10. Los Hijos Paradisiacos

   
   Palabras de Jesús en rojo: Activar | Desactivar    Números de párrafo: Activar | Desactivar
Versión para imprimirVersión para imprimir

10. LOS HIJOS PARADISIACOS

  1. Introducción
  2. Hijos Magisteriales
  3. Otorgamiento de los Hijos
  4. Hijos Instructores Trinitarios
  5. Hijos abrazados por la Trinidad
  6. Mensajeros Poderosos
  7. Aquellos Elevados en Autoridad
  8. Aquellos sin Nombre ni Número
  9. Custodios Trinidizados
  10. Embajadores Trinidizados
  11. Asistentes de los Hijos Elevados
  12. La técnica de la trinidización

I. INTRODUCCIÓN

1. Proposición. Hay tres órdenes de Hijos Paradisiacos de Dios, dependiendo de su origen parental.

“Los Hijos de Dios Paradisiacos son de origen triple: los Hijos primarios o Creadores son traídos a la existencia por el Padre Universal y el Hijo Eterno; los Hijos secundarios o los Hijos Magisteriales son hijos del Hijo Eterno y del Espíritu Infinito; los Hijos Instructores Trinitarios son los vástagos del Padre, el Hijo y el Espíritu. Desde el punto de vista del servicio, la adoración y la suplicación, los Hijos Paradisiacos son como uno; su espíritu es uno, y su trabajo es idéntico en calidad y universalidad.” (224.1) 20:1.11

2. Proposición. Los Hijos Paradisiacos son los regalos de la Deidad a las criaturas ascendentes; están dedicados a ayudar a los mortales del tiempo a lograr la meta espiritual de la eternidad.

“Los Hijos Paradisiacos son la presentación divina de las naturalezas actuantes de las tres personas de la Deidad a los dominios del tiempo y del espacio. Los Hijos Creadores, Magisteriales e Instructores son los dones de las Deidades eternas a los hijos de los mortales y a todas las demás criaturas universales de potencial de ascensión. Estos Hijos de Dios son los ministros divinos que se dedican incesantemente a la tarea de ayudar a las criaturas del tiempo para que alcancen el elevado objetivo espiritual de la eternidad.” (232.5) 20:10.2

3. Proposición. Los Hijos Paradisiacos siguen la expansión divina de la Primera Fuente y Centro desde el Paraíso hasta las profundidades desconocidas del espacio.

“En la armonía de sus actividades triunas estos Hijos de Dios Paradisiacos funcionan siempre a la vanguardia de las personalidades de la Deidad al seguir la expansión inacabable de la divinidad de la Primera Gran Fuente y Centro desde la sempiterna Isla del Paraíso hacia las profundidades desconocidas del espacio.” (233.1) 20:10.4

II. HIJOS MAGISTERIALES

1. Proposición. Los Hijos Magisteriales son producidos por el Hijo Eterno y el Espíritu Infinito. A través de la encarnación en criaturas, se ganan el derecho a servir como jueces de la supervivencia en las creaciones del espacio y el tiempo.

“Así como los Hijos Creadores son personalizados por el Padre y el Hijo, los Hijos Magisteriales son personalizados por el Hijo y el Espíritu. Éstos son los Hijos que, en las experiencias de encarnación en la criatura, ganan el derecho de servir como jueces de la supervivencia en las creaciones del tiempo y el espacio.” (88.3) 7:6.5

2. Proposición. Los Hijos Avonales son producidos por el concepto absoluto del Hijo Eterno y el ideal divino del Espíritu Infinito.

“Cada vez que un concepto original y absoluto de un ser, formulado por el Hijo Eterno, se une con un ideal nuevo y divino de servicio amante concebido por el Espíritu Infinito, se produce un Hijo de Dios nuevo y original, un Hijo Magisterial Paradisiaco. Estos Hijos constituyen la orden de Avonales.” (224.6) 20:2.1

3. Proposición. Los Avonales son ministros y jueces planetarios. Su número es de unos mil millones.

“Los Avonales son ministros y jueces planetarios, los magistrados de los reinos del tiempo y del espacio —de todas las razas, para todos los mundos, y en todos los universos.

“Tenemos razones para pensar que el número total de hijos magisteriales en el gran universo es de alrededor de mil millones. Son una orden autogobernante, dirigida por su concilio supremo en el Paraíso, el cual está constituido por Avonales experimentados sacados de los servicios de todos los universos.”(224.6) 20:2.1

4. Proposición. Los Avonales tienen una función triple.

  1. Acciones judiciales.
  2. Misiones magisteriales.
  3. Hijos de otorgamiento.

Vean (225.3) 20:2.4

5. Proposición. Los Avonales pueden servir muchas veces en misiones magisteriales y de otorgamiento. Después de numerosas misiones, pueden unirse al equipo de los Hijos Creadores.

“No hay límite a la cantidad de veces que los Hijos Avonales pueden servir en misiones magisteriales y de autootorgamiento, pero generalmente, cuando se ha atravesado la experiencia siete veces, hay una suspensión en favor de aquellos que han tenido menos de tal servicio. Estos hijos de experiencia múltiple de autootorgamiento son entonces asignados al elevado concilio personal de un Hijo Creador, volviéndose así participantes en la administración de los asuntos de un universo.”(225.7) 20:2.8

6. Proposición. La misión de un Hijo Magisterial es tan efectiva como la de un Hijo Creador.

“Para todos los fines e intentos, su tarea en las esferas habitadas es tan eficaz y aceptable como lo sería el servicio de un Hijo Creador en aquellos mundos de habitación mortal.” (225.8) 20:2.9

7. Proposición. Los Avonales son los que sentencian las dispensaciones planetarias. Presiden el juicio de los vivos y la resurrección de los muertos.

“Los Avonales son conocidos como Hijos Magisteriales porque son los altos magistrados de los reinos, los adjudicadores de las dispensaciones sucesivas de los mundos del tiempo. Presiden el despertar de los sobrevivientes adormecidos, juzgan el reino, terminan una dispensación de justicia suspendida, ejecutan los mandatos de una edad de misericordia probatoria, vuelven a asignar las criaturas espaciales del ministerio planetario a las tareas de la nueva dispensación, y regresan a las sedes de su universo local en cuanto completan su misión.” (226.1) 20:3.1

8. Proposición. Las misiones magisteriales a veces, y las misiones de otorgamiento siempre, son encarnaciones. En otras misiones, pueden aparecer como seres espirituales.

“La llegada de un Avonal Paradisiaco a un mundo evolucionario para el fin de terminar una dispensación e inaugurar una nueva era de progresión planetaria no es necesariamente ni una misión magisterial ni una misión de autootorgamiento. Las misiones magisteriales son a veces las de autootorgamiento, las misiones de dotación son siempre autootorgamientos; o sea, durante tales asignaciones los Avonales sirven en un planeta en forma material —concreta. Sus otras visitas son «técnicas», y en esta función un Avonal no se encarna en el servicio planetario. Si un Hijo Magisterial viene solamente como adjudicador dispensacional, llega al planeta como ser espiritual, invisible para las criaturas materiales del reino. Dichas visitas técnicas ocurren repetidas veces en la larga historia de un mundo habitado.” (226.3) 20:3.3

9. Proposición. Antes de la llegada de un Hijo de otorgamiento, aparece habitualmente un Avonal encarnado en misión magisterial.

“Antes de la aparición planetaria de un Hijo autootorgador, un mundo habitado es generalmente visitado por un Avonal Paradisiaco en misión magisterial. Si ésta es una visita magisterial inicial, el Avonal siempre se encarna como un ser material. Aparece en el planeta de asignación como varón maduro de las razas mortales, un ser plenamente visible y capaz de hacer contacto físico con las criaturas mortales de su día y generación. Durante la entera encarnación magisterial, la relación del Hijo Avonal con las fuerzas espirituales locales y universales es completa e ininterrumpida.” (226.5) 20:4.1

10. Proposición. Urantia podría aún ser visitada por un Hijo Avonal encarnado en misión magisterial.

“Aún es posible que Urantia sea visitada por un Avonal comisionado para encarnarse en misión magisterial, pero en cuanto a la aparición futura de los Hijos Paradisiacos, ni siquiera «los ángeles en el cielo saben el momento ni la forma de dichas visitaciones», porque un mundo en el que se haya otorgado un Micael se vuelve el pupilo individual y personal de un Hijo Mayor y, como tal, está totalmente sujeto a sus propios planes y decisiones.” (227.3) 20:4.5

III. OTORGAMIENTO DE LOS HIJOS

1. Proposición. Los Hijos Paradisíacos encarnados tienen Ajustadores experimentados que a menudo son personalizados tras la encarnación.

“Cuando se encarnan en misiones de autootorgamiento o magisteriales, los Hijos Paradisiacos tienen Ajustadores experimentados, y estos Ajustadores son distintos para cada encarnación. Los Ajustadores que ocupan la mente de los Hijos de Dios encarnados no pueden tener jamás la esperanza de obtener la personalidad mediante la fusión con los seres humano-divinos de su residencia, pero frecuentemente son personalizados por un mandato del Padre Universal.” (227.1) 20:4.3

2. Proposición. Los otorgamientos de los Hijos Paradisiacos son esenciales para el otorgamiento universal de Ajustadores del Pensamiento y para la llegada del Espíritu de la Verdad.

“Alguna orden de Hijos Paradisiacos debe otorgarse en cada mundo habitado por mortales para posibilitar la llegada de los Ajustadores del Pensamiento a la mente de todos los seres humanos normales de esa esfera, porque los Ajustadores no van a todos los seres humanos de buena fe hasta que no se haya derramado el Espíritu de la Verdad sobre toda la carne; y el envío del Espíritu de la Verdad depende del regresoa la sede central del universo de un Hijo Paradisiaco que haya ejecutado exitosamente una misión de autootorgamiento mortal en un mundo en evolución.” (227.6) 20:5.3

3. Proposición. En una experiencia de otorgamiento, los desastres son posibles, pero no han ocurrido nunca.

“Aunque la posibilidad de desastres durante sus encarnaciones de autootorgamiento está siempre presente para estos Hijos Paradisiacos, no he visto registro alguno de un fracaso o falta en misión de autootorgamiento de un Hijo Magisterial o un Hijo Creador. Ambos son de origen demasiado cercano a la perfección absoluta como para faltar.”(228.4) 20:5.7

4. Proposición. La técnica de la encarnación de un Hijo Paradisiaco es un misterio del universo.

“El método por el cual un Hijo Paradisiaco se prepara para la encarnación mortal como Hijo autootorgador, llegando a nacer de una madre en el planeta de encarnación, es un misterio universal; y todo esfuerzo para detectar el mecanismo de esta técnica de Sonarington está destinado a fracasar certeramente.” (228.5) 20:6.1

5. Proposición. Un Hijo otorgador nace siempre de una mujer y crece como niño varón del reino.

“En una misión de autootorgamiento como mortal, un Hijo Paradisiaco siempre nace de una mujer y crece como niño varón del reino, así como lo hizo Jesús en Urantia. Estos Hijos de servicio supremo pasan todos desde la infancia a través de la juventud hasta la edad adulta, así como lo hace un ser humano. En todos los aspectos, se tornan como los mortales de la raza en la que nacen.” (229.1) 20:6.2

6. Proposición. Los otorgamientos como mortal de los Migueles y los Avonales son similares, pero no idénticos.

“ Las carreras de autootorgamientos mortales de los Micaeles y de los Avonales, aunque comparables en la mayoría de los aspectos, no son idénticas en todos ellos: un Hijo Magisterial jamás proclama, «el que haya visto al Hijo, ha visto al Padre», así como lo hizo vuestro Hijo Creador cuando estaba en Urantia y en la carne. Pero un Avonal autootorgador sí declara: «El que me haya visto a mí, ha visto al Hijo Eterno de Dios».” (229.4) 20:6.5

7. Proposición. Los Hijos otorgadores mueren y reaparecen al tercer día. Pero no se requiere que pasen por una muerte trágica.

“Cuando los Hijos autootorgadores, Creadores o Magisteriales, penetran el portal de la muerte, reaparecen al tercer día. Pero no deberíais albergar la idea de que ellos siempre se encuentran con el trágico fin del Hijo Creador que moró en vuestro mundo hace mil novecientos años. La experiencia extraordinaria y extrañamente cruel por la que pasó Jesús de Nazaret ha hecho que Urantia sea conocida localmente como «el mundo de la cruz». No es necesario que un Hijo de Dios sea tratado de una manera tan inhumana, la gran mayoría de los planetas les ha ofrecido un recibimiento más considerado, permitiéndoles terminar sus carreras mortales, terminar la edad, adjudicar a los sobrevivientes adormecidos, e inaugurar una nueva dispensación, sin sufrir una muerte violenta.” (229.5) 20:6.6

8. Proposición. Los Hijos otorgadores pueden pasar voluntariamente a la resurrección a través de la muerte, como parte de la experiencia de otorgamiento.

“Cuando los Hijos encarnados no son puestos a muerte en una forma violenta, éstos abandonan voluntariamente su vida y pasan por los portales de la muerte, no para satisfacer las demandas de «la justicia severa» o «la ira divina», sino más bien para completar el autootorgamiento, «para beber la copa» de la carrera de la encarnación y experiencia personal en todo lo que constituye la vida de una criatura tal como se vive en los planetas de la existencia mortal. El autootorgamiento es una necesidad planetaria y universal, y la muerte física no es más que una parte necesaria de la misión del autootorgamiento.” (229.6) 20:6.7

9. Proposición. El otorgamiento de un Hijo Creador modifica al Espíritu de la Verdad enviado previamente por un Hijo Avonal.

“Cuando se completa el autootorgamiento final de un Hijo Creador, el Espíritu de la Verdad previamente enviado en todos los mundos de autootorgamiento Avonal de ese universo local cambia de naturaleza, volviéndose más literalmente el espíritu de Micael soberano. Este fenómeno toma lugar concurrentemente con la liberación del Espíritu de la Verdad para servicio en el planeta de autootorgamiento mortal de Micael. De allí en adelante, cada mundo honrado por un autootorgamiento Magisterial recibirá el mismo espíritu Confortador del Hijo Creador séptuple, en asociación con el Hijo Magisterial, que el mundo habría recibido si el mismo Soberano del universo local se hubiese encarnado personalmente como su Hijo autootorgador.” (230.2) 20:6.9

10. Proposición. El atributo del otorgamiento es inherente a los Hijos Paradisiacos. El Hijo Eterno se otorgó siete veces en los siete circuitos de Havona.

“El atributo de autootorgamiento es inherente a los Hijos Paradisiacos del Padre Universal. En su deseo de acercarse a las experiencias de vida de sus criaturas vivientes subordinadas, las varias órdenes de Hijos del Paraíso reflejan la naturaleza divina de sus padres Paradisiacos. El Hijo Eterno de la Trinidad del Paraíso marcó el camino de esta práctica, habiéndose autootorgado siete veces en los siete circuitos de Havona durante los tiempos de la ascensión de Grandfanda y los primeros peregrinos del tiempo y del espacio. Y el Hijo Eterno continúa autootorgándose en los universos locales del espacio en la persona de sus representantes, los Hijos Micael y Avonal.” (1308.2) 119:0.2

11. Proposición. El otorgamiento de los Hijos no es para aplacar al Padre celestial. Es parte de su capacitación experiencial diseñada para hacerlos gobernantes seguros y comprensivos.

“En Urantia existe la creencia difundida de que el propósito del autootorgamiento de un Hijo sea, de alguna manera, influir sobre la actitud del Padre Universal. Pero vuestro esclarecimiento debería indicaros que esto no es verdad. Los autootorgamientos de los Hijos Avonales y de los Hijos Micaeles son una parte necesaria del proceso experiencial proyectado para hacer que estos Hijos sean magistrados y gobernantes seguros y compasivos de los pueblos y los planetas del tiempo y del espacio.”(227.5) 20:5.2

IV. HIJOS INSTRUCTORES TRINITARIOS

1. Proposición. Los Hijos Instructores Trinitarios están aumentando constantemente. En Orvonton hay más de veintiún mil millones.

“Mientras que el número de los Hijos Estacionarios Trinitarios está completo, el número de los Hijos Instructores está aumentando constantemente, y no sé cuántos acabarán por ser. Lo que puedo deciros es que, a la fecha del informe periódico más reciente a Uversa, en los archivos del Paraíso constaba que había 21.001.624.821 de estos Hijos en servicio.” (214.11) 19:1.2

2. Proposición. Los Hijos Instructores Trinitarios son los educadores universales.

“Son los educadores universales, dedicados al despertar espiritual y a la guía moral de todos los reinos. Su ministerio está íntimamente interrelacionado con el de las personalidades del Espíritu Infinito y estrechamente asociado con la ascensión de las criaturas al Paraíso.” (230.5) 20:7.3

3. Proposición. Los Hijos Instructores Trinitarios van directamente a las sedes de los superuniversos, desde donde son enviados a servicios variados en los universos locales.

“A diferencia de sus hermanos Paradisiacos, los Micaeles y los Avonales, los Hijos Instructores Trinitarios no reciben capacitación preliminar en el universo central. Se les envía directamente a las sedes de los superuniversos y desde allí son comisionados para el servicio en un universo local. En su ministerio en estos reinos evolucionarios, utilizan la influencia espiritual combinada de un Hijo Creador y de los Hijos Magisteriales asociados, porque los Dainales no poseen un poder de atracción espiritual en sí mismos y por sí mismos.” (230.7) 20:7.5

4. Proposición. Los Hijos Instructores dirigen escuelas y exámenes desde los planetas hasta la Facultad de la Sabiduría de Salvington.

“Los Hijos Instructores componen el cuerpo docente que administra todos los exámenes y conduce todas las pruebas para la calificación y certificación de todas las fases subordinadas del servicio universal, desde los deberes de los centinelas de puestos avanzados hasta los de los estudiantes de astronomía. Ellos conducen un curso de capacitación que dura una edad, que va desde los cursos planetarios hasta la elevada Facultad de la Sabiduría ubicada en Salvington.” (231.3) 20:8.3

5. Proposición. Los Hijos Instructores Trinitarios actuarán en Urantia una vez que sus habitantes ganen la liberación de las cadenas del animalismo y de las ataduras del materialismo.

“Cuando el progreso de los acontecimientos en un mundo evolucionario indica que el momento es oportuno para iniciar una edad espiritual, los Hijos Instructores Trinitarios siempre se ofrecen como voluntarios para este servicio. No estáis familiarizados con esta orden de filiación porque Urantia no ha tenido la experiencia de una edad espiritual, un milenio de esclarecimiento cósmico. Pero los Hijos Instructores aún actualmente visitan vuestro mundo con el fin de formular planes relativos a su estadía futura en vuestra esfera. Aparecerán en Urantia una vez que sus habitantes hayan ganado una liberación comparativa de las cadenas del animalismo y de las ataduras del materialismo.” (231.5) 20:9.1

6. Proposición. Los Hijos Instructores Trinitarios solo tienen que ver con el inicio de una edad espiritual: la era de las realidades espirituales.

“Los Hijos Instructores Trinitarios nada tienen que hacer con la terminación de las dispensaciones planetarias. Ni juzgan a los muertos ni trasladan a los vivos, pero en cada misión planetaria van acompañados de un Hijo Magisterial que realiza estos servicios. Los Hijos Instructores se ocupan enteramente de la iniciación de una edad espiritual, de los albores de la era de realidades espirituales en un planeta evolucionario.” (231.6) 20:9.2

7. Proposición. Los Hijos Instructores se quedan habitualmente en un planeta durante mil años. Las Estrellas Vespertinas facilitan su contacto con los habitantes del mundo.

“Los Hijos Instructores generalmente permanecen en sus planetas de visitación por mil años de tiempo planetario. Un Hijo Instructor preside el reino milenario planetario y es asistido por setenta asociados de su orden. Los Dainales no se encarnan ni se materializan de otras maneras que sean visibles a los seres mortales; por lo tanto el contacto con el mundo de visitación se mantiene mediante las actividades de las Brillantes Estrellas Vespertinas, personalidades del universo local que están asociadas con los Hijos Instructores Trinitarios.” (232.1) 20:9.3

8. Proposición. En la próxima edad del universo, los Hijos Instructores podrían llegar a asociarse eternamente con el Cuerpo paradisiaco de la Finalidad.

“En Uversa es nuestra creencia que, cuando los superuniversos finalmente estén establecidos en luz y vida, estos Hijos Instructores Paradisiacos, que se han familiarizado tan profundamente con los problemas de los mundos evolucionarios y se han asociado por tanto tiempo con la carrera de los mortales evolucionarios, probablemente serán transferidos a la asociación eterna con el Cuerpo de Finalistas en el Paraíso.” (232.3) 20:9.5

V. HIJOS ABRAZADOS POR LA TRINIDAD

1. Proposición. Además de los Hijos de Dios ascendentes y descendentes, hay un tercer grupo: los hijos trinidizados o abrazados por la Trinidad.

“HAY tres grupos de seres llamados Hijos de Dios. Además de las órdenes descendentes y ascendentes de filiación, existe un tercer grupo conocido como Hijos de Dios Trinidizados. La orden trinidizada de filiación está subdividida en tres clasificaciones primarias de acuerdo con los orígenes de sus muchos tipos de personalidades, tanto reveladas como no reveladas. Estas clasificaciones primarias son:

  1. Hijos Trinidizados por la Deidad.
  2. Hijos Abrazados por la Trinidad.
  3. Hijos Trinidizados por criaturas.

“Sea cual fuere el origen, todos los Hijos de Dios Trinidizados tienen en común la experiencia de la trinidización, sea como parte de su origen o como experiencia del abrazo de la Trinidad alcanzado posteriormente. No se revelan los Hijos Trinidizados por la Deidad en estas narrativas; por lo tanto esta presentación se limitará a describir los dos grupos restantes, más particularmente los hijos de Dios abrazados por la Trinidad.” (243.1) 22:0.1

2. Proposición. Los hijos abrazados por la Trinidad comprenden siete grupos.

“Todos los hijos abrazados por la Trinidad son originalmente de origen dual o único, pero posteriormente al abrazo de la Trinidad están dedicados por siempre al servicio y asignación de la Trinidad. Este cuerpo, tal como es revelado y está organizado para el servicio superuniversal, comprende siete órdenes de personalidades:

  1. Mensajeros Poderosos.
  2. Aquellos Elevados en Autoridad.
  3. Aquellos sin Nombre ni Número.
  4. Custodios Trinidizados.
  5. Embajadores Trinidizados.
  6. Guardianes Celestiales.
  7. Asistentes de los Hijos Elevados.” (243.6) 22:1.1

3. Proposición. Los Hijos Trinidizados de Selección son reclutados entre los serafines, seres intermedios y mortales fusionados con el Espíritu y con el Hijo.

Los Hijos Trinidizados de Selección comprenden a los Custodios Trinidizados y los Embajadores Trinidizados. Se los recluta de entre ciertos serafines evolucionarios y seres intermedios trasladados que han atravesado Havona y han logrado el Paraíso, así como de ciertos mortales fusionados con el Espíritu y fusionados con el Hijo que del mismo modo han ascendido a la Isla Central de Luz y Vida. Subsiguiente al ser abrazados por la Trinidad del Paraíso y después de un breve período de capacitación en Havona, los Hijos Trinidizados de Selección se asignan a las cortes de los Ancianos de los Días.” (244.2) 22:1.11

4. Proposición. Los Hijos Trinidizados de Perfección son los hijos trinidizados de las personalidades del Paraíso-Havona o de finalitarios perfeccionados.

Los Hijos Trinidizados de Perfección. Los Guardianes Celestiales y sus coordinados, los Asistentes de los Hijos Elevados, comprenden un grupo único de personalidades trinidizadas dos veces. Éstos son los hijos trinidizados por criaturas de las personalidades del Paraíso-Havona o de mortales ascendentes perfeccionados que se hayan distinguido por mucho tiempo en el Cuerpo de la Finalidad. Algunos de estos hijos trinidizados por criaturas, después de servir con los Ejecutivos Supremos de los Siete Espíritus Rectores y después de servir bajo los Hijos Instructores Trinitarios, son retrinidizados (abrazados) por la Trinidad del Paraíso y luego comisionados a las cortes de los Ancianos de los Días como Guardianes Celestiales y Asistentes de los Hijos Elevados. Los Hijos Trinidizados de Perfección son asignados directamente al servicio del superuniverso sin capacitación ulterior.” (244.3) 22:1.12

5. Proposición. Los Hijos Trinidizados de Logro son todos mortales ascendentes fusionados con el Ajustador y, tras el abrazo con la Trinidad, sus nombres son eliminados de la lista de finalitarios.

Los Hijos Trinidizados de Logro — Los Mensajeros Poderosos, Aquellos Elevados en Autoridad, y Aquellos sin Nombre ni Número, son todos mortales ascendentes fusionados con el Ajustador que han alcanzado el Paraíso y el Cuerpo de la Finalidad. Pero ellos no son finalistas; en el momento en que son abrazados por la Trinidad, se borran sus nombres de la lista de los finalistas.” (244.1) 22:1.10

6. Proposición. Durante esta edad del universo, los hijos abrazados por la Trinidad son asignados al servicio de los superuniversos.

“Aparentemente los Hijos abrazados por la Trinidad han sido asignados permanentemente al servicio de los siete superuniversos; seguramente esta asignación es por la duración de la edad universal presente, ya que no se nos ha informado de que sea eterna.” (244.6) 22:1.15

7. Proposición. No todos los hijos trinidizados por las criaturas son abrazados por la Trinidad. Algunos se asocian a los Espíritus Rectores, los Espíritus Reflexivos y los Espíritus Maternos de los universos locales. Otros sirven en los mundos secretos del Paraíso.

“No todos los Hijos Trinidizados por criaturas son abrazados por la Trinidad; muchos se vuelven los asociados y embajadores de los Siete Espíritus Rectores del Paraíso, de los Espíritus Reflexivos de los superuniversos, y de los Espíritus Maternos de las creaciones locales. Otros pueden aceptar asignaciones especiales en la Isla eterna. Aún otros pueden entrar a los servicios especiales en los mundos secretos del Padre y en las esferas paradisiacas del Espíritu. Finalmente, muchos encuentran su camino hacia el cuerpo conjunto de los Hijos Trinidizados en el círculo interior de Havona.” 
(252.1) 22:8.5

8. Proposición. Excepto los que se están reuniendo en Vicegerington, los hijos trinidizados por las criaturas están destinados a entrar en el Cuerpo de los Finalitarios Trinidizados.

“A excepción de los Hijos Trinidizados de Perfección y de aquellos que se están reuniendo en Vicegerington, el destino supremo de todos los hijos trinidizados por criaturas parece ser ingresar en el Cuerpo de los Finalistas Trinidizados, uno de los siete Cuerpos de la Finalidad en el Paraíso.” (252.2) 22:8.6

9. Proposición. Los Hijos Trinidizados de Perfección tienen carencia de experiencia en el espacio-tiempo. Ganarán experiencia en una futura edad del universo.

“Los Hijos Trinidizados de Perfección están limitados, en contraste con otros hijos abrazados por la Trinidad, debido a que su capacidad experiencial está inhibida en el tiempo y en el espacio. Les falta experiencia, a pesar de la prolongada capacitación con los Ejecutivos Supremos y los Hijos Instructores, y si no fuera éste el caso, la saturación experiencial prevendría el hecho de que se los mantuviera en reserva para adquirir experiencia en una edad universal futura. No hay nada en toda la existencia universal que pueda tomar el lugar de la auténtica experiencia personal, y estos hijos trinidizados por criaturas se mantienen en reserva para una función experiencial en alguna época universal futura.

“En los mundos de estancia he visto a menudo a estos dignos oficiales de las altas cortes del superuniverso contemplar con deseo y nostalgia aun a los recién llegados de los mundos evolucionarios del espacio, de tal manera que no se puede dejar de en-tender que estos seres poseedores de la trinidización no experiencial verdaderamente envidien a sus hermanos supuestamente menos afortunados que ascienden el camino universal mediante pasos de experiencia real y vivir auténtico. A pesar de sus dificultades y limitaciones, constituyen un cuerpo de trabajadores maravillosamente útil y constantemente listo para la ejecución de complejos planes administrativos de los gobiernos de los superuniversos.” (253.1) 22:9.7

VI. MENSAJEROS PODEROSOS

1. Proposición. Los Mensajeros Poderosos pertenecen al grupo ascendente de Hijos Trinidizados. Son mortales probados en rebeliones.

“Los Mensajeros Poderosos pertenecen al grupo ascendente de los Hijos Trinidizados. Constituyen una clase de mortales perfeccionados probados en rebeliones o de otra manera igualmente probados en cuanto a su lealtad personal; todos han pasado alguna prueba específica de lealtad universal. En algún momento durante su ascensión al Paraíso, permanecieron firmes y leales frente a la deslealtad de sus superiores, y algunos actuaron activa y lealmente en lugar de dichos líderes traicioneros.” (245.1) 22:2.1

2. Proposición. Una criatura ascendente que evita o se retira de la rebelión en una crisis universal está destinado a convertirse en Mensajero Poderoso.

“Todo mortal ascendente con experiencia de insurrección que actúe lealmente frente a la rebelión está finalmente destinado a ser un Mensajero Poderoso de servicio en el superuniverso. Del mismo modo lo es toda criatura ascendente que prevenga eficazmente tales disturbios debidos al error, la maldad o el pecado; porque la acción dirigida a la prevención de la rebelión o a realizar tipos más elevados de lealtad en una crisis universal se considera de aun mayor valor que la lealtad frente a una rebelión auténtica.” (245.3) 22:2.3

3. Proposición. Los Mensajeros Poderosos son abrazados en grupos de setecientos mil. Casi un billón están comisionados en Uversa.

“Los Mensajeros Poderosos son abrazados por la Trinidad del Paraíso en clases de setecientos mil, cien mil destinados a ser asignados a cada superuniverso. Casi un billón de Mensajeros Poderosos están comisionados en Uversa, y hay motivos para creer que el número que sirve en cada uno de los siete superuniversos es exactamente el mismo.” (245.5) 22:2.5

4. Proposición. Los Mensajeros Poderosos son observadores de los superuniversos; son defensores de los individuos y los planetas. Ayudan a dirigir los sectores mayores.

“En los tribunales superuniversales, los Mensajeros Poderosos actúan como defensores tanto de los individuos como de los planetas que se presentan para su adjudicación; también ayudan a los Perfecciones de los Días en la dirección de los asuntos de los sectores mayores. Como grupo, su asignación principal es la de observadores en los superuniversos. Están estacionados en los distintos mundos de sede central y en planetas específicos de importancia como observadores oficiales de los Ancianos de los Días.” (245.8) 22:2.8

5. Proposición. Los Mensajeros Poderosos son plenamente conscientes de sus carreras ascendentes.

“Los Mensajeros Poderosos están plenamente conscientes de su entera carrera ascendente, y por eso son servidores tan útiles y compasivos, mensajeros comprensivos, para el servicio en cualquier mundo del espacio y para cualquier criatura del tiempo.” (246.1) 22:2.9

VII. AQUELLOS ELEVADOS EN AUTORIDAD

1. Proposición. Aquellos Elevados en Autoridad son mortales ascendentes de habilidades administrativas superiores. Se trinidizan setenta mil cada vez.

“Aquellos Elevados en Autoridad, el segundo grupo de los Hijos Trinidizados de Logro, son todos seres de origen mortal fusionados con el Ajustador. Estos son los mortales perfeccionados que han demostrado una capacidad administrativa superior y han mostrado un genio ejecutivo extraordinario a lo largo de sus prolongadas carreras ascendentes. Son la crema de la habilidad de gobierno derivada de los mortales sobrevivientes del espacio.

“Setenta mil de Aquellos Elevados en Autoridad son trinidizados en cada vinculación con la Trinidad.” (246.2) 22:3.1

2. Proposición. Aquellos Elevados en Autoridad son los ejecutivos de los Ancianos de los Días.

“Aquellos Elevados en Autoridad son administradores sin limitaciones. Son los ejecutivos de los Ancianos de los Días presentes en todas partes y son siempre eficaces. Sirven en cualquier esfera, en cualquier mundo habitado y en cualquier fase de actividad de cualquiera de los siete superuniversos.” (246.4) 22:3.3

VIII. AQUELLOS SIN NOMBRE NI NÚMERO

1. Proposición. Aquellos sin Nombre ni Número son las almas ascendentes que han aprendido a adorar más allá de la habilidad de los mortales evolutivos. Su concepto del propósito eterno de Dios trasciende al de sus semejantes.

“Aquellos sin Nombre ni Número constituyen el tercero y último grupo de los Hijos Trinidizados de Logro; son almas ascendentes que han desarrollado la habilidad de adorar más allá de la pericia de todos los hijos e hijas de las razas evolucionarias de los mundos del tiempo y del espacio. Han adquirido un concepto espiritual del propósito eterno del Padre Universal que, comparativamente, trasciende la comprensión de las criaturas evolucionarias de nombre o número; por lo tanto se los denomina Aquellos sin Nombre ni Número. Más estrictamente traducido, su nombre sería «Aquellos más allá de Nombre y Número».

“Esta orden de hijos es abrazada por la Trinidad del Paraíso en grupos de siete mil. Existen registrados en Uversa más de cien millones de estos hijos comisionados en Orvonton.” (246.6) 22:4.1

IX. CUSTODIOS TRINIDIZADOS

1. Proposición. Los Custodios Trinidizados son serafines y seres intermedios ascendentes que han sido abrazados por la Trinidad.

“Los Custodios Trinidizados son Hijos Trinidizados de Selección. Vuestras razas y otras razas mortales de valor de sobrevivencia no son las únicas que atraviesan Havona, llegan al Paraíso, y a veces se encuentran destinadas al servicio en el superuniverso con los Hijos Estacionarios de la Trinidad, sino que vuestros fieles guardianes seráficos y vuestros igualmente fieles seres intermedios asociados también pueden tornarse candidatos para el mismo reconocimiento de la Trinidad y el mismo magnífico destino de la personalidad.

“Los Custodios Trinidizados son serafines ascendentes y criaturas intermedias trasladadas que han pasado a través de Havona y han logrado el Paraíso y el Cuerpo de la Finalidad. Posteriormente fueron abrazados por la Trinidad del Paraíso y fueron asignados al servicio de los Ancianos de los Días.” (247.7) 22:5.1

X. EMBAJADORES TRINIDIZADOS

1. Proposición. Los Embajadores Trinidizados son mortales ascendentes fusionados con el Espíritu y con el Hijo.

“Los Embajadores Trinidizados son la segunda orden de Hijos Trinidizados de Selección y como sus asociados, los Custodios, se los recluta a partir de dos tipos de criaturas ascendentes. No todos los mortales ascendentes son fusionados con el Ajustador o con el Padre; otros se fusionan con el Espíritu, algunos se fusionan con el Hijo. Algunos de estos mortales fusionados con el Espíritu y con el Hijo alcanzan a Havona y logran el Paraíso. Entre estos ascendentes al Paraíso, se seleccionan los candidatos para el abrazo de la Trinidad, y de vez en cuando éstos son trinidizados en clases de siete mil.” (248.6) 22:6.1

XI. ASISTENTES DE LOS HIJOS ELEVADOS

1. Proposición. Los Asistentes de los Hijos Elevados son el grupo superior de hijos trinidizados retrinidizados de mortales ascendentes.

“Los Asistentes de los Hijos Elevados son un grupo superior de hijos trinidizados retrinidizados de seres ascendentes glorificados del Cuerpo de los Mortales de la Finalidad y de sus asociados eternos, las personalidades del Paraíso-Havona. Se les asigna al servicio del superuniverso y funcionan como asistentes personales de los hijos elevados de los gobiernos de los Ancianos de los Días. Podrían ser denominados adecuadamente secretarios privados. Actúan, de vez en cuando, como funcionarios para comisiones especiales y otras asociaciones de grupos de los hijos elevados. Sirven a los Perfeccionadores de la Sabiduría, Consejeros Divinos, Censores Universales, Mensajeros Poderosos, Aquellos Elevados en Autoridad, y Aquellos sin Nombre ni Número.” (253.3) 22:10.1

2. Proposición. Estos Asistentes de los Hijos Elevados son seres afectuosos, leales e inteligentes. Son supremamente sabios respecto a la sola idea de su origen.

“Son conmovedoramente afectuosos, soberbiamente leales, exquisitamente inteligentes, supremamente sabios —respecto a una sola idea— y trascendentalmente humildes. Aunque puedan impartiros la totalidad del universo respecto de una idea o ideal, es prácticamente patético observarlos buscar conocimiento e información en huestes de otros temas, aún de los mortales ascendentes.”(254.5) 22:10.8

XII. LA TÉCNICA DE LA TRINIDIZACIÓN

1. Proposición. Las técnicas de la trinidización están entre los secretos de Vicegerington y Solitarington. Aparte de la Deidad, solo las personalidades del Paraíso-Havona y ciertos miembros del Cuerpo de la Finalidad llevan a cabo la trinidización.

“No puedo divulgar plenamente a la mente material la experiencia de la suprema actuación creadora de los seres espirituales perfectos y perfeccionados —el acto de la trinidización. Las técnicas de la trinidización se encuentran entre los secretos de Vicegerington y Solitaringtón y no son revelables a nadie salvo aquellos que hayan pasado a través de estas experiencias singulares; tampoco es comprensible para los demás. Por lo tanto, está más allá de la capacidad de todo ser exitosamente describir a la mente humana la naturaleza y propósito de esta extraordinaria transacción.

“Aparte de las Deidades, solo las personalidades del Paraíso-Havona y algunos miembros de cada uno de los Cuerpos de Finalistas se ocupan de la trinidización. Bajo condiciones especializadas de perfección paradisiaca, estos seres magníficos pueden embarcarse en la aventura singular de concepto-identidad, y muchas veces triunfan en la producción de un nuevo ser, un hijo trinidizado por criaturas.” (249.1) 22:7.1

2. Proposición. Descripción de la técnica de dos mortales implicados en la trinidización.

“Si dos finalistas mortales, al presentarse ante los Arquitectos del Universo Maestro, demuestran que han seleccionado independientemente un concepto idéntico para la trinidización, los Arquitectos tienen el poder, según su propia discreción, de promulgar mandatos que permitan que estos ascendentes glorificados extiendan su período de recreación y se aparten por un tiempo en el sector trinidizante de los Ciudadanos del Paraíso. Al fin de este retiro asignado, si informan que han elegido, individual o conjuntamente, hacer el esfuerzo paradisiaco de espiritualizar, idealizar, y actualizar un concepto seleccionado y original que hasta ese momento no haya sido trinidizado, entonces el Espíritu Rector Número Siete promulga mandatos autorizando dicha empresa extraordinaria.” (249.5) 22:7.5

3. Proposición. La trinidización hecha por criaturas ascendentes se eventúa en la unión espiritual de los padres; se convierten en uno en el nivel funcional último.

“Simultáneamente con la aparición de un nuevo hijo trinidizado por criaturas, ocurre esta unión espiritual funcional de los dos antepasados; los dos progenitores trinidizadores se vuelven uno en el nivel funcional último.” (250.2) 22:7.8

4. Proposición. Los padres mortales o del Paraíso Havona que trinidizan están separados del Paraíso, Havona y las asociaciones finalitarias. Se reúnen en un cuerpo especial.

“Si la biunificación de los progenitores comprende a un finalista mortal (o de otra índole) y a una personalidad del Paraíso-Havona, los progenitores unidos no funcionan ni como habitantes del Paraíso, ni como habitantes de Havona, ni como finalistas. Estas uniones mezcladas se reúnen en un cuerpo especial constituido de seres similares. Y en todas las uniones por trinidización, mezcladas o no, los seres progenitores están conscientes cada uno del otro y pueden comunicarse, y pueden realizar trabajos que ninguno de los dos por separado podría haber cumplido previamente.” (250.3) 22:7.9

5. Proposición. Los siete Espíritus Rectores sancionan la trinidización de los finalitarios y las personalidades del Paraíso-Havona. Sus hijos se convierten en pupilos de los Arquitectos Maestros.

“Los Siete Espíritus Rectores tienen la autoridad de sancionar la unión trinidizante de los finalistas y de las personalidades del Paraíso-Havona, y dichos enlaces mezclados siempre triunfan. Los resultantes y magníficos hijos trinidizados por criaturas son representativos de conceptos sin propósito para la comprensión tanto de las criaturas eternas del Paraíso como de las criaturas temporales del espacio; por lo tanto, se tornan los protegidos de los Arquitectos del Universo Maestro.” (250.4) 22:7.10

6. Proposición. Las aventuras de trinidización del universo central abarcan tres grupos.

“En sus aventuras de trinidización, las criaturas excelsas del universo central y del Paraíso se involucran en una exploración triple de la Deidad del Supremo que da como resultado la producción de tres órdenes de Hijos Trinidizados por criaturas:

“1. Hijos trinidizados por ascendentes. En sus esfuerzos creativos, los finalistas tratan a trinidizar ciertas realidades conceptuales del Supremo Todopoderoso que han adquirido experiencialmente en su ascensión a través del tiempo y el espacio hacia el Paraíso.

“2. Hijos trinidizados por Paraíso-Havona. Los esfuerzos creativos de los Ciudadanos del Paraíso y de havoneros dan como resultado la trinidización de ciertos elevados aspectos espirituales del Ser Supremo que han adquirido experiencialmente en un ambiente supersupremo que limita con el Último y el Eterno.

“3. Hijos de destino trinidizados. Pero cuando un finalista y un habitante del Paraíso-Havona juntos trinidizan una nueva criatura, este esfuerzo conjunto repercute en ciertas faces de la Mente Suprema-Última. Los hijos trinidizados por criaturas resultantes son supercreacionales; representan actualidades de la Deidad Suprema-Última que no han sido adquiridas de otra manera experiencialmente, y que, por lo tanto, caen automáticamente dentro de la provincia de los Arquitectos del Universo Maestro, custodios de aquellas cosas que trascienden los límites creacionales de la presente edad universal.” (251.1) 22:7.11

7. Proposición. A algunos de los hijos trinidizados les falta experiencia ascendente. Son plenamente conscientes de sus deficiencias.

“Estos hijos trinidizados dos veces son seres maravillosos, pero no son ni tan versátiles ni tan confiables como sus asociados ascendentes; carecen de esa tremenda y profunda experiencia personal que el resto de los hijos que pertenece a este grupo ha adquirido al trepar literalmente hacia la gloria desde los oscuros dominios del espacio. Nosotros, seres pertenecientes a la carrera ascendente, los amamos y hacemos todo lo que podemos para compensar sus deficiencias, pero nos llenan de gratitud sempiterna por nuestro origen bajo y nuestra capacidad para la experiencia. La disposición de ellos de reconocer y ver sus deficiencias en las realidades experienciables de la ascensión universal es trascendentalmente hermosa y a veces altamente conmovedora y patética.” (252.8) 22:9.6

8. Proposición. Los hijos trinidizados son la idea misma que logró su trinidización.

“En cuanto ese concepto particular es revelable a los universos, estas personalidades incorporan todo lo que toda inteligencia de criatura o de Creador pueda posiblemente concebir, expresar o ejemplificar. Son ellos esa idea personificada.” (253.4) 22:10.2

9. Proposición. Los hijos trinidizados por criaturas viven en la presente edad universal, pero no crecen; no son parte del Supremo. Pertenecen a la próxima edad del universo.

“Considerad el estado de los hijos trinidizados por criaturas: nacen y viven en la presente edad universal; tienen personalidad, juntamente con dotes mental y espiritual. Tienen experiencias y la memoria de éstas, pero no crecen como lo hacen los ascendentes. Es nuestra creencia y comprensión que estos hijos trinidizados por criaturas, aunque se encuentran en la presente edad universal, son realmente de la próxima edad universal —la edad que seguirá cuando se complete el crecimiento del Supremo. Por lo tanto no están en el Supremo en su estado presente de incompletez y de crecimiento consiguiente. Por lo tanto no participan del crecimiento experiencial de la presente edad universal, siendo mantenidos en reserva para la próxima edad universal.” 
(1280.3) 117:2.3

Información de fondo

Versión para imprimirVersión para imprimir

Urantia Foundation, 533 W. Diversey Parkway, Chicago, IL 60614, USA
Teléfono: (fuera de EUA y Canada) +1-773-525-3319
© Urantia Foundation. Reservados todos los derechos