasta el siglo veinte después de Cristo y aun durante este siglo. Aún no ha podido liberarse a nivel mundial de la reclusión impuesta por el control del hombre. Aun entre los pueblos avanzados, el intento del hombre de proteger a la mujer ha sido siempre una declaración tácita de su propia superioridad.” (936.3) 84:4.10

6. Proposición. Las mujeres primitivas no se compadecían de sí mismas.

“Pero las mujeres primitivas no se tenían lástima de sí mismas como lo suelen hacer sus hermanas más recientemente liberadas. Después de todo eran relativamente felices y satisfechas. No se atrevían a imaginar una forma de existencia diferente o mejor.” (936.4) 84:4.11

IX. LOS IDEALES DE LA VIDA FAMILIAR

1. Proposición. El matrimonio ideal se encuentra en las capitales de sistema entre los Hijos e Hijas Materiales.

“Sin embargo, existe un ideal matrimonial en las esferas de lo alto. En la capital de cada sistema local los Hijos e Hijas Materiales de Dios ilustran la elevación de los ideales de la unión del hombre y la mujer en los lazos del matrimonio y para el propósito de procrear y criar a los vástagos. Después de todo, el ideal mortal del matrimonio es humanamente sagrado.” (930.1) 83:8.5

2. Proposición. El ideal de la igualdad de sexos no se encuentra en la naturaleza. Cuando la fuerza equivale a la justicia, el hombre domina a la mujer. La posición social de ella varía inversamente con el militarismo.

“La idea moderna de igualdad de los sexos es hermosa y está a la altura de una civilización en expansión, pero no se la encuentra en la naturaleza. Cuando la fuerza equivale a la justicia, el hombre domina a la mujer; cuando prevalecen más la justicia, la paz y la equidad, gradualmente emerge ella de la esclavitud y de la oscuridad. La posición social de la mujer generalmente ha variado inversamente al grado de militarismo de una nación o era.” (936.7) 84:5.3

3. Proposición. El hombre no quitó derechos a la mujer y los devolvió a disgusto: todo fue un proceso inconsciente.

“Pero el hombre no quitó consciente ni intencionalmente los derechos de la mujer para luego devolvérselos gradualmente y a disgusto; todo esto fue un episodio inconsciente y espontáneo de la evolución social. Cuando realmente llegó el momento en que la mujer pudo disfrutar de mayores derechos, los obtuvo, y todo ello a pesar de la actitud consciente del hombre. Lentamente pero con seguridad las costumbres establecidas cambian para proveer esos ajustes sociales que son parte de la evolución persistente de la civilización. Las costumbres en avance proveyeron poco a poco un trato cada vez mejor para las mujeres; las tribus que persistieron en tratarlas con crueldad no sobrevivieron.” (937.1) 84:5.4

4. Proposición. En los tiempos modernos, la mujer ha ganado dignidad, igualdad y educación. ¿Será digna de su liberación social?

“En los ideales del matrimonio en parejas, la mujer ha ganado finalmente reconocimiento, dignidad, independencia, igualdad y educación; pero, ¿se demostrará merecedora de todos estos logros nuevos y sin precedentes? ¿Responderá la mujer moderna a este gran logro de liberación social con pereza, indiferencia, esterilidad e infidelidad? ¡Actualmente, en el siglo veinte, la mujer pasa la prueba crucial de su larga existencia mundial!” (937.7) 84:5.10

5. Proposición. Hombres y mujeres se necesitan eternamente. Sus diferentes puntos de vista perduran a lo largo de la carrera ascendente, incluso en el Cuerpo de la Finalidad.

“Los hombres y las mujeres se necesitan mutuamente en sus carreras morontiales y espirituales así como también en sus carreras mortales. Las diferencias de puntos de vista entre hombres y mujeres persisten aun más allá de la primera vida y a lo largo de las ascensiones en el universo local y en el superuniverso. Aun en Havona, los peregrinos que otrora fueran hombres y mujeres seguirán ayudándose mutuamente en el ascenso al Paraíso. Nunca, ni siquiera en el Cuerpo de los Finalistas, será la metamorfosis de la criatura tan grande como para borrar las tendencias de personalidad que los humanos llaman hombre y mujer; siempre continuarán estas dos variaciones básicas de la humanidad a atraerse, estimularse, alentarse y asistirse mutuamente; siempre dependerán de su cooperación mutua en la solución de los difíciles problemas del universo y en sobreponerse a las múltiples dificultades cósmicas.” (939.1) 84:6.6

6. Proposición. Las nuevas costumbres del matrimonio estabilizarán más plenamente el hogar.

“1. El nuevo papel de la religión —la enseñanza de que la experiencia progenitora es esencial, la idea de procrear ciudadanos cósmicos, la comprensión ampliada de los privilegios de la procreación —dar hijos al Padre.

“2. El nuevo papel de la ciencia —la procreación se está volviendo cada vez más voluntaria, sujeta al control del hombre. En los tiempos antiguos la falta de comprensión aseguraba la aparición de hijos en ausencia de todo deseo de los mismos.

“3. La nueva función de las atracciones del placer —esto introduce un nuevo factor en la supervivencia racial; el hombre antiguo exponía a los hijos indeseados a la muerte; los modernos se niegan a procrearlos.

“4. La elevación del instinto paterno. Ahora cada generación tiende a eliminar del caudal reproductor de la raza a aquellos individuos en los que el instinto paterno es insuficientemente fuerte como para asegurar la procreación de hijos que puedan ser los futuros padres de la generación próxima.”(939.7) 84:7.4

X. LOS PELIGROS DE LA AUTOGRATIFICACIÓN

1. Proposición. El hombre se ha ganado justamente algunas de sus alegrías y placeres, pero el placer es suicida si trae consigo la decadencia del hogar, el logro evolutivo supremo del hombre y la esperanza de la civilización de sobrevivir.

“Dejad que el hombre se divierta; dejad que la raza humana encuentre placer de mil y una maneras; dejad que la humanidad evolucionaria explore todos los tipos de autogratificación legítima, los frutos de su larga lucha biológica hacia arriba. El hombre bien ha ganado algunas de sus felicidades y placeres de hoy en día. ¡Pero no olvidéis el objetivo del destino! Los placeres son en verdad un suicidio si destruyen la propiedad privada, que se ha tornado la institución del automantenimiento; y las autogratificaciones por cierto han costado un precio fatal si traen aparejado el colapso del matrimonio, la decadencia de la vida familiar y la destrucción del hogar —la adquisición evolucionaria suprema del hombre y la única esperanza de la civilización por la supervivencia.”(943.1) 84:8.6

2. Proposición. El matrimonio se fundó en el automantenimento, llevó a la autoperpetuación y proporcionó concomitantemente una forma de autogratificación.

“La gran amenaza de la vida familiar es la marejada de autogratificación en peligroso aumento, la manía moderna por el placer. El principal incentivo al matrimonio solía ser económico; la atracción sexual era secundaria. El matrimonio, cimentado en el automantenimiento, conducía a la autoperpetuación y paralelamente proveía una de las formas más deseables de autogratificación. Es la única institución de la sociedad humana que comprende los tres grandes incentivos de la vida.” (942.2) 84:8.1

XI. LA CRIANZA DE LOS HIJOS

1. Proposición. El divorcio seguirá predominando mientras los jóvenes no estén debidamente educados para el matrimonio, mientras el idealismo juvenil determine la aptitud para casarse.

“Pero mientras la sociedad no sepa educar adecuadamente a sus hijos y a su juventud, mientras el orden social no sepa proveer un adiestramiento premarital adecuado, y mientras el idealismo juvenil sin sabiduría ni madurez sea el árbitro del ingreso en el matrimonio, el divorcio seguirá siendo frecuente. Si el grupo social no sabe proveer una buena preparación matrimonial para sus jóvenes, el divorcio deberá funcionar hasta ese punto como una válvula de seguridad de la sociedad, para prevenir situaciones aun peores durante las edades de rápido crecimiento de las costumbres en evolución.” (929.2) 83:7.8

2. Proposición. La crianza de los hijos se ha hecho más difícil por una serie de factores.

“Los problemas modernos de la puericultura se vuelven cada vez más difíciles por:

  1. El alto grado de mezcla de razas.
  2. La educación artificial y superficial.
  3. La imposibilidad de que la progenie se cultive imitando a los padres —éstos están ausentes del cuadro familiar demasiado tiempo.”(941.2) 84:7.21

3. Proposición. La práctica del consejo familiar de los anditas sería útil para la sociedad moderna.

“La sociedad humana mejorará mucho si las razas civilizadas revierten más ampliamente al hábito de los consejos de familias practicado por los anditas. Éstos no mantenían una forma patriarcal o autocrática de gobierno familiar. Eran muy fraternales y asociativos, discutían libre y francamente toda propuesta y reglamentación de naturaleza familiar. Eran idealmente fraternales en todo su gobierno familiar. En una familia ideal el afecto filial y el afecto paterno aumentan mediante la devoción fraternal.” (941.10) 84:7.29

4. Proposición. Jesús trata sobre métodos correctos y equivocados de puericultura con Juan Marcos. Vean: (1921.5) 177:2.1

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos